China manifestó este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU que los datos revelados por Rusia sobre los laboratorios biológicos estadounidenses en varios países del mundo, incluida Ucrania, causaron una gran preocupación mundial.

«Rusia publicó recientemente una serie de documentos sobre las actividades militares biológicas de EE.UU., que han causado gran preocupación en la comunidad internacional. La pandemia de covid-19 nos recuerda la importancia crítica de la paz y la seguridad internacionales, la bioseguridad que no conoce fronteras”, declaró el representante permanente adjunto de China ante la ONU, Dai Bing, en una reunión informal, convocada a iniciativa de Rusia, dedicada a la seguridad biológica. 

«Cualquier información sobre actividades biológicas militares debe generar una mayor preocupación y atención de la comunidad internacional para evitar daños irreparables«, subrayó el diplomático.

China da la bienvenida a la comunidad internacional para que evalúe los documentos descubiertos dentro de los marcos apropiados, incluidas la Convención sobre Armas Biológicas y la ONU, y escuche las aclaraciones del país pertinente de manera justa e imparcial. En este sentido, el país pertinente debe adoptar un enfoque responsable y ofrecer aclaraciones oportunas y completas sobre sus actividades biológicas para disipar las dudas de la comunidad internacional«, declaró Dai Bing.

Cabe destacar que en la reunión, organizada por Rusia, no estuvieron presentes las representaciones de EE.UU. y del Reino Unido.

En consecuencia, el representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitri Polianski, señaló que «esta ausencia voluntaria es una prueba de su actitud real ante este problema, el hecho de que tienen algo que ocultar y no quieren responder a las preguntas incómodas planteadas hoy«.

Previamente, Pekín instó en varias oportunidades a Washington para que aclarase las preocupaciones sobre sus laboratorios biológicos en el extranjero. La semana anterior, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, expresó que el país norteamericano tiene la obligación de acatar las estipulaciones de la Convención sobre Armas Biológicas y responder de forma constructiva a las acusaciones de Rusia.

PEDIDO DE RUSIA

En tanto, el jefe de las Tropas de Protección Radiológica, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kiríllov, anunció que Moscú había solicitado al Congreso de EE.UU. que investigase los programas biológicos estadounidenses y realizase una encuesta oficial de personas involucradas en la financiación de los biolaboratorios en Ucrania. 

Por otra parte, Kirillov dio a conocer los nombres de los funcionarios que participaron en la organización de las investigaciones biológicas militares en Ucrania. Entre ellos ​​se encuentran representantes de los contratistas del Pentágono, como Lance Lippencott, David Mustra, Mary Guttieri, Scott Thornton, preciso.

Asimismo, destacó «la participación en la financiación de estas actividades de estructuras cercanas a los actuales líderes de EE.UU., incluido el fondo de inversión Rosemont Seneca, que fue dirigido por Hunter Biden «, hijo del actual mandatario de EE.UU.

El pasado 6 de marzo, el vocero del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, informó que se han venido desarrollando componentes de armas biológicas en laboratorios ucranianos. situados cerca del territorio de Rusia. 

Konashénkov destacó que durante la operación especial militar en Ucrania se supo que el régimen de Kiev destruyó de forma precipitada las evidencias de un programa de armas biológicas financiado por el Departamento de Defensa de EE.UU.