— …Me llegan noticias que hoy se ha suicidado otro compañero.

— ¿Pero qué coño está pasando? Descansen en paz compañeros.

Esta extracto de una conversación entre guardias civiles se publicó en un foro el 25 de octubre de 2015, pero el problema del alto índice de suicidios en este cuerpo de las fuerzas de seguridad es un lacra que no suele difundirse en los medios periodísticos.

Sin embargo, son ya más de medio centenar, desde 2012, los miembros que decidieron quitarse la vida.

Hasta agosto de 2015 hubo cuatro muertes, de acuerdo con las mismas cifras oficiales. Pero dos años más tarde, en 2017, se suicidaron 17 agentes, la cifra más alta de los últimos cinco años y durante los primeros meses de 2018 ya ha habido cuatro suicidios y dos tentativas.

El psicólogo Daniel J. López Vega, apunta que “el clima laboral y la utilización inadecuada de la escala de mando, frente a la falta de instrumentos para defender sus derechos, producen en los guardias civiles un grave estrés añadido”.

(Con informacion de ViceNews y El Plural)

Anuncios