El máximo responsable de la Organización Terrorista del Atlántico Norte, el danés Anders Fogh Rasmussen, tan criminal de guerra como su antecesor Javier Solana Madariaga (militante del PSOE español), ha visitado las instalaciones militares surcoreanas, donde los militares de la República Popular de Corea le tomaban fotos a través de la zona desmilitarizada que separa las dos naciones, para no olvidarse de la cara de este asesino a sueldo de Occidente.