La inesperada derrota de la Roja ante los Rojos en la tanda de penalties solo tiene una posible explicación: la presencia del Rey Felipe VI, que es gafe y lo sabe medio mundo.

VEAN LA CARA DE FELIPE VI CUANDO UN AFICIONADO ESPAÑOL, LE GRITÓ “¡ GAFE, MÁS QUE GAFE !”, TRAS LA TANDA DE PENALTIES. 

Que nadie se llame a engaño. Quienes defienden a la selección ante cualquier ataque exterior, ya sea físico o virtual, de procedencia etérea,  provocado por seres invisibles o intervención de sortilegios satánicos, saben con certeza que la presencia del monarca ¡¡ además, sin Letizia !!, hizo que el banquillo temblara y el Hierro se fundiera.

Horror. Tras 120 minutos de pasión, la selección de fútbol española pierde ante la malvada Rusia, con la colaboración del árbitro, hipnotizado por Putin unas horas antes del encuentro, según aseguran en la Sexta, el Gran Wyoming, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Santiago Alba, Josep Borrell (muy cabreado), Soraya Sáez de Santamaría, Mariano Rajoy y mi vecino el facha.

El ministro de Interior, Grande-Marlaska, confirma que Pablo Llarena prepara una querella contra los dos jugadores españoles que fallaron los penalties. “No se puede consentir tamaño error”, sentenció.

Pero que no decaiga el ánimo. La Roja se ha ido de Moscú con la cabeza bien alta y la chequera repleta. Todos sus jugadores tienen en sus cuentas corrientes más de 40 millones de euros. Y el resto creo que anda entre Luxemburgo y Panamá.

Las lágrimas patrióticas de cocodrilos no cuelan. Ya no podrán ingresar 125.000 euros por barba, al perder el partido, que era su premio si ganaban el Mundial.

(En el fondo, estoy contentísimo… ¡qué poco patriota soy, je je je…))

Anuncios