Category: EPIDEMIA


Esta semana, el número de contagiados por el Coronavirus alcanzó la cifra de 37.000 personas y se ha cobrado más de 800 vidas, en tanto la gripe común, solo en España, ya ha matado a más de SEIS MIL personas e infectado a más de 124.500.

El gobierno de China ha redoblado los esfuerzos para frenar la epidemia y ha mostrado su preocupación por la creación y difusión de rumores. Rusia y EE.UU. evacuaron a sus ciudadanos del epicentro del brote.

Y en Palma de Mallorca (Islas Baleares) un ciudadano británico fue hospitalizado tras haber sido contagiado de coronavirus en Francia.

El taxista Andrei Gonchar de Omsk (Rusia) tuvo una ocurrencia para hacer frente a la histeria global causada por el nuevo brote de coronavirus.

En su intento por demostrar que el humor es la mejor arma para vencer al miedo, da la bienvenida a cada pasajero con un equipo de protección completo y una máscara de gas.

El brote de coronavirus 2019-nCov ha coincidido con los máximos epidemiológicos de gripe en el hemisferio norte.

Los tipos de gripe más habituales (gripe A, en España) dejan más muertes a nivel global que el coronavirus nCov, a la espera de ver su comportamiento en las próximas semanas.

Según la OMS, el impacto mortal de la gripe en regiones pobres se había infravalorado y supera el 10% de los casos graves.

Con un enfermo ingresado en España, y mientras se lucha contrarreloj para contener la propagación y mutación del coronavirus 2019-nCov, la emergencia de salud internacional ha coincidido en el tiempo con el pico de gripe estacional en buena parta del hemisferio norte.

En España, más de 6.300 personas murieron la pasada temporada por complicaciones derivadas de esta enfermedad.

Según explica la investigadora del Centro Nacional de Biotecnología (CSIC) Marta López, “…el problema con el virus de la gripe es que infecta a muchas personas. Puede llegar al 20% de la población mundial, por eso causa muchísimas más muertes”, precisa la doctora que justamente realizó su tesis en Estados Unidos estudiando el coronavirus del SARS y ahora trabaja desentrañando las gripes.

Los síntomas del nuevo coronavirus de Wuhan son, en la mayoría de los casos, muy similares a los de un resfriado común, como son fiebre y fatiga, tos seca y dificultad para respirar.

SEGÚN LA OMS, EL IMPACTO MORTAL DE LA GRIPE EN REGIONES POBRES SE HABÍA INFRAVALORADO Y SUPERA EL 10% DE LOS CASOS GRAVES

Aunque la gripe suele afectar a parte de la musculatura del cuerpo y, a diferencia de los síntomas gripales, no parece provocar afecciones digestivas.

Otro elemento llamativo: parece que los menores de 15 años no presentan síntomas, pese a haberse contagiado por este nuevo coronavirus, a diferencia de lo que ocurre con la gripe común.

España vive su cuarta semana de gripe intensa. Las muestras recogidas desde que ha comenzado la temporada ponen de manifiesto un predominio del virus tipo A (92,7%), frente el virus B en el 7,1%, cepa que portaba uno de los sospechosos de padecer, en Málaga, el coronavirus de origen chino.

R-0 REPRESENTA LA RATIO REPRODUCTIVA BÁSICA DE UNA INFECCIÓN. CADA PERSONA PUEDE CONTAGIAR A UN NÚMERO Y ESTAS, A SU VEZ, AL MISMO, DEPENDIENDO DE FACTORES COMO EL NÚMERO DE CONTACTOS AL TIEMPO, LO QUE DURA LA INFECCIÓN Y LAS PROPIA NATURALEZA DEL VIRUS. SI R-0 ES MAYOR DE 1, PUEDE DARSE UNA EPIDEMIA

Por grupos de edad, hay un ascenso de las tasas de incidencia en todos ellos, siendo significativo en todos los grupos de edad excepto en los mayores de 64 años.

En España llevamos cuatro brotes de gripe en tres comunidades. Asturias, Navarra y La Rioja son ahora las más afectadas.

Desde el inicio de laDesde el inicio de la temporada 2019-20 se han notificado cuatro brotes de gripe en tres comunidades. Dos de ellos se produjeron en instituciones sanitarias, y otros dos en geriátricos. La mediana de edad de los pacientes afectados es de 58 años en las instituciones sanitarias, y de 88 en centros geriátricos.

Según los últimos datos, de comienzos de esta semana, enferman 255 personas de cada 100.000. La tasa acumulada de hospitalización de pacientes con gripe grave confirmada es de 5,5 casos por cada 100.000 habitantes y de los confirmados hasta el momento, el 92 % son virus A.

“Uno de los virus de la gripe A que tenemos ahora deriva del de la gripe de 2009 que derivó en pandemia”, precisa Marta López. Es decir, ni aquella ni esta fueron mortales de necesidad. Y algunos estudios centrados en la gripe A de 2009 daban unas cifras de letalidad (muertes entre infectados) realmente bajas.

Desde el inicio de la presente temporada de gripe en España, la mortalidad en los casos graves en hospitales es del 11,5%, concentrándose el 76% de los casos en los mayores de 64 años. El 63% de las defunciones fue en hombres, según el Sistema de vigilancia de la gripe.

LAS MUERTES POR EL CORONAVIRUS PODRÍAN LLEGAR A MILES, PERO LAS QUE PROVOCA LA GRIPE, CADA AÑO, A PESAR DE LA VACUNA, MULTIPLICAN POR MIL LAS DEL CORONAVIRUS, ASÍ QUE A CUIDARSE DE AMBOS VIRUS, PERO MENOS HISTERIA

El nivel de intensidad es alto en Asturias, Navarra y La Rioja. Medio, en Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Ceuta y Melilla. Y algo más bajo en las demás comunidades.

En el caso del coronavirus de Wuhan, la letalidad en los casos graves es similar. La OMS ha señalado que alrededor de un 10% de quienes desarrollan una neumonía grave por el coronavirus nCov muere. El virus de la gripe, esta semana está en el 11,5%, mientras que el del ébola suele causar la muerte de alrededor del 50% de los contagiados.

Es decir, la gripe estacional no resulta particularmente mortífera para el conjunto de la población, como tampoco lo parece por el momento el nuevo coronavirus.

Sin embargo, las personas con gripe que requieren hospitalización y que muestran complicaciones –en población de ancianos o con problemas inmunitarios, sobre todo–, sí están en riesgo muy grave, que se dispara en poblaciones con escasos recursos.

El número de muertes sobre el total de infectados por el coronavirus de Wuhan se mueve entre el 2% y el 3% desde el inicio del brote. Y eso, considerando que no existe aún una vacuna para este, a diferencia de la gripe que tiene su vacuna cada año. Por eso los profesionales de la salud insisten en que la población de riesgo debe vacunarse.

La letalidad del coronavirus se mantenía en un 2,3% en el momento de declararse la emergencia de salud de la OMS.

Esta semana, en plena epidemia de gripe (declarada el 13 de enero), «no se observan excesos de mortalidad sobre lo esperado», según el sistema Euromomo. Habrá que ver en las próximas semanas para hacerse una más certera idea de la mortalidad por causa de la gripe.

En su último informe, la Junta de Vigilancia Mundial de Prevención de la OMS dejaba claro que no estamos preparados para una epidemia mundial de algo tan cotidiano y recurrente como la gripe.

Y ahí los países con menos recursos se llevan la peor parte.

Fuente: http://www.newtral.es

El virólogo Juan Ayllón Barasoain, director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos, nos cuenta lo que sabemos del coronavirus, pone en perspectiva su alcance, expone los posibles escenarios futuros y explica por qué no hace falta que cunda el pánico y el alarmismo exagerado.

Juan Ayllón Barasoain ha trabajado investigando y enseñando bioquímica y virología. Ha trabajado en el “National Institutes of Health” (Bethesda, EEUU) y el Hospital Monte Sinaí (Mount Sinai School of Medicine; New York, EEUU). Actualmente es director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos.

El coronavirus (científicamente apodado como 2019-nCoV) se está extendiendo rápidamente, actualmente por más de 20 países, pero el miedo a la propagación de este microorganismo es mucho mayor que las muertes e infecciones que ha provocado.

EL PERIÓDICO DERECHISTA CATALÁN “LA VANGUARDIA” PREFIERE MENTIR SOBRE LOS CASOS DE CORONAVIRUS EN CHINA, QUE OCUPARSE DE LAS MILES DE MUERTES QUE LA GRIPE ESTÁ CAUSANDO EN ESPAÑA

Existe un virus aún peor, que está causando un daño mayor a la humanidad: el racismo, el odio y el desprecio hacia el pueblo chino.

Las redes sociales, en la mayoría de las partes del mundo, nos muestran cientos de miles de ese tipo de casos de odio, sobre todo de sociedades que se jactan de ser civilizadas, de conocer mejor que nadie todo lo que rodea a los virus y de sentirse diferentes a los ciudadanos de países de donde provienen los virus asesinos.

En el caso del coronavirus, China es el epicentro, el lugar de nacimiento donde el mundo recoge las vibraciones.

En cuanto al odio: el “odiovirus”, la rama humana y cultural del coronavirus, el mundo exterior es el epicentro. El vector son los medios, especialmente los nuevos medios.

Mientras que en Europa y América, el asiático es el “demonio” que creó deliberadamente el virus, en Asia, los chinos son señalados con el dedo. ¡Terriblemente patético!

Resulta muy preocupante que la mayoría de los informes sobre el odio inducido por el coronavirus, el “odiovirus”, provengan de países asiáticos cercanos a China. Tales noticias hierven a fuego lento en Filipinas, Indonesia, Tailandia, Vietnam, etc.

El peor de los casos reportados fue el de Indonesia, el viernes 31 de enero de 2020, en el que se asegura que China trasladó a los residentes de Hubei en el extranjero de regreso al centro del brote en Wuhan en aviones alquilados desde Tailandia y Malasia, citando “dificultades prácticas” que los pasajeros habían encontrado de ultramar. No suena ni alentador ni humano.

LA PRENSA AUSTRALIANA ES AÚN PEOR QUE LA ESPAÑOLA A LA HORA DE LANZAR NOTICIAS FALSAS SOBRE LA EPIDEMIA DE CORONA-VIRUS

En Australia, después de que dos medios periodísticos publicaran titulares cargados de negatividad contra los chinos, Global Times, un medio con sede en Beijing informó sobre la angustia de 46.000 ciudadanos chinos que firmaron una protesta contra los informes y exigieron una retractación.

El informe del Global Times decía: Más de 46.000 personas han firmado una petición, exigiendo a los medios australianos que se disculpen públicamente por el racismo demostrado contra la comunidad china, después de que dos medios de comunicación publicaran titulares que etiquetaban la nueva neumonía relacionada con el coronavirus como un “virus chino” y comentarios dirigidos a los niños y niñas chinos para que se quedaran en casa.

El periódico sensacionalista australiano, The Daily Telegraph, publicó en su periódico del miércoles un informe titulado “Los niños chinos deben quedarse en casa”, según una foto del periódico que circula en línea.

El informe indicó que el gobierno de Nueva Gales del Sur advirtió a los “padres que no envíen a sus hijos a la escuela o guardería, si han estado recientemente en China” debido a “temores sobre el brote de coronavirus que se propaga rápidamente”.

En reacción a esta extraña tendencia, Bloomberg, una plataforma estadounidense, dijo que: “Las aerolíneas están cancelando sus vuelos desde China. Las escuelas en Europa han dejado a invitar a los estudiantes de intercambio. Los restaurantes en Corea del Sur rechazan a los clientes chinos”.

“A medida que el virus mortal se propaga más allá de China, los gobiernos, las empresas y las instituciones educativas luchan por encontrar la respuesta correcta. Salvaguardar la salud pública es una prioridad. El desafío es cómo hacerlo sin estigmatizar a toda la población del país donde comenzó el brote, y donde reside casi una quinta parte de todos los humanos.

EL SENSACIONALISMO BASADO EN MENTIRAS Y MANIPULACIONES GENERA BENEFICIOS  LOS MEDIOS “DESINFORMATIVOS” DEL MUNDO, QUE EL GOBIERNO DE SINGAPUR CONDENA Y EL EJECUTIVO “PROGRESISTA” ESPAÑOL ACEPTA ENCANTADO

En Estados Unidos, una celebridad estadounidense de origen chino, Michelle Phan, dijo que fue atacada con comentarios racistas en Twitter en medio del miedo al coronavirus de Wuhan. Y en uno de los casos, ella respondió: ‘¿Por qué algunos de ustedes me piden que vuelva a comer murciélagos? Soy estadounidense, ignorantes”.

Ha habido muchos otros casos reportados de tales ataques de odio en Canadá, donde el gobierno de Ontario y la junta escolar tuvieron que emitir una advertencia para que ningún ciudadano chino fuera maltratado o estigmatizado debido al brote de coronavirus.

En un contraste interesante, los gobiernos de muchos países y organismos intergubernamentales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UE, India, Pakistán, el Vaticano a través del Papa Francisco, elogiaron a las autoridades chinas por los esfuerzos concertados contra el odio e incluso se ofrecieron a ayudar.

Dejando de lado el antagonismo habitual, una organización de medios de Estados Unidos publicó informes elogiando la apertura de China en la gestión y denuncia del incidente y también permitiendo que el mundo exterior vea lo que está haciendo para reducir la propagación, especialmente la OMS, que visitó Beijing y se reunió con el presidente Xi Jinping.

El informe señaló que este enfoque abierto y transparente es una desviación de la forma en que China manejó la gestión del brote de SARS en 2003, aplaudiendo la dimensión positiva.

EN EL REINO UNIDO LOS BULOS TAMBIÉN ATRAEN LA ATENCIÓN DE LOS LECTORES. RECUERDEN QUE “UN PUEBLO MAL INFORMADO ES UN PUEBLO MANIATADO”

Entonces, ¿cómo podemos conciliar una situación en la que los gobiernos elogian a China y prometen apoyo en este momento desafiante mientras los ciudadanos caminan en dirección contraria, agravando el problema con la estigmatización?

Es tarea de los gobiernos sensibilizar a los ciudadanos desinformados para que actúen adecuadamente.

Científicos en Australia y Ghana han ayudado con las investigaciones para desarrollar vacunas contra el virus. Después de que Australia anunciara su avance en la investigación, Ghana anunció al mundo que dos estudiantes de farmacia que se habían formado China cuando ocurrió el primer brote de coronavirus clonaron el virus con muestras que obtuvieron en China en ese momento y también se ofrecieron como voluntarios para volar a China y ayudar en la lucha contra este mal común.

Sinceramente, si tuviese el arma científica y los conocimientos, eliminaría este virus. Sí, yo preferiría combatir el virus que ha atravesado continentes y naciones.

Sin embargo, por ahora no tengo el equipo para evitar que el coronavirus se propague y mate a tantas personas, en su mayoría chinos, pero si tengo un arma pequeña en mis manos: amor, es decir, amar a los chinos y no asociarlos al virus.

Como los chinos NO son el virus, prefiero combatir el virus amando y abrazando a los chinos. No es justo estigmatizar o castigar a los chinos en un momento en el que deberíamos consolarlos por la pérdida de vidas, paz y sustento.

Eso es lo que la humanidad justamente nos exige.

Fuente: africachinapresscentre.org

Autor: IKENNA EMEWU, Pueblo en Línea

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2020/0203/c31619-9653681.html

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- El gobierno chino actualiza cada 24 horas los datos de las personas contagiadas, fallecidas y controladas.

Teniendo en cuenta que los territorios donde se han producido los casos más graves tienen una población cercana a los 120 millones de habitantes, resulta admirable la celeridad y eficacia de las medidas adoptadas por los responsables de la sanidad en aquel inmenso país.

Hasta hoy 5 de febrero, la cifra de contagiados alcanza los 25.453, los fallecidos llegan ya a 425, pero el número de curados supera ese guarismo y llega a los 564.

En esta semana se han analizado a más de 275.890 personas, de las que ninguna ha mostrado señales de contagio.

Si este virus hubiera aparecido en los EEUU de Norteamérica, a estas alturas, sabiendo la nula protección sanitaria de aquella población, la pandemia estaría asegurada y los muertos se contarían por decenas de miles.

Señalemos que el máximo responsable del área de Prevención y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, cree “que la vacuna podría demorar algunos meses”.

Sin embargo, el experto aclara que  que no hay motivos para estar “temeroso por nada” y que “desde un punto de vista médico, no tiene sentido restringir los vuelos a China”.

A la pregunta sobre la posibilidad de la aparición de otros casos en España, el doctor Trilla es rotundo: “No hay para tanto. Se le está dando demasiada importancia, aunque lo entiendo”, ha explicado. Y corona su opinión con esta lapidaria frase: “No hay virus más contagioso que el del miedo”.

Los medios periodísticos occidentales están muy interesados en que las alarmas aumenten, porque también aumentan sus ganancias de audiencia y publicidad, aunque saben que, como asegura la OMS, “no existe una pandemia“, sino una epidemia prácticamente controlada.

El periodista y escritor valenciano Julio César Alonso, corresponsal de guerra durante muchos años, cooperante en diversas ONGs y coordinador en misiones de la ONU, envió hace unos días una carta al Consulado chino en la que daba su visión sobre la situación del coronavirus, destacando la fortaleza y los medios con los que cuenta ese pueblo asiático ante situaciones difíciles como la actual.

A %d blogueros les gusta esto: