NACIONES UNIDAS, 28 oct (Xinhua).- El Embajador de China ante la ONU declaró que el objetivo general de la solución de dos Estados, debe ser defendido y aprobado para resolver el conflicto Israel-Palestina.

LA CORDURA EN POLÍTICA, VIRTUD DE LA QUE CARECE EL 90% DE LOS PAÍSES OCCIDENTALES, LA APLICA EL GOBIERNO CHINO EN TODOS LOS CONFLICTOS INTERNACIONALES Y PROPIOS

Ante el Consejo de Seguridad, el representante permanente chino ante Naciones Unidas, Zhang Jun, afirmó que la solución de dos Estados y el principio de “tierra a cambio de paz” representan la cuestión fundamental de la justicia internacional “de la cual ya no nos podemos alejar más”.

Enfatizó que establecer un Estado independiente es un derecho nacional inalienable del pueblo palestino, y que la comunidad internacional debe apegarse a la solución de dos Estados, las resoluciones pertinentes de la ONU, el principio de tierra a cambio de paz y otros consensos internacionales, y reencaminar el proceso de paz de Medio Oriente.

El representante chino señaló que ahora la tarea urgente es actuar para evitar un agravamiento de las tensiones y reanudar pronto las conversaciones de paz palestino-israelíes.

También pidió el cese de las actividades israelíes de construcción de asentamientos en las tierras palestinas ocupadas y de la violencia contra civiles inocentes.

“Todas las partes deben permanecer comprometidas con las resoluciones pertinentes de la ONU y resolver la situación final de Jerusalén a través de negociaciones políticas”, dijo.

“Debemos reconstruir y acumular gradualmente la confianza mutua y generar condiciones favorables para las conversaciones de paz”.