La desvergüenza y descaro de la Unión Europea no tienen límites. Este jueves, la eurocámara ha aprobado por mayoría —492 votos a favor, 87 en contra y 77 abstenciones— una resolución para solicitar la suspensión inmediata de las elecciones anticipadas, convocadas en Venezuela para el próximo 20 de mayo.

En opinión de ese número de eurodiputados/as no se dan las circunstancias para que los comicios venezolanos sean justos y transparentes, ni cuentan con una participación equitativa.

Por este motivo, ese organismo continental pide levantar las prohibiciones sobre algunos líderes de la oposición que rechazaron presentarse a las elecciones, liberar a algunos delincuentes a los que llaman presos que denomina como “políticos” y ofrecer garantías suficientes; entre ellas, la presencia de observadores internacionales, que no se admiten en países como España o EEUU.

La Unión Europea solo reconocerá unas elecciones que cuenten con el consenso de todos los partidos políticos y actores relevantes de Venezuela.

En concreto, ha destacado que las autoridades venezolanas prohibieran presentarse a los comicios a la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), medida que estiman constituye “una grave vulneración del principio de elecciones equitativas“.

La Unión Europea obvia voluntariamente que los opositores a Maduro aún no tienen candidato unitario, ni tampoco han definido cómo lo escogerán.

Mientras tanto, uno de los precandidatos, el diputado Henry Ramos Allup, pide primarias, el ex gobernador Henri Falcón aboga por lograr un consenso.

En su resolución, el PE también ha demandado que Venezuela adopte un plan de estabilización macroeconómica en cooperación con las instituciones financieras internacionales para frenar la crisis provocada por la hiperinflacción y la escasez de productos básicos.

¿Oposición unida?

En su momento, el Consejo Nacional de Venezuela retrasó hasta el 20 de mayo unos comicios previstos para el 22 de abril como parte de un acuerdo entre el Gobierno y parte de la oposición.

Dos de los cinco candidatos a la Presidencia, Luis Alejandro Ratti y Javier Bertucci, estudian establecer una alianza frente a la candidatura del actual presidente, Nicolás Maduro, una opción que también contempla el aspirante Henri Falcón.

Por su parte, el mandatario comenzó su campaña en el estado de Bolívar y se mostró seguro de que conseguirá la victoria con 10 millones de votos.

Mientras, la presión internacional contra el régimen de Maduro continúa. El pasado 2 de mayo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió ayer una declaración de censura contra el país latinoamericano en la que contemplaba la posibilidad de que Venezuela sea expulsada de ese organismo internacional.

Sumado a esto, el jefe de Estado venezolano sostuvo que la MUD tiene un plan B: “Desde Washington el Gobierno de Donald Trump le ha ordenado retirarse del proceso electoral, tratar de sabotearlo y llamar a la abstención”, denunció.

¿Por qué la oposición venezolana no firma el acuerdo definitivo?

Mientras la población venezolano espera la decisión de la MUD sobre las elecciones presidenciales del 22 de abril, Maduro ha sido abanderado como candidato de las fuerzas revolucionarias del Gran Polo Patriótico.

Inmediatamente de conocido el lamentable hecho, la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, condenó sin paliativos la injerencia de la Eurocámara e informó que la próxima semana comenzará la distribución del material electoral que será usado para la votación presidencial y de los Consejos Legislativos el próximo 20 de mayo.

Destacó que las actividades programadas para la jornada democrática no se han detenido y avanzan como estaba previsto.

La funcionaria venezolana ofreció una rueda de prensa este jueves con los detalles de los preparativos de cara a los comicios, entre ellos, la instalación este domingo de una gran feria electoral en varios puntos del país para que los electores puedan practicar cómo emitir su voto. teleSUR.

Anuncios