Ni Pfizer, ni Astra Zeneca, ni Moderna, ni Janssen están inmunizando realmente a los millones de personas que han sido vacunadas hasta hoy

Ni Pfizer, ni Astra Zeneca, ni Moderna, ni Janssen están inmunizando realmente a los millones de personas que han sido vacunadas hasta hoy, demostrando que ni la primera, ni la segunda ni la tercera dosis podrán generar anticuerpos contra el Covid-19, sino que tampoco son efectivas contra las variantes como Omicron.

El doctor John Campbell lleva dos años en Youtube aportando lecciones sobre la más que discutible eficacia (sino todo lo contrario) de estas presuntas vacunas “imprescindibles”.

Esta semana, dos revistas como “The Lancet” y “Nature” derriban el mito y la propaganda mendaz sobre los inyectables que obligatoriamente se han impuesto a sus ciudadanías como únicas. Y las 4 han demostrado su ineficacia.

Tanto, que son miles las personas que siguen contagiándose, pese a haberse inoculado una o dos dosis de tales productos. Varios medios internaciomales informan estos días cómo Pfizer anuncia que la «vacuna contra Omicron» (la variante que pronto se convertirá en la dominante) estará lista … sí, ¡pero en la primavera! Entonces, sin molestar a Aristóteles, pero  en pura lógica, las «terceras dosis» con Pfizer (y puede que el resto de las que brinden otras empresas), serán prácticamente inútiles.  

Pero eso no es todo. También ayer en “EBioMedicine”, revista del mismo y prestigioso grupo editorial de “The Lancet”, descubrimos la noticia de un estudio, también recogido por el Huffington Post, sobre la presunta respuesta inmune a nivel de mucosa, evocada por la vacunación anti-Covid19 con Pfizer-BioNTech, explicando los porqués  del trágico fracaso que estamos viviendo. en Europa con esta nueva ola.

Entre otras cosas, el análisis declara: “La respuesta inmune de las mucosas en los receptores de la vacuna BNT162b2 COVID-19 se basa en una encuesta en la que participaron 60 trabajadores de la salud del hospital de Varese. El estudio muestra que, una vez completado el primer ciclo de dos dosis de la vacuna mRNA, los sujetos inmunizados tienen anticuerpos neutralizantes anti-Spike en la sangre, pero no en la saliva,  donde los individuos desarrollan anticuerpos verdaderamente neutralizantes”.

Por lo tanto, las personas vacunadas con inyectables tipo mRNA están potencialmente más expuestas al contagio que las personas no vacunadas.

Y señala: “Urge la necesidad inmediata de inducir una inmunidad esterilizante para bloquear la propagación del virus. Para lograr este objetivo es necesario fortalecer las defensas inmunes a nivel de las vías respiratorias, por ejemplo mediante el desarrollo de preparados vacunales administrados en la cavidad bucal o en las fosas nasales”.

Ello muestra cómo las vacunas que las grandes farmacéuticas han impuesto en la Unión Europea – cegada por el servilismo geopolítico a Estados Unidos- han sido las menos efectivas… y las más costosas.

En cambio, los líderes de la UE rechazaron, por medio de la EMA,  las más eficaces y que menos secuelas han provocado; es decir, las que más de dos mil millones de personas han recibido desde China, Rusia y Cuba.

El caso de la República de San Marino, donde se vacunó casi totalmente con la Sputnik-V, ya está libre del Covid-19 y sus variantes; lo que demuestra, sin posibilidad de negación alguna, el fracaso brutal de EEUU, de la Unión Europea y todos los gobiernos de sus países “asociados”.

activa en la configuración la traducción automática en castellano