La campaña de la recogida de frutos rojos en Huelva, al sur de España, requiere en estos meses más de 75 mil temporeros.

Estos trabajadores, que en su mayoría son migrantes africanos indocumentados, no tienen acceso a una vivienda digna y viven hacinados en asentamientos de plásticos en una situación inhumana. teleSUR

Anuncios