En el mes de Marzo de 2018, un Juzgado de Instrucción de Madrid abrió diligencias previas contra el actor Willy Toledo por “insultar a Dios y a la Virgen María” en unos comentarios escritos en Facebook, donde criticaba la apertura de juicio oral contra tres mujeres que organizaron un desfile sarcástico al que llamaron “La Procesión del Coño Insumiso”, que recorrió varias calles de Sevilla.

En un escrito, la Fiscalía informa de que ha presentado una denuncia por un delito contra los sentimientos religiosos que ha sido remitida al Decanato de los Juzgados de Plaza de Castilla para su reparto.

La justicia borbónica siempre haciendo el ridículo internacional, plegada al neofranquismo más repugnante.

Anuncios