Nos prohibieron los medios rusos para que, sobre el conflicto de Ucrania, pudiéramos disfrutar de una información veraz… y plural.

Tan plural como este titular: “Ucrania evacúa sus militares de la acería de Azovstal”, que fue repetido en decenas y decenas de medios occidentales que, durante días, insistieron en que las tropas ucranianas fueron “evacuadas”, “salieron” o “abandonan la planta”.

¿Se rindieron? ¿Se entregaron? ¡Eso jamás! Son palabras prohibidas en la neolengua impuesta por el Ministerio de la Verdad. Como en la novela 1984.