Las declaraciones del ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, desde una cárcel de Estados Unidos, que vinculan al ex presidente Alvaro Uribe, empresarios nacionales y extranjeros, y a la fuerza pública colombiana con el accionar del paramilitarismo han suscitado diversas reaccionese en Colombia. Sectores políticos y organizaciones sociales exigen investigaciones.