HASSAN NASRALLAH DENUNCIA UNA VERDAD APLASTANTE

El líder del movimiento Hezbolah (Partido de Dios), jeque Hassan Nasrallah, acusó a Estados Unidos, Israel y algunos países árabes de promover el terrorismo en Siria para convertirlo en un nuevo Irak, destacaron hoy medios locales.

Nasrallah aseguró que Washington, Tel Aviv y enemigos árabes del presidente sirio, Bashar Al-Assad, desean destruir el gobierno de aquella nación «porque es el principal aliado de la resistencia en el Líbano y Palestina», reseñó el canal Al-Manar TV.

«El pueblo sirio está en una encrucijada, una senda conduce a la reforma y la otra, a la destrucción», indicó el secretario general de la principal organización de la resistencia chiita libanesa en un discurso pronunciado anoche en suburbios del sur de Beirut.

La intervención, que conmemoró la reconstrucción de esa parte de la capital destruida durante la invasión israelí de 2006, fue aprovechada para repudiar los atentados terroristas de opositores a Al-Assad, que el jueves causaron 55 muertos y más de 370 heridos.

«Las explosiones (dos ocurridas en el sur de Damasco) fueron la prueba de que Siria corre el riesgo de caer a un abismo similar a Irak», observó el guía religioso islámico en referencia a la violencia sectaria alentada tras la invasión militar estadounidense de 2003.