Bolivia estrena candidato presidencial (casi a diario), el Gobierno de Jair Bolsonaro promueve (brevemente) la cultura brasilera citando a Goebbels e Iván Duque no quiere recibir a una prófuga colombiana arrestada en Venezuela (si no se la entrega Guaidó).