La encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha tocado fondo, empeorando incluso los resultados de las elecciones anteriores, en los que ya se había quedado muy lejos de sus vaticinios.

Y es que las predicciones ‘cocinadas’ por su presidente, un José Félix Tezanos que a tenor de lo sucedido debería presentar su renuncia, otorgaban al PSOE hasta 30 escaños más de los finalmente obtenidos, presumían que Vox obtendría sólo entre 14 y 21 representantes y otorgaba a Cs más del triple de los escaños que tendrá en el Congreso.

El barómetro preelectoral del CIS, cuyo trabajo de campo se llevó a cabo entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre, antes de conocerse la sentencia del ‘procés’ y de que se produjera la exhumación de Franco, concedía al PSOE entre 133 y 150 representantes, muy lejos de los 120 obtenidos, y al PP entre 74 y 81 escaños, por debajo de los 88 que ha logrado.

Tezanos también se equivocó plenamente con Ciudadanos, formación para la que estimaba entre 27 a 35 diputados y que se ha quedado en 10 escaños.

Y con Vox preveía una horquilla de entre 14 y 21 diputados, menos de la mitad de los 52 que ha conseguido y que le han permitido situarse como tercera fuerza política. Menos mal que con Unidas Podemos y sus confluencias, el CIS auguraba entre 37 y 45 escaños, ligeramente por encima de los 35 logrados.

Fuente: https://www.republica.com/