Cuando Juan Guaidó, el “investido” y reconocido por Pedro Sánchez como presidente legítimo, aunque interino, de Venezuela, apareció el 23 de febrero de 2018 del lado colombiano de la frontera, para presionar la entrega de “ayuda humanitaria” a su patria, el gobierno de Iván Duque desplegó un amplio aparato militar y diplomático para que pudiera pasar a Colombia.

EL PAYASO VENEZOLANO JUAN GUAIDÓ POSANDO CON DOS DE SUS FANS COLOMBIANOS: LOS NARCOTRAFICANTES JOHN JAIRO DURÀN Y ALBERTO LOBO.

Sin embargo, Wilfredo Cañizares, director de la ONG Progresar y quien denunció los hornos crematorios de los paramilitares en Catatumbo, publicó dos fotografías de Guaidó posando junto a los jefes de la banda Los Rastrojos: Jhon Jairo Durán Contreras, “alias Menor”, y Albeiro Lobo Quintero, “alias Brother”.

Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, negó este viernes conocer a los dos criminales colombianos con los que aparece en esas instantáneas, asegurando que mucha gente le pide posar junto a él y es imposible saber con quién se las toma.

Al parecer, esas fotos fueron tomadas el pasado 22 de febrero, día en que Guaidó atravesó la frontera con Colombia para llegar a Cúcuta, donde se celebraba un multitudinario concierto por Venezuela y desde donde al día siguiente encabezó el fallido intento de entrar a su país encabezando una caravana de presunta “ayuda humanitaria”.

Guaidó aseguró que las fotos son para crear una cortina de humo y tratar de desviar el tema que realmente se vive en Venezuela, como es la falta de alimentos, medicinas y el éxodo de casi 4 millones de ciudadanos.

“Los Rastrojos” es una banda criminal heredera de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y está dedicada al narcotráfico y el contrabando, principalmente en la frontera entre Colombia y Venezuela, en la zona que circunda Cúcuta.

La pregunta sería: ¿Qué dirían los medios occidentales si Nicolás Maduro hubiera posado junto a esos dos narcotraficantes?

Recordemos que otros terroristas venezolanos, como Leopoldo López, están siendo protegidos por la embajada española en Caracas, aunque el titular de Exteriores, el derechista Josep Borrell, militante del PSOE y recién nombrado jefe de la diplomacia de la Unión Europea, asegura que el mentado no puede dedicarse a hacer política en la legación borbónica.

Vean cómo el delincuente Guaidó entró en territorio colombiano para compartir con delincuentes, narcotraficantes, paramilitares y terroristas.