NINGÚN TRIBUNAL INTERNACIONAL SE ATREVE A PROCESAR A LOS RESPONSABLES DE DECENAS DE ASESINATOS DE NIÑOS Y NIÑAS EN PLAESTINA, GAZA O JERUSALÉN, NI LA ONU, NI LA UNIÓN EUROPEA, FINANCIANDO EL RÉGIMEN NAZI DE UCRANIA, QUIERE MOLESTAR AL GOBIERNO DE ISRAEL, TAL VEZ ADMITIENDO QUE LOS ASESINATOS DE ESTOS CRÍOS SON, COMO DECÍA EL CRIMINAL DE GUERRA JAVIER SOLANA MADARUAGA, «DAÑOS COLATERALES»

Rasha Kadum abraza la pequeña mochila rosa de su hija, que nunca más volverá a ponérsela a la espalda. Alaa, de cinco años, es la primera de los 16 niños muertos en tres días de hostilidades entre Israel y la Yihad Islámica en Gaza.

Era un viernes como otro cualquiera. Estaba contenta, quería ir al parque con su tía”, cuenta esta madre de 27 años.

Pero ese día, previendo una “amenaza inminente“, Israel lanzó un “ataque preventivo” en la Franja de Gaza contra el grupo armado palestino Yihad Islámica, que respondió con cohetes hacia suelo israelí.

Según las autoridades del enclave palestino bajo bloqueo israelí controlado por el grupo islamista Hamás, entre las 46 víctimas mortales de la confrontación hay 16 niños.

En su barrio de Shajaya, en la ciudad de Gaza, Alaa, con su camiseta rosa y una cinta de pelo a juego, estaba llamando a la puerta de su tía, lista para ir a jugar al parque, cuando un misil cayó junto a ella.

“MI HIJA NO TENÍA NADA QUE VER CON LOS MISILES”

Contactado por la AFP, el ejército israelí defendió que “solo ataca objetivos militares” y que el padre de Alaa, Abdulá, herido en el ataque, era un alto cargo de Yihad Islámica.

Desgraciadamente, de acuerdo con los informes recibidos después del ataque, su hija que estaba en su presencia durante el bombardeo resultó herida”, señaló el ejército.

Pero la madre, Rasha, sostiene la camiseta sucia en sus manos, incapaz de entender por qué murió su hija. “Mi hija no tenía nada que ver con los misiles, no fue su culpa”, lamenta. “Me devolvieron su ropa llena de sangre”.

Tras el ataque en el que murió la pequeña, el ejército israelí aseguró que había atacado a miembros de la Yihad Islámica que operaban en la zona.

También sostiene que varios palestinos, incluidos menores, murieron alcanzados por cohetes disparados por la propia organización islamista hacia Israel, pero que cayeron por error en el enclave palestino.