El líder de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un, visitó China durante esta semana, por invitación del presidente Xi Jinping.

PARECE QUE XI JINPING QUIERE CONVENCER A SU VECINO COREANO PARA QUE CAMBIE SU POLÍTICA DE ENFRENTAMIENTO CON EEUU

Esta reunión es la cuarta en menos de un año, y lo más probable es que preceda a la segunda cumbre entre los líderes de la República Popular Democrática de Corea y de los Estados Unidos.

Cheong Seong-Chang, director del Centro de Estudios Norcoreanos del Instituto Sejong de la República de Corea, durante una entrevista con Sputnik, sugirió que China simplemente aceptó la oferta de la RPDC de acoger la visita de Kim, aunque formalmente el viaje fue por invitación de Xi Jinping.

“Si la visita de Kim Jong-un a China tiene por objetivo reforzar el diálogo estratégico con Xi Jinping antes de las reuniones con los dirigentes de Corea del Sur y EEUU, es muy probable que a principios o mediados de febrero podamos esperar una visita de Kim a Seúl o una segunda cumbre entre la RPDC y Estados Unidos”, opina Cheong Seong-Chang.

Durante su tercera visita a China, Kim Jong-un dijo a Xi Jinping que “en el camino histórico de abrir un nuevo futuro para la península de Corea y toda la región, trabajaremos juntos y cooperaremos con los camaradas chinos”. Así que esta visita puede ser vista como un cumplimiento de la promesa.

El vicepresidente del Comité Central del Partido de Trabajadores de la RPDC, Kim Yong-chol, que está negociando con Estados Unidos sobre la desnuclearización, llegó a Pekín junto con Kim.

También le acompañan las principales figuras de la política exterior, Ri Su-yong y Ri Yong-ho, lo que puede indicar que se discutirá el desarme nuclear y el establecimiento de un sistema de paz en la península de Corea, así como el levantamiento de las sanciones contra Pyongyang, cree el experto. Además, es probable que Kim Jong-un pida ayuda económica.

También calificó de “buenas” las perspectivas para las negociaciones sobre el desarme nuclear en la península de Corea, dado que Kim había comenzado a discutir este tema con los países vecinos.

En una entrevista con Sputnik, Ba Dianjun, director del Centro de Estudios de Política Internacional de la Universidad de Jilin, señaló el fortalecimiento de las relaciones de Pekín con Pyongyang como uno de los principales objetivos de la visita de Kim.

“El año pasado, China y la RPDC celebraron tres cumbres. Kim Jong-un eligió el comienzo del año para visitar China precisamente para mostrar que le concede gran importancia y espera profundizar aún más las relaciones interestatales”, destacó el experto.

Por otra parte, la visita es importante para la situación interna de la RPDC. Las sanciones contra Pyongyang no dejan de funcionar, mientras que se avecina el comienzo de la temporada de primavera y el gobierno norcoreano necesita fertilizantes y otros materiales, esperando que China proporcione algo de ayuda humanitaria, explicó el experto.

Kim Dong-yup, profesor del Instituto de Estudios del Lejano Oriente de la Universidad de Kyungnam, está de acuerdo con este punto de vista.

Se dice que este viaje puede ayudar en las negociaciones entre la RPDC y Estados Unidos, pero no parece que Kim vaya a China solamente por el hecho de que no se lleve muy bien con Washington“, declaró.

Según el especialista, Kim llegó a China con su propia hoja de ruta para el 2019, por lo menos, y quizás hasta 2020.

También entra en el terreno de lo posible que el líder norcoreano esté planeando las negociaciones multilaterales mencionadas en el discurso de Nochevieja, para establecer un sistema de paz o una nueva vía de desarrollo, siempre que Estados Unidos haga concesiones en materia de desnuclearización. Podría ser una especie de red de seguridad, concluyó.

https://mundo.sputniknews.com/asia/201901081084604235-kim-llega-china-para-que/