Funcionarios estadounidenses allanaron el consulado ruso en Seattle. La acción fue realizada por el Departamento de Estado de EE.UU. “en violación de todos los acuerdos internacionales”, según Anatoli Antónov.

Anuncios