11578743-estructura-del-ovulo-y-el-espermatozoideUna defensa a ultranza del espermatozoide y sus labores de penetración en un óvulo que la consiente y en condiciones de procrear, ha sido el eje central del discurso del Ministro de Justicia para defender la nueva Ley del Aborto. O sea, contra el derecho de la mujer.

Parafraseando al cazador Miguel Delibes, que se pasó la vida escribiendo y matando animales para satisfacción de su estómago y de los fabricantes de cartuchos, Gallardón (sin duda cumpliendo el mandato divino y las tesis papales en el tema de la interrupción voluntaria del embarazo) declaró que: “Nada hay más progresista que defender la vida”.

En eso, estamos de acuerdo, aunque no en los métodos del PP para conseguirlo.

Porque el PP defiende la vida, el gobierno español lanza al suicidio a miles de personas al quitarles el derecho a una vivienda digna, expulsándoles de sus hogares porque se ven imposibilitadas para abonar las abusivas hipotecas que han debido firmar.

Porque el PP defiende la vida, Rajoy y sus mesnadas ministeriales lanzan al desempleo a millones de ciudadanos/as, y por tanto a la pobreza y a la miseria, para que la vida sea para aquellos una muerte lenta y dolorosa.

Porque el PP defiende la vida, el ejecutivo neofranquista oculta y tolera los malos tratos y la tortura en cárceles y cuartelillos, incumple los derechos humanos y se niega a aplicar los beneficios de la ley penal a los presos, comunes y políticos.

Porque el PP defiende la vida, su ministro del Interior lanza a las fuerzas del “desorden” a masacrar a  la ciudadanía que se manifiesta en las calles pacíficamente, aunque los golpes y las agresiones puedan causar lesiones graves e incluso la muerte.

Porque el PP defiende la vida, sus dirigentes clausuran centros de salud, de urgencia, de asistencia sanitaria, privatizan hospitales y clínicas, para que la población vaya muriendo más rápidamente al no contar con una cobertura médica. 

Señor ministro, es usted un hipócrita de tomo y lomo.  Gallardon

Su sentido de la ética y la moral provienen de la escuela católica, apostólica y romana, esa organización mafiosa en cuyo nombre se han asesinado a millones de inocentes a lo largo de dos mil años.

Aunque… ¡¡ acabáramos !! Ya comprendo, señor Gallardón. ¿Está el PP organizando agencias de viajes para que el personal que lo desee pueda  abortar en Londres, con hotel y clínica incluídos en el paquete?