Category: COLONIALISMO


El importante estudio académico de la disidente israelí Nurit Peled-Elhanan, ‘Palestina en los libros escolares israelíes‘ es una lectura esencial para cualquiera que quiera comprender algunas realidades importantes sobre el estado y la sociedad israelíes.

Como entidad colonial, el verdadero cambio nunca puede venir de la sociedad israelí. Debe ser impuesto desde el exterior. Al igual que los sudafricanos blancos, los israelíes judíos nunca abandonarán voluntariamente su posición privilegiada como colonos.

El apartheid sudafricano fue derrotado por las masas de Sudáfrica (con el apoyo de algunos disidentes blancos) y sus líderes políticos, en alianza con una campaña de solidaridad global.

Del mismo modo, el apartheid israelí será derrotado por la lucha palestina. Esta lucha es apoyada por una minoría de disidentes israelíes y por algunos colectivos solidarios internacionales, especialmente el movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones).

El libro de Peled-Elhanan es un estudio importante que analiza 17 libros de texto escolares, sobre historia, geografía y estudios cívicos. Como puede verse por lo que dice en el video, la autora llega a algunas conclusiones tan reales como crudas.

Cuando se menciona a los palestinos, los libros oficiales proclaman un ‘discurso racista’, que literalmente borra a Palestina del mapa. En esos textos solo hablan de ‘la Tierra de Israel’.

La autora explica que ninguno de esos libros incluye información positiva sobre ‘el aspecto cultural o social del pueblo y la forma de vida palestina: no se hace mención alguna de la literatura, la poesía, historia, agricultura, arte, arquitectura, costumbres y tradiciones de ese pueblo’.

LA XENOFOBIA, EL RACISMO, EL ODIO A PALESTINA, SE LE INCULCA A LA INFANCIA DE ISRAEL, COMO SE HIZO DURANTE EL APHARTEID EN SUDÁFRICA CONTRA LA POBLACIÓN ORIGINARIA NEGRA, PERO NACIONES UNIDAS NO SANCIONA AL RÉGIMEN DE ISRAEL, PORQUE LOS EE.UU. NO LO PERMITEN

De las raras menciones en las que se habla de Palestina, se hace de una forma abrumadoramente negativa y estereotipada: “…en todos los libros se representa a los habitantes por medio de iconos racistas o imágenes degradantes en las que se les clasifica como terroristas, refugiados y agricultores primitivos”.

La autora concluye que en esos textos para la infancia se presenta la cultura judía-israelita como superior a la árabe-palestina, los conceptos de progreso judío como superiores al estilo de vida palestino-árabe y el comportamiento judío como alineado con los valores universales’.

En general, esta narrativa constituye una estrategia burda instigada por grupos de propaganda antipalestina, como la dirigida por el colono israelí Itamar Marcus y su ‘Observación de los medios de comunicación palestinos‘.

El libro de Peled-Elhanan demolió por completo un segundo mito israelí complementario: que los israelíes, en contraste con los palestinos cobardes, ‘enseñan a amar al prójimo’, citando esa frase del ex ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, un connotado criminal de guerra.

Hace siete años, cuando se publicó este libro de Peled-Elhanan, la autora advirtió que, en contraste con las esperanzas liberales de cambio dentro de la sociedad israelí, las cosas se movían ‘hacia atrás y hacia atrás‘ y que los libros de texto actuales eran poco más que ‘manifiestos militares ‘.

Tenemos tres generaciones de estudiantes que ni siquiera saben dónde están las fronteras‘, entre Cisjordania y el resto de la Palestina histórica, afirma en este video. Siete años después de la publicación, las cosas solo han empeorado progresivamente.

El video circuló en las redes sociales, donde se ve a varios jóvenes soldados israelíes celebrando y riendo, después de que dinamitar decenas de hogares palestinos al este de Jerusalén. Esos mismos soldados son un producto del régimen educativo de Israel.

A medida que crece la opresión violenta contra ese pueblo originario, se hace cada vez más evidente para el mundo, aunque los medios estadounidenses y europeos no denuncian el odio que se inculca a la infancia contra la población palestina, incluso entre la base de votantes y activistas del Partido Demócrata en los Estados Unidos, que anteriormente apoyaba al gobierno de Rami Hamdallah.

En los últimos años, Netanyahu no confía totalmente en el apoyo externo hacia su gobierno; por ello es muy importante que este apartheid  circule en la red de redes y garantice que la próxima generación de colonos y soldados no sea manipulada por la ideología oficial del estado israelí: el sionismo.

En junio de 2019 se supo que el gobierno de Netanyahu comenzó a exigir a todos los estudiantes de secundaria, incluidos los palestinos (que son considerados ‘ciudadanos’ de segunda clase de Israel), que aprueben un curso de esa propaganda gubernamental si quieren participar en viajes al extranjero.

Según el grupo palestino de derechos humanos Adalah, el curso ‘promueve la ideología racista‘, lavando el cerebro de los estudiantes con el mito de que los palestinos son genéticamente unos salvajes.

Adalah presenta un ejemplo de cómo Israel manipula la conciencia de la infancia con una pregunta y una respuesta: ‘¿Cómo usan las organizaciones palestinas las redes sociales digitales?‘ La respuesta es: ‘Alentando la violencia contra el pueblo judío’.

‘Otra pregunta pide a los estudiantes que identifiquen los orígenes del antisemitismo moderno’, explica Adalah. ‘La respuesta correcta del examen debe ser: “Las organizaciones musulmanas ‘y el movimiento BDS‘.

De esta manera, Netanyahu y su gobierno están enseñando a sus hijos a odiar: odiar a los palestinos, odiar a los musulmanes, odiar a los árabes en general y odiar a cualquiera que les apoye o se solidarice con ellos contra la opresión que sufren desde hace decenios.

 

 

 

 

 

* Este artículo fue publicado originalmente en el Monitor de Medio Oriente.
https://ahtribune.com/world/north-africa-south-west-asia/palestine/3357-israel-teaches-its-children-to-hate.html

Si bien, el escenario ya es conocido, sobre todo por los latinoamericanos, nunca está de más refrescar las cifras… y la memoria.

ACTUALMENTE, EXISTEN MÁS DE 70 BASES DE EE.UU. EN TODA AMÉRICA LATINA. ESTE ES SOLO UNO DE LOS DATOS QUE DA CUENTA DE LA ASIMÉTRICA RELACIÓN ENTRE EL IMPERIO Y LOS PAÍSES DE LA REGIÓN.

La historia de la relación de Estados Unidos con América Latina es tan remota como desigual. Si bien, el escenario ya es conocido, sobre todo por los latinoamericanos, nunca está de más refrescar las cifras… y la memoria.

EXPLOTACIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES

El 25 por ciento de los recursos naturales, entre enérgicos y de materias primas, que consume EE.UU., proviene de América Latina; dejándole a los países de la región entre el 1 y el 2 por ciento de ganancias de sus propios recursos, además de la responsabilidad de lidiar con los daños medioambientales y sociales que dejan estas explotaciones.

DEUDAS MÁS QUE ECONÓMICAS

En total, América Latina mantiene una deuda externa que alcanza el medio billón y medio de dólares entre lo adeudado al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, organismos internacionales cuyos principales accionistas provienen de bancos privados de EE.UU.

Si trasladamos a estadísticas la suma de las deudas de la región latinoamericana con el FMI y el Banco Mundial, podríamos decir que cada hombre y mujer latinoamericano nace debiendo 2.500 de dólares a estas bancas; con lo que su vida ya está hipotecada.

COLONIAS DE LOS EE.UU.

La mayoría de los Gobiernos de América Latina son neoliberales, lo que permite excelentes condiciones para la industria estadounidense, que se instalan en dichos países aprovechando las facilidades gubernamentales para la explotación de sus recursos y la falta de regulación laboral y medioambiental.

El negocio entre EE.UU. y los países latinoamericanos neoliberales consiste en que el imperio extrae de estas naciones materias primas a muy bajo costo, que procesa y vende a los mismos países, pero a elevados precios.

¿Cuál es la ganancia de los Gobiernos explotados?: Convertirse en colonias del imperio, al no contar con la industria necesaria para explotar sus propios recursos.

Sebastián Piñera, Presidente de Chile, exhibía orgulloso ante Donald Trump un gráfico que muestra la enseña chilena, siendo parte de la bandera – modificada para tales efectos – de EE.UU.

De esta manera, se asume una relación de dependencia económica y social; una “alianza” asimétrica, de patrón y empleado; lo que permite que, entonces, EE.UU. incida en los asuntos internos de las naciones.

Paradójicamente, gran parte de las poblaciones de esas naciones son las que han emigrado de manera masiva hacia EE.UU., escapando de la pobreza.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) más de 1.400 inmigrantes llegan diariamente a la frontera sur del país norteamericano.

EN LA MIRA DEL IMPERIO

Asimismo, cuando un país latinoamericano que era parte de las colonias del imperio, asume un Gobierno contradictorio a sus políticas y modifica el modo operativo en materia económica, EE.UU. arremete contra este, a través de distintos mecanismos, como golpes de Estado, guerras económicas, bloqueos financieros, sanciones, campañas mediáticas, y el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA) o el autodenominado Grupo de Lima. Y por si todo ello fuera poco, en todo el continente latinoamericano existen 70 bases militares existen de los EEUU de Norteamérica.

https://www.telesurtv.net/news/datos-cifras-eeuu-explotacion-latinoamerica-20190112-0009.html

Para España es muy importante recuperar Gibraltar, perdida desde el 4 de agosto de 1704, ante Reino Unido, a lo largo de estos 300 años.

Los especialistas Carlos Martínez y Francisco Peña Torres explicaron el tema de la disputa por Gibraltar. Ambos analistas señalaron que la derecha española los que han reivindicado el restablecimiento de ese territorio como ibérico. teleSUR

A %d blogueros les gusta esto: