Beijing, 11/06/2018 (El Pueblo en Línea) – Las (fake news) noticias falsas son una calamidad mundial. Google, Facebook y Twitter están bajo fuego en los Estados Unidos, debido a la difusión de noticias falsas e informaciones erróneas.

Internautas navegan por la red de redes desde Nanjing, provincia de Jiangsu, [Foto: VCG]

Las noticias falsas comenzaron a aparecer antes de las elecciones estadounidenses del 2016.

China también ha estado sufriendo las consecuencias de la difusión de noticias falsas. Gracias a la enorme cantidad de usuarios de internet y el volumen de información, la desinformación abunda.

De acuerdo al informe de enero de este año, elaborado por el Centro de Información de Redes e Internet de China, en nuestro país existen 753 millones de usuarios de telefonía móvil.

El informe QuestMobile demuestra que los cibernautas chinos han aumentado el consumo de Internet móvil a 273,2 minutos diarios (marzo del 2018).

De acuerdo a un reportaje de People.cn, las noticias falsas sobre aspectos sociales de China representan más de la mitad del total (56 por ciento).

El análisis de estos datos revela que las noticias falsas que implican la seguridad personal, la seguridad alimentaria, la salud y la ética social, representan aproximadamente el 75 por ciento del total de noticias falsas dentro de este tópico.

Los medios de comunicación social son los principales difusores de noticias falsas.

Un montón de ellas se publica en los “medios individuales” y en los medios de comunicación social. Los medios tradicionales de comunicación social también descargan una gran avalancha de noticias falsas, lo cual debilita la credibilidad y la influencia de los profesionales y del gremio de periodistas y comunicadores.

Es por eso que el gobierno chino está decidido a derrocar el imperio de las noticias falsas. Su objetivo es construir una red de información que sea limpia y positiva.

CHINA SE COLOCA A LA CABEZA DE LAS NACIONES QUE COMBATEN LAS MENTIRAS Y MANIPULACIONES EN INTERNET, PROMOVIDAS EN LAS MAFIAS MEDIÁTICAS OCCIDENTALES Y LOS FALSOS RUMORES QUE SE RECOGEN DESDE LAS REDES SOCIALES, SIN HABER SIDO CONTRASTADOS

La Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés) lucha a brazo partido contra las noticias falsas y las publicaciones no verificadas.

En 2016, el CAC emitió un aviso para fortalecer la gestión, a fin de detener la proliferación de noticias falsas. Se requiere que cada portal digital pueda adherirse a las directrices dadas para asegurar que sus entregas noticiosas sean auténticas, amplias, objetivas e imparciales.

El anuncio también prohíbe a las empresas de medios de comunicación difundir informaciones “a ciegas”, es decir, sin confirmar el contenido publicado en redes sociales.

También deben regular la edición y el proceso de compilación en plataformas de red multimedia, incluyendo noticias, aplicaciones móviles y redes sociales como WeChat y Weibo.

En noviembre del 2016, el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China, aprobó el Derecho a la Seguridad Cibernética, que entró en vigor en junio del 2017.

Su objetivo es impedir que los proveedores de servicio obtengan información personal no autorizada o que controlen los dispositivos de los usuarios. Hay que evitar la “competencia desleal y los beneficios ilícitos”.

De acuerdo a las estadísticas, de conformidad con la Ley de Seguridad Cibernética, en el 2017 se intervinieron 2003 portales digitales de empresas, se suspendieron 1.370 y se bloquearon de forma permanente un lote de “medios individuales” que publicaban “contenido vulgar“.

Las denuncias contra los falsos anuncios y el contenido vulgar han ido creciendo en los últimos años. Sin embargo, varios de los gigantes chinos de Internet están asumiendo sus responsabilidades, mediante una combinación de tecnología y contenido autorizado, para minimizar el impacto de las noticias falsas.

En junio del 2017, WeChat lanzó un programa llamado “asistente anti-rumor“, que permite a los usuarios comprobar si un artículo es infundado o no, basado en sus registros de lectura.

LOS PROGRAMAS ANTIFAKE NEWS Y ANTI RUMORES FALSOS YA SON UNA REALIDAD EN CHINA, A TRAVÉS DE OPERADORES COMO BYTEDANCE TECHNOLOGY Y BUSCADORES COMO BAIDU

Desde el establecimiento del “mecanismo anti-rumor“, la cuenta oficial de Wechat ha invitado a una serie de profesionales de otros sectores a colaborar, para fortalecer el asistente anti-rumor, acumulando decenas de miles de evidencias de noticias falsas.

Entre los organismos que se han sumado a la batalla anti-rumor están los principales medios nacionales de Internet, la policía y las cuentas profesionales en WeChat de sectores como la salud, ciencia y tecnología, agricultura, alimentos y telecomunicaciones.

En el “Informe de gobernabilidad 2018” publicado en marzo, Wechat afirma que su centro anti-rumor, su cuenta oficial y el asistente anti-rumor trabajan juntos para refutar cualquier intento de noticias falsas.

Al respecto, el año pasado distribuyó 490 millones de redacciones informativas sobre ciencia para alrededor de 140 millones de usuarios.

Algunos otros gigantes chinos de Internet también están trabajando para contrarrestar las noticias falsas.

Baidu lanzó su plataforma anti-rumor en septiembre del 2017 y anunció que 372 cuentas de la policía cibernética de todo el país se han sumado a ella.

Baidu espera utilizar la innovación y el esfuerzo cooperativo para crear la base de datos más grande de China contra los rumores y las noticias falsas. Una búsqueda de Baidu probablemente aparezca marcada como “rumor” en los resultados.

Weibo también tiene la capacidad para etiquetar la desinformación. Lanzó esta función en abril del 2012, cuatro años antes que Facebook. Y tiene un reglamento especial sobre la restricción de la visualización, el marcado y el eliminado, que incluye la prohibición o incluso la clausura de la cuenta.

El presidente Xi Jinping ha llamado a aprovechar la oportunidad histórica de desarrollar la “informatización” con el fin de construir la fortaleza de China en el ciberespacio.

Los medios de comunicación en línea deben difundir información positiva y orientar a la opinión pública en valores hacia la dirección correcta.

También deben hacer esfuerzos para aumentar la auto-disciplina de la industria en línea y movilizar a todos los sectores para que participen en la gobernabilidad del ciberespacio.

El presidente Xi también ha expresado que es una aspiración común el hecho de promover la reforma del sistema de gobernanza global del ciberespacio, desde un enfoque multilateral y con la participación multipartidista, gubernamental, de organizaciones internacionales, empresas de internet, grupos tecnológicos, organizaciones no gubernamentales y privadas.

Esa es la mejor manera de contrarrestar las noticias falsas.

(1)*El autor es profesor de medios de comunicación en la Universidad de Comunicación de China.

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2018/0611/c92121-9470057.html

Anuncios