El canciller venezolano, Nicolás Maduro, señaló a Estados Unidos como el responsable de que no exista una declaración política en esta Cumbre de las Américas debido a su veto de los párrafos referentes con Cuba.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, informó que el mandatario de ese país, Hugo Chávez, no asistirá a la Cumbre de las Américas que tiene lugar en Cartagena (noroeste de Colombia) por recomendación médica, y partirá en las próximas horas a Cuba a continuar con el ciclo de radioterapia al cual se somete.

«Hemos informado que el presidente Chávez no asistirá a este evento por recomendación médica, atendiendo a la disciplina, ha decidido que participará con su voz desde Venezuela», informó el Canciller a medios desde el centro de convenciones donde se lleva a cabo las reuniones.

La VI Cumbre de las Américas fue inaugurada este sábado en Cartagena de Indias, Colombia, con la presencia de 33 mandatarios y representantes de los gobiernos del continente.

Los temas de la agenda incluyen la integración, la reducción de la pobreza y la desigualdad y un plan de acción ante los desastres naturales. En el evento destaca la ausencia de los mandatarios de Ecuador, Venezuela y Nigaragua y la exclusión de Cuba.

El presidente anfitrión, Juan Manuel Santos, aseguró que «sería inaceptable otra cita hemisférica con un Haití postrado y sin una Cuba presente». 

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó su posición al no asistir a la VI Cumbre de las Américas que se desarrolla este sábado en Cartagena Colombia. Correa destacó que no concibe una cumbre continental sin la presencia de un país americano como Cuba y sin tratar temas fundamentales como el bloqueo contra esta isla caribeña.

El analista internacional, Mauricio Jaramillo, explicó que desde sus inicios, las Cumbres de las Américas han discutido temas meramente demagógicos con ningún impacto en términos de política social real. Sin embargo esta sexta edición se vuelve paradigmática ya que se ponen en la mesa por primera vez dos temas que habían sido un tabú: la exclusión de Cuba y la legalización de las drogas.

Jaramillo aclaró que ninguna Cumbre de las Américas ha sido realmente representativa, haya habido asistencia total o parcial, pero la ausencia en esta ocasión de Ecuador, Venezuela y Nicaragua marcan profundamente y confirman el anacronismo de la exclusión histórica de Cuba.