El sistema sanitario de Cuba consiguió, en 2017, la menor tasa de mortalidad infantil de su historia: 4,0 por cada mil bebés nacidos vivos. Menor que la de EEUU y Canadá (1).

Es un indicador que avala cada año la Organización Mundial de la Salud (2). Pero al que supuestos analistas expertos han descubierto su “trampa”.

Juan Ramón Rallo publicaba en “El Confidencial” y otros medios digitales un texto titulado “Cómo manipula Cuba sus estadísticas de salud” (3).

En él asegura que “la alta esperanza de vida y la baja mortalidad infantil” en la Isla “no se explican (…) por la excelencia de su sistema sanitario socialista”, sino por “la manipulación estadística y (…) la represión estatal”.

1)  http://www.granma.cu/todo-salud/2018-01-01/4-0-llega-cuba-a-su-mas-baja-tasa-de-mortalidad-infantil?page=3

(2)  http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/05/26/director-general-de-la-oms-contribucion-de-cuba-a-la-salud-es-motivo-de-inspiracion/#.WyqBnYrtaig

(3)  https://blogs.elconfidencial.com/economia/laissez-faire/2018-06-18/castrismo-economia-mentiras_1580225/

Anuncios