Category: ELECCIONES Y REFERENDOS


El resultado de las primarias argentinas dibuja la verdadera realidad de un país que reflejó en las urnas el descontento social latente, por una política económica repudiada por la gran mayoría.

Ni desde el Gobierno, ni desde la mayor fuerza política de la oposición se esperaban una diferencia tan distante cuando las encuestas revelaban un empate técnico.

SI ALBERTO FERNÁNDEZ DERROTA A MACRI EN OCTUBRE, ARGENTINA TENDRÁ QUE PAGAR UN PRECIO ALTO Y COMPLICADO, COMO ES LIBERAR DE LA POBREZA A MILLONES DE CIUDADADOS/AS ARRUINADOS Y EN PARO, POR LA POLÍTICA ULTRALIBERAL DEL ULTRADERECHISTA MAURICIO MACRI

La realidad fue una ventaja de más de 15 puntos a favor del proyecto liderado por Alberto y Cristina Fernández (Frente de Todos (47,65%) versus el gobierno de Mauricio Macri (32,08%).

Para ser más precisos, 11 millones 622 mil 20 personas apuestan hoy al Frente de Todos contra siete millones 824 mil 996 que refrendaron el proyecto de Macri, una avanzada de lo que se avecina rumbo a las generales del 27 de octubre.

El golpe fue duro para Cambiemos, la propuesta con la que el mandatario logró llegar en 2015 al gobierno, ahora bajo el nombre de Juntos por el Cambio.

El mapa quedó casi celeste blanco en todo el país, el color que representa al Frente y ni qué decir de la provincia de mayor peso, Buenos Aires, donde uno de los delfines de Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal, quedó muy por debajo de Axel Kicillof, el exministro de Economía del gobierno de Cristina, quien logró más del 50 por ciento para su candidatura.

De los globos amarillos con los que Cambiemos festejó cada victoria cuatro años atrás, quedó poco para el nulo festejo el domingo 11 de agosto, en unos comicios cuyos resultados generaron al final de la noche gran tensión pues como la oposición auguraba y alertó, falló el sistema de visualización de datos de la cuestionada empresa venezolana Smartmatic.

Macri incluso fue el primero en salir, una hora y media después en medio de denuncias de coaliciones como Consenso Federal y sin cifras provisorias, para decir que habían tenido ‘una mala elección’. Desde el búnker del Frente de Todos, que temiendo al software de recuento de votos crearon su propio centro de cómputos, ya estaban festejando la holgada victoria.

Respuesta al clamor popular para muchos; para otros el deseo de cambiar un modelo que trajo deuda, desempleo, cierre de negocios, subidas constantes en todos los servicios, inflación galopante, devaluación del peso, incremento de la pobreza y la indigencia.

Las PASO, gran medidor de cara a las generales, arrojaron un sorprendente triunfo del proyecto popular liderado por los bautizados ‘Fernández’, que los ponen cerca de ganar en primera vuelta y a Macri contra las cuerdas para una posible reelección.

Con esa visible grieta que arrastra este país hace décadas, acentuada hoy entre ‘macrismo’ y ‘kirchnerismo’, como se les conoce aquí a las dos fuerzas políticas que representan Macri y Cristina, lo cierto es que la unidad fue el arma que ayudó al Frente de Todos a esta victoria, el cual desde el inicio apostó por unir fuerzas y dejar atrás divisiones.

Para eso trabajaron duro al reclutar a 10 partidos, incluso al Frente Renovador dirigido por Sergio Massa -quien se sumó a este proyecto-, a gobernadores, centrales obreras, sindicatos, pequeñas y medianas empresas castigadas por el ajuste, además de una amplia cantidad de intelectuales, artistas, deportistas y científicos que los acompañaron.

Mientras desde el Frente el ahora aspirante presidencial Alberto Fernández ponía el dedo en la llaga en temas que marcan el día a día de los argentinos, del otro lado Macri centraba su campaña en todo lo hecho por su gobierno, sobre todo en lo referido a las obras públicas, y casi para el cierre redobló su discurso al pedir a los argentinos seguir apoyando su modelo de país. Desde sus 17 propuestas para salir de la crisis y recesión, Fernández hizo hincapié en la economía durante los discursos de campaña, en la deuda de 57 mil millones de dólares que el actual gobierno contrajo con el Fondo Monetario Internacional, en recomponer el salario, desdolarizar las tarifas y acceso pleno de medicamentos para los jubilados, entre otras cosas.

Del otro lado, la ahora candidata a vicepresidenta y líder política de este país, la exmandataria Cristina, centró la campaña en la presentación de su primer libro Sinceramente en varios lugares, en intensas y multitudinarias intervenciones que la llevaron al interior de la nación después de tres años, cuando concluyó su mandato en 2015.

La guinda del pastel a la campaña, para muchos, fue en Rosario, en una multitudinaria plaza a los pies del monumento a la bandera, donde ambos líderes del Frente de Todos dejaron un mensaje muy claro: recuperar la esperanza de los argentinos con un país donde quepan todos. Esa ha sido la principal bandera de esta propuesta.

LO MÁS DESTACABLE DE ESTA COALICIÓN, EN EL TERRENO DE LA POLÍTICA INTERNACIONAL, SERÍA SU RESPETO A LA SOBERANÍA DE VENEZUELA, CUBA, NICARAGUA, ETC.

CÓMO QUEDA EL MAPA POLÍTICO

Con unos números que le costará revertir a Macri para poder ganar en las urnas, desde el Frente de Todos caminan con pasos firmes, aunque cautelosos, y desde ya trazan estrategias para una nueva campaña en medio de una situación aún más compleja pues los resultados electorales trajeron consigo otro golpetazo para la economía, la respuesta de los monopolios financieros.

Mientras el país vive con escepticismo y angustia la posjornada electoral, que llevó el dólar a su pico más alto en solo horas, de 47 a casi 65, devaluando aún más el peso, desplomó las acciones de Argentina en la bolsa de Nueva York, elevó todos los precios internos e incluso impactó a otras naciones cercanas, la ruleta política sigue.

Macri vuelve a recurrir a la herencia recibida por el anterior gobierno (el de Cristina), para señalar que la respuesta al dólar es resultado del kirchnerismo y así lo dijo en una rueda de prensa un día después de los comicios, cuando el dólar estalló tras subrayar que ‘no podemos volver al pasado, porque el mundo lo ve como el fin de Argentina’.

‘El problema mayor es que la alternativa al gobierno no tiene la confianza necesaria para que la gente pueda venir e invertir en el país’, consideró un ojeroso Macri ante la prensa, cuando incluso llamó a sus mayores contrincantes a hacer una autocrítica al respecto.

Fernández, su principal rival en las urnas en octubre, le respondió: ‘es lamentablemente lo que pasa cuando un Gobierno durante tanto tiempo no dice la verdad sobre la economía. Un día la verdad se aparece’, dijo tras ser interrogado sobre lo sucedido con la moneda verde.

De los 10 binomios compitieron por una candidatura, solo seis lograron afianzarla, aunque cuatro con lejanos resultados. En tercer lugar, con 8,22 por ciento, quedó la propuesta Consenso Federal que encabezan el exministro de Economía Roberto Lavagna y el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey.

También quedaron en la lid para octubre el frente de Izquierda y los Trabajadores, dupla compuesta por los diputados Nicolás del Caño y Romina de Plá, seguidos por el frente Nos (Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton), y Unidad por la libertad y la dignidad (José Luis Espert y Luis Rosales).

Al interior de la vida política ya comienzan a hacer cuentas sobre en una eventual segunda vuelta (prevista para el 24 de noviembre), a donde irían a parar los votos de los que menos resultados tengan, pero aún hay mucho camino por recorrer y se esperan semanas muy difíciles para este país.

Lo cierto es que, de ganar Macri, quien en la última intervención volvió a apostar por su modelo de nación, tendrá que hacer algo urgente para revertir la economía que hoy languidece.

De tocarle a Alberto y Cristina Fernández, como ellos mismos declararon, el reto de sacar a Argentina adelante será complejo, pero tienen el compromiso de responsabilidad absoluta para gobernar en la nueva etapa, como expresó la propia exmandataria en un reciente video.

‘No venimos acá a restaurar un régimen sino a crear una nueva Argentina que tome en cuenta las mejores experiencias, que termine con este tiempo de mentiras y que le dé a los argentinos un horizonte mejor para el futuro’, señaló por su parte Alberto tras conocer los resultados.

El otrora jefe de gabinete durante el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y el primer año de Cristina (2007-2008), fue más allá al subrayar con fuerza que ‘nunca fuimos locos, siempre arreglamos los problemas que otros generaron y una vez más lo vamos a hacer’.

https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=298273&SEO=las-paso-verdadera-postal-de-la-realidad-argentina

Las principales fuerzas políticas de Argentina cierran sus campañas de cara a las elecciones primarias del 11 de agosto, en las que se definirán los candidatos que estarán en las boletas de las generales de octubre.

El principal candidato de la oposición, Alberto Fernández, que se presenta con Cristina Fernández como compañera de fórmula, han hecho hincapié en las críticas al modelo económico del Gobierno de Macri.

En política no cabe la ingenuidad, cuando de dialogar se trata. En el juego no hay lugar para el despiste, cuando en la mesa hay un fullero.

Naturalmente, hablo del frustrado gobierno de coalición entre un partido que lleva 50 años traicionando sus siglas e ideología y otro que es capaz de estafarse a sí mismo, concediendo credibilidad a quien no la merece.

En la madrileña calle Ferraz, donde se ubica la sede central del PSOE, unos centenares de militantes aplaudían a un pletórico Sánchez, que celebraba el triunfo de su partido en las elecciones generales del 28 de abril de 2019, mientras clamaban “¡Con Rivera, NO!“, indicando a su líder que Iglesias debería ser el elegido a la hora de un pacto de gobierno.

En este blog se han colgado varias entradas, mostrando con el máximo sarcasmo e ironía merecida, la imposible formación de un ejecutivo en el que algunos/as miembros/as del “Yesgüican” español podrían ocupar varias poltronas ministeriales.

Una gran mayoría de los líderes del PSOE ha mentido descaradamente a sus votantes, desde que el hoy ultraderechista Felipe González montara la comedia “De entrada, NO”, vestida con el ropaje de un referendo “no vinculante” (si se perdía, España sería miembro de la OTAN, por cojones), hasta el acceso a la Secretaría General de Pedro Sánchez.

La derecha borbónica, en todas sus facetas, manifiesta un nítido desparpajo y descaro cuando habla de sus objetivos; ello obliga al ciudadano a reflexionar sobre un hecho incontrovertible: el facherío no engaña. Sale a la palestra con su chulería habitual y hay millones de personas que no sienten ni miedo ni recelo ante su programa básico, sino todo lo contrario.

En 1981, comenzó a respirarse en RTVE cierto grado de libertad, cuando el cargo de Director General fue ocupado por Fernando Castedo, pero esa brisa desapareció en menos de año y medio.

Tras la mayoría absoluta lograda por el PSOE en las elecciones del 28 de octubre de 1982,  salieron en tropel nuevos directivos de la Casa “recién convertidos al socialismo” por arte de birlibirloque  (aunque provenían del falangismo o del franquismo descarado), desatando una de las mayores oleadas de vigilancia y censura que recuerde quien firma estas líneas.

La estrategia se centraba precisamente en utilizar a tales personajes como elementos imprescindibles para borrar de un plumazo toda sospecha de izquierdismo, no solo en los servicios informativos, sino en el resto de las áreas periodísticas.

Personajes como Eduardo Sotillos, Fernando González Delgado, Diego Carcedo y las fallecidas María Antonia Iglesias, Pilar Miró y otros, protagonizaron el papel de censores de forma voluntaria y sumisa.

No voy a extenderme en todos y cada uno de los casos en los que me vi involucrado, al lado de otros compañeros/as, porque lo lamentable radica en que la mentira, el disimulo, el doble rasero, el engaño, fueron y siguen siendo patrimonio de los principales líderes y dirigentes del partido.

Aquel tipógrafo llamado Paulino Iglesias*, no pudo imaginar que la estrategia de la farsa se aplicaría en cualquier terreno, en cualquier organismo público o en una mesa de negociaciones.

Reconozco y saludo las raras excepciones de todos conocidas, encarnadas por ejemplo en magistrados como Javier Pérez-Royo y José Antonio Martín Pallín, precisamente ninguneados por su innegable honestidad y deontología personal y profesional.

La ingenuidad de Pablo Iglesias a la hora de pactar un posible gobierno de coalición con esa banda de falsarios, ha sido uno de los fracasos más lamentables en su carrera política, pero uno de los éxitos más rotundos de Pedro Sánchez.

El flamante sucesor de Zapatero zanjó definitivamente las ilusiones de UP, y seguirá manipulando la realidad del contenido de sus conversaciones y propuestas con Unidas-Podemos, para esperar que la militancia crédula y cándida abandone el barco y se hunda en los primeros sondeos otoñales.

En tal supuesto, el PSOE arrasaría en las próximas elecciones de Noviembre, logrando una mayoría suficiente para cumplir el programa económico y político de la CEOE, la banca privada, el FMI, la OTAN y la Casa Blanca.

¿O acaso Pablo Iglesias y sus Boys imaginaron alguna vez que Sánchez y sus Mesnadas iban a respetar y cumplir otros objetivos? ¿Acaso Montero y Echenique creyeron que conversaban con “la izquierda”?

Ya sabéis que “más se aprende de una derrota que de mil victorias”.

(1) El verdadero nombre del fundador del PSOE era Paulino Iglesias Posse

https://www.alamy.es/foto-paulino-iglesias-posse-1850-1925-mejor-conocido-como-pablo-iglesias-y-dirigente-sindical-socialista-espanol-dirigiendose-a-una-multitud-en-1920-el-es-considerado-como-el-padre-del-socialismo-espanol-habiendo-fundado-el-partido-socialista-obrero-espanol-psoe-en-1879-y-t-84975765.html

En Argentina se inició la jornada de campañas electorales, rumbo a las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se celebrarán el 11 de agosto de este año, para dar paso a los comicios presidenciales el próximo 27 de octubre de 2019.

Se prevé que los diferentes partidos políticos presenten para la contienda presidencial a un solo candidato, al que debe acompañar su respectivo aspirante a vicepresidente, junto a aquellos candidatos que ocuparán escaños en los parlamentos (asambleas) nacional y regionales.

Es la hora de comenzar a derribar el régimen macrista, que ha sumido al pueblo argentino en una situación tan crítica como la que supuso el llamado “Corralito”, que a mediados de 1998 arruinó a millones de familias, por culpa del entonces presidente, Fernando de la Rúa, al que Eduardo Duhalde, sucesor de aquel, convertiría en algo peor, “El Corrarlón”.

Mauricio Macri ha imitado y superado en vesania e insensatez voluntaria a esos dos mandatarios.

Fueron, primero el desaparecido presidente Nestor Kirchner y más tarde su sucesora, Cristina Fernández, quienes levantaron la economía del país.

El 3 de enero de 2006, Kirchner canceló en un solo pago la deuda que la Argentina mantenía con el Fondo Monetario Internacional por más de 9800 millones de dólares.

Las divisas giradas desde las Reservas del Banco Central permitieron, además del ahorro de intereses, cerrarle la puerta a “las intromisiones y exigencias” que imponía la entidad financiera en la economía interna.

Los griegos acudieron este domingo a las urnas, cuatro años después del referéndum en el que la mayoría del país gritó oxi (‘no’ en griego) a la troika.

EL BOLSONARO GRIEGO, KYRIAKOS MITSOTAKIS, LÍDER DE NUEVA DEMOCRACIA, SACA LAS GARRAS PARA MOSTRAR SU EUFORIA AL LOGRAR MAYORÍA ABSOLUTA EN EL PARLAMENTO

Este domingo le han dicho «no» a Alexis Tsipras y dado la mayoría absoluta a Kyriakos Mitsotakis, líder de la conservadora Nueva Democracia.

La derecha consiguió algo más del 39 % mientras que Syriza alcanzó el 31 %, seguido de lejos por el partido de centro Kinal, sucesor del histórico Pasok, que rozó el 8 por ciento.

Los 158 escaños alcanzados por Nueva Democracia en la Cámara sobre un total de 300 suponen su mejor resultado de los últimos doce años. Supera la mayoría absoluta.

Syriza obtendrá tan solo 86 escaños, una distancia que surge del bonus de 50 escaños que la ley electoral griega otorga al partido ganador – en teoría por última vez en estas elecciones-.

«Pedí un mandato fuerte y me lo han dado con generosidad. No defraudaré sus esperanzas», declaró Mitsotakis antes de acudir a la sede de su partido para darse un baño de masas.

Tsipras describió su derrota como «el coste político» de las difíciles decisiones que tuvo que tomar durante estos años. Felicitó a Mitsotakis y le pidió que no desmantele los “avances sociales” (?) que ha conseguido durante su mandato.

«Nos vamos con la cabeza alta. Hace cuatro años nos encargamos de un país al borde de la quiebra. Hoy dejamos un país libre (de rescates), en crecimiento y con reservas en sus cajas, con el interés de la deuda al mínimo histórico», afirmó Tsipras.

EL COMPROMISO DE TSIPRAS CON EL PUEBLO GRIEGO FUE INCUMPLIDO, DEJANDO EN EVIDENCIA LA FALSEDAD DE UNA IZQUIERDA QUE SE LIMITA A IMPLEMENTAR MEDIDAS DERECHISTAS

Vástago de una de las mayores dinastías políticas del país, Mitsotakis recoge así los frutos de una campaña en la que tildó a Tsipras de «traidor» y «mentiroso», dando fuelle al desencanto acumulado durante estos años.

Ahora se ha alzado como la nueva esperanza de la clase media con un programa que orbita en torno a la reducción de impuestos y el crecimiento de la economía.

Por su parte, Tsipras ha intentado demostrar en los últimos meses que, a pesar de haber claudicado ante los acreedores y haber suavizado algunas de sus posturas más radicales, aún tiene una agenda social de izquierdas.

Especialmente tras la derrota en las recientes elecciones europeas y locales, Syriza ha intentado convencer a los griegos de que gracias a su gestión la crisis humanitaria no llegó a más y que, tras tanto esfuerzo, se merecen la oportunidad de gobernar sin corsés.

Este domingo el indignado pueblo heleno ha demostrado que no comparte esta opinión y ha confiado mayoritariamente en un hombre que, entonces ministro, aplicó el segundo programa de rescate.

La participación, con un 57 %, fue una de las más bajas de la historia de la democracia griega, aunque superó ligeramente la de las elecciones de septiembre de 2015, tras el referéndum y la fractura de Syriza.

Muchos ciudadanos decidieron huir a la playa de la ola de calor que asoló Grecia este domingo, lo que afectó a la participación en una jornada electoral que por lo demás fue tranquila.

Aunque la victoria de Nueva Democracia era de esperar -todos los sondeos indicaban una amplia ventaja-, la sorpresa del día la han dado la extrema derecha y el pequeño partido del exministro de Finanzas Yanis Varufakis.

Los neonazis de Amanecer Dorado quedaron sin representación en el Parlamento por primera vez desde su irrupción en 2012 tras quedarse por debajo del mínimo necesario del 3 %.

El ex ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis y su partido MeRA25, que bebe directamente de las ideas y personalidad de su líder y se presenta como un «frente griego patriótico de europeístas», consiguió entrar en el Parlamento con 9 escaños.

Syriza llegó al poder en 2015 como una alternativa a los anquilosados partidos tradicionales y una salida de izquierdas para los decepcionados con el Partido Socialista.

La izquierda europea la adoptó como estandarte, hasta que su evolución como “alumno obediente y ejemplar” de la Unión Europea se convirtió en un lastre.

Este domingo, sin embargo, el líder de la formación de izquierdas Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, uno de los mayores aliados de Tsipras al comienzo de su mandato, mandó un mensaje de apoyo en el que resaltó «el coraje de gobernar con todos los poderes griegos y europeos en contra».

https://www.ultimahora.es/noticias/internacional/2019/07/07/1092909/grecia-despide-tsipras-mayoria-absoluta-conservadores.html

EL GOBIERNO DE “COOPERACIÓN” QUE DEFIENDEN PSOE Y PODEMOS TIENE EN CARTERA LOS MISMOS O SIMILARES PROYECTOS “SOCIALES” QUE SYRIZA

NOTA DEL ADMINISTRADOR.– El mensaje de Iglesias no deja lugar a dudas. Parece lanzar al mar un papel embotellado por si el gobierno de cooperación (llàmalo x) al que aspira el camaleónico personaje, tuviera que, so pretexto de “necesidades urgentes”, defender las privatizaciones en masa que Alexis Tsipras firmó durante su mandato.

Grecia ha castigado la hipocresía de esa izquierda que se escuda en el pragmatismo y en las exigencias de la troika, cuando comete las tropelías que han distinguido al líder de Syriza, al que Pablito, como Juncker, Macron a Christine Lagarde, abrazaron por ser sumiso.

Hace un par de años, ante la andanada de canalladas “made in Tsipras” que fustigaron y empobrecieron aún más a los jubilados/as y no pensionistas griegos/as, el medio italiano La Voce delle Lotte (La Voz de las luchas) decía, bajo el títular “Syriza, la izquierda que privatiza media Grecia”, lo siguiente:

Continúa a pasos de gigante la política de liquidación territorial y entrega de los servicios públicos a manos privadas por parte del gobierno Syriza.

Después de las declaraciones sobre que “los chinos están invirtiendo muchísimo dinero en Grecia”, el gobierno helénico continúa con el desmantelamiento de las empresas públicas.

Y tras dar cuenta de todas esas privatizaciones, además de la reducción de las pensiones, termina:

Si Syriza es el ejemplo para la izquierda italiana y para los nuevos sujetos que están naciendo, sobre todo en la nueva fase electoral, hay poco de lo que estar felices para los trabajadores y la juventud.

Resulta evidente que cuando la llamada “izquierda”, se llame Syriza, Bildu, PSOE, ERC, Unidas-Podemos o Unidos Poemas, acomete una política entreguista y escorada hacia la derecha, el pueblo castiga a los mentirosos y en un acceso de rabia, vota a los conservadores.

Este domingo los griegos deberán votar, tras la decisión del primer ministro Alexis Tsipras de convocar comicios anticipados, ante el rotundo fracaso de Syriza en las elecciones europeas.

QUE YO SEPA, PABLO IGLESIAS, UNO DE LOS MÁS RENDIDOS ADMIRADORES DE ALEXIS, NO HA DICHO NI UNA SOLA PALABRA SOBRE SU ÍDOLO Y LA TRAICIÓN DE SYRIZA

Las encuestas prevén un voto castigo contra el actual gobierno por su programa de ajuste y el triunfo del conservador Kyriakos Mitsotakis.

“Tsipras no cumplió sus promesas preelectorales“, dijo el ex  viceministro Costas Isychos.

Grecia elegirá un nuevo gobierno este domingo 7 de julio luego de que el primer ministro Alexis Tsipras convocara a comicios anticipados ante la caída electoral de Syriza en las elecciones al europarlamento de mayo pasado.

“El referéndum de 2015 fue un quiebra en la sociedad griega. Cinco ministros, el de Finanzas, Yanis Varoufakis, la viceprimera ministra de ese mismo departamento, el ministro de Energía, el ministro de Trabajo y yo renunciamos, además de 45 miembros del Parlamento”.

“Ahí cayó el gobierno porque rechazamos la decisión que tomó Tsipras, que dio la espalda al voto popular, masivo, que rechazó el tercer al paquete de ajuste que querían implementar los acreedores. Tuvimos elecciones en 30 días, ganó de nuevo Tsipras y comenzó a implementar las reglas puestas sobre la mesa por la “troika”, afirmó Costas Isychos, exviceministro alterno de Defensa del primer gobierno de Syriza, entre enero y septiembre de 2015.

Se conoce como “troika” a las autoridades del Fondo Monetario Internacional, del Banco Central Europeo y de la Unión Europea.

Isychos recordó los efectos de la crisis griega que comenzó en 2008 y terminó por precarizar las condiciones de vida de la población.

“La primera fase del programa de ajuste comenzó en diciembre de 2009, cuando Grecia tenía una deuda externa que llegaba más o menos a los 130 mil millones de dólares. Ahora está arriba de los 380 mil millones. Más de cuatro o cinco generaciones no bastarán para pagar esta deuda externa. Tenemos una población de 11 millones de personas y en los últimos 7 años han huido del país 550 mil jóvenes, la mayoría bien formados, y están trabajando en Europa, en EEUU, Canadá y Australia”, lamentó.

El ex viceministro sostuvo que Syriza sufre una “caída del contenido programático, social, teórico de un gobierno que trataba de vacilar entre un vocabulario progresista y una práctica neoliberal”.

Además, consideró que el posible triunfo de Kyriakos Mitsotakis, candidato del derechista Nueva Democracia (ND) es producto de un voto castigo contra Tsipras.

“La gente no está votando a un programa ultraneoliberal, sino contra Tsipras, que no cumplió con su programa preelectoral. Pero al mismo tiempo se va a autocastigar por elegir estas políticas del establishment euroatlántico”, aseveró.

Respecto a Mitsotakis, hijo de una tradicional familia política griega, Isychos señaló que “es muy cercano a las ideas neoliberales”.

“Dentro de este gran partido que es ND hay intereses políticos y financieros, bancarios y económicos multinacionales, que comienzan en la centroderecha y terminan en la derecha ultraneoliberal. Es un partido muy aliado a la cuestión de la OTAN. Mitsotakis tiene políticas antiinmigratorias muy parecidas a las de Mateo Salvini en Italia, para el Mar Egeo. Mitsotakis es parte de este círculo vicioso”, aseguró.

https://mundo.sputniknews.com/radio_voces_del_mundo/201907061087915045-grecia-elecciones-anticipadas-posibles-resultados/

Algunos de los líderes independentistas catalanes que fueron electos en los comicios al Parlamento europeo, pero que son perseguidos por la justicia española, como Oriol Junqueras, Toni Comín y Carles Puigdemont, no asistieron a la convocatoria para recoger sus actas como europarlamentarios, uno por estar en prisión y los otros por encontrarse en el exilio.

Su abogado, Gonzalo Boye, ha querido recoger las actas de Comín y Puigdemont, destacando el despliegue de policías en el exterior del Congreso de los Diputados, preparados para detener a los citados, en caso de que acudieran al acto.

El portavoz de la candidatura de Manuel Valls en Barcelona, Fernando Carrera, se ha mostrado eufórico por la decisión de las bases (estadounidenses) de En Comú Poem, aceptando la “Operación Colau” con los votos de la candidatura impulsada por Ciudadanos, y lo ha considerado un triunfo del unionismo.

Carrera ha compartido el tuit de Barcelona en Comú que ofrecía los resultados. “¡Conseguido! Gracias a Manuel Valls no habrá gobierno independentista en Barcelona.

Primer golpe parado, ahora a trabajar para que nunca más tengamos que volver a escoger entre lo malo y lo peor”, ha añadido.

MARIANO RAJOY ABANDONÓ SU RETIRO Y SE APRESURÓ A FELICITAR A MANUEL VALLS, EN NOMBRE DEL PP DE BÁRCENAS Y CASADO, AL QUE DIJO: “MÁS VALE UNA COLAU QUE CIEN MIL GOLPISTAS“, A LO QUE VALLS RESPONDIÓ: “ET VOILÀ, MON AMI. JE SUIS ESPAGNOL POR COLLONS

https://www.elnacional.cat/es/politica/euforia-equipo-valls-visto-bueno-comuns-operacion-colau_394741_102.html

A %d blogueros les gusta esto: