Entre los designados por el diputado se encuentran prófugos de la Justicia, personas en el exterior, y el político opositor Leopoldo López, quien se convirtió en huésped de la Embajada de España en Caracas tras la intentona golpista de abril pasado.

EL AUTOPROCLAMADO PRESIDENTE INTERINO JUAN GUAIDO DURANTE UNA RUEDA DE PRENSA EN LA UNIVERSIDAD METROPOLITANA (UNIMET) EN CARACAS, EL 28 DE AGOSTO DE 2019. (FOTO: MATIAS DELACROIX / AFP)

El diputado opositor venezolano Juan Guaidó, autoproclamado “presidente encargado”, anunció este martes la conformación de “comisiones presidenciales” que “impulsarán el cese de la usurpación” del Gobierno del mandatario, Nicolás Maduro, “en el ámbito nacional e internacional”.

En un rueda de prensa, Guaidó afirmó que entre el grupo de políticos mencionados se encuentra el opositor Leopoldo López, quien sería el encargado de la ‘Coordinación General del Centro de Gobierno’, figura que no aparece en la Constitución venezolana y que sería una especie de ‘vicepresidencia ejecutiva’.

Estos nombramientos coinciden con el anuncio de la creación, por parte del Departamento de Estado de EE.UU., de una Unidad de Asuntos de Venezuela (Venezuela Affairs Unit, VAU), que estará a cargo del funcionario James Story.

Cada una de las designaciones anteriores hechas por el diputado han sido declaradas “nulas”, “inconstitucionales” y “carentes de legalidad” por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que ha sentenciado, además, que Guaidó usurpa las atribuciones presidenciales de nombramiento y remoción de funcionarios públicos, por lo que ha ordenado al Ministerio Público (MP) abrirle investigaciones a él y a las personas comprometidas.

SIN ACTIVISMO POLÍTICO

López, a quien Guaidó sacó ilegalmente de su arresto domiciliario el pasado 30 de abril durante un golpe de Estado fallido, se encuentra desde el 1º de mayo en la sede de la Embajada de España en Caracas, en calidad de huésped.

A principios de mayo, el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, había afirmado que el Gobierno de su país “limitaría” las actividades de López, porque no permitirían que la sede diplomática fuera un “centro de activismo político para la oposición”.

LEER ARTÍCULO ORIGINAL Y COMPLETO