SOROS IGNORA TODO SOBRE LA CAPACIDAD DEL GOBIERNO CHINO PARA MANTENER SU ECONOMÍA.

Varios días después de que George Soros escribiera un editorial en el Wall Street Journal, diciendo que su interés en derrotar al gigante asiático “va más allá de los intereses nacionales de Estados Unidos”, algunos medios chinos informaron que el multimillonario intentó vender sus acciones en Hong Kong, cuando el mercado fue golpeado fuertemente por los disturbios en curso en la ciudad.

Si Soros no ha aprendido nada de su derrota durante la crisis financiera asiática de 1997-98 y vuelve a intentar lo mismo, pronto descubrirá que no está en contra de los inversores colectivos de Hong Kong, sino más bien de la segunda economía más grande del mundo.

El gobierno central chino ayudará a las autoridades locales en la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) a combatir las ventas perjudiciales, si se convierte en una de las principales causas de la agitación del mercado de valores.

El gobierno central chino puede movilizar recursos y coordinar acciones para combatir ataques externos.

La próspera economía continental china resulta un poderoso apoyo para el mercado de valores de Hong Kong. Soros no puede enfrentar la segunda economía más grande del mundo.

¿Recuerdan la crisis financiera asiática? La RAEHK sobrevivió como un centro financiero global gracias al apoyo del gobierno central, cuando los especuladores, particularmente Soros, vendieron en corto sus acciones.

La historia podría repetirse si Soros ataca nuevamente los mercados de Hong Kong. Esperamos que las fuerzas internas de la ciudad puedan restablecer el orden y salvaguardar la estabilidad del mercado.

Sin embargo, si la ex colonia británica está expuesta a disturbios económicos, el gobierno central tiene la capacidad de lidiar con especuladores maliciosos y perderán todo lo que tienen.

Hoy, la economía china es más fuerte que hace veinte años. El gobierno central está en una mejor posición y tiene más fuerza para combatir las ventas en corto perjudiciales.

Aconsejamos a los especuladores, incluido Soros, que no participen en conflictos financieros directos con la segunda economía mundial. Fallarán miserable e irremediablemente.

(Hu Weijia – Global Times)