La célula que prestaba servicios al gobierno de Ucrania fue desmantelada por la inteligencia rusa. Las autoridades judiciales de Rusia comenzaran un proceso judicial contra los implicados en la organización.

Pertenecía al movimiento Hizb ut-Tahrir, que busca derrocar Gobiernos no musulmanes. Sus integrantes recibían órdenes desde Ucrania.

El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) informó este miércoles que desmanteló en la región de Crimea una célula terrorista perteneciente al movimiento Hizb ut-Tahrir (Partido de la Liberación Islámica), cuyos integrantes recibían órdenes desde Ucrania.

Medios locales precisan que el grupo clandestino estaba formado por seis ciudadanos rusos, los cuales fueron detenidos en las ciudades de Dzhankói y Yalta.

El FSB pudo establecer que actuaban bajo la coordinación de emisarios de Hizb ut-Tahrir que se encuentran en Ucrania. Su misión consistía en reclutar a musulmanes rusos en reuniones conspirativas, con vistas a realizar “un trabajo intencionado de difundir la ideología terrorista en Rusia”.

Durante el arresto se incautaron dispositivos de comunicación, material impreso con contenido propagandístico y medios electrónicos. Agregó el FSB que la investigación continúa y que se inició un proceso penal.

Hizb ut Tahrir al Islami fue declarada organización terrorista por la Justicia rusa en 2003. Otros países también le confieren ese tratamiento. Tiene por objetivo cimero el derrocamiento de los Gobiernos no musulmanes para establecer un califato islámico universal.

De acuerdo con medios locales, integrantes de este grupo son frecuentemente arrestados en distintas regiones rusas, principalmente en ciudades grandes de Rusia Central, región del Volga y Siberia, y también en Crimea.