El coronavirus (científicamente apodado como 2019-nCoV) se está extendiendo rápidamente, actualmente por más de 20 países, pero el miedo a la propagación de este microorganismo es mucho mayor que las muertes e infecciones que ha provocado.

EL PERIÓDICO DERECHISTA CATALÁN “LA VANGUARDIA” PREFIERE MENTIR SOBRE LOS CASOS DE CORONAVIRUS EN CHINA, QUE OCUPARSE DE LAS MILES DE MUERTES QUE LA GRIPE ESTÁ CAUSANDO EN ESPAÑA

Existe un virus aún peor, que está causando un daño mayor a la humanidad: el racismo, el odio y el desprecio hacia el pueblo chino.

Las redes sociales, en la mayoría de las partes del mundo, nos muestran cientos de miles de ese tipo de casos de odio, sobre todo de sociedades que se jactan de ser civilizadas, de conocer mejor que nadie todo lo que rodea a los virus y de sentirse diferentes a los ciudadanos de países de donde provienen los virus asesinos.

En el caso del coronavirus, China es el epicentro, el lugar de nacimiento donde el mundo recoge las vibraciones.

En cuanto al odio: el “odiovirus”, la rama humana y cultural del coronavirus, el mundo exterior es el epicentro. El vector son los medios, especialmente los nuevos medios.

Mientras que en Europa y América, el asiático es el “demonio” que creó deliberadamente el virus, en Asia, los chinos son señalados con el dedo. ¡Terriblemente patético!

Resulta muy preocupante que la mayoría de los informes sobre el odio inducido por el coronavirus, el “odiovirus”, provengan de países asiáticos cercanos a China. Tales noticias hierven a fuego lento en Filipinas, Indonesia, Tailandia, Vietnam, etc.

El peor de los casos reportados fue el de Indonesia, el viernes 31 de enero de 2020, en el que se asegura que China trasladó a los residentes de Hubei en el extranjero de regreso al centro del brote en Wuhan en aviones alquilados desde Tailandia y Malasia, citando “dificultades prácticas” que los pasajeros habían encontrado de ultramar. No suena ni alentador ni humano.

LA PRENSA AUSTRALIANA ES AÚN PEOR QUE LA ESPAÑOLA A LA HORA DE LANZAR NOTICIAS FALSAS SOBRE LA EPIDEMIA DE CORONA-VIRUS

En Australia, después de que dos medios periodísticos publicaran titulares cargados de negatividad contra los chinos, Global Times, un medio con sede en Beijing informó sobre la angustia de 46.000 ciudadanos chinos que firmaron una protesta contra los informes y exigieron una retractación.

El informe del Global Times decía: Más de 46.000 personas han firmado una petición, exigiendo a los medios australianos que se disculpen públicamente por el racismo demostrado contra la comunidad china, después de que dos medios de comunicación publicaran titulares que etiquetaban la nueva neumonía relacionada con el coronavirus como un “virus chino” y comentarios dirigidos a los niños y niñas chinos para que se quedaran en casa.

El periódico sensacionalista australiano, The Daily Telegraph, publicó en su periódico del miércoles un informe titulado “Los niños chinos deben quedarse en casa”, según una foto del periódico que circula en línea.

El informe indicó que el gobierno de Nueva Gales del Sur advirtió a los “padres que no envíen a sus hijos a la escuela o guardería, si han estado recientemente en China” debido a “temores sobre el brote de coronavirus que se propaga rápidamente”.

En reacción a esta extraña tendencia, Bloomberg, una plataforma estadounidense, dijo que: “Las aerolíneas están cancelando sus vuelos desde China. Las escuelas en Europa han dejado a invitar a los estudiantes de intercambio. Los restaurantes en Corea del Sur rechazan a los clientes chinos”.

“A medida que el virus mortal se propaga más allá de China, los gobiernos, las empresas y las instituciones educativas luchan por encontrar la respuesta correcta. Salvaguardar la salud pública es una prioridad. El desafío es cómo hacerlo sin estigmatizar a toda la población del país donde comenzó el brote, y donde reside casi una quinta parte de todos los humanos.

EL SENSACIONALISMO BASADO EN MENTIRAS Y MANIPULACIONES GENERA BENEFICIOS  LOS MEDIOS “DESINFORMATIVOS” DEL MUNDO, QUE EL GOBIERNO DE SINGAPUR CONDENA Y EL EJECUTIVO “PROGRESISTA” ESPAÑOL ACEPTA ENCANTADO

En Estados Unidos, una celebridad estadounidense de origen chino, Michelle Phan, dijo que fue atacada con comentarios racistas en Twitter en medio del miedo al coronavirus de Wuhan. Y en uno de los casos, ella respondió: ‘¿Por qué algunos de ustedes me piden que vuelva a comer murciélagos? Soy estadounidense, ignorantes”.

Ha habido muchos otros casos reportados de tales ataques de odio en Canadá, donde el gobierno de Ontario y la junta escolar tuvieron que emitir una advertencia para que ningún ciudadano chino fuera maltratado o estigmatizado debido al brote de coronavirus.

En un contraste interesante, los gobiernos de muchos países y organismos intergubernamentales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UE, India, Pakistán, el Vaticano a través del Papa Francisco, elogiaron a las autoridades chinas por los esfuerzos concertados contra el odio e incluso se ofrecieron a ayudar.

Dejando de lado el antagonismo habitual, una organización de medios de Estados Unidos publicó informes elogiando la apertura de China en la gestión y denuncia del incidente y también permitiendo que el mundo exterior vea lo que está haciendo para reducir la propagación, especialmente la OMS, que visitó Beijing y se reunió con el presidente Xi Jinping.

El informe señaló que este enfoque abierto y transparente es una desviación de la forma en que China manejó la gestión del brote de SARS en 2003, aplaudiendo la dimensión positiva.

EN EL REINO UNIDO LOS BULOS TAMBIÉN ATRAEN LA ATENCIÓN DE LOS LECTORES. RECUERDEN QUE “UN PUEBLO MAL INFORMADO ES UN PUEBLO MANIATADO”

Entonces, ¿cómo podemos conciliar una situación en la que los gobiernos elogian a China y prometen apoyo en este momento desafiante mientras los ciudadanos caminan en dirección contraria, agravando el problema con la estigmatización?

Es tarea de los gobiernos sensibilizar a los ciudadanos desinformados para que actúen adecuadamente.

Científicos en Australia y Ghana han ayudado con las investigaciones para desarrollar vacunas contra el virus. Después de que Australia anunciara su avance en la investigación, Ghana anunció al mundo que dos estudiantes de farmacia que se habían formado China cuando ocurrió el primer brote de coronavirus clonaron el virus con muestras que obtuvieron en China en ese momento y también se ofrecieron como voluntarios para volar a China y ayudar en la lucha contra este mal común.

Sinceramente, si tuviese el arma científica y los conocimientos, eliminaría este virus. Sí, yo preferiría combatir el virus que ha atravesado continentes y naciones.

Sin embargo, por ahora no tengo el equipo para evitar que el coronavirus se propague y mate a tantas personas, en su mayoría chinos, pero si tengo un arma pequeña en mis manos: amor, es decir, amar a los chinos y no asociarlos al virus.

Como los chinos NO son el virus, prefiero combatir el virus amando y abrazando a los chinos. No es justo estigmatizar o castigar a los chinos en un momento en el que deberíamos consolarlos por la pérdida de vidas, paz y sustento.

Eso es lo que la humanidad justamente nos exige.

Fuente: africachinapresscentre.org

Autor: IKENNA EMEWU, Pueblo en Línea

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2020/0203/c31619-9653681.html

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- El gobierno chino actualiza cada 24 horas los datos de las personas contagiadas, fallecidas y controladas.

Teniendo en cuenta que los territorios donde se han producido los casos más graves tienen una población cercana a los 120 millones de habitantes, resulta admirable la celeridad y eficacia de las medidas adoptadas por los responsables de la sanidad en aquel inmenso país.

Hasta hoy 5 de febrero, la cifra de contagiados alcanza los 25.453, los fallecidos llegan ya a 425, pero el número de curados supera ese guarismo y llega a los 564.

En esta semana se han analizado a más de 275.890 personas, de las que ninguna ha mostrado señales de contagio.

Si este virus hubiera aparecido en los EEUU de Norteamérica, a estas alturas, sabiendo la nula protección sanitaria de aquella población, la pandemia estaría asegurada y los muertos se contarían por decenas de miles.

Señalemos que el máximo responsable del área de Prevención y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, cree “que la vacuna podría demorar algunos meses”.

Sin embargo, el experto aclara que  que no hay motivos para estar “temeroso por nada” y que “desde un punto de vista médico, no tiene sentido restringir los vuelos a China”.

A la pregunta sobre la posibilidad de la aparición de otros casos en España, el doctor Trilla es rotundo: “No hay para tanto. Se le está dando demasiada importancia, aunque lo entiendo”, ha explicado. Y corona su opinión con esta lapidaria frase: “No hay virus más contagioso que el del miedo”.

Los medios periodísticos occidentales están muy interesados en que las alarmas aumenten, porque también aumentan sus ganancias de audiencia y publicidad, aunque saben que, como asegura la OMS, “no existe una pandemia“, sino una epidemia prácticamente controlada.