LA OPOSICIÓN SIRIA NO QUIERE LA PAZ... Y EE.UU. TAMPOCO

El ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, denunció planes occidentales para sabotear el plan de una salida negociada a la crisis siria del exsecretario general de la ONU Kofi Annan, indicó hoy la prensa capitalina.

Lavrov reconoció la fragilidad de la tregua lograda entre el ejército sirio y grupos armados del país árabe, como parte del plan de Annan, enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe para el referido Estado mesoriental.

El jefe de la diplomacia rusa, quien se reunió la víspera en esta capital con representantes de la oposición siria, señaló que algunas naciones occidentales auguraron el fracaso de la iniciativa de Annan, sin siquiera conocer su contenido.

Ahora, tales Estados intentan por todas las vías posibles que se haga realidad tan negativo pronóstico, incluido con el suministro de armas y el aliento a grupos armados a mantener acciones contra el Gobierno del presidente Bashar Al Assad, subrayó.

En ese sentido, Abdulazi el-Hayer, del llamado comité ejecutivo sirio para vínculos exteriores, afirmó que en el encuentro de Lavrov con la oposición se abordó el cumplimiento del plan del enviado de la ONU y la necesidad de mantener el cese del fuego.

Asimismo, el destino de Al Assad también se analizó, pero se acordó que ese asunto deberá debatirse después, pues lo importante ahora es mantener el fin de las hostilidades, afirmó El-Hayer.

Pero Lavrov reconoció que los grupos armados continúan los ataques diarios a entidades gubernamentales y civiles, así como a la policía, mientras naciones occidentales apoyan esas acciones en foros como el de Los Amigos de Siria, denunció.

Rusia se pronuncia porque todas las fuerzas con poder de influencia sobre las partes enfrentadas en Siria ejerzan presión para que se ponga fin a las acciones bélicas, destacó.

Por otro lado, el ministro ruso del Exterior, quien recordó que la misión internacional de observadores para monitorear el cumplimiento del plan de Annan la formarán unos 250 expertos, se refirió a quejas presentadas por Moscú para su definitiva formación.