Declaraciones completas del Ministro para la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, el pasado 8 de enero de 2019 desde la sede del Ministerio para la Defensa en Caracas, en respuesta al “Cártel de Lima”, apoyando la reelección y juramentación de Nicolás Maduro como presidente de la nación bolivariana.

EEUU NUNCA HA DEFENDIDO LA DEMOCRACIA, SINO UN RÉGIMEN SUFRAGISTA QUE IMPONE LOS DERECHOS EMPRESARIALES POR ENCIMA DE LOS SOCIALES Y LA GUERRA O INVASIÓN, EN LUGAR DEL DIÁLOGO

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- Desde hace más de 20 años, las agencias de espionaje e injerencismo de los EEUU de Norteamérica, apoyadas por sus homólogas de Israel y el Reino Unido, contando además con la connivencia de narcoestados latinoamericanos (Colombia, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y otros) y de los partidos de toda la derecha venezolana, están tratando de promover y ejecutar un golpe de estado cruento para derribar a la Revolución Bolivariana.

EN VENEZUELA NO HAY RIESGO DE GOLPE MILITAR PORQUE SUS FUERZAS ARMADAS NO SON COMO LAS DE CHILE, ARGENTINA, ESPAÑA, HOLANDA, EEUU, BRASIL, MÉXICO, PERÚ, PARAGUAY, PANAMÁ, HONDURAS O COLOMBIA.
VENEZUELA TIENE UN EJÉRCITO DEMOCRÁTICO

Tras el fallecimiento del Comandante Hugo Chávez, esa campaña injerencista, en la que participa activamente la práctica totalidad de los medios de información occidentales, sembrando mentiras y manipulaciones de toda índole, no ha cesado en apoyar esa estrategia golpista y criminal, que se ha topado desde sus comienzos con el valor y el coraje de todo el pueblo bolivariano y sus Fuerzas Armadas.

El ejército venezolano es un claro ejemplo de servicio a la democracia y al orden constitucional, impidiendo la victoria de quienes siguen intentando asolar a sus habitantes, bloqueando económicamente al país, impidiendo el envío de medicamentos y todo tipo de alimentos, tal y como se continúa haciendo contra Cuba, Irán, la RPDC, Siria, Rusia y el resto las naciones que respetan la legalidad internacional y el cumplimiento de la Carta de las Naciones Unidas.

Pocas naciones pueden blasonar de tener un Ejército leal y respetuoso con las libertades públicas, los derechos humanos y la defensa del socialismo, la paz y la solidaridad, como es el caso de Venezuela o Cuba.

Esas virtudes no están presentes en la mayor parte de las fuerzas armadas latinoamericanas, europeas y árabes, ya que en México, Colombia, EEUU, Perú, Chile, Argentina, Alemania Holanda, Arabia Saudita, Qatar o España, los uniformados sirven al capitalismo salvaje, se unen a las agresiones ilegales contra Libia, Yemen, Irak, Afganistán o Siria, aplauden las amenazas constantes de la OTAN y de organismos como la O.E.A. encarnan la cúpula de una gigantesca Mafia que basa su orden mundial en la agresión, la mentira, las sanciones y el incumplimiento de la legalidad internacional.