Category: ELECCIONES Y REFERENDOS


En Colombia, por primera vez, un candidato de izquierda, el ex guerrillero Gustavo Petro, ganó las elecciones presidenciales. Expresó en sus promesas electorales que tomaría medidas para salir de la tutela de Estados Unidos, incluir más activamente a Colombia en los procesos de integración de la región y establecer relaciones con los gobiernos socialistas de América Latina. ¿Pero podrá cumplir ese compromiso?

La brecha entre Gustavo Petro (50,44%) y su rival Rodolfo Hernández (47,3%) es de alrededor del 3%. Esta cifra puede, si se desea, descartarse como un error sociológico. Aunque en las elecciones presidenciales a veces hasta el uno por ciento decide el resultado, es innegable que la sociedad está dividida. 

El nuevo presidente tendrá que tomar medidas para consolidar la sociedad, encontrar un compromiso entre las élites. Tranquilizar a las multinacionales, al ejército, a la policía y a sus propios seguidores, en caso de que renuncie a sus promesas en campaña.

También cabe señalar que Colombia se encuentra en estado de conflicto armado interno desde hace décadas. En otras palabras, dividido por mercenarios armados al servicio de ex presidentes como el narcotraficante Álvaro Uribe. 

A pesar de que en 2016 se firmó un acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y los rebeldes de la organización Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, la estabilidad real aún está lejos. 

No es casualidad que una de las primeras declaraciones de Gustavo Petro fuera un llamado a negociar con otro grupo rebelde, el Ejército de Liberación Nacional y la implementación de acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias – Ejército del Pueblo.

El propio Gustavo Petro es un ex miembro del grupo rebelde M-19 (o Movimiento 19 de Abril), que a mediados de los años ochenta llegó a ser el segundo más grande entre los movimientos partidistas. Tras la amnistía, miembros del M-19 crearon el partido político «Alianza Democrática M-19». 

Ahora no es absolutamente influyente, algunos de sus ex miembros se unieron al partido Polo Democrático Alternativo. Y parte, según los expertos, fue destruida durante las redadas por «escuadrones de la muerte».

Sin embargo, la pertenencia de Gustavo Petro en el pasado a las filas rebeldes no es garantía de que pueda negociar con los grupos y movimientos partisanos que operan actualmente en el país. Por una sencilla razón. Bajo consignas de izquierda y «símbolos comunistas» de los partisanos, a menudo se esconden militantes contratados, cuyo propósito es escoltar y proteger las rutas del narcotráfico. Y a la mayoría de ellos, en general, no les importa de qué color llegó el presidente al poder. 

Recordemos que en 2016, los ciudadanos de Colombia votaron en contra del Tratado de Paz por mayoría de votos. Y ahora la sola mención de las mismas «Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia» provoca una explosión de odio entre la mayoría de los colombianos. 

En otras palabras, Gustavo Petro no solo tendrá que resolver los temas de consolidación de la sociedad, sino también la implementación de una verdadera paz, así como la búsqueda de vías de consenso con aquellos grupos con los que aún no existen tales acuerdos. 

Los intentos del nuevo presidente de revisar los corredores de interacción económica ya existentes con los socios europeos y con los Estados Unidos encontrarán una fuerte oposición, no solo política: recordemos que Colombia es un país con uno de los niveles más altos de violencia en el mundo.

Entre tanto, el principal comprador de bienes colombianos es Estados Unidos (alrededor del 30%) que lidera los proveedores (26,3%). Sin embargo, China pisa con confianza los talones del imperio yanqui. En 2020, las importaciones de Colombia desde China superaron sus exportaciones en más de $7.000 millones, y el valor de los bienes importados por Colombia desde el país asiático alcanzó los $10.400 millones, mientras que las exportaciones ascendieron a casi $2.750 millones.

Mientras tanto, incluso los partidarios establecidos de Gustavo Petro, como el doctor Fernando Buen Abad , señalan que su victoria es una celebración para el pueblo colombiano, que ha sufrido durante mucho tiempo condiciones de vida injustas, saqueo de recursos y «caprichos imperiales». por los Estados Unidos. 

Gustavo Petro tendrá que lidiar contra las reglas del capitalismo. Y su recurso personal de poder político no parece ser suficiente para pasos profundos y rápidos, según La Radio del Sur. Mientras tanto, EE.UU. continúa vigilante ante esta situación.

Según el diario colombiano El Espectador, tras ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Gustavo Petro recibió varias felicitaciones y llamadas de varios gobiernos extranjeros. Una de las primeras personas en tener conversaciones telefónicas de 20 minutos con él fue el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken. “Hablamos del proceso de paz y la acción conjunta para combatir el cambio climático en nuestro continente”, dijo Petro después de las conversaciones.

Además, según el nuevo presidente, en su página de Twitter, Blinken destacó los valores de las relaciones entre Estados Unidos y Colombia (las bases militares yanquis en el país) y los logros de su amistad de 200 años, recordando el apoyo de Estados Unidos a la implementación del acuerdo de paz de 2016. Antes de eso, el Washington anunció que estaría listo para trabajar con cualquier presidente elegido por el pueblo de Colombia.

En el campo de la política exterior, el tema de Venezuela se destaca. Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo que con el triunfo de Gustavo Petro: “Se abre una nueva oportunidad para restablecer las relaciones entre Colombia y Venezuela. Se abre un nuevo espacio de diálogo, las relaciones con Venezuela están cambiando radicalmente, con el solo hecho de terminar el gobierno de la oligarquía ya se está dando un giro profundo en las relaciones con nuestro país”, dijo Cabello en rueda de prensa.

Pero tampoco aquí todo es sencillo. Restablecer las relaciones entre dos países vecinos es siempre un gran paso hacia la paz. Pero, ¿están los pueblos de los países preparados para esto? Una parte importante de la población de Colombia no tiene ningún deseo particular de acercarse a la Venezuela actual. Pero este hecho no se puede evitar. Y sobre todo la mafia del narcotráfico que permite a la DEA estadounidense llevarse miles de toneladas de cocaína a EEUU para el consumo de millones de ciudadanos, alegando que se destruyen al llegar al territorio norteamericano.

En cualquier caso, lo principal es si el primer presidente de izquierda podrá cumplir sus promesas electorales, para que los ciudadanos/as que le han votado no sufran decepciones. El camino será largo y difícil. Suerte Gustavo, suerte Francia.

Tatyana Poloskova , Doctora en Ciencias Políticas, Consejera de Estado de Primera Clase de la Federación Rusa

https://eadaily.com/ru/news/2022/06/21/vybory-v-kolumbii-dadut-li-petro-uvesti-stranu-nalevo-ot-imperskih-kaprizov-ssha

COLOMBIA TIENE UN NUEVO PRESIDENTE Y VICEPRESIDENTA ELECTOS. DESDE ESTE DOMINGO: GUSTAVO PETRO, EL PRIMER Y FRANCIA MÁRQUEZ, LÍDERES DEL PACTO HISTÓRICO, GOBERNARÁN EL PAÍS.
SIN EMBARGO, NO ASUMIRÁN SUS FUNCIONES DE MANERA INMEDIATA. DEBERÁN ESPERAR HASTA EL 7 DE AGOSTO, SEGÚN DICTA LA TRADICIÓN POLÍTICA DEL PAÍS, PARA ENTRAR A LA CASA DE NARIÑO PARA EJERCER SUS RESPECTIVOS CARGOS HASTA 2026. ESE MISMO DÍA, EL PRESIDENTE IVÁN DUQUE ENTREGARÁ SU MANDATO. NO DEBERÍA SER TAN LARGA LA ESPERA, PORQUE EN 47 DÍAS PUEDE OCURRIR, EN UN PAÍS COMO COLOMBIA, QUE LA ULTRADERECHA QUE TODAVÍA GOBIERNA EL PAÍS ORDENE MANIFESTACIONES CONTRA LOS PROXIMOS LÍDERES.
MACRON MEDITANDO CON QUÉ PARTIDO PODRÍA PACTAR PARA LLEVAR A CABO SU PROGRAMA POLÍTICO. LOS PARTIDARIOS DE ENSEMBLE QUEDARON EN ‘SHOCK’ POR LOS RESULTADOS, YA QUE LA ÚLTIMA VEZ QUE UN PRESIDENTE NO CONSIGUIÓ LA MAYORÍA ABSOLUTA FUE EN 1988. FOTO: CHRISTIAN LIEWIG/ABACA/SIPA USA / LEGION-MEDIA.

La coalición de centro-derecha Ensemble (‘Juntos’, en español) del presidente francés Emmanuel Macron obtuvo el 19 de junio el mayor número de escaños en la última ronda de las elecciones parlamentarias, pero perdió la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, informa AFP. 

De acuerdo con los resultados oficiales, Ensemble obtuvo 245 escaños, muchos menos de los 289 necesarios para tener mayoría absoluta, lo que dificultará las maniobras políticas de Macron. La última vez que un presidente no consiguió esa mayoría aplastante fue en las elecciones de 1988, cuando gobernaba François Mitterrand.

En segundo lugar, con 131 escaños, quedó Nupes, la alianza de izquierdas liderada por Jean-Luc Mélenchon, mientras que Agrupación Nacional de Marine Le Pen logró 89, siendo la mayor sorpresa de los comicios, ya que anteriormente estaba representada por solo 8 diputados.

Debido a estos malos resultados, Macron podría tener dificultades para aprobar leyes anunciadas en su programa electoral, como recortes fiscales y el aumento de la edad de jubilación de 62 a 65 años.

«Esta situación constituye un riesgo para nuestro país, vistos los desafíos tanto a escala nacional como internacional«, declaró la primera ministra, Élisabeth Borne, añadiendo que a partir de este lunes la administración de Macron trabajará para formar una alianza, y con ello, lograr la mayoría.

Se espera que el mandatario francés busque aliados entre los partidos rivales. Ensemble podría llegar a la mayoría absoluta mediante una alianza con Los Republicanos, la coalición de derecha moderada, que obtuvo 61 escaños.

Sin embargo, a pesar de la opinión de que algunos miembros de este partido no se oponen a cooperar con Macron, su líder, Christian Jacob, declaró: «En cuanto a nosotros, hicimos campaña como partido de la oposición, estamos en la oposición y seguiremos en la oposición«.

Además, los resultados electorales podrían afectar a la política exterior de Francia, ya que ahora Macron tendrá que centrarse más en su agenda interna.

«Tendría que implicarse más en la política interior en los próximos 5 años de lo que lo hacía antes, por lo que podemos esperar que tenga menos capital político para invertir a nivel europeo o internacional… Esto puede tener un impacto para la política europea«, dijo Martin Quencez, analista político del instituto de investigación German Marshall Fund (GMF) de EE.UU.

https://actualidad.rt.com/actualidad/433184-coalicion-macron-gana-elecciones-parlamentarias

NOTA DEL EDITOR.- Las palabras de Christian Jacob, líder de los republicanos, ratificando estar situados en la oposición, hay que tomarlas como una simple declaración con ínfulas de amenaza «simpática» hacia Macron, dado que ese partido de la «derecha moderada», lo único que espera es, precisamente, que el presidente francés ofrezca a Los Republicanos unas cuantas carteras ministeriales y otras prebendas, con lo que podrá cumplir su programa y continuar enviando armas al régimen nazi de Zelensky.

El candidato democrático y progresista Gustavo Petro garantiza un “cambio real” para Colombia, a partir del inicio de su mandato, y urge a dejar el sectarismo atrás. Los resultados preliminares del balotaje electoral de la Registraduría Nacional de Colombia revelan que Petro, de Pacto Histórico, es el nuevo presidente electo, tras derrotar en las urnas a su contrincante, Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes contra la Corrupción.

Con el 99,99 % de las mesas revisadas, Petro, con el 50,44 %, registra una ventaja, frente a Hernández, quien acumula el 47,31 %. En un discurso ofrecido tras conocerse los resultados de las elecciones, Petro ha dicho que su triunfo electoral allana el camino hacia un “cambio real”.

En ello comprometemos la existencia, la vida misma, no vamos a traicionar ese electorado, que lo que le ha gritado al país, a la historia, es que a partir de hoy Colombia cambia, Colombia es otra, un cambio real que nos conduce a algunos de los planteamientos que habíamos hecho en estas plazas públicas”, ha dicho.

Se trata de una victoria extraordinaria, de proyecciones no sólo nacionales sino continentales. Lo primero porque se produce en un país sometido durante largas décadas al arbitrio de una de las derechas más brutales y sanguinarias de América Latina.

El crepúsculo de su predominio se vislumbró en la primera vuelta electoral cuando el uribismo, como personificación de aquellas nefastas fuerzas políticas, no pudo siquiera garantizar que uno de sus varios candidatos pudiera llegar al balotaje.

Por eso debieron recurrir a un personaje de opereta como Rodolfo Hernández, en quien volcaron todo su apoyo y trataron de presentarlo como si fuera un estadista cuando en realidad era un bufón, y fracasaron en su empeño. Los candidatos del Pacto Histórico debieron luchar contra un establishment que controla todos los resortes del poder en Colombia, y lograr derrotarlo. Un mérito que, sin duda, debe ser saludado por todas las fuerzas democráticas de Latinoamérica y el Caribe. (Atilio Borón)

En un país como Colombia, lastrado por una sucesión de “narcogobiernos” que forjaron una sólida alianza entre el paramilitarismo, el narco y los aparatos de seguridad del estado no sería de extrañar la existencia de sectores ultraderechistas dispuestas a cualquier cosa con tal de impedir la asunción de Gustavo Petro y Francia Márquez y, de no ser eso posible, maniatarlo una vez en el cargo para que no pueda gobernar.

No nos olvidemos que en términos sociopolíticos en los últimos años Colombia se convirtió en un protectorado norteamericano, con al menos siete bases militares de ese país instaladas en su territorio y sería ingenuo pensar que esta noche los oficiales estadounidenses estarán brindando por el triunfo de Petro.

Queda por delante para este gobierno un dificilísimo trabajo por delante, porque el imperio del Norte no querrá que en Colombia brille la democracia, la justicia social y el fin de las matanzas, de los asesinatos de lideres sociales, de las personas que defienden los DDHH.

Suerte, Gustavo, suerte Francia, señora vicepresidenta, mucho ánimo y que ese más del 50% del pueblo que os ha elegido, se mantenga vigilante, porque el enemigo hará lo posible por revertir la situación.

Colombia comienza a ser democrática. Ese es un paso histórico que los/as colombianos sabrán defender.

FUENTE: telesur

En el balotaje se enfrentan Gustavo Petro, de la coalición de izquierda Pacto Histórico, y Rodolfo Hernández, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción. El progresista Petro, de 62 años y exalcalde de Bogotá, va acompañado de Francia Márquez, como candidata a la vicepresidencia. En la primera vuelta, que se celebró el pasado 29 de mayo, esta dupla fue la más votada, consiguiendo el 40,32 % de los votos (8.527.768 sufragios).

UN EXULTANTE JUANMA MORENO TRAS CONOCER QUE LOS 57 ESCAÑOS LOGRADOS LE DEJAN LAS MANOS LIBRES PARA GOBERNAR EN SOLITARIO SIN TENER QUE DEPENDER DE VOX U OTRO PARTIDO

Corre el champán por la sede del PP de Andalucía. Juanma Moreno logra la mayoría absoluta y renovará su cargo en la presidencia de la Junta de Andalucía, sin que su investidura dependa de ninguna otra fuerza.

Con un 96,45% escrutado, los populares obtienen un resultado histórico: 57 diputados que les sitúan dos por encima de los 55 en los que está fijada la absoluta, y muy por encima de su expectativas más optimistas al comienzo de una campaña en la que su objetivo de salida era sumar más que el conjunto de las tres listas de izquierda.

En la otra cara de la moneda, el PSOE también obtiene unos resultados históricos, 31 escaños que provocan que baje de su suelo hasta la fecha, los 33 logrados por Susana Díaz en el 2018.

La campaña electoral socialista que encabezaba el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, tuvo un fallo garrafal al contar con la presencia de Pedro Sánchez, cuya política ha encarecido la energía eléctrica, los alimentos, los alquileres, han aumentado los desahucios y sigue vigente la Ley Mordaza. No hubiera sido necesaria otra figura del gobierno central, sino algún personaje popular y querido en Andalucía, pero Espadas eligiendo a Sánchez se clavó un sable.

La tercera fuerza en la Cámara andaluza en la próxima legislatura será Vox, con 14 asientos. Los de Santiago Abascal crecen dos, respecto a la anterior cita electoral, en donde habían sido la gran sorpresa con 12 representantes, pero obtienen un resultado muy por debajo de las expectativas que se habían fijado cuando se convocaron las elecciones y el personal celebra que Moreno no tenga que pactar con Macarena sin Los del Río.

La cuarta lista más votada es la de Por Andalucía, el proyecto amadrinado por Yolanda Díaz y que lidera Inma Nieto, que obtuvo cinco escaños, lo que les dará derecho a formar grupo parlamentario, pero también muy por debajo de lo esperado. Esta coalición, formada por Izquierda Unida, Más País, Verdes, Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz, y, extraoficialmente, Podemos y Alianza Verde, no cuenta con una referencia respecto a hace cuatro años, ya que experimentó una escisión al poco tiempo de que «las figuras» de Iglesias entraran en el Gobierno. Muchos partidos para 5 escaños.

La protagonista de esa salida fue Teresa Rodríguez, ex dirigente de la Corriente Anticapitalista (trotskista, o sea, derechista) de la formación morada, que se presentó a estos comicios como buque insignia de Adelante Andalucía, para obtener dos escaños.

Finalmente, Ciudadanos se convierte en una formación extraparlamentaria, cuando en el 2018 había sido la tercera fuerza con 21 diputados. Su candidato para estas elecciones, Juan Marín, el que hasta hace un par de meses era el vicepresidente de Juanma Moreno, no logró emular los resultados de Castilla y León de febrero, en donde Francisco Igea logró defender un escaño. Hoy ha renunciado a todos sus cargos en el gobierno andaluz.

FUENTE; La Voz de Galicia

SE SUPONE QUE EL PARTIDO «ENSEMBLE», AL PERDER SU MAYORÍA ABSOLUTA, MACRON NECESITARIA MÁS DE 280 ESCAÑOS DE OTROS PARTIDOS PARA APROBAR TODOS SUS PLANES Y LO TIENE BASTANTE DIFICIL, ALGO QUE HAN CELEBRADO LOS PARTIDOS DE LA COALICIÓN IZQUIERDISTA «NUPES» QUE LIDERA MELENCHON

Según estimaciones iniciales, el campo presidencial no obtuvo la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional. Juntos ! tendrá que lidiar con los republicanos con la esperanza de que le permitan obtener 289 escaños. Nupes ocupa el segundo lugar y el Rally Nacional hace un avance histórico. 

Otro dato importante para esta segunda vuelta, el de la abstención: alcanza un máximo cercano al 54% a las 20 horas. Como en la primera vuelta los votantes franceses no se movilizaron, más de uno de cada dos acudió a votar este domingo. No obstante, la abstención es inferior a la de la segunda vuelta de 2017 (57,4%). El pasado domingo se situó en el 52,5%.

El partido de Macron (Ensemble) carece por tanto, con diferencia, de la mayoría absoluta de la que disfrutaba, y ahora tendrá que trabajar con los diputados republicanos durante los próximos cinco años para intentar aprobar sus reformas, en particular la controvertida ley de pensiones, que prevé subir la edad de jubilación de los 62 a los 64 años. o 65 años. 

El día 18, el presidente de los senadores Les Républicains, Bruno Retailleau, declaró sin embargo en una entrevista con el Journal du Dimanche, que descartaba cualquier acuerdo entre su partido y la mayoría presidencial.

FUENTE: France24

ANDALUCÍA- A LAS 20.00 HORAS SE CERRARÁN LAS URNAS DE LAS MESAS ELECTORALES Y, A PARTIR DE ENTONCES, COMENZARÁ EL ESCRUTINIO Y RECUENTO DE VOTOS PARA REPARTIR LOS ESCAÑOS A LAS DIFERENTES CANDIDATURAS PARLAMENTARIAS.

POR EL MOMENTO, EL DATO DE LAS 2 DE LA TARDE ES DE UNA PARTICIPACIÓN DEL 35%, LO QUE ES SEÑAL DE UN BUEN RESULTADO QUE A LAS 8 DE LA TARDE ALCANZARÍA, SEGÚN LOS EXPERTOS, MÁS DE UN 65%.LA CADENA AUTONÓMICA CANAL SUR RADIO Y TELEVISIÓN HA PREPARADO UNA COBERTURA ESPECIAL PARA LOS COMICIOS DE ESTE DOMINGO, POR LO QUE SE PUEDE SEGUIR LA JORNADA Y EL POSTERIOR RECUENTO DE VOTOS A TRAVÉS DE CANAL SUR TELEVISIÓN, CANAL SUR RADIO O EN LA WEB DE LA CADENA.

ESTE ES EL VIDEO DE LA COALICIÓN QUE LIDERA MELENCHON

A LAS 20’15 (OCHO Y CUARTO DE ESTA TARDE) MELENCHON ANALIZARÁ LOS RESULTADOS

EL LÍDER DEL PARTIDO POPULAR EN ANDALUCÍA, JUANMA MORENO BONILLA, RECIBE LA FELICITACIÓN DEL LÍDER REGIONAL DE VOX FRANCISCO SERRANO TRAS SER ELEGIDO PRESIDENTE DE ESA COMUNIDAD AUTÓNOMA EL 16 DE ENERO DE 2019 EN SEVILLA (AFP_TICKERS)

Parece que este 19 de junio será muy especial para Francia, Colombia y Andalucía, bastión durante décadas de la izquierda española, donde el electorado podría propiciar hoy domingo (aunque se teme una abstención elevada por el buen tiempo) un duro castigo para los socialistas del presidente Pedro Sánchez y sus socios de gobierno, a falta de un año y medio para las elecciones nacionales.

Todas las encuestas apuntan a que el Partido Popular y su candidato, Juan Manuel Moreno Bonilla, que gobierna esta Comunidad desde 2018, obtendría en torno a 50 de los 109 diputados regionales, más que la suma de todos los partidos de izquierda.

Según los sondeos, el PSOE logrará un resultado similar al de las elecciones de 2018 (33), cuando perdió el poder regional por primera vez desde la instauración de la autonomía en 1982, tras un escándalo de corrupción por el desvío de fondos (cientos de millones de euros) para luchar contra el desempleo.

Hasta entonces, la región más poblada de España, con 8,5 millones de habitantes, era un granero de votos para la izquierda, algo que se atribuía a unas condiciones sociales difíciles, con un desempleo históricamente alto, de casi 20% en la actualidad, que se eleva a 30,9% en el caso de Linares (Jaén), la ciudad española con más paro.

«No creo que Andalucía haya dejado de ser de izquierdas, sociológicamente, explica Óscar García Luengo, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad de Granada. Lo que ocurre es que los socialistas son víctimas del «desgaste natural del partido que ha estado décadas en el gobierno, que ha tenido casos de corrupción», agregó.

Otra incógnita de los comicios de este domingo, además del calibre de la caída de esa izquierda, muy criticada por sus promesas incumplidas (Ley Mordaza, entre otras muchas), es si el PP logrará la mayoría absoluta (55 diputados) o necesitará para gobernar a la formación VOX, de ideología franquista, como ocurrió en la Comunidad de Castilla y León, algo que enturbiaría la apuesta por la moderación del nuevo líder conservador nacional, Alberto Núñez Feijóo.

Juan Manuel Moreno Bonilla dice: «Es muy probable, según dicen las encuestas, que yo sea presidente de la Junta de Andalucía, pero lo mejor sería disponer de un gobierno fuerte y constructivo, en vez de estar lastrado, condicionado por Vox». Lamenta la baja expectativa de Ciudadanos, que hasta ahora conformaba con el PP el gobierno de coalición, pero en esta ocasión las encuestas no conceden un tanto por ciento suficiente para repetir esa unión.

Por otra parte, la ola de calor que afecta a toda España, pero en particular a Andalucía, con temperaturas por encima de los 40ºC, hace temer a los conservadores que sus votantes, confiados, prefieran las playas a las urnas, lo que los votantes de izquierda aprovecharán para aumentar sus posibilidades de control al próximo gobierno que salga de las urnas.

«Domingos de playa va a haber muchos, pero vías para consolidar el cambio sólo va a haber una«, rogó Moreno Bonilla a los 6,6 millones de andaluces llamados a ejercer el voto.

Podrían ser los terceros comicios regionales seguidos que pierden los socialistas de Sánchez, tras los de la alcaldía y el gobierno de la Comunidad de Madrid, en mayo de 2021 y el gobierno de Castilla y León en febrero de este año 2022.

Además, el Partido Popular atrae a una cantidad notable de antiguos electores socialistas (casi un 17% de los que votaron por el PSOE en 2018, según un sondeo de Sigma Dos para El Mundo), de lo que podría deducirse que Feijóo le está ganando a Sánchez la batalla por el centro.

«Hay una estrategia, muy visible del PP al presentarse como una alternativa sensata, como una opción de centro, de centro derecha», sostuvo el profesor García Luengo.

FUENTE: Swiss.info

EL LÍDER DE LA FRANCIA INSUMISA, JEAN-LUC MÉLENCHON, JUNTO A UNO DE SUS SOCIOS EN LA COALICIÓN DE IZQUIERDA, EL PRIMER SECRETARIO DEL PARTIDO SOCIALISTA, OLIVIER FAURE, EL 28 DE ABRIL DE 2020, EN LA ASAMBLEA NACIONAL. © DAVID NIVIÈRE / AFP

La Francia Insumisa, Europa Ecológica Los Verdes, el Partido Comunista y el Partido Socialista concluyeron un acuerdo sin precedentes para presentar candidatos conjuntos a las elecciones legislativas. Se escribía así un nuevo capítulo en la historia de la izquierda.

Hoy, segunda vuelta en las elecciones legislativas sabremos si Macron puede continuar con mayoría absoluta en la Asamblea Nacional o estar en minoría y ser presidente «prisionero» de un primer ministro llamado Jean Luc Melenchon.

Tras varios días de discusiones, los partidos que ayer eran enemigos, acordaron finalmente una unión de la izquierda para las elecciones legislativas del 12 y hoy, 19 de junio, cuando se conocen encuestas que aumentan el voto a Marine Le Pen, candidata de la derecha francesa.

Europa Ecológica Los Verdes (EELV), el Partido Comunista (PCF) y el Partido Socialista (PS) (sujeto a la validación del acuerdo con la coalición, por parte de su Consejo Nacional, al no haber llegado al tanto por ciento requerido) finalmente aceptaron ir del brazo con La Francia Insumisa (LFI), las propuestas comunes y el reparto de las 577 circunscripciones electorales. A estos partidos podría unirse el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), de carácter trotskista (es decir, derechista) que continúa en conversaciones con LFI.

Los resultados de las elecciones legislativas mostrarán si esta es una unión histórica, comparable, como han afirmado algunos Insumisos, al Frente Popular de 1936 o al programa común de la izquierda en 1972. Mientras tanto, esta coalición en 2022 en torno a La Francia Insumisa no tiene precedentes, un acuerdo así parecía impensable hasta hace tres semanas.

Cabe recordar que Yannick Jadot y Anne Hidalgo se expresaron muy duramente contra Jean-Luc Mélenchon durante la campaña presidencial. El candidato de EELV acusó al líder de los Insumisos de «complacencia» hacia Vladimir Putin. La candidata socialista lo calificó de «agente», «aliado» y «partidario» del presidente ruso.

Hidalgo, gaditana de nacimiento, sigue ocupando la Alcaldía de París, pero el tanto por ciento de votos que recibió como candidata a diputada fue ridículo: menos del 2%, algo que jamás pudo imaginar. Y el enfado le llevó a tratar de denigrar a Melenchon, al que apoyan millones de franceses que no condenan el operativo militar ruso. Jean-Luc Mélenchon y La Francia Insumisa se impusieron como la fuerza central de la izquierda, muy por delante del 4,63% de Yannick Jadot, el 2,28% de Fabien Roussel (PCF) o el 1,75% Hidalgo.

«La elección presidencial confirmó realmente el estatus de La Francia Insumisa como principal fuerza de la izquierda», analizaba el politólogo Pascal Perrineau, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París. La situación era diferente en 2017, aunque Jean-Luc Mélenchon ya había obtenido una buena votación. El político seguía un camino que consistía en ir solo a las elecciones legislativas, mientras el PS aún tenía argumentos y podía en ese momento pretender obtener un grupo parlamentario por sus propios medios.

Cinco años después, la situación es muy diferente. Las elecciones presidenciales de 2022 hicieron que los partidos de izquierda abrieran los ojos: no sólo sobre el deseo de unión de su electorado el 84% de los simpatizantes de izquierda se declaran favorables a la alianza concluida por LFI, EELV, el PCF y los socialistas, sino en que Melenchon sea primer ministro.

Según un sondeo para la televisión francesa, publicado el miércoles 4 de mayo, los y las votantes del PS y EELV, aceptaban la idea de que este acercamiento a la Francia Insumisa debía basarse en un programa de ruptura con el neoliberalismo que defiende Emmanuel Macron, ya reelegido como presidente.

Así, la alianza concluida por los partidos de izquierda pacta un programa que da protagonismo a las propuestas de los Insumisos: un salario mínimo de 1.400 euros netos, una garantía de autonomía para los jóvenes, la congelación de los precios de los productos de primera necesidad, el restablecimiento del impuesto sobre el patrimonio, la derogación del «flat tax», la planificación ecológica, la instauración de una «regla verde» y una VI República.

Pero el hecho más llamativo del catálogo de medidas presentadas es, sin duda, el giro dado por el PS. Al pronunciarse a favor de la derogación de la llamada Ley Laboral El Khomri y de la jubilación a los 60 años, los socialistas le dan claramente la espalda al quinquenio de François Hollande y al liberalismo social, que hoy distingue y defienden socialistas como Pedro Sánchez en España.

El ex presidente Hollande «rechaza el acuerdo tanto en forma como en las circunscripciones«, así lo declaró el miércoles al periódico francés La Montagne. Este ya había advertido, el 28 de abril en France-info, que un acuerdo entre el PS y LFI pondría en tela de juicio los «principios mismos que constituyen los fundamentos del compromiso socialista», considerando que una alianza con LFI conduciría a la «desaparición» del Partido Socialista.

Si hoy, 19 de Junio de 2022, la votación contara con más participación de la izquierda, ilusionada ante el triunfo en la primera vuelta, y por tanto aumentara el porcentaje de diputados para la coalición, el PS, el EELV y el PCF están de acuerdo en que Jean-Luc Mélenchon se convierta en primer ministro en caso de que la izquierda gane las elecciones legislativas.

¿Podría hablarse de un acuerdo de gobierno? Es de destacar que los cuatro partidos de izquierda no han emitido una declaración conjunta. Por el contrario, cada acuerdo bilateral dio lugar a un comunicado específico, que daba lugar a diferentes formulaciones en función de las partes implicadas.

Hay un tema en particular que ha suscitado largos debates: la desobediencia a los tratados europeos en materia económica y presupuestaria. Aunque el secretario nacional del EELV, Julien Bayou (autor de un libro titulado «Desobedezcamos, para salvar a Europa”, publicado en 2018), estuvo rápidamente de acuerdo con LFI sobre esta cuestión, en cuanto se excluyó claramente una posible salida de la Unión Europea, para no coincidir con Marine Le Pen.

En cualquier caso, la coalición de izquierda que lidera Melenchon espera obtener la mayoría en la Asamblea Nacional tras este 19 de junio. Sobre el papel, esta perspectiva hace dos meses parecía utópica. Sin embargo, Jean-Luc Mélenchon ha logrado una proeza política al conseguir mantener viva la esperanza y conservar intacta la movilización del electorado de la izquierda, a pesar de su derrota en las elecciones presidenciales.

FUENTE: France 24

A %d blogueros les gusta esto: