El Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, rechazó cualquier negociación de España con Gran Bretaña después del Brexit, precisando ante los medios periodísticos “que el concepto de soberanía conjunta con España es una causa perdida”.

El presidente del reino borbónico, el socialista Pedro Sánchez, afirmó en noviembre que su país buscará una negociación para lograr la soberanía compartida en Gibraltar, cuando Gran Bretaña deje la Unión Europea el próximo 29 de marzo.

Conservadores españoles han pedido al gobierno de Sánchez aprovechar la salida británica de la Unión Europea para incrementar las reivindicaciones sobre la Roca, como se conoce en Andalucía a ese enclave estratégico, entregado a los británicos en el año 1713.

España ha reivindicado desde hace mucho su soberanía sobre ese territorio, donde viven unas 30.000 personas y trabajan 15.000 españoles que no han logrado empleo en su país.

El premier gibraltareño precisó en su mensaje de Año Nuevo que: “Si alguna persona en España, de cualquier parte del espectro político, cree que en algún momento llegaremos a aceptar alguna concesión sobre nuestra soberanía, se equivoca por completo. El concepto de la Soberanía Conjunta o cualquier variante sobre el tema es una causa perdida”, afirmó.

“Si alguien piensa seriamente que podrá lograr que ese concepto sea una realidad, está espoleando a un caballo muerto. No deberían malgastar el aliento con tales disparates. No deberían malgastar tinta escribiendo tales estupideces. Ni las amenazas ni los incentivos nos harán cambiar de idea. El Brexit no cambia nada en este respecto”, sentenció el primer ministro de Gibraltar.

La idea de una soberanía compartida no es nueva y fue rechazada por los habitantes del Peñón en el referendo de 2002.

Según los protocolos del Brexit, firmados por el Reino Unido y la Comunidad Europea, ese enclave saldrá también automáticamente de la UE al mismo tiempo que Gran Bretaña.

Anuncios