Category: ESPIONAJE E INJERENCISMO


La Fiscalía  de Hong Kong han confirmado que tres fusiles, una pistola y varios casquillos de bala fueron encontrados por la policía y están en posesión de un hombre desempleado de treinta años, a quien le llegó el suministro desde EE.UU.

El portavoz del Ejecutivo chino para los Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang, declaró a los medios en una rueda de prensa que los policías fueron atacados con cócteles molotov, lo que demuestra que los manifestantes no practican el pacifismo, sino todo lo contrario.

Los manifestantes radicales usaron armas letales contra el cuerpo policial y ello, en cualquier país, constituye un serio delito de terrorismo“, aseveró Yang en la comparecencia a la prensa nacional, local e internacional.

“Estos actos ponen en peligro el orden jurídico y social de Hong Kong y representan una grave amenaza para la ciudadanía”, añadió, al tiempo que renovó su apoyo a la Policía y al sistema judicial de la región autónoma.

La policía de Hong Kong ha pedido en una conferencia de prensa a la población que se siga oponiendo a la violencia y ayude a que la sociedad vuelva a la normalidad.

 

En Estados Unidos, movimientos políticos y sociales rechazaron el incremento del bloqueo económico y comercial contra Venezuela. Aseguran que es una medida criminal que afecta al pueblo venezolano mucho más de lo que el gobierno estadounidense reconoce.

El presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, mostró a los venezolanos y al mundo la cartilla que será firmada por millones de personas para ser enviada a las Naciones Unidas (ONU) como protesta contra la injerencia del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) por su bloqueo criminal e ilegal al pueblo de Bolívar.

Aquí está. Tiene un manifiesto dirigido a la ONU, al secretario general Antonio Gutérres, que llevaremos con la firma de millones de venezolanos y venezolanas. Será reproducido para que sea firmado por toda la familia”, expresó el Jefe de Estado desde el Palacio de Miraflores, donde encabezó una jornada de Jueves Productivo con presencia de dirigentes y autoridades de la República Popular China.

La bolivariana Venezuela y la heroica y obstinada resistencia de su pueblo ante los ataques criminales de Estados Unidos y la UE, representan hoy el mayor desafío al neoliberalismo dominante. Mientras tanto, la ira del régimen de Washington, con la complicidad de Bruselas, crece en intensidad.

John Bolton, asesor de seguridad de la Casa Blanca y uno de los más connotados criminales, responsable de delitos de lesa humanidad en las últimas administraciones norteamericanas, comentaba que la nueva orden ejecutiva firmada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, les permite congelar todos los bienes del estado bolivariano.

El mandato deja todos los activos económicos de Venezuela que existen en entidades bancarias de los EEUU, prisioneros en manos ajenas e incluso prohíbe cualquier forma de transferencia financiera.

Estamos presenciando un robo a mano armada, cómo el gobierno de Trump pone en cuarentena total al pueblo venezolano, ante el cobarde silencio de la Unión Europea y el de las ONG que dicen defender los derechos humanos en el mundo.

En la reunión sobre el tema de Venezuela, los países miembros del llamado Grupo de Lima (más bien Cártel) vieron frustrados todos los intentos de derribar al gobierno de Nicolás Maduro, tras el esperpento de la ‘autoproclamación’ del payaso Juan Guaidó, mientras el delincuente Bolton afirmaba que Washington daba este nuevo porque en Venezuela ‘el tiempo para el diálogo ha terminado, ahora es el momento de actuar’.

¿Ha terminado el tiempo para el diálogo? ¿Qué dice la Unión Europea? Nada, como siempre. Sus líderes siguen en posición supina y la cabeza agachada, adoptando la postura del que va a dedicarse a una “fellatio” política sobre las partes pudendas de Trump y su gobierno de malhechores.

Estamos dando este paso para negarle a Maduro el acceso al sistema financiero global y aislarlo aún más internacionalmente‘, continuó el criminal ultraderechista  por excelencia, quien luego envió un mensaje claro a todos aquellos que no cumplieron.

Y continuaba con sus amenazas: “Es una señal para terceros países que desean hacer negocios con el régimen de Maduro, por lo que deben proceder con extrema precaución. No es necesario que arriesguen sus intereses comerciales con los Estados Unidos, para beneficiarse de un régimen corrupto y moribundo”.

¿Qué dice la Unión Europea sobre estas amenazas de un claro sello fascista? Nada, como siempre, sigue en la misma posición esclavista y cobarde.

Bolton, en sus delirios, ha tomado como referencia los casos de Panamá y Nicaragua, naciones a las que en el pasado aplicaron medidas similares (¿no recuerdan la masacre de El Mazote, dirigida por Bolton?). “Funcionó en Panamá, Nicaragua y funcionará en Venezuela Y Cuba ‘, dijo el asesino asesor.

¿Y la Unión Europea que dice respeto a estos paralelos de crímenes contra la humanidad del pasado? Nada, como siempre. Sigue en posición supina, bajando la cabeza para seguir practicando “la fellatio” a su amo Trump.

Bolton definió a Venezuela como ‘un estado canalla’, equiparándola con Irán, Corea del Norte y Siria, e incluso volvió a amenazar: Estados Unidos hará todo lo necesario para asegurarse de que el gobierno de Maduro se quede sin medios económicos para subsistir.

Sabemos que las sanciones aplicadas por el gobierno de EEUU y la Unión Europea, según un informe del Centro de Investigación Económica y Política (el CEPR no es una fuente chavista), han causado la muerte de aproximadamente 40,000 personas entre el 2017 y 2018.

El ex relator de la ONU, Alfred de Zayas, comparó lo que sucede en Venezuela con los asedios a ciudades medievales.

¿Y la Unión Europea que dice respecto a estos paralelos de crímenes contra la humanidad del pasado? Nada, como siempre. Ella sigue en posición supina y bajando la cabeza. La “fellatio” política continúa haciendo feliz a Trump.

Aquellos que no solo se humillan de esa forma, sino que además participan activamente en la propaganda continua contra Caracas son tan criminales como Bolton.

Y los medios de comunicación, públicos y privados, que emiten a lo largo y ancho del continente europeo actúan como tales, como las prostitutas de lujo que danzaban en torno al millonario neoyorquino, antes de convertirse en el presidente de los EEUU.

El récord de noticias falsas sobre Venezuela no de detiene. Los robos, expolios y bloqueos, incluso de medicamentos, continúan. Y el silencio de la UE es atronador.

Los prostíbulos de Bruselas, de Estrasburgo, siguen regentados por esclavos blancos al servicio de su amo norteamericano.

 

El senador estadounidense Tom Cotton hizo una declaración el pasado martes, en la que advirtió a Beijing que no lanzara una ‘violenta represión’ contra los manifestantes que protestan en Hong Kong. También instó al gobierno de los Estados Unidos a que preparara sanciones contra China.

LA EVIDENCIA DE LAS TRIQUIÑUELAS EN HONG KONG PARA AZUZAR AL PERSONAL EN LAS PROTESTAS “DEMOCRÁTICAS”, MUESTRA LA CONSTANTE ESTUPIDEZ DEL GOBIERNO DE TRUMP Y SU INÚTIL EMPEÑO INJERENCISTA

Antes de la declaración de Cotton, Beijing nunca afirmó que recurriría a la fuerza para reprimir los disturbios de Hong Kong.

Por el contrario, ofreció apoyo al gobierno y la policía de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK), instándolos a tomar medidas resueltas para salvaguardar el estado de derecho en la ciudad. Esto último, es algo que las autoridades estadounidenses no entienden.

Cuando los medios de comunicación le preguntaron si las fuerzas del Ejército Popular de Liberación (EPL) iban a intervenir en Hong Kong, casi todos los funcionarios de Beijing se refirieron a las disposiciones de la Ley Básica que rigen los deberes y responsabilidades de ese departamento.

¿Por qué los legisladores estadounidenses y los medios de comunicación occidentales se preocupan tanto por las acciones de las tropas del EPL, estacionadas en Hong Kong?

Sencillo: se debe a que ellos creen también que los manifestantes radicales en Hong Kong han ido demasiado lejos.

Con las protestas cada vez más violentas, las marchas ya no son expresiones pacíficas de demandas democráticas, sino alharacas que buscan derribar la legitimidad, legalidad y el orden básico de la ciudad, afectando gravemente la gobernanza de la RAEHK. Ninguna nación occidental toleraría impasible tales enfrentamientos.

Los legisladores como Cotton deben saber que si esas mismas manifestaciones violentas ocurrieran en los Estados Unidos y los policías fueran atacados de idéntica forma como sucede en Hong Kong, la Guardia Nacional ya habría tomado medidas más que contundentes.

El lunes, la portavoz de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, elogió a los manifestantes radicales y dijo que ‘están enviando un mensaje conmovedor al mundo‘.

Es obvio que para Pelosi, incitar al enfrentamiento y al desmán originado por la violencia, además de los daños  causados a otros miles de trabajadores en Hong Kong, supone una actitud muy emotiva. Como cuando los opositores venezolanos quemaban vivas a personas que defienden la revolución en Venezuela.

Debido a la política de ‘un país, dos sistemas’, Washington quiere implementar muchas formas de ejercer su influencia en la sociedad hongkonesa.

Occidente obliga a los medios a construir una imagen heroica e ilusionante con las protestas, alegando que esas miles de personas luchan por una causa justa. Incluso las agresiones y destrozos no son ilegales, ni políticamente incorrectas, pero sí lo son cuando suceden en países occidentales.

Las protestas en Hong Kong se han vuelto seriamente irracionales. Para mantener activa esa rabia colectiva, es necesario continuar alimentándola con propaganda favorable, haciendo creer a los protagonistas que son héroes de guerra.

Los legisladores estadounidenses, los medios de comunicación y los funcionarios del gobierno se turnaron para animar a los manifestantes radicales.

Estados Unidos ha estado plagado de problemas internos en los últimos años. En solo un fin de semana de agosto, dos tiroteos masivos en los Estados Unidos mataron a decenas de personas e hirieron a más.

Las manifestaciones en Hong Kong han tenido lugar durante dos meses, pero nadie ha sido asesinado. No es aventurado afirmar, con rotundidad, que la situación de los derechos humanos en Hong Kong es mucho mejor que la de los Estados Unidos. Y no hablemos de esos derechos en las comunidades negras.

Los ciudadanos de Hong Kong no deben ser engañados por la propaganda histérica de los poderosos medios occidentales. La ciudad alberga a más de 7 millones y medio de personas. La turbulencia, a largo plazo, arruinará muchas de esas vidas.

La gente necesita apoyar al gobierno y a la policía de la RAEHK para restablecer la paz y la convivencia ciudadanas y no dejarse engañar por personajes como Cotton y Pelosi.

Si la situación en Hong Kong se deteriora aún más, el gobierno central no hará la vista gorda ante los disturbios que el gobierno de la RAEHK no puede manejar.

Según la Ley Básica, el gobierno central dispone de suficientes medidas y fuerza para controlar con rapidez y eficacia cualquier desorden violento. Demandas: todas. Agresiones y ataques violentos: ninguno.

Nos gustaría que Hong Kong se una al gobierno de la RAEHK para defender la normalidad, la concordia y el buen talante, que son aspectos fundamentales de la ciudad.

Cuando la mayoría silenciosa se levante y ayude a combatir los disturbios, la agitación de Hong Kong finalmente se superará.

http://www.globaltimes.cn/content/1160701.shtml

A las potencias imperialistas les distingue una larga historia de colonialismo en China e intentar reducir a su pueblo al papel de mendigos en su país. Británicos, franceses, alemanes, estadounidenses y japoneses son todos culpables de crímenes contra China que no pueden ser olvidados o borrados de la memoria.

LAS GRANDES POTENCIAS PLANEANDO DIVIDIR CHINA, REPARTIÉNDOSE EL TERRITORIO ENTRE ESTADOS UNIDOS, ALEMANIA, ITALIA, REINO UNIDO, FRANCIA, RUSIA, AUSTRIA, REPRESENTADOS POR GUILLERMO II, UMBERTO I, JOHN BULL, FRANCISCO JOSÉ I, EL TÍO SAM, NICOLAS II Y EMILE LOUBET, EL 23 DE AGOSTO DE 1899 (DIBUJO DE J.S. PUGHE)

Finalmente derrotados en 1949, las potencias coloniales nunca abandonaron sus ambiciones de convertir a China en un “protectorado”, pero desde hace decenios, una vez más, tratan de atacarla aunque sea una nación soberana, tratando de calumniar a sus instituciones, a su gobierno, a su sistema político, saboteando su economía, amenazándola militarmente, dividirla en territorios “manejables”, como hicieron con Rusia.

El radio del ataque es amplio. Los canadienses, por orden de Washington, han secuestrado y aún mantienen como rehén a Meng Wanzhou, director financiero de la compañía de tecnología Huawei. Al mismo tiempo, el gobierno de Trump utilizó el arresto como una advertencia para los países que comercian con Irán.

Han aumentado las provocaciones armadas frente a las costas chinas, por parte del imperio estadounidense y sus estados vasallos, que envían repetidamente buques de guerra a través del Estrecho de Taiwán, argumentando la ‘libertad de navegación‘, pero al tiempo afirman que la antigua Formosa,  hoy una provincia de China, es un protectorado occidental.

LA PACIENCIA ES UNA VIRTUD Y CHINA LA APLICA EN TODAS SUS RELACIONES, PERO CUIDADO, PORQUE SIEMPRE HAY UN LÍMITE Y EEUU LO ESTÁ SOBREPASANDO

El gobierno de los Estados Unidos, además, permitió que el primer ministro taiwanés, Tsai Ing-wen, se reuniera con funcionarios de alto nivel del gobierno norteamericano, en flagrante violación de la norma “Una sola China”, reconociendo a Ing-wen como jefe de una nación independiente, en lugar de lo que es en realidad, es decir, gobernador de una provincia china al que vendió miles de millones de dólares en equipos militares, en contra de las lógicas protestas de Beijing.

Los Estados Unidos incluso han llegado a afirmar que Taiwán detenta un crucero con misiles guiados, USS-Antietam, con permiso para navegar a través del Estrecho (sin que esa provincia tenga ninguna autoridad para ello), lo que agrava aún más la situación.

Los ejercicios militares chinos, a gran escala, que parecen involucrar a todas las ramas del Ejército Popular de Liberación, es decir, terrestres, aéreas, navales, misiles y fuerzas estratégicas, comenzaron el pasado domingo 28 de julio.

La duración de tales maniobras duró más de una semana, cuando al final de los ejercicios los silenciosos cazabombarderos J20 chinos, fueron trasladados a la costa en esta semana de agosto.

El gobierno chino “cerró” amplias áreas de los mares costeros al tráfico marítimo y aéreo, para realizar estas maniobras.

LA GESTA CHINA NO TIENE PARANGÓN EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD. EN SOLO 70 AÑOS HA LOGRADO PASAR DE LA MISERIA Y EL COLONIALISMO, A SER UNA POTENCIA DE DESARROLLO IMPARABLE, A LA QUE EEUU TEME MÁS QUE A RUSIA

El objetivo es transmitir un mensaje claro al gobierno de Donald Trump y sus aliados: China no va a seguir tolerando más interferencias en el tema de Taiwán, por lo que está lista para adoptar medidas militares de cara a resolver el problema de una vez por todas, para lograr la reunificación final del país, además de la derrota de los restos que aún quedan del vetusto régimen reaccionario, cuyos líderes huyeron en 1949.

El Global Times, citando una fuente ‘interna’, escribía: “Mientras más secesionistas taiwaneses generen problemas y más apoyo extranjero reciban, más pronto se reunificará China”.

El Ministerio de Defensa chino emitió una seria advertencia el pasado 25 de julio, el mismo día que el USS-Antietam cruzó el Estrecho, una semana después de que un destructor canadiense y un barco de apoyo hicieran lo mismo, e inmediatamente después de completar los ejercicios conjuntos de las aviaciones chino-rusa.

Los ejercicios en curso apuntan claramente en una dirección, enviando un claro mensaje del gobierno de Xi Jinping de que China está preparada para el peor de los casos, en defensa de su soberanía e integridad territorial.

El miércoles 24 de julio, Beijing advirtió que podría hace uso de la fuerza contra cualquiera que interviniera en sus esfuerzos para que Taiwán formara parte de una China totalmente unificada. Fueron palabras de Wu Qian, portavoz del Ministerio de Defensa, durante una sesión informativa sobre el nuevo Libro Blanco sobre defensa nacional.

Si alguien se atreve a separar a Taiwán de China, el Ejército del Pueblo luchará, defendiendo resueltamente la unidad soberana del país y la integridad territorial’.

LA REUNIFICACIÓN TOTAL DE CHINA ES UN OBJETIVO QUE SE CUMPLIRÁ INEXORABLEMENTE, PESE A LOS INTENTOS DE EEUU Y GRAN BRETAÑA POR LO CONTRARIO

Pero vale la pena mencionar el documento en sí:

“Resolver el problema de Taiwán y lograr la reunificación completa del país, representa uno de los objetivos fundamentales de la nación china y es esencial para lograr el rejuvenecimiento nacional.”

“China se adhiere a los principios de ‘reunificación pacífica’ y respeta la norma de ‘un país, dos sistemas’, que promueven el desarrollo de las relaciones a través del Estrecho, promoviendo el hermanamiento definitivo del país”.

“Mientras tanto, China se opone decididamente a cualquier intento o acción para dividir nuestra nación y condena cualquier interferencia extranjera con ese propósito. China debe ser y será reunificada”.

China tiene la firme determinación y la capacidad de salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial. Nunca permitirá la secesión de ninguna parte de su territorio, por ninguna persona, organización o partido político en ningún momento.

No podemos prometer que renunciaremos al uso de la fuerza y nos reservamos el derecho de tomar todas las medidas necesarias. Esta advertencia no está dirigida, en absoluto, a nuestros compatriotas en Taiwán, sino a las fuerzas externas y al escaso número de separatistas que abogan por ‘independencia de Taiwán’.

El EPL derrotará, sin lugar a duda, a cualquiera que intente separar a Taiwán de China, salvaguardando la unidad nacional a toda costa. ‘

QUE NADIE LO DUDE: CHINA SERÁ EN MENOS DE CINCO AÑOS LA MAYOR POTENCIA MILITAR Y ECONÓMICA DEL MUNDO, PERO NO SANCIONARÁ NI BLOQUEARÁ, NI ATACARÁ, NI INVADIRÁ A OTRAS NACIONES. EL COMERCIO EVITARÁ ESAS TENTACIONES Y VIOLACIONES QUE HOY SOLO DISTINGUEN A EEUU Y SUS VASALLOS EN EUROPA, ORIENTE MEDIO Y LATINOAMÉRICA

Y termina diciendo:

“China siempre estará comprometida con una política nuclear que rechaza el uso de esas armas, en ningún momento y bajo ninguna circunstancia, por lo que no utilizará ni amenazará con ese tipo de armamentos a otros estados, dispongan o no de artefactos similares o se hallen libres de tales dispositivos”.

“China apoya la prohibición completa y la destrucción total de ese armamento, además de no participar en ninguna carrera nuclear con ningún otro país, pero manteniendo su arsenal en el nivel mínimo requerido para la seguridad nacional.”.

“China persigue una estrategia de autodefensa nuclear, cuyo objetivo es mantener la seguridad nacional estratégica, al disuadir a otros países de usar o amenazar con usar armas nucleares contra nuestra nación”.

“La paz es una aspiración para todos los pueblos y su defensa es un tema eterno para la humanidad. Frente a los desafíos de seguridad global que se están volviendo cada vez más complejos, China cree firmemente que la hegemonía y la expansión están condenadas al fracaso, porque la seguridad y la prosperidad deben compartirse. China seguirá comprometida con el desarrollo pacífico de los pueblos, trabajando y colaborando con líderes de todos los países del mundo, para salvaguardar la paz global y promover el desarrollo común”.

Pese a ese manifiesto, las potencias imperialistas occidentales continúan haciendo todo lo contrario.

HONG KONG FUE UN PARAÍSO FISCAL EN TIEMPOS DEL DOMINIO BRITÁNICO, PERO EL REINO UNIDO Y EEUU QUIEREN QUE LO SIGA SIENDO. LAS PROTESTAS NADA TIENEN QUE VER CON LA EXTRADICIÓN A CHINA DE CRIMINALES Y ESTAFADORES,

La presión sobre China continúa en Hong Kong con elementos “quintacolumnistas”, respaldados por los gobiernos de EEUU y Gran Bretaña, que toman violentamente las calles, agreden edificios gubernamentales, comisarías, destrozan los símbolos del gobierno chino, todo ello con un solo objetivo: crear caos, socavar el orden, tratar de avergonzar al gobierno chino, actuando como simples provocadores que intentan que en Occidente se piense que China no respeta los derechos de los ciudadanos.

El 30 de julio, los secuaces occidentales de Hong Kong intentaron paralizar el sistema subterráneo de transporte, bloqueando puertas y acosando a los pasajeros. Fueron jaleados y aplaudidos, apoyados y respetados por líderes y medios occidentales que, al mismo tiempo, aplauden las tácticas represivas de la policía de Macron en Francia contra los Chalecos Amarillos.

Hace tiempo escribí sobre las conexiones políticas y financieras entre varios líderes y gobiernos, agencias y altos funcionarios de los Estados Unidos y el Reino Unido, incluyendo las reuniones de algunos de ellos con Mike Pompeo y Paul Wolfowitz.

En esas marchas violentas se adivina la orientación política de las protestas, cuando muchos manifestantes llevan banderas de los EEUU,  británicas o la antigua enseña colonial británica del Hong Kong colonizado.

Son los oportunistas habituales disponibles en cualquier país, siempre que les pague un precio correcto. Pero son una amenaza grave, por lo que los gobiernos de China y de Hong Kong han emitido una serie de declaraciones en las que advierten que su paciencia se está agotando y que actuarán de acuerdo con la amenaza que representan.

Las potencias occidentales, protegiendo esas acciones agresivas, violan la letra y el espíritu de la Carta de las Naciones Unidas y el principio, ahora consolidado, del derecho internacional de no injerencia en los asuntos de otro estado.

LOS GOBIERNOS Y MEDIOS OCCIDENTALES APOYAN LAS VIOLENTAS PROTESTAS EN HONG KONG Y CONDENAN LA ACTUACIÓN DE LA POLICÍA DE LA CIUDAD, MIENTRAS APLAUDEN LA REPRESIÓN EN FRANCIA SOBRE LAS PROTESTAS DE LOS CHALECOS AMARILLOS O LA VIOLENCIA POLICIAL EN CATALUÑA EL DÍA DEL REFERENDO INDEPENDENTISTA

Apoyar a los partidos políticos que buscan derrocar a un gobierno legítimo, defender la insurgencia violenta representa una grave violación del derecho internacional, pero la arrogancia estadounidense ha alcanzado altos niveles, asumiendo el derecho de cometer ese tipo de intervención donde quiera y cuando le convenga, mientras que sus estados y organizaciones vasallos, desde Japón, Australia o la OTAN, colaboran con el gobierno estadounidense en fomentar esas alharacas, con la esperanza de atrapar algunas migajas que caen de la barba del tío Sam.

Las personas razonables preguntan qué se puede hacer con respecto a las políticas agresivas de los Estados Unidos. Rusia y China hablan de contener la amenaza, renovar la confianza, utilizar la diplomacia pacífica, apoyar el diálogo con Irán para reducir el peligro inminente de guerra en el Golfo Pérsico, como las conversaciones sobre Venezuela, mientras la Casa Blanca se divierte sancionando y amenazando a todas las naciones que no cumplan sus órdenes.

Pero este Trump y aquel Obama, aquel Bush y el otro Clinton, responden aún con más arrogancia, pretendiendo ganarse el respeto internacional por ser líderes del país más belicoso del globo terráqueo, el más preparado para ir a la guerra y conseguir que ‘Estados Unidos vuelva a ser grande’.

La historia nos enseña una lección: los liderazgos que crecen a costa de su propia vanidad, egoísmo y prepotencia, mientras consideran a su propia gente como peones útiles, traen la ruina para sí mismos, su pueblo y su nación.

Napoleón pensó que tenía el mundo bajo su bota, hasta que las armas rusas, un invierno ruso y un zar inteligente le humillaron. Una derrota que llevó a las tropas británicas a obligar a Francia a restaurar la monarquía borbónica en 1815.

Hitler pensó que él también podría conquistar el mundo, pero una vez más, como Napoleón, su ambición fue derrotada por la realidad de la Rusia soviética, su nación destruida y su cuerpo reducido a un montón de cenizas.

Cuando tiene lugar el “comienzo del final” del poder estadounidense, nadie puede arriesgarse a vaticinar el futuro; pero podemos predecir que será sangriento para los estadounidenses, que no tienen muchas victorias que recordar y sí bastantes derrotas.

Los líderes de EEUU mantiene una fe morbosa hacia la guerra, como medio ideal para hacer política, una creencia ingenua en su superioridad y un desprecio hacia todas las otras naciones, que resume el corolario de esa supuesta superioridad.

Entonces, la lógica de la situación nos lleva a prever una catástrofe, excluyendo la posibilidad de un fenómeno en el terreno de la diplomacia o un cambio prodigioso, mágico y fundamental en la naturaleza de la sociedad estadounidense.

Pero yo no creo en los milagros.

NOTA.- Christopher Black es abogado penalista internacional con sede en Toronto. Es conocido por sus trabajos sobre crímenes de guerra que recientemente publicó en su novela ‘Debajo de las nubes’. Escribe ensayos sobre derecho internacional, política y eventos mundiales, especialmente para la revista en línea New Eastern Outlook’.

https://journal-neo.org/2019/07/31/china-and-the-conclusion-of-american-power/

Las “revoluciones naranja” y las falsas protestas contras sistemas políticos que no agradan a los gobiernos occidentales (EEUU y los de la UE), forman parte, desde comienzos del siglo XXI, de una estrategia golpista que evita a Washington emprender acciones militares que podrían acabar en un fiasco absoluto, como los acaecidos en Corea y Vietnam.

La monumental cifra de armamento y dólares que Arabia Saudita, EEUU e Israel dedicaron a los grupos terroristas radicales (Al Qaeda, Al Nusra, Hermanos Musulmanes, Isis, etc.) sirvieron de ejército, además de la OTAN y las mentiras políticas o mediáticas (no menos gigantescas), para arrasar a las poblaciones de Libia y Siria, coincidiendo en tiempo, aunque no geográficamente, con los golpes de estado en Honduras y Paraguay (la mayor reserva de agua dulce del continente americano), además de la injerencia descarada (CIA, NSA, FBI) en los comicios en Brasil, Ecuador o Argentina, junto a los criminales bloqueos y ataques contra Venezuela y la reactivación del asedio en Cuba.

Ahora parece que les toca el turno a Rusia, exhibiendo protestas de algunos colectivos, cuya legitimidad en las elecciones municipales es nula, más los que se suceden en la villa de Hong Kong, en China, donde se utiliza la violencia (que en TV se llama protesta) de miles de personas que “anhelan la democracia“, mientras Falsimedia minimiza o silencia otros reclamos en diferentes naciones europeas y sudamericanas, cuyos manifestantes no suelen llevar enseñas de los EEUU (como en la ex colonia británica mencionada) sino que, si las exhiben, es para quemarlas en público.

Dado que el principal idioma en China es el mandarín, creo oportuno asegurar que Occidente acaba de renegar de las revoluciones “naranja” (como en Ucrania, donde el neonazismo sigue aumentando), para inventarse la “mandarina”, que tiene asegurado un rotundo fracaso.

Donald Trump y su pandilla de asesores y funcionarios criminales, han roto todos los tratados internacionales de control de armamentos y no saben qué hacer con sus 2.500 terroristas del ISIS, a los que podrían liberar, para que el mundo viva en 2020 una etapa siniestra de atentados y matanzas, peores que los del último tiroteo en El Paso.

Y aunque parezca atrevido, puedo deducir que algunos de aquellos asesinos a sueldo mantienen contacto permanente con las agencias de seguridad de EEUU, Francia, Israel y Gran Bretaña. ¡Ah¡…se me olvidaba: y con el CNI español, cuya relación con los autores intelectuales del atentado en las Ramblas de Barcelona en 2017, aún no ha sido explicado a la población, ni exigido por los “progresistas” unidos-que-no-pueden-o-no-quieren.

No hay duda. El cambalache del siglo XX sigue boyante en el XXI, pero las únicas naciones que pudieran frenar esa oleada de “falta de respeto y atropello a la razón”, porque están dotadas de ejércitos poderosos y gobiernos más que respetables, son Rusia y China. Que nadie lo dude.

El comediante y columnista estadounidense Camp Lee revisa los famosos comentarios de Mike Pompeo, hoy jefe de la diplomacia de Washington y anteriormente cabeza de la CIA, a principios de este año 2019 en torno a la injerencia de su país en los acontecimientos en Venezuela.

Las últimas declaraciones de Pompeo sobre Venezuela (“El presidente Trump ha dicho claramente que vamos a hacer todo lo que sea necesario para asegurarnos de que todos los venezolanos recuperen la democracia”) tienen que ver mucho con lo que se presenta en el video a continuación, en donde señala que en la CIA “miente, roba, engaña” y mata, y confiesa que los Estados Unidos fabricó la actual situación en la cuenca del Caribe.

Todo bajo la percepción de Lee, quien acierta en su análisis final señalando que la élite a cargo de la Casa Blanca es la más mediocre e ignorante de las generaciones más recientes. Y eso lo hace todo más peligroso.

Resulta dramático y desalentador observar cómo Estados Unidos ha estado asumiendo los atributos de un estado policial desde el 11 de septiembre de 2001.

EE.UU. SOLO FUE EL PAÍS DE LAS LIBERTADES DE AQUELLOS QUE POSEÍAN ARMAS Y DINERO. Y HOY, NI ESA CLASE TIENE ASEGURADO EL PORVENIR NI LA LIBERTAD

Las noticias sobre violentas redadas policiales en hogares “sospechosos” que resultaron fallidas, aparecen en los medios con penosa frecuencia.

En un incidente acaecido hace pocas fechas, un equipo del cuerpo policial SWAT, fuertemente armado, fue enviado a una casa en el condado de St. Louis.

Los agentes entraron sin dejar de golpear puertas y ventanas, dispararon al perro y obligaron a los miembros de la familia a arrodillarse en el suelo, mientras el pobre animal moría a balazos.

Al momento, los policías informaron a la familia “que estaban allí porque ustedes no han pagado la factura del gas”.

Los grupos defensores de los derechos de los animales señalaron que los disparos contra mascotas caninas, por parte de la policía, se han vuelto rutinarios en muchos barrios, porque los oficiales afirman que “se sienten amenazados”.

De hecho, cualquier encuentro fortuito, con cualquier policía, en cualquier nivel, ahora se ha vuelto algo peligroso.

Hace muchos años, era posible discutir con un oficial que te había multado por una presunta infracción de tráfico, pero eso ya no es el caso.

Hoy, ante esa situación, uno debe seguir sentado,  con las manos claramente visibles en el volante, mientras responde “¡Sí, señor!” a cualquier cosa que diga el agente.

EN LOS EEUU, ANTE UNA PRESUNTA INFRACCIÓN DE TRÁFICO, LO MEJOR ES DECIR “SÍ, SEÑOR” Y AGUANTAR LO QUE VENGA

Se han producido numerosos incidentes en los que se ordena al conductor que no coopera, a salir del auto y termina siendo apaleado en el suelo o aún peor, con un balazo en el cuerpo.

Los tribunales, sistemáticamente, dan la razón a los oficiales de policía cuando se violan los derechos individuales, mientras que la propia Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica incluso ha sido calificada públicamente por el presidente Trump como ‘arcaica’ y ‘mala para el país’.

La Agencia de Seguridad Nacional ( NSA) recolecta de manera rutinaria e ilegal correos electrónicos y llamadas telefónicas de ciudadanos/as que no han hecho nada malo, en tanto el gobierno incluso niega a los estadounidenses el derecho a viajar a países que considera enemigos, como recientemente se ha hecho con Cuba.

Viajar se ha convertido en una experiencia desagradable, incluso antes de que uno se siente en las butacas de 44 centímetros de espacio que ofrecen las principales aerolíneas.

En cualquier medio de locomoción, los sabuesos de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) actúan como juez, jurado y verdugo para los viajeros que ignoran las reglas, constantemente cambiantes, sobre lo que pueden hacer y llevar con ellos.

La TSA ahora está ‘examinando por mera rutina’ los teléfonos celulares y las computadoras portátiles de los viajeros, e incluso descargando la información que haya en ellos, todo sin una orden judicial o una sospecha fundada.

Y la TSA incluso ha editado para sus agentes especiales de vigilancia un manual para identificar a los viajeros que no cooperan, señalándoles como potenciales elementos peligrosos.

EL GOBIERNO DE LOS EEUU Y SUS AGENCIAS DE SEGURIDAD CONSIDERA PRESUNTO ELEMENTO TERRORISTA A CUALQUIER CIUDADANO/A

El Congreso está considerando un proyecto de ley que calificará como “crimen” cualquier crítica contra el régimen de Israel, estableciendo un precedente legal (pero ilegítimo) que pondrá fin a la libertad de expresión, además del inminente proceso y encarcelamiento de Julian Assange por espionaje, que será la muerte de una prensa verdaderamente libre.

Los/as estadounidenses ya no tienen garantizado un juicio con jurado popular, pudiendo ser retenidos indefinidamente por tribunales militares, aunque no existan cargos contra ellos.

Bajo el mandato de George W. Bush, la tortura y la entrega de cualquier ciudadano a la justicia se institucionalizaron, mientras que durante los 8 años de la presidencia de Obama se inició la práctica de ejecutar a ciudadanos estadounidenses en el extranjero por medio de aviones no tripulados (drones) si se les consideraba una ‘amenaza’.

EL MAYOR ESTADO POLICIAL DEL GLOBO SE LLAMA ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA

Y tal vez el mayor crimen de todos, tanto con Obama como con George W. Bush, se perpetró al bombardear otras naciones, para provocar un cambio de gobierno o iniciar guerras “artificiales” en Asia, África y Oriente Medio.

El último asalto a las libertades civiles se relaciona con lo que antes se llamaba privacidad. De hecho, el gobierno de los Estados Unidos no reconoce que los ciudadanos tienen derecho a la privacidad.

Los funcionarios de las agencias de seguridad nacional e inteligencia se han preocupado de que algunos de los nuevos sistemas de encriptación que se están utilizando para el tráfico de correo electrónico y los teléfonos, hayan impedido que el gobierno controle qué información se está intercambiando.

Como ya es habitual desde 2001, el ‘terrorismo’ es la razón principal por la que se menciona la necesidad de leer y escuchar las comunicaciones entre los ciudadanos, pero debemos recordar que el fenómeno de la migración es una de las causas que provoca un mayor número de muertes, que el de los tiroteos o los atentados terroristas.

También se debe tener en cuenta que los gobiernos federales, estatales y locales, así como las empresas privadas, gastan más de mil millones de dólares cada año para combatir la amenaza del terrorismo, aplicando medidas innecesarias, equivocadas, inútiles o incluso contraproducentes.

A finales de junio de este 2019, altos funcionarios de la Administración de Trump, relacionados con el Consejo de Seguridad Nacional, se reunieron para discutir qué hacer con respecto al uso creciente de los sistemas de encriptación, tanto por parte del público como de algunos proveedores de servicios de Internet, incluidos Apple, Google y Facebook.

Se expresó una especial preocupación con respecto a los sistemas que utiliza la NSA, pero que no son útiles incluso utilizando las herramientas más sofisticadas de las computadoras de la Agencia.

Se discutió la posibilidad de ir al Congreso y solicitar la aprobación de una ley que prohibiese el denominado cifrado de extremo a extremo o que exija una solución tecnológica que permita al gobierno eludirlo.

Ese método, que permite que un mensaje solo pueda ser leído por el remitente y el destinatario, se desarrolló originalmente como una función de seguridad para los I-Phones a raíz de la información que proporcionó Edward Snowden de que la NSA vigilaba a todos los ciudadanos en los EE. UU.

DE MOMENTO, EL ARTILUGIO “END-TO-END ENCRYPTION” PARECE EL ÚNICO MÉTODO PARA EVITAR LA VIGILANCIA TOTAL DEL CIUDADANO POR PARTE DE ESPÍAS Y AGENCIAS

Utilizando esa técnica, la mayoría de las comunicaciones son imposibles de piratear. Desde el punto de vista de la aplicación de la ley, la alternativa a una nueva norma que prohíba o requiera eludir la característica, sería un esfuerzo importante que supuestamente permitiría a las agencias gubernamentales romper la encriptación, aunque esa posibilidad, hoy por hoy, no parece factible.

En el pasado reciente, algunos de los propios proveedores de servicios de comunicación permitían el espionaje gubernamental, dejando abierta la  ‘puerta trasera’ de sus servidores y centros de distribución, donde los mensajes se podían leer directamente y las llamadas telefónicas se podían grabar.

Pero el cifrado de extremo a extremo niega esa opción al enviar un mensaje a la red Ethernet, que resulta ilegible.

La seguridad de los teléfonos celulares fue un tema crucial después del ataque terrorista de San Bernardino, California, en el que murieron 14 personas, que llevó al Departamento de Justicia a pedir responsabilidades penales a la compañía Apple, exigiendo el acceso a un I-Phone bloqueado que pertenecía a uno de los autores de la masacre.

Apple se negó a entregar el software necesario para acceder al teléfono, pero el FBI encontró un experto que pudo hacerlo, por lo que la acusación contra la empresa fue desestimada, lo que dio lugar a un precedente legal definitivo sobre la capacidad del gobierno para obligar a una empresa privada a cumplir con una demanda judicial.

Aparentemente, hay pocas ganas en el Congreso para abordar el tema de la encriptación, aunque el Consejo de Seguridad Nacional, encabezado por John Bolton, desea empoderar a las agencias gubernamentales de inteligencia y aplicar una que prohíba toda clase de técnica de encriptación. Una norma que sin embargo sería posible a través de una Orden Ejecutiva del presidente.

Si esto llegara a suceder, el FBI, la CIA y la NSA estarían encantados porque tendrían fácil acceso a todos los correos electrónicos y llamadas telefónicas de cualquier persona. Pero el precio a pagar es que, una vez que se reduzcan los estándares de seguridad, cualquier otra persona con recursos técnicos mínimos podría hacer lo mismo, ya sean hackers o piratas informáticos.

Como de costumbre, la necesidad percibida por un gobierno desconectado con la sociedad y sordo ante sus reclamos, ‘para mantener seguro al país‘ aprobaría una ley que llevaría consigo la pérdida de sus libertades fundamentales que, una vez que se haya legalizado, nunca volverán a recuperarse.

https://ahtribune.com/us/3306-government-fearmongers-to-read-your-mail.html

En EEUU acaban de aprobar la entrega de otros 32 millones de dólares con destino a programas de desestabilización política en Cuba y para los canales de propaganda contrarrevolucionaria en Radio y Televisión Martí.

El cineasta nicaragüense Marcio Vargas presentó el documental “Guerra contra el pueblo”, pese al intento de un pequeño grupo de personas que, de forma violenta y con los rostros encapuchados, irrumpieron las instalaciones con intención de boicotear la proyección, pero fueron expulsados de la sala por el público presente, docentes de la Universidad y miembros de la seguridad del lugar.

Este documental desmonta y explica el formato de “Golpe Suave”, aplicado en Nicaragua desde sus inicios, con una manifestación preliminar debido al incendio en la Reserva Indio Maíz, las Reformas del INSS y los hechos acontecidos desde el 18 de Abril de 2018.

Se muestra que, por medio de la fachada de protestas ambientales y protestas estudiantiles, la Empresa Privada, la Iglesia Católica y la delincuencia organizada, ejecutaron un intento de Golpe de Estado contra el legítimo Gobierno de Nicaragua, que coincidió, en su guión y estrategia, con las intentonas golpistas dirigidas y financiadas desde Estados Unidos, para derrocar gobiernos progresistas como los de Venezuela y Siria.

También narra de manera aristotélica los acontecimientos mas importantes desde el 18 de Abril, desmontando las Fake News, los falsos positivos y el papel tomado por los medios opositores.”

La Cinemateca Nacional se solidariza con Marcio Vargas por estos hechos que atentan tanto contra su integridad como realizador, como contra la cultura y la libertad de expresión.

 

A %d blogueros les gusta esto: