El presidente argentino Mauricio Macri aplica medidas que golpean el bolsillo de los que menos tienen.

Hace unos días anunció un aumento del 70 por ciento en las tarifas de los autobuses, trenes y metro, además de las reformas a las pensiones, lo que significa, con la primer alza, un aumento del 233 por ciento, desde que asumió el poder hace un par de años.