El gobierno boliviano aplicará un impuesto de 10 centavos por litro de cerveza para crear un fondo destinado a incrementar el consumo de leche.

La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, explicó que el bajo consumo de este producto repercute en la baja talla y el poco peso de los niños; actualmente en Bolivia una persona toma 30 litros de leche al año, mientras que el consumo de cerveza es de 38 litros por año. Con la nueva medida se busca aumentar a 40 los litros de leche en la dieta de la población.