Category: COLOMBIA


«Hoy, como Comandante del Ejército Nacional de Colombia, presento a la familia de Popeye nuestras sentidas condolencias», dijo el comandante del Ejército Eduardo Zapateiro, refiriéndose a la muerte de John Jairo Velázquez Vázquez, alias “Popeye”.

EN COLOMBIA, EL NARCOTRÁFICO UNE AL EJÉRCITO, LA POLICÍA, LA JUSTICIA Y LOS PRESIDENTES COMO ÁLVARO URIBE E IVÁN DUQUE, Y A TODA LA DERECHA ULTRAMONTANA Y CRIMINAL, PARAMILITAR Y GENOCIDA DEL PAÍS. ES DECIR, UN RÉGIMEN QUE ELOGIAN Y DEFIENDEN LA O.E.A., EE.UU. Y LA UNIÓN EUROPEA

Este personaje fue Jefe de sicarios del famoso narcotraficante Pablo Escobar, a su vez íntimo amigo de Álvaro Uribe, quien durante su mandato como presidente colombiano, recibía con abrazos y sonrisas a su compadre “socialista” Felipe González.

Popeye falleció a los 58 años por un cáncer de esófago, y se encontraba preso desde el 25 de mayo del 2018 por un proceso judicial acusado de formar parte de una organización criminal para delinquir.

Su nueva detención se produjo cuatro años después de que recobrara la libertad, al haber cumplido la mayor parte de la condena a la que fue sentenciado por delitos cometidos con el Cártel de Medellín.

El comandante Zapateiro aseguró que él estuvo comprometido en la lucha contra el narcotráfico en 1993. Y agregó:

«Lamentamos mucho la partida de Popeye, somos seres humanos, somos colombianos. Y del comandante del Ejército de los colombianos solo tienen que esperar seguridad y defensa. Es mi responsabilidad, y constitucionalmente debo garantizarle al pueblo colombiano el respeto por su vida, sus bienes, su honra, su dignidad, el orden y la libertad», afirmó.

El comandante Zapateiro, no obstante, afirmó que Popeye le hizo al país un daño que aún no ha podido ser cicatrizado, como es el narcotráfico. «Es un cáncer que ha generado metástasis en nuestro país», dijo.

Una metástasis tan extensa que alcanzó a los representantes de la ultraderecha del país, a sus partidos neoliberales, a la  policía y al ejército de Colombia desde hace más de sesenta años.

Resumiendo: el Comandante pide respeto por la memoria, la dignidad y la honra de un delincuente que blasonó durante años de haber matado con su pistola y ametralladora a más de 250 personas.

Si Popeye hubiera venido a España (hablaba maravillas de un pueblo de Almería), le habrían recibido en Barajas, con abrazos y alegría, Inés Arrimadas, Santiago Abascal, Pablo Casado, Ortega Smith, Alfonso Guerra, José Bono y otros compadres de Felipe González y habrían solicitado que su equipaje pasara por el conducto diplomático.

Además, la Unión Europea le debe mucho a Popeye: y si no lo creen, pregunten cuántos restos de cocaína se suelen encontrar, diariamente, en los WC del europarlamento.

Con información de la web http://www.lechuguinos.com

En Colombia, representantes de las 48 veredas localizadas en el corredor turístico entre los departamentos de Magdalena y la Guajira denunciaron intimidaciones y exigen al presidente Iván Duque que tome cartas en el asunto. Apenas en el inicio del año se han registrado 19 líderes sociales asesinados. teleSUR

SI EXISTIERA UNA VERDADERA JUSTICIA UNIVERSAL, ALMAGRO SE SENTARÍA EN EL BANQUILLO ACUSADO DE CRÍMENES DE ODIO Y APOYO AL TERRORISMO DE ESTADO EN COLOMBIA

Los asesinatos perpetrados por el paramilitarismo y sus mesnadas, que protegen el gobierno de Iván Duque y su compadre, el narcotraficante y criminal Álvaro Uribe, se han multiplicado en los últimos meses, matando a líderes sociales, ex combatientes y campesinos sin protección, lo que sigue generando alarma en Colombia, mientras la respuesta del gobierno nacional es la misma: enviar militares a las regiones donde se ha incrementado el conflicto, pero no se detiene a ningún responsables de tantas muertes.

COLOMBIA: LOS SENADORES QUE QUIERE ELIMINAR IVÁN DUQUE

Cinco senadores colombianos que denuncian las demandas contra el uso excesivo de la fuerza pública, dan testimonio de vida, pero aseguran que han tomado medidas de protección ante posibles represalias que podrían ser mortales.

Iván Duque, cuya prioridad como presidente debería ser proteger la salud y vida de los ciudadanos, aparte de la ecología de nuestro territorio, demuestra que le importa muy poco cumplir con su deber, anteponiendo los intereses comerciales de las compañías estadounidenses, a la salud de la población colombiana.

Este “Hijo del Glifosato” sigue impulsando la fumigación con ese veneno, a pesar de que Bloomberg, la prestigiosa compañía estadounidense de asesoría financiera, publicó en junio de este año nuevos estudios que demuestran, no solo la relación del glifosato con el cáncer, sino con degeneración del ADN, produciendo deformaciones y defectos de nacimiento en individuos expuestos, que se hacen evidentes incluso tres generaciones adelante (es decir en biznietos), después de haberse producido la exposición al agente.

En Colombia se desarrolla este 8 de diciembre una nueva jornada de manifestaciones pacíficas contra las políticas del presidente Iván Duque, esta vez a través de la música.

En varias partes de la capital tiene lugar una serie de eventos, denominado ‘concierto del paro’, en el que participan numerosos artistas y manifestantes.

Los medios locales informan que se han instalado al menos cuatro escenarios.

Con un “abrazatón”, llamados a que se respete la vida y a que el presidente colombiano, Iván Duque, escuche el clamor del pueblo, comenzó este domingo en Bogotá el concierto “Un canto por Colombia”, con el que artistas expresan su apoyo a las protestas sociales contra el Gobierno.

Entre los 250 artistas que han confirmado su participación, se encuentran Doctor Krápula, Telebit, Monsieur Periné, Adriana Lucia, Los Petit Fellas, Aterciopelados, Systems Solar, Diamante Eléctrico y Esteman. También Juan Pablo Vega, Marta Gómez, Monsieur Periné, Santiago Alarcón, Santiago Cruz y Alejandro Riaño.

Resulta “curioso” que ningún artista español, de los que dicen que son “solidarios” con las causas populares en Latinoamérica, haya mostrado ningún interés en acudir a este concierto. Y ya saben a quienes me refiero.

 

El Comité Nacional de Paro, compuesto por centrales sindicales, movimientos sociales, agrupaciones indígenas y estudiantiles de Colombia, afirmó que la huelga general del miércoles 4 de diciembre se sostiene y están programadas grandes movilizaciones a partir de las 11 de la mañana (hora local) en varios puntos del país.

En los días previos, los organizadores de la manifestación expresaron la consigna principal desde las redes sociales: “Contra el ‘paquetazo’ de Iván Duque, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial”. Además, pidieron marchar “por la vida y la paz”.

Ocurrió en marzo de 2003, en un consejo comunitario realizado en Corozal, Sucre. El alcalde de ‘El Roble’ tuvo el coraje de pararse frente a Álvaro Uribe y decirle: —Presidente, a mí me van a matar—.

En efecto, menos un mes después de implorarle ayuda, estaba muerto. ¿Como reaccionó el Presidente Uribe? Nombrando a sus asesinos en cargos diplomáticos en el exterior.

Eudaldo León ‘Tito’ Díaz Salgado había sido destituido meses atrás por no aceptar las ordenes del Gobernador de Sucre, Salvador Arana Sus, de desviar los recursos del municipio a la causa paramilitar.

Era militante del Polo Democrático y uno de los pocos políticos sucreños que hasta ese momento seguían con vida, a pesar de oponerse a ser manejado por los paramilitares.

Poco después, en 5 de abril de ese año, desapareció. A los cinco días apareció su cuerpo sin vida en una de las salidas de Sincelejo.

Antes de que todo esto ocurriera, Eudaldo Díaz les había advertido a sus familiares que si algo le pasaba, el responsable era Salvador Arana, a quien el Alcalde había denunciado como el más corrupto dentro de la administración del departamento.

Esta semana la Fiscalía parece haberle dado la razón a la víctima. Llamó a indagatoria y le dictó medida de aseguramiento al ex gobernador y ex diplomático Arana por los delitos de desaparición forzada y homicidio agravado. La Fiscalía lo acusa de ser el “determinador” del crimen. Versiones de varios testigos lo incriminan.

Pese al asesinato del alcalde del Roble, a sus denuncias, a los señalamientos en sus cartas y a las suplicas en plena televisión nacional al Presidente Uribe para que lo ayudara y no lo dejara matar, Alvaro Uribe Vélez nombró a Salvador Arana en el cuerpo diplomático de la embajada de Colombia en Chile.

Lo que causa curiosidad es que las pruebas que entregó el testigo fueron descalificadas hace tres años por el fiscal Luis Camilo Osorio, quien de su puño y letra firmó el auto inhibitorio para investigar a Arana.

La perla del concepto del ex fiscal Osorio es un párrafo donde dice que los cargos imputados por el testigo “se aprecian inverosímiles, pues no puede creerse que una persona con la trayectoria y formación del doctor Salvador Arana participe en conductas tan reprobables como las que gratuitamente se le endilgan”.

”…si vamos a eliminar a la guerrilla, tenemos que empezar eliminando a los corruptos, que le están haciendo más daño al país que incluso la propia guerrilla y las propias autodefensas.”

Eudaldo ‘Tito’ Díaz Salgado, verdadero Heroe, el 1º en destapar la olla podrida de la Parapolítica.

Manifestantes antigubernamentales se enfrentaron con la Policía en Bogotá durante el paro nacional que tuvo lugar en Colombia el pasado 21 de noviembre para protestar contra las políticas sociales y económicas del presidente de ese país, Iván Duque, como parte de su Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Los agentes antidisturbios intentaron dispersar con gas lacrimógeno y cañones de agua a las personas concentradas, que permanecieron en las calles a pesar de las fuertes lluvias.

El paro contra el llamado “paquetazo de Duque” ha estado precedido de allanamientos a organizaciones sociales y fuerte presencia de los cuerpos de seguridad del Estado en las calles, lo que ha sido catalogado por sus organizadores como “tratamiento de guerra, persecución y criminalización de la protesta“.

Los días previos han estado marcados por los reiterados desmentidos del presidente Iván Duque sobre las supuestas reformas laborales y pensionales que haría su Gobierno, junto a los llamados de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez a estar alertas ante los “intereses de otros” que quieren “destruir a Colombia como lo han hecho en Chile y Ecuador”.

Por otro lado, la tensión se elevó con los allanamientos “preventivos” en busca de “material terrorista” en medios de comunicación y colectivos y con el reforzamiento de la presencia de los militares en las calles, mientras que la frontera está cerrada desde la medianoche del martes.

A %d blogueros les gusta esto: