Category: CUBA


Al conocer las sanciones aplicadas por el Tribunal Supremo español, en el juicio del procés contra doce líderes independentistas catalanes, solo cabe preguntarse:

¿Qué enseñanzas democráticas le brinda Europa a Cuba cuando le exigen: “disponer de instituciones estables que garanticen la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y el respeto a las minorías”?.

A Cuba y a Venezuela las condenan porque, según Estados Unidos, el Parlamento Europeo y el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid y dirigido por una española, “no cumplen con los requisitos de democracia de cualquier país europeo”.

Sin embargo, las recientes sanciones impuestas a los líderes independentistas catalanes, son una prueba de las violaciones de los derechos a la libre determinación de las minorías, discriminación por razones políticas y el uso excesivo y arbitrario de la fuerza contra ciudadanos que muestran su descontento y desean su independencia.

Pero el silencio cómplice marca la diferencia del tratamiento a este caso, que viola los derechos de quienes votaron libremente a favor de independizarse de España.

A estos opositores, los persiguieron, solicitaron su detención a otros estados, e incluso la deportación para ser juzgados y sancionados.

Los delitos aplicados son por sedición y malversación, algo insostenible porque todas sus solicitudes fueron en las urnas, gústele o no a una parte de los españoles, pues lo hicieron acorde a sus leyes.

Sobre aquellos que se encuentran hoy en otros países, el Tribunal Supremo dictará órdenes para que se les deporte hacia España, no reconociéndoseles su condición de disidentes políticos.

Bien diferente es la conducta con la que España asume el tratamiento a los cubanos que, creados y financiados por Estados Unidos, intentan desestabilizar a la Revolución.

A esos les acoge en su embajada en La Habana, les da fácilmente visas para visitar España y hacer campañas contra Cuba, incluso se les denominan “opositores al gobierno”, desconociendo el carácter mercenario y la ausencia de apoyo popular.

Muchos de esos lacayos al servicio de los yanquis han sido acogidos por España, como fue el caso del llamado grupo 75, donde la iglesia católica cubana medió para que salieran de Cuba, pero para el asombro de muchos, al llegar a la península ibérica, se les cambió el calificativo de “disidentes”, con el que se le llamaba mientras estaban en la Isla, por el de revoltosos, algo que siempre han sido siguiendo instrucciones de la misión diplomática estadounidense, con el fin de crear desórdenes públicos y llamar la atención de la prensa extranjera al servicio de ellos.

¿Pedirle a Estados Unidos que mantenga la guerra económica, comercial y financiera contra todo un país, no es acaso un delito de sedición?

¿Declararse partidarios de una invasión del ejército yanqui a Cuba, no es un delito de sedición?

¿Servir por dinero a una potencia extranjera como Estados Unidos, para derrocar al sistema político, económico y social de Cuba, no es sedición?

¿Aceptaría España que Cuba acogiera en su territorio a organizaciones catalanas que exigen su independencia?

¿Y por qué el gobierno español, basado en una supuesta democracia, permite que organizaciones contrarrevolucionarias se radiquen, trabajen, hagan campañas políticas y conspiren contra el estado cubano, como son el Observatorio Cubano de Derechos Humanos presidido por Elena Larrinaga, organizadora de actividades con elementos de los grupúsculos contrarrevolucionarios residentes en Cuba, y el Movimiento Cristiano de Liberación, entre otras organizaciones anticubanas?

La propia Elena Larrinaga, en nombre de la organización contra Cuba denominada Observatorio Cubano de Derechos Humanos, en 2017 envió una carta a la Alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, donde le sugirió incluir en el Acuerdo con el gobierno de Cuba, aspectos como: “La proscripción de la discriminación por razones políticas; un cronograma de ratificación de los Pactos internacionales de los que La Habana es firmante; la inclusión de la sociedad civil en el diálogo político; un mecanismo alternativo de denuncias ciudadanas y asegurar la libertad para entrar y salir de la Isla”.

Esa posición es una evidente acción política contra otro Estado desde el territorio español y una injerencia en los asuntos internos de Cuba, además de falsear la realidad que viven los cubanos.

Elena Larrinaga sigue instrucciones de Estados Unidos, e incluso recibe dinero para sostener esas acciones anticubanas, visualizarlas entre la sociedad española, con el fin de difamar y tergiversar la realidad de un país que construyen día a día lo que la guerra económica, comercial y financiera intenta destruir.

¿Por qué ante la situación que viven los catalanes no asume la misma conducta?

Ningún gobierno ni partido político español, toleraría que Cuba o Venezuela, aceptaran que una organización catalana independentista hiciera algo similar.

La prensa de Cuba no habla en contra del gobierno de España, ni hace campañas contra las violaciones de derechos humanos, de manifestación, contra los arrestos injustificados que ejecuta la policía sobre españoles que exigen derechos laborales, la independencia de Cataluña, u otros reclamos políticos, económicos y sociales. Tampoco critica el tratamiento a las minorías étnicas y a los inmigrantes africanos.

España es un socio comercial importante para Cuba y sus inversiones económicas representan ganancias para ambos países, por eso se oponen a las sanciones contra sus empresarios, pero políticamente asume posiciones bien diferente, cuando en la península hay mucha tela sucia por donde cortar, como la amplia corrupción que mancha a las más altas posiciones políticas, la represión brutal contra los que exponen públicamente sus reclamos y los cientos de detenciones arbitrarias, cosas de las que en nada pueden darle lecciones de democracia a los cubanos.

Por eso a Cuba no le amedrentan las denuncias basadas en mentiras fabricadas por Estados Unidos, sigue la lucha por mantener su soberanía y resiste con estoicismo múltiples presiones, pues como aseguró José Martí:

Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”.

*Arthur González, cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.
http://martianos.ning.com/profiles/blogs/las-ense-anzas-de-la-democracia-europea-por-arthur-gonz-lez

 

Miles de cubanos despidieron este sábado a la emblemática figura de la danza mundial Alicia Alonso en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso en la capital de la isla.

La prima ballerina assoluta cubana murió el pasado jueves a las 98 años, en un hospital de la Habana, debido a una enfermedad cardiovascular.

 

Periodistas de medios públicos cubanos recibieron la semana pasada mensajes y llamadas telefónicas del Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), una ONG vinculada a campañas políticas contra gobiernos y organizaciones progresistas en América Latina, particularmente obsesionada con las líneas de ataque a la Revolución bolivariana.

Sorprendentemente, un funcionario de IPYS informó a nuestros compañeros que habían sido seleccionados algunos de sus trabajos para un concurso de crónicas sobre asuntos cubanos, en el que no habían participado y que auspicia este Instituto.

Poco después el IPYS anunciaba, a bombo y platillo, una lista “ecuménica” de finalistas que incluye textos publicados originalmente en medios públicos y privados, entre estos últimos algunos con una línea editorial abiertamente antisocialista y alineada a las políticas de Washington contra el gobierno cubano.

La IPYS es la organización más importante del grupo GALI (Grupo Andino de Libertades Informativas), que canaliza los fondos para la injerencia y la subversión de las agencias estadounidenses en el frente de las “violaciones a la libertad de expresión”.

Basta una búsqueda somera en Internet y se encontrará a esta organización en primera línea contra la Ley de Medios que impulsó el gobierno de Rafael Correa en Ecuador; en las campañas de fake news contra Evo Morales (el caso TIPNIS, de un supuesto hijo del mandatario que nunca existió y que envenenó un referendo en Bolivia), y en la artillería mediática que sustenta al autoproclamado Juan Guaidó, en Venezuela, por citar algunos ejemplos.

¿Quién paga y quien manda en IPYS? Sus donantes son la OEA, la National Endowment for Democracy (NED) y la Open Society Foundations (OSF), de George Soros, financistas que orgullosamente se proclaman en la página web de este instituto.

¿Hará falta recordar qué son estas organizaciones “caritativas”? La OEA, ese organismo indefendible que actúa en nombre de la democracia sólo cuando así conviene a los intereses estadounidenses y de las oligarquías locales latinoamericanas, no hizo nada para parar las dictaduras latinoamericanas en la época dorada del Plan Cóndor y los atentados terroristas de la CIA contra civiles cubanos.

SOROS CON SU AMIGO, YA FALLECIDO, JOHN MC CAIN, QUE FUERA PRINCIPAL DEFENSOR Y ASESOR DE LOS MILES DE TERRORISTAS DEL ISIS

En años recientes, el organismo panamericano no solo se ha prestado para satanizar a Venezuela, a Cuba y a Nicaragua a la orden de John Bolton, sino que fue incapaz de hacer algo para impedir un golpe de Estado en Honduras o para denunciar las conspiraciones parlamentarias que depusieron a los mandatarios Fernando Lugo, de Paraguay (2012) y Dilma Rousseff, de Brasil (2016).

¿Y la NED, “pantalla de la CIA” -apelativo que no se le debe al diario Granma, sino a The New York Times?

Quien revise ahora mismo la página oficial encontrará el listado de los jugosos presupuestos federales destinados en el 2018 al cambio de régimen en Cuba -tendremos que esperar a enero para saber los que están entregando en el 2019.

Invariablemente, los destinatarios de los fondos de la NED, como el IPYS, militan en la nueva o vieja contrarrevolución que suele tener más recursos y medios para expresarse que los cubanos, porque es un apéndice de la política norteamericana y dispone de toda la prensa de derecha para su vocería.

A esto se suman las acciones que violan flagrantemente la libertad de expresión de los revolucionarios cubanos en las plataformas estadounidenses, como el reciente bloqueo de Twitter a más 200 cuentas de periodistas y medios públicos nacionales en esta red, muchas de las cuales no han sido restituidas a sus titulares.

George Soros, multimillonario detrás de la Open Society, es un conocido promotor del caos global desde Ucrania hasta los Balcanes, según los documentos filtrados por DC Leaks. Recientemente su mano peluda, junto con la NED, ha aparecido meciendo la cuna de las manifestaciones en Hong Kong.

Wayne Madsen, ex investigador de la célebre Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, en su libro Soros: el quantum del caos, ha documentado con pelos y señales la participación de la OSF en la desestabilización de los Balcanes, su doble juego en el Cáucaso, su colaboración en el golpe en Honduras, su infiltración en China, sus redes de apoyo a las “revoluciones de color” y las “revoluciones árabes”, y su injerencia en América Latina.

La Unión de Periodistas de Cuba tiene bases políticas y éticas muy claras; caben en su seno múltiples opiniones, pero no comulgamos ni con la NED, ni con la OEA, ni con la Open Society de Soros, funcionales a las estrategias del gobierno de Estados Unidos para asfixiar a nuestro país.

Sus operaciones son inmorales e ilegales bajo los principios cívicos y las normas jurídicas cubanas. Refuerzan aún más el bloqueo económico, promueven la desestabilización, cortejan a los medios privados y llevan adelante una gigantesca campaña que le niega la sal y el agua al gobierno de Miguel Díaz-Canel, mientras omiten lo que no les conviene, tergiversan la realidad y calumnian groseramente a quienes defienden el socialismo y la Revolución cubana.

La IPYS ha manipulado a nuestros compañeros para auspiciar una nueva campaña contra el sistema público cubano.

Lleva impreso un sello político contrarrevolucionario, con vergonzosos ecos en las redes que llegan al extremo de sugerir que la UPEC acepte dinero de organizaciones que tienen las manos manchadas de sangre y usan la retórica de la libertad de expresión con fines ideológicos y como ariete político.

La Unión de Periodistas de Cuba denuncia enérgicamente esta manipulación y reafirma que lo más importante para nuestra organización es persistir con nuestro proyecto de transformar el sistema de medios públicos, para más socialismo y para más Revolución.

Y si de siglas se trata, que se tenga en cuenta que la UPEC seguirá defendiendo sus postulados fundacionales sin el dinero ni las falsedades de la OEA, la NED, la OSF, la IPYS y otras subsidiarias del gobierno de Estados Unidos.

Presidencia de la Unión de Periodistas de Cuba

DESDE CUBA

 

Desde Cuba” en una transmisión desde el Palacio de las Convenciones en la sesión extraordinaria de la Novena Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde se eligieron los cargos fundamentales del Estado, en una colaboración entre la Agencia Cubana de Noticias y Cubadebate

 

El docente Yuri Pérez señaló que la elección, por primera ocasión en 43 años, del presidente y vicepresidente, reviste una “importancia cardinal”; igual sucede con la votación para definir la presidencia de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Rusia actuará en colaboración con Cuba en el campo de la energía, dañada por el bloqueo de Estados Unidos, y está en diálogo con el país latinoamericano sobre el uso pacífico de la energía nuclear en los campos de la medicina y la agricultura.

Actualmente estamos discutiendo una amplia gama de usos no energéticos de la energía nuclear pacífica. En particular, estamos discutiendo el uso de tecnologías nucleares en la medicina y la agricultura”, dijo el viceprimer ministro ruso Sergey Prijodko.

Rusia planea invertir hasta 700 millones de euros en la renovación de diez unidades de generación eléctrica en tres centrales termoeléctricas cubanas. Según el político ruso, “se planean fondos para llevar a cabo el proyecto“.

Además, Moscú está dispuesto a ayudar a desarrollar la energía atómica en la isla si el gobierno cubano decide construir plantas de energía nuclear, agregó Prijodko.

Por su parte, el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, reiteró durante su visita al país latinoamericano que su país continuará fortaleciendo la cooperación con Cuba a pesar de la presión externa.

En los últimos meses, el bloqueo energético de Estados Unidos contra Cuba ha empeorado; existe el deseo de crear un ambiente tóxico en torno a la cooperación económica de Rusia con Cuba, asustar a los inversores económicos y lograr un bloqueo energético del isla “, dijo el primer ministro ruso, y agregó que Rusia siempre se ha opuesto abiertamente al uso de sanciones en la política internacional.

Sin embargo, la experiencia de Cuba durante casi 60 años en la lucha contra el embargo muestra que con estos intentos no se puede lograr nada, al igual que no podemos tener éxito con los intentos de ejercer presión sobre nuestro país“, agregó Medvedev.En este sentido, instó a La Habana a unir fuerzas para lograr una cooperación aún más profunda y reiteró la solidaridad de Moscú con la nación latinoamericana.

Además, el Primer Ministro subrayó que Rusia y Cuba continuarán cooperando en diferentes áreas. “Hemos decidido continuar apoyando activamente proyectos conjuntos a gran escala en diversos sectores: transporte, infraestructura, agricultura, energía, alta tecnología y desarrollo digital”.

https://www.lantidiplomatico.it/dettnews-un_punto_di_vista_alternativo_sulle_proteste_a_hong_kong/5694_31000/

Al pueblo cubano es imposible doblegarlo y eso lo demuestra hoy la historia, declaró la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, al denunciar la agresión de Washington contra Venezuela y el país caribeño.

ESCUCHAR LAS EXPLICACIONES DE MARIA ZAJAROVA ES UN PLACER QUE CONTRASTA CON LAS PATÉTICAS INTERVENCIONES DE SUS HOMÓLOGAS OCCIDENTALES

‘Surge la siguiente pregunta: ¿acaso toda la historia de la región, incluida la de Cuba, no le enseñó nada a los estadounidenses? A los cubanos es imposible doblegarlos y eso esta demostrado por la historia’, declaró la portavoz.

Los pasos aplicados por Washington, sobre todo, los vinculados con el recrudecimiento de las sanciones humanitarias contra Venezuela y sus aliados, en primer lugar Cuba, y los comentarios de funcionarios norteamericanos, dejan mucho que desear, opinó Zajarova.

Así, el llamado representante estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams, indicó que las actuales medidas relacionadas con los energéticos causan problemas a la economía y la esfera social de Cuba, pero reconoció que aún nadie en la isla corre a los pies de Estados Unidos, afirmó.

La vocera de la Cancillería también denunció el intento de incluir el caso venezolano en un supuesto contexto de lucha antiterrorista regional por Estados Unidos para realizar una maniobra que recuerda mucho como se concibieron las acciones para desestabilizar Siria.

En ese sentido, advirtió sobre la reducción por la Casa Blanca de los límites de una posible utilización de la fuerza contra Venezuela y recordó la posición rusa de oposición frontal a cualquier uso o amenaza de empleo de la violencia contra ese país suramericano.

La portavoz se refirió a un reciente encuentro que sostuvo en la ONU el ministro de Asuntos Exteriores Serguei Lavrov con sus colegas de Argentina, Cuba, Chile, Ecuador, México y del gobierno de Venezuela, para confirmar la necesidad de favorecer un diálogo en ese último país.

Zajarova consideró muy favorable el funcionamiento de la mesa de negociaciones con la oposición desde mediados de septiembre pasado, con pasos concretos dados por parte del gobierno venezolano, aunque la oposición radical hace todo lo posible por desacreditar ese proceso.

Además, la oposición recalcitrante venezolana, indicó la vocera, difunde noticias falsas como un supuesto encuentro de Lavrov con el diputado Juan Guaidó, investigado por vínculos con grupos criminales y que en enero pasado se autoproclamó presidente encargado.

Pero Rusia insiste en la necesidad de un diálogo interno de todas las fuerzas políticas, para buscar una solución pacífica al diferendo venezolano, reiteró la jefa del departamento de prensa de la Cancillería.

tgj/to / https://www.prensa-latina.cu

Los esfuerzos antiterroristas de Cuba para proteger a su nación se conocen mejor a través de la historia de los Cinco Héroes Cubanos, quienes se infiltraron en organizaciones terroristas de Miami, patrocinadas por el gobierno de Estados Unidos.

RENÉ GONZÁLEZ ES HOY VICEPRESIDENTE DE LA SOCIEDAD CULTURAL “JOSÉ MARTÍ” EN LA HABANA (CUBA)

Los ciclos repetitivos de interferencia e intervención extranjera en América Latina y en otros lugares dan testimonio de la importancia de una lucha anticolonial y antiimperialista consistente que tenga el potencial de seguir siendo internacionalista.

En la Segunda Declaración de La Habana, Fidel escribió : “Cuba y América Latina son parte del mundo. Nuestros problemas forman parte de los problemas engendrados por la crisis general del imperialismo y la lucha de los pueblos subyugados: el choque entre el mundo que está naciendo y el mundo que está muriendo. La odiosa y brutal campaña desatada contra nuestra nación expresa el esfuerzo desesperado, así como inútil, que los imperialistas están haciendo para evitar la liberación del pueblo. Cuba lastima a los imperialistas de una manera especial “.

Después de la Revolución Cubana, los Estados Unidos justificaron la intervención extranjera en América Latina como un elemento disuasorio para que otros países siguieran el ejemplo socialista de Cuba. Mientras Estados Unidos estaba ocupado respaldando las dictaduras en la región, también financiaba ataques terroristas contra Cuba.

Los esfuerzos antiterroristas de Cuba para proteger a su nación, se conocen mejor a través de la historia de los Cinco Héroes Cubanos, quienes se infiltraron en organizaciones terroristas patrocinadas por el gobierno de Estados Unidos en Miami e informaron al gobierno revolucionario de la isla. Detenidos durante largos años, René fue el primero en ser liberado.

Ramona Wadi: ¿Cuáles son las implicaciones y consecuencias para Cuba debido a la interferencia de Estados Unidos en Venezuela?

René González: Cuba es el objetivo final de las políticas de agresión de EE. UU. No solo contra Venezuela, sino contra lo que el gobierno de EE.UU. considera su patio trasero: América Latina, que fue el principal proveedor de capital para el desarrollo del imperialismo estadounidense.

Saben que Cuba representa la brújula moral de las revoluciones latinoamericanas y Venezuela ha sido el principal apoyo económico de la Alianza Bolivariana de las Américas, lanzada por Hugo Chávez y Fidel Castro para practicar una relación regional basada en la solidaridad y el beneficio mutuo.

Al apuntar a la economía venezolana, aspiran a deshacerse del gobierno bolivariano y finalmente dañar a Cuba y llevarlo de vuelta a la era post-soviética.

No podemos subestimar las implicaciones de tales políticas de agresión. Además del daño que el bloqueo económico inflige directamente a Cuba, mientras hablamos, derrocar a la revolución bolivariana seguramente agregaría algunas dificultades para nosotros; pero hoy estamos mejor preparados para enfrentar tal escenario.

Sin embargo, no solo le debemos a nuestro pueblo, sino a América Latina en su conjunto y especialmente al pueblo venezolano, nuestra solidaridad y apoyo sinceros si queremos avanzar hacia los sueños de Simón Bolívar y José Martí por un continente con un destino mejor y soberano.

Ramona Wadi: A pesar de sus dificultades debido al bloqueo ilegal, Cuba se ha mantenido a la cabeza en lo que respecta a la alfabetización y al sistema sanitario, así como al apoyo internacionalista en muchos países en el extranjero. ¿Puedes comentar sobre este logro?

René González: La medicina y la alfabetización generalmente se citan entre los logros más importantes de la revolución cubana, pero esos y otros logros siempre se dirigieron al objetivo final de criar un mejor ser humano: un ser humano capaz de superar su circunstancia.

Ese ser humano, el revolucionario cubano, es la clave para cada éxito posterior de la revolución que lo llevó a comenzar, y para la postura que ahora tiene Cuba en la arena internacional.

Fidel siempre entendió que no podemos aspirar a construir una Cuba mejor si no habitamos en un mundo mejor. ¿Cómo habría sobrevivido la revolución a fines del siglo XX si no fuera por la solidaridad que habíamos brindado al resto del mundo antes?

No podemos negar el crédito al imperialismo estadounidense por el brutal régimen de agresión al que sometieron a Cuba durante los primeros años de la revolución. El pueblo cubano pudo ver su verdadero rostro.

Al defender la patria contra la CIA y sus representantes, desarrollamos una profunda conciencia antiimperialista y nos volvimos más comprometidos con los ideales internacionalistas que Fidel nos inculcó.

Ramona Wadi: Mientras Estados Unidos está interfiriendo en Venezuela, ¿qué imagina que tiene reservado para Cuba y cómo la isla y su revolución resistirán políticamente?

René González: Como dije antes, América Latina fue el primer proveedor de capital excedente para el desarrollo frenético del imperialismo estadounidense, justo después de agotar sus principales fuentes de acumulación mediante la explotación de la esclavitud y la mano de obra barata durante el siglo XIX. Eso implica una relación de explotación hacia América Latina a la que no pueden renunciar, y la revolución cubana ha sido un desafío para esa relación.

Desde su punto de vista, el único fin aceptable para Cuba debería ser volver a lo “normal”, lo que significa volver a depender del capital financiero de los Estados Unidos, tal como han podido mantenerse, digamos, Honduras, Guatemala o cualquier otro. País de la zona.

Significaría un retorno del capital como Dios, con el mercado como su profeta; con todas las implicaciones que tiene en términos de relaciones sociales y la degradación de los valores humanos que hemos construido durante estos 60 años de revolución.

El pueblo cubano ha demostrado consistentemente que no queremos seguir ese camino, como lo demostró durante la votación para la nueva constitución socialista, por el 75 por ciento de los votantes registrados.

Aunque reconocemos la necesidad de aplicar algunas reformas para acelerar nuestra economía, lo que implica algunas concesiones al mercado, depende de nosotros mantenerlas bajo control, y es nuestra responsabilidad equilibrar esas reformas con la voluntad política de mantener el valores humanos de la revolución; aumentar y profundizar la participación política de la ciudadanía en la construcción del socialismo, y no renunciar al sueño de construir una sociedad que genere un mejor ser humano, capaz de quitarle el poder al capital y dárselo a la humanidad.

Ramona Wadi: ¿Qué opina sobre la represión de Israel de las protestas de la Gran Marcha del Retorno?

René González: El régimen sionista nunca permitirá el regreso de los refugiados, al menos no sin una gran pelea. Cualquiera sea la solución al conflicto israelo-palestino, el regreso de los legítimos propietarios a esas tierras es una variable que, con buenas razones, asusta a los sionistas.

El regreso se encuentra en el camino de su objetivo de acabar con los palestinos como pueblo. Por otro lado, es inconcebible pensar en una solución sin que se cumpla ese derecho elemental.

No hace falta decir que los palestinos tienen derecho a ese derecho y merecen toda la solidaridad del mundo para lograrlo. Solo el apoyo abierto y criminal del imperialismo internacional permite a los sionistas negar a los palestinos el regreso a su tierra.

Ese apoyo criminal solo se puede cumplir con éxito con la lucha de los palestinos unidos y la fuerte y creciente solidaridad de las personas progresistas de todo el mundo.

Ramona Wadi: ¿Cómo ha cambiado el apoyo de Cuba a Palestina desde la visita del Che Guevara a Gaza el 18 de junio de 1959 en los primeros meses de la Revolución Cubana?

René González: Comencemos recordando que Cuba se encontraba entre los 13 países que no aprobaron la creación del estado de Israel, y uno de los dos únicos países no musulmanes que tomaron esa posición.

El discurso del Dr. Ernesto Dihigo, en representación de Cuba en la ONU en ese entonces, fue una obra maestra brillante de jurisprudencia y ética, que denunció el sionismo incluso antes de que se apoderaran de Palestina.

La conciencia colectiva cubana, probablemente debido a que nuestra propia lucha anticolonial, está tan cerca de la historia, es muy comprensiva con cualquier víctima del colonialismo.

Con la llegada de la Revolución, esa oposición a cualquier forma de colonialismo, incluido, por supuesto, el sionismo, se convirtió en un elemento central de la política exterior de Cuba.

Los viajes del Che Guevara por los países del tercer mundo fueron fundamentales para dar forma al enfoque proactivo y militante de esa política desde los primeros días de la Revolución.

Che Guevara tenía un buen ojo para la injusticia desde sus primeros viajes por Sudamérica, y sus contactos personales con el sufrimiento y la humillación de los palestinos debieron haber tenido un fuerte impacto en él.

Sus puntos de vista sobre la lucha anticolonial fueron determinantes en la forma en que el gobierno revolucionario asumió esas causas, y permanecen arraigados en nuestra conciencia colectiva desde entonces.

Además, era un pensador profundo, serio al evaluar las políticas de su tiempo y desarrolló una comprensión profunda de las causas profundas de esos eventos. Esa profunda comprensión ha guiado nuestras acciones desde entonces.

Ramona Wadi: El gobierno cubano aboga por un paradigma de dos estados, como el resto de la comunidad internacional. Los dos estados no admiten la descolonización. El pueblo palestino está involucrado en una lucha anticolonial exigiendo su derecho a regresar a la Palestina histórica. ¿Cómo crees que se puede conciliar esta diferencia diplomática?

René González: Lo que sigue es mi opinión personal, como revolucionario cubano, que no puede hablar en nombre del gobierno cubano, aunque podría suponer que, en esencia, debería haber poca discrepancia entre ellos:

La colonización de Palestina, sin duda alguna, fue y sigue siendo una empresa criminal en curso, empeorada por el hecho de que tuvo lugar en un momento en que el colonialismo estaba en declive como resultado de la victoria de la Unión Soviética en el II Guerra mundial, el nacimiento de un campo socialista y las crecientes luchas de los pueblos colonizados por su autodeterminación.

No hubiera sido posible sin el apoyo pleno y cómplice del imperialismo internacional, principalmente de los Estados Unidos. Todos estos factores podrían haber influido en los métodos viciosos aplicados contra el pueblo palestino.

Es un delito cometido a toda prisa, al tratar de desplazar a una persona y traer a otra en el período más corto, como si temiera que la historia los dejara sin tiempo.

Pero tenemos que enfrentar el hecho de que ahora viven allí millones de personas originarias del extranjero, algunas durante algunas generaciones, y sería poco realista ver el regreso de esas personas a sus lugares originales, sin mencionar a aquellos que son israelíes por nacimiento. Entonces, si por descolonización queremos quitar a esas personas, mi sincera opinión es que no es realista. La demografía del mundo actual está formada por injusticias y conquistas, pasadas o presentes, por todas partes, y esas injusticias no pueden revertirse sin provocar las peores injusticias, sin mencionar el factor de imposibilidad en la mayoría de los casos.

Otra cosa totalmente diferente sería detener de inmediato el proceso de colonización. Esto se puede hacer hoy, siempre que haya voluntad política para hacerlo.

Esa voluntad política no existe por la misma razón por la que los sionistas siguen cometiendo sus crímenes contra el pueblo palestino con total impunidad: han logrado crear una realidad sobre el terreno que les da la fuerza para actuar de manera inexplicable.

Nunca se rendirán si la resistencia de los pueblos de la región no los obliga a hacerlo, como nos enseñaron las dos Intifadas y la heroica resistencia del pueblo libanés hace unos años.

Solo mediante una lucha unida las fuerzas antisionistas crearán las condiciones para que los sionistas y sus aliados imperialistas reconsideren sus políticas; y me aventuro a decir que si esas fuerzas no actúan juntas lo suficientemente pronto, podríamos enfrentar la triste verdad de la desaparición del pueblo palestino, justo frente a nuestros ojos, en el siglo XXI.

En mi humilde opinión, obligarlos a detener la colonización debería ser el primer paso para lograr algo de justicia para los palestinos.

Luego está la cuestión del regreso de los palestinos a sus tierras. Cualquiera sea el resultado, se vería dramáticamente conformado por la presencia de esos millones de palestinos. Incluso en el caso de un paradigma de dos estados, el estado de Israel sería una entidad completamente diferente.

En mi opinión, luchar junto con las fuerzas progresistas del mundo por el derecho al retorno es tan importante como poner fin al proceso de colonización.

Por sí solo, el regreso de esos palestinos podría incluso determinar la solución definitiva y justa del problema. Es por eso que los sionistas y sus cómplices le ponen una fuerte resistencia.

Creo que cualquier paso adelante debe excluir al imperialismo estadounidense como “mediador”, pero Estados Unidos no tiene que ser un “mediador” para siempre.

Han podido imponerse como tales debido a su hegemonía sobre el mundo en las últimas décadas, pero ese papel se está degradando rápidamente no solo en Medio Oriente, sino en el resto del planeta.

Nuevos factores como la fuerza iraní, el impacto de la derrota israelí en el Líbano y la exitosa resistencia del pueblo sirio frente a la agresión imperialista están cambiando la situación sobre el terreno, sin mencionar la disminución de la influencia estadounidense en otras partes del país. mundo. Aunque la guerra en Iraq fue un gran negocio a corto plazo, dudo que hayan logrado el éxito óptimo a largo plazo.

Entonces, la única respuesta adecuada a la injusticia infligida al pueblo palestino y al pueblo de todo el Medio Oriente es luchar juntos, resistir, cambiar la dinámica de la región sobre el terreno hasta que las políticas criminales ya no sean sostenibles para los sionistas y sus aliados imperialistas.

Del mismo modo que buscamos el destino soberano y digno que merecemos en América Latina, el pueblo de Oriente Medio debe unirse para lograr, de una vez por todas, el destino soberano y digno que se merece.

* (Imagen superior: René González fue el primero de los Cinco Cubanos en ser liberado. Crédito: Franklin Reyes / AP)

https://ahtribune.com/interview/3439-rene-gonzalez.html

COOPERACIÓN EUSKADI-CUBA CONTRA EL BLOQUEO YANQUI

La asociación vasca de amistad y solidaridad Euskadi-Cuba define los proyectos de cooperación que acompaña y apoya en la Isla, junto a instituciones y asociaciones cubanas, como una “forma de luchar contra el bloqueo de EEUU”, que impacta en el desarrollo económico del país y en las condiciones de vida de la población cubana.

El Primer Ministro de la federación rusa, Dmitri Medvédev, realiza una visita oficial a Cuba a partir de hoy 3 de octubre, según informó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El mandatario sostendrá conversaciones oficiales con altas autoridades del país. (Sistema Informativo de la Televisión cubana)

A %d blogueros les gusta esto: