La agencia internacional de calificación crediticia Fitch ha rebajado la nota del banco estadounidense JPMorgan tras declarar pérdidas en su ejercicio por valor de unos 2.000 millones de dólares.

Esta entidad, uno los mayores bancos norteamericanos, explica lo ocurrido diciendo que se trata de unos «errores atroces».

La compañía, que reconoció que los fallos fueron cometidos «dentro de la unidad», prevé además que en el segundo trimestre perderá unos 800 millones de dólares más.