EL TROTSKISMO SIEMPRE SERÁ UN VULGAR INSTRUMENTO DEL IMPERIALISMO (FIDEL CASTRO)

La izquierda española actual en sus diferentes versiones, oficial o grupuscular, habría calificado también la Segunda Guerra Mundial como “guerra imperialista”. La típica brocha gorda trotskista con sus falsas equidistancias no es una buena herramienta de análisis.

El izquierdismo es berlanguiano. Analiza el mundo actual como en tiempos del Imperio Austrohúngaro (uno de los fetiches de Berlanga).

En el izquierdismo (en el sentido leninista del término) siempre hubo una mezcla de infantilismo, escolástica antimarxista y tópicos de la ideología dominante.

Caracterizar esto como un “conflicto interimperialista” es absolutamente mezquino y cínico, propio de quintacolumnistas.

¿Qué decir de los que se muestran equidistantes entre los ucronazis y los antifascistas que los combaten? Que han elegido el lado del opresor.

La falsa equidistancia en la falsa izquierda:

¿Quemar sindicalistas? Bah 

¿Bombardear a tu propia población? Bah

 ¿Ilegalizar partidos políticos contrarios? Bah 

¿Saltarse el pacto de no poner bases en la fronteras rusas?  Bah 

¿Un país (en las antípodas del comunismo) hace frente a eso? 

¡Eeeeeh, guerra imperialista!

Ahora va a resultar que son “imperialistas” las milicias antifascistas del Donbass, que llevan ocho años haciendo frente a la guerra provocada por la OTAN desde el golpe de ultraderecha de 2014. Esa tabla rasa propia del trotskismo, ¿a quién beneficia? Está claro. Ya lo dijo Fidel.

https://agendacomunistavalencia.blogspot.com/2022/09/la-izquierda-espanola-actual-en-sus.html