EL GENERALÍSIMO FRANCOY DISPUESTO A ESPAÑOLIZAR POR LA FUERZA AL PUEBLO CATALÁN

Junts per Catalunya (JxCat), la coalición que encabeza el expresidente catalán Carles Puigdemont, elegirá el 11 de mayo al sustituto de este como candidato a la Presidencia de la Generalitat (Gobierno catalán).

CLIQUEANDO SOBRE LA IMAGEN AUMENTARÁS EL TAMAÑO DEL ARCHIVO

Quien se da por descontado que tendrá un papel fundamental en el Govern es Elsa Artadi. Ella, de hecho, ha sido la aspirante preferida por el líder de JxCat para sustituirle al frente de la Generalitat y, aunque todavía el martes no se descartaba para nada, la voluntad de no quemarla con una “presidencia provisional” habría aconsejado reservarla para el futuro.

Según publica el diario derechista La Vanguardia, el candidato/a podría ser un diputado/a independiente de JxCat, y menciona los nombres del ex presidente de Òmnium Cultural —una de las mayores plataformas soberanistas de la sociedad civil catalana—, Quim Torra, o el actual vicepresidente del Parlamento de Cataluña, Josep Costa.

El Tribunal Constitucional español suspendió la tarde del 9 de mayo la reforma de la ley de Presidencia, aprobada el 4 de mayo por el Parlamento de Cataluña, imposibilitando así la investidura de Puigdemont.

El alto tribunal admitió a trámite el recurso presentado por el Gobierno español horas antes, suspendiendo la norma de forma cautelar con efecto inmediato e impidiendo así que Puigdemont pueda ser investido dentro de los plazos marcados por ley.

La reforma de la ley de Presidencia permitía investir a un candidato aunque este no se encontrase físicamente en el hemiciclo, como obligaba la norma anterior.

Artadi avanzó anteriormente que, de no poder presentar al expresidente catalán como candidato, se volvería a plantear al diputado de JxCat y expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez, quien se encuentra desde octubre de 2017 en prisión preventiva, investigado por supuestos delitos cometidos durante el proceso independentista.

Puigdemont se encuentra actualmente en Berlín, donde espera a que la Justicia alemana decida su posible entrega a las autoridades españolas, que reclaman su extradición por supuestos delitos de rebelión y malversación de fondos en relación con la organización del referéndum unilateral de autodeterminación del 1 de octubre de 2017.

Esta semana se conoció que el juez del Tribunal Supremo español, Pablo Llarena, a quien se le acusa de “prevaricador en sesión continua” y que no ha podido demostrar siquiera la comisión de tales delitos (rechazados por la justicia belga, alemana y suiza), se encuentra maquinando un nuevo auto en el que señalaría al ex presidente Puigdemont como “autor de un delito de conspiración para la rebelión y la sedición”.

El dirigente indepentista fue detenido por la Policía alemana a finales de marzo tras cruzar la frontera procedente de Helsinki (Finlandia) camino de Bruselas (Bélgica), donde fijó su residencia tras abandonar territorio español en octubre de 2017.

https://mundo.sputniknews.com/politica/201805101078560146-politica-espana-cataluna-barcelona-independentismo-soberania/

Anuncios