La Organización de las Naciones Unidas (ONU) se ha visto envuelta en un escándalo de irregularidades financieras.

El caso se inició a partir de la investigación de un medio británico, donde se reveló que el fondo de pensiones de la ONU invierte en compañías con un historial de prácticas dudosas, violando así sus propios principios.