Category: GUERRAS E INVASIONES


Avanza la recuperación del territorio nacional por parte del Ejército Árabe Sirio. Eso le ha permitido a las fuerzas armadas consolidar su presencia en esa región del norte. teleSUR

Anuncios

Si bien, el escenario ya es conocido, sobre todo por los latinoamericanos, nunca está de más refrescar las cifras… y la memoria.

ACTUALMENTE, EXISTEN MÁS DE 70 BASES DE EE.UU. EN TODA AMÉRICA LATINA. ESTE ES SOLO UNO DE LOS DATOS QUE DA CUENTA DE LA ASIMÉTRICA RELACIÓN ENTRE EL IMPERIO Y LOS PAÍSES DE LA REGIÓN.

La historia de la relación de Estados Unidos con América Latina es tan remota como desigual. Si bien, el escenario ya es conocido, sobre todo por los latinoamericanos, nunca está de más refrescar las cifras… y la memoria.

EXPLOTACIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES

El 25 por ciento de los recursos naturales, entre enérgicos y de materias primas, que consume EE.UU., proviene de América Latina; dejándole a los países de la región entre el 1 y el 2 por ciento de ganancias de sus propios recursos, además de la responsabilidad de lidiar con los daños medioambientales y sociales que dejan estas explotaciones.

DEUDAS MÁS QUE ECONÓMICAS

En total, América Latina mantiene una deuda externa que alcanza el medio billón y medio de dólares entre lo adeudado al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, organismos internacionales cuyos principales accionistas provienen de bancos privados de EE.UU.

Si trasladamos a estadísticas la suma de las deudas de la región latinoamericana con el FMI y el Banco Mundial, podríamos decir que cada hombre y mujer latinoamericano nace debiendo 2.500 de dólares a estas bancas; con lo que su vida ya está hipotecada.

COLONIAS DE LOS EE.UU.

La mayoría de los Gobiernos de América Latina son neoliberales, lo que permite excelentes condiciones para la industria estadounidense, que se instalan en dichos países aprovechando las facilidades gubernamentales para la explotación de sus recursos y la falta de regulación laboral y medioambiental.

El negocio entre EE.UU. y los países latinoamericanos neoliberales consiste en que el imperio extrae de estas naciones materias primas a muy bajo costo, que procesa y vende a los mismos países, pero a elevados precios.

¿Cuál es la ganancia de los Gobiernos explotados?: Convertirse en colonias del imperio, al no contar con la industria necesaria para explotar sus propios recursos.

Sebastián Piñera, Presidente de Chile, exhibía orgulloso ante Donald Trump un gráfico que muestra la enseña chilena, siendo parte de la bandera – modificada para tales efectos – de EE.UU.

De esta manera, se asume una relación de dependencia económica y social; una “alianza” asimétrica, de patrón y empleado; lo que permite que, entonces, EE.UU. incida en los asuntos internos de las naciones.

Paradójicamente, gran parte de las poblaciones de esas naciones son las que han emigrado de manera masiva hacia EE.UU., escapando de la pobreza.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) más de 1.400 inmigrantes llegan diariamente a la frontera sur del país norteamericano.

EN LA MIRA DEL IMPERIO

Asimismo, cuando un país latinoamericano que era parte de las colonias del imperio, asume un Gobierno contradictorio a sus políticas y modifica el modo operativo en materia económica, EE.UU. arremete contra este, a través de distintos mecanismos, como golpes de Estado, guerras económicas, bloqueos financieros, sanciones, campañas mediáticas, y el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA) o el autodenominado Grupo de Lima. Y por si todo ello fuera poco, en todo el continente latinoamericano existen 70 bases militares existen de los EEUU de Norteamérica.

https://www.telesurtv.net/news/datos-cifras-eeuu-explotacion-latinoamerica-20190112-0009.html

Más de 20 mil personas han muerto en el Mediterráneo en los últimos cinco años mientras intentaban migrar desde África a Europa, eso ha convertido al mar del Atlántico en la ruta migratoria más mortífera.

La mayor parte de esas víctimas eran ciudadanos (de los que miles eran mujeres y niños) que huían de los conflictos armados y el terrorismo, precisamente patrocinados por Israel, EEUU y varios gobiernos de la Unión Europea, que arrasaron naciones como Libia, Siria, Irak, etc.

Según un informe publicado por la Agencia de la ONU para los Refugiados, unas 1,600 personas fallecieron o desaparecieron mientras cruzaban hacia Europa por la vía mediterránea entre enero y julio de 2018.

Yldefonso Finol (Prensa Bolivariana)

En Cartagena, emocionado por la visita del exjefe de la CIA, hoy canciller, Mike Pompeo, el presidente de Colombia Iván Duque, escribió en sus redes sociales:

Hace 200 años el apoyo de los padres fundadores de los Estados Unidos a nuestra independencia fue crucial, por lo que recibir hoy su visita nos llena de alegría y de honor, precisamente este año del Bicentenario, tan importante para nuestro país”.

IVÁN DUQUE, PEÓN DEL NARCOTRAFICANTE ÁLVARO URIBE, DESCONOCE LA HISTORIA DE SU PROPIO PAÍS Y MUESTRA SU SERVILISMO E INCULTURA ANTE EL JEFE DE LA C.I.A.

El breve texto provocó una prolongada controversia en redes y medios digitales, con el autor como epicentro de críticas y burlas de una ciudadanía sorprendida más por los errores que por el enfoque subyacente en el mensaje.

Antes de pasar al análisis de la temática histórica en cuestión, necesito hacer dos aclaraciones previas:

1) Por un profundo respeto a todo cuanto implique nuestra gesta independentista, intentaré en todo momento alejarme de cualquier sarcasmo, aunque luzca tentador echar una chanza a semejante adversario.

2) Por las mismas razones éticas, tampoco entraré en calificar el nivel de los comentarios que he visto en el ciberespacio.

Mi aporte en este debate se centrará en diseccionar el contenido del texto presidencial y ofrecer información documentada y verificada sobre la verdad histórica.

A): Primera afirmación: “Este año del Bicentenario, tan importante para nuestro país

Se conmemoran 200 años del glorioso 1819, aquel primer Gobierno Bolivariano de Venezuela con sede en Angostura, a orillas del río Orinoco, desde el cual Simón Bolívar visualizó, diseño, organizó y ejecutó con su directa dirección político-militar el paso de los Llanos, el salto de los Andes, las victorias de Pantano de Vargas y Boyacá, y la independencia de la Nueva Granada.

Ciertamente, es El Libertador, en su condición de Presidente de la República de Venezuela, quien fue con sus tropas y sus recursos a libertar aquella amplia franja de territorio que había sido reconquistada por la bota colonial.

Este es el Bolívar que en 1815, luego de pacificar y liberar Bogotá, no fue apoyado por los generales de Cartagena para completar la misión libertadora.

Es el Bolívar refugiado en el archipiélago caribeño, en el que sigue amasando con telúrica fuerza su máxima creación, su Colombia, y así lo anuncia con quenas y zampoñas en la Carta de Jamaica.

Es el Simón Bolívar que recibe –dos veces- el apoyo incondicional del General (¿padre fundador?) Petion.

El 15 de febrero de aquel inmortal 1819, El Libertador pronuncia su Discurso de Angostura en el acto de instalación del Congreso de la República de Venezuela, síntesis de su ideario político hasta el momento, donde manifiesta sus grandes preocupaciones sobre la necesidad de constituir instituciones para una nueva sociedad basada en la igualdad, la estabilidad y la felicidad social.

Allí reafirma la estrategia emancipadora según la cual, mientras persista la presencia del ejército enemigo en el territorio, la prioridad fundamental es la victoria militar sobre el invasor.

No dudó en reiterar su convicción más anhelada, que la unión de Venezuela y la Nueva Granada -“el voto (o deseo) de los ciudadanos de ambos países”- dieran origen a un nuevo Estado llamado Colombia, que sería “la garantía de la libertad de la América del Sur”.

Y así quedó plasmado en la segunda Carta Magna de Venezuela, sancionada en diciembre de 1819. Tal es el parto de la Colombia original, la de Bolívar y su pueblo.

NI EL PRESIDENTE JOHN ADAMS, NI SU SUCESOR THOMAS JEFFERSON, NI NINGUNO DE LOS “PADRES DE LOS EEUU” APOYARON LA INDEPENDENCIA DE LAS NACIONES LATINOAMERICANAS. MÁS BIEN AL CONTRARIO ANHELABAN “SER DUEÑOS DE TODO EL MUNDO” (COMO AFIRMÓ ADAMS)

2) Segunda afirmación: “El apoyo de los padres fundadores de los Estados Unidos a nuestra independencia fue crucial

Esta afirmación pudiera adolecer de dos extremismos: exceso de ignorancia de la historia y/o exceso de (es difícil decirlo sin calificar) obsequiosidad pro estadounidense (¿o servilismo, pitiyanquismo, malinchismo, santanderismo?)

Hace doscientos años el único Padre Fundador crucial para “nuestra independencia” fue Simón Bolívar, y en su nombre van implícitos los de Antonio Nariño y Rafael Urdaneta, Antonio José de Sucre y Camilo Torres, Lara y Zea, Silva y Girardot, Manuela Sáenz y Josefa Camejo, Ana María Campos y la señora que recibió al Libertador en Bogotá tras el triunfo de Boyacá: “¿Volviste? Bendito seas fantasma”; y miles anónimos que se sembraron en la inmensa trepidación de las luchas por un mundo mejor.

Los presidentes y el pueblo deberíamos saber que la Independencia de Nuestra América se logró a pesar de Estados Unidos.

Thomas Jefferson señalaba por allá por 1786:

“Nuestra Confederación debe ser como el nido desde el cual toda América, así como la del Norte como la del Sur, habrá de ser poblada. Mas cuidémonos (…) de creer que interesa a este gran Continente expulsar a los españoles. Por el momento aquellos países se encuentran en las mejores manos, y sólo temo que éstas resulten demasiado débiles para mantenerlos sujetos hasta que nuestra población haya crecido lo suficiente para írselos arrebatando pedazo a pedazo”.

Ese es el mismo Thomas Jefferson, que en 1806 negó el apoyo al venezolano Francisco de Miranda, quien sirvió con las armas a la independencia de Estados Unidos y es el autor de la original Colombeia como denominación genérica del continente una vez liberado del yugo colonial hispano.

Desde 1804, las fauces del “destino manifiesto” se asomaban en John Adams:

La gente de Kentucky está llena de ansias de empresa y aunque no es pobre, siente la misma avidez de saqueo que dominó a los romanos en sus mejores tiempos. México centellea ante nuestros ojos. Lo único que esperamos es ser dueños del mundo.

Ya el 10 de diciembre de 1810, los Estados Unidos esbozaron el cinismo como estrategia hacia las repúblicas nacientes en doloroso parto de guerra.

En resolución conjunta del Congreso yanqui, queda demostrada su hipocresía utilitarista:

Los revolucionarios de Hispanoamérica se enfrentarían solos al poderío español y cuando hubieran alcanzado la independencia, si la alcanzaban, los Estados Unidos concurrirían entonces a exigirles lo que debía corresponderles. Como pago, accederían al reconocimiento”.

Tempranamente, en junio de 1810, Juan Vicente Bolívar, hermano del Libertador, está en Baltimore al frente de una delegación especial que busca el reconocimiento de Venezuela. Igual gestión fue a realizar por Cartagena, Manuel Palacio Fajardo; ambas fracasaron.

El 29 de octubre de 1812, James Monroe, siendo Canciller, sostuvo:

Los Estados Unidos se encuentran en paz con España y no pueden, con ocasión de la lucha que ésta mantiene con sus diferentes posesiones, dar ningún paso que comprometa su neutralidad”.

En 1813, Manuel García de Sena intentó lograr de las autoridades de Washington colaboración con Venezuela y Nueva Granada, con el argumento de tener “no sólo comunes principios ideológicos y sentimentales de filantropía, sino también el interés bien entendido”. La respuesta fue una bofetada con guante de nieve: “Estamos en paz con España”.

El 20 de agosto de 1815, Pedro Gual, en un intento más de diplomacia de altura, escribe a William Thornton: “Nuestros intereses como americanos son los mismos. Vemos a este país como aun no corrompido por las intrigas de los Gabinetes europeos, los vemos como hermanos. Declarad al mundo que vosotros abiertamente protegéis nuestra independencia”. La actitud fue igual de sangre fría a la manifestada en 1813.

Bolívar escribía con ingenuo dolor en 1815 en la Carta de Jamaica:

¡Cuán frustradas esperanzas! No sólo los europeos, sino hasta nuestros hermanos del Norte se han mantenido inmóviles espectadores de esta contienda que por su esencia es la más justa, y por sus resultados la más bella e importante de cuantas se han suscitado en los siglos antiguos y modernos”.

Pero la dirigencia estadounidense está muy clara en sus intereses, que en casi nada coinciden con los Libertadores de Hispanoamérica.

El 3 de marzo de 1817, el presidente James Madison, consigue del Congreso la aprobación de una nueva ley de “neutralidad”, que vino a reforzar la más artera conspiración contra la “contienda más justa” que libraban las huestes bolivarianas.

La máscara se develó cuando corsarios yanquis violaron flagrantemente la tal “neutralidad”, contrabandeando armas, municiones y bastimentos para el ejército colonialista español; el gobierno estadounidense acudió presuroso y amenazante a protegerlos de las justificadas quejas patrióticas.

El conflicto no presenta el aspecto de una rebelión o insurrección, sino más bien el de una guerra civil entre partidos o bandos cuyas fuerzas están equilibradas y que son mirados sin preferencia”, afirmaba el Mensaje al Congreso del 2-12-1817.

EEUU COLABORABA MILITARMENTE CON LA CORONA ESPAÑOLA EN LA LUCHA CONTRA LOS INDEPENDENTISTAS LATINOAMERICANOS
(AUMENTA EL TAMAÑO DE LA IMAGEN CLIQUEANDO SOBRE LA MISMA)

Pero la verdad histórica persigue a los farsantes: “Cuando el gobierno republicano de Venezuela dispuso –por decreto del 6 de enero de 1817, publicado incluso en los Estados Unidos- el bloqueo de Guayana y Angostura, los buques mercantes norteamericanos hicieron caso omiso y burlaron sistemáticamente el bloqueo. En ese mismo año fueron capturadas por las fuerzas marítimas de Venezuela las goletas norteamericanas Tigre y Libertad, cuando llevaban recursos bélicos a los realistas”.

Este hecho dio pie a un duelo epistolar de antología. El 20 de agosto de 1818, El Libertador Simón Bolívar escribe al agente gringo Bautista Irvine:

“Si es libre el comercio de los neutros para suministrar a ambas partes los medios de hacer guerra, ¿por qué se prohíbe en el Norte? ¿Por qué a la prohibición se le añade la severidad de la pena, sin ejemplo en los anales de la república del Norte? ¿No es declararse contra los independientes negarles lo que el derecho de neutralidad les permite exigir?

La prohibición no debe entenderse sino directamente contra nosotros que éramos los únicos que necesitábamos protección. Los españoles tenían todo cuanto necesitaban o podían proveerse en otras partes…

Mr. Cobbett ha declarado en su semanario la parcialidad de los Estados Unidos a favor de la España en nuestra contienda. Negar a una parte los elementos que no tiene y sin los cuales no puede sostener su pretensión cuando la contraria abunda en ellos, es lo mismo que condenarla a que se someta, y en nuestra guerra con España es destinarnos al suplicio, mandarnos a exterminar”.

Tal fue la conducta de Estados Unidos con el Gobierno de Venezuela, en momentos que se preparaba para ir a libertar a nuestros hermanos de la Nueva Granada.

Bolívar, que es con la pluma tan certero como con la espada, y ante las groseras insistencias del norteño, descarga su viril patriotismo al agente Irvine:

“Protesto a usted que no permitiré que se ultraje ni desprecie el Gobierno y los derechos de Venezuela. Defendiéndonos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra población y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende”.

Como se puede constatar, si hubo un Padre Fundador crucial que defendió hasta lo indecible el honor y la libertad de nuestras naciones. Este Padre Libertador previó todos los detalles: desde los mil fusiles con que armó la vanguardia en el Casanare, hasta la carne con que se alimentaba la tropa; desde el diseño en secreto del plan “Boyacá”, hasta las instrucciones más minuciosas a sus subalternos.

Así llegó, hace dos siglos, el Presidente de Venezuela desde las postrimerías del Orinoco a las andinas ondulaciones de Cundinamarca a darle vida a su sueño. Así nació Colombia.

El suceso con las goletas Tigre y Libertad, dio luces a Bolívar sobre las verdaderas intenciones de Estados Unidos. El 25 de mayo de 1820, escribe a José Tomás Revenga:

“Jamás conducta ha sido más infame que la de los norteamericanos con nosotros: ya ven decidida la suerte de las cosas y con protestas y ofertas, quien sabe si falsas, nos quieren lisonjear para intimar a los españoles y hacerles entrar en sus intereses…no nos dejemos alucinar con apariencias vanas; sepamos bien lo que debemos hacer y lo que debemos parecer”.

LA HISTORIA HA DEMOSTRADO QUE LAS VERDADERAS INTENCIONES DE TODOS LOS GOBIERNOS ESTADOUNIDENSES FUERON LA OCUPACIÓN, EXPLOTACIÓN Y SUMISIÓN DE TODAS LAS NACIONES DEL CONTINENTE AMERICANO

Sobre su otra gran creación, el Congreso de Panamá, le advirtió a Santander el 21 de octubre de 1825:

No creo que los americanos deban estar en el Congreso del Istmo. Jamás seré de opinión que los convidemos a nuestros arreglos americanos”.

El vicepresidente burló esas instrucciones y se frustró aquel plan genial de equilibrio geopolítico y emancipación.

La parcialización antibolivariana de la elite de Estados Unidos, seguía permitiendo aún en 1826, que los barcos norteamericanos introdujeran contrabando de armas para los realistas; y Bolívar se lo comunicó el 13 de junio de ese año a Santander: “yo recomiendo a usted que haga tener la mayor vigilancia sobre estos (norte) americanos que frecuentan las costas; son capaces de vender Colombia por un real”.

Pudiéramos afirmar que, antes que El Libertador vislumbrara esa amenaza para nuestros pueblos, ya las elites políticas de Estados Unidos tenían claro que debían combatir -en las sombras- a Bolívar. Los gringos no descuidaron un minuto la gesta bolivariana, ni menos ahorraron artimañas entorpeciéndola para impedir su éxito total.

Es uno de los hallazgos más complicados de mi investigación sobre la Doctrina Bolivariana. Los Estados Unidos convirtieron en política de Estado al más alto nivel, los planes encubiertos contra la gesta de Simón Bolívar y sus camaradas.

No en vano se involucraron los secretarios de Estado y los propios presidentes de aquel peligroso país, haciéndole seguimiento minucioso a nivel continental, para lo cual inauguraron su sistema de inteligencia integrado por ministros plenipotenciarios, cónsules y otros funcionarios, comerciantes, y los infiltrados que lograban captar entre criollos envidiosos y avaros.

Dos asuntos claves que confrontan la posición gringa al proyecto de Bolívar: la ambición expansionista de USA sobre territorios antes españoles, frente a la doctrina bolivariana de la independencia y unión; el otro, la abolición de la esclavitud, frente al interés gringo de mantenerla.

En términos coloquiales, podríamos afirmar que Estados Unidos dedicó su “batería pesada” contra Bolívar; nombres como John Quincy Adams, Henry Clay, James Monroe, Willian Harrison, Joel Poinsett, Willian Tudor, entre otros, todos de la alcurnia de la nación norteña, aparecen involucrados en la trama dirigida a hacer fracasar el plan bolivariano, único que garantizaba la verdadera independencia y fortalecimiento de las nacientes repúblicas latinoamericanas.

Las causas de ese odio, se pueden leer en parte en la carta de 1827 del agente de EU en España, Alexander H. Everett:

Difícilmente podría ser la intención de EU alentar el establecimiento de un despotismo militar en Colombia y Perú, cuyo primer movimiento sería establecer un puesto de avanzada en la isla de Cuba.

Si Bolívar realiza su proyecto, será casi completamente con la ayuda de las clases de color; las que naturalmente, bajo esas circunstancias, constituirían las dominantes del país. Un déspota militar de talento y experiencia al frente de un ejército de negros no es ciertamente la clase de vecinos que naturalmente quisiéramos tener”.

Otro de estos “diplomáticos” con funciones conspirativas, el coronel Willian Henry Harrison, quien en 1829 era el representante de los Estados Unidos en Bogotá, fue tan injerencista en los asuntos internos de Colombia, con sus descaradas intrigas antibolivarianas, que hubo de ser declarado persona no grata; a su regreso a Washington, lo premiaron con ascenso a general, y luego fue electo presidente de los Estados Unidos.

¿Cuáles serían esos servicios tan preciados que había prestado a los gestantes intereses imperialistas? Habría que ahondar en los preparativos de la “Noche Septembrina” y el “Crimen de Berruecos”.

Ese año de 1829, en Guayaquil respondiendo cartas a sus subalternos y amigos, Bolívar, angustiado por la situación de ingobernabilidad que acecha las nacientes repúblicas, le dice a Patricio Campbell el 5 de agosto:

“…y qué no harán los Estados Unidos que parecen destinados por la providencia a plagar la América de miseria en nombre de la libertad…”. Predicción consumada que se ha pretendido borrar de los archivos.

“Durante algún tiempo han fermentado en la imaginación de muchos estadistas teóricos los propósitos flotantes e indigestos de esa Gran Confederación Americana”, decían en instrucciones que el 27 de mayo de 1823 impartieron a Richard C. Anderson, ministro de Estados Unidos en Bogotá.

Recordemos que fue apenas el 8 de marzo de 1822, tras doce años de enviar agentes diplomáticos y tenaces esfuerzos, que los EU reconocieron la independencia de Colombia (la original); mientras que Texas fue reconocida al año, y Panamá a los tres días.

Pero con nuestras repúblicas soberanas nacidas de la revolución que condujo El Libertador Simón Bolívar, todavía se dieron el tupé de expresar en carta de John Quincy Adams al ministro español ante el gobierno de Estados Unidos:

Por el hecho del reconocimiento, no se ha de entender que hemos de impedir a España que haga cuanto esté de su parte por restablecer en las colonias el imperio de su autoridad”.

Espero que estos apuntes sean útiles al hermano pueblo colombiano, y que alguna mano amiga los acerque al Presidente Duque, que nunca está demás un esfuerzo adicional por rescatar la historia más admirable que se haya escrito en todos los tiempos.

Análisis histórico de un desdichado “trino” del presidente Iván Duque

El sociólogo José Antonio Egido plantea que la persistencia de las tropas patrocinadas por Estados Unidos en territorio sirio responde a sus intereses en las reservas petroleras y en sus intentos de desestabilizar a varios países del Medio Oriente.

Por su parte, el analista FirasAlcharani, recuerda que a pesar de que el ejército árabe sirio ha recuperado más del 90% del territorio, es clave recuperar el control de la provincia de Idlib donde se encuentran esas fuerzas de ocupación. teleSUR

Altos mandos militares de las FFAA iraquíes, sirias, iraníes y rusas se reunieron este pasado miércoles,13 de junio, en Bagdad, Irak, para analizar la seguridad regional y reforzar la cooperación continua en la lucha contra el terrorismo, informó la Agencia de Noticias iraní Mehr.

LOS ALTOS MANDOS DE LOS CUATRO EJÉRCITOS SE COMPROMETEN A ACABAR CON EL TERRORISMO EN ORIENTE MEDIO, PESE A LAS MANIOBRAS DESESTABILIZADORAS DE ARABIA SAUDITA, EEUU E ISRAEL

Los representantes de los cuatro ejércitos subrayaron la necesidad de continuar y ampliar la colaboración y los nexos multilaterales en la lucha contra los grupos mercenarios de colectivos terroristas, manteniéndose atentos a las maniobras que EEUU e Israel pudieran efectuar junto a tales grupos criminales.

El Jefe de Estado Mayor Iraquí, general Othman al-Ghanmi, afirmó poco después de finalizada la reunión, que se habían logrado indudables frutos para la mutua seguridad de la región y agregó que esta coalición demostró ser muy eficaz en la erradicación del ISIS y otras bandas similares.

El General de Brigada Mostafa Moradian, agregado militar de la República Islámica de Irán en Bagdad, señaló la necesidad de fortalecer los vínculos de las 4 naciones hasta que el terrorismo fuera completamente erradicado en Oriente Medio.

Esta reunión militar seguirá celebrándose de forma periódica en otras ciudades de la región, aunque el cuartel general de intercambio de información se reúnirá habitualmente en la capital de Irak.

El pasado sábado, 9 de junio, funcionarios de inteligencia iraníes, rusos, iraquíes y sirios se reunieron también en Bagdad, para mantener contactos permanentes para eliminar los restos que aún quedan del Daesh.

La reunión fue encabezada por el jefe de inteligencia militar iraquí, general de brigada Saad al-Alaq.

http://www.presstv.com/DetailFr/2018/06/14/564960/Iran-terrorisme-Irak-Othman-Ghanmi-Bagdad-Syrie-Russie-reunion-commandants-militaires

La noche de este miércoles, el Ejército israelí reportó que fuerzas iraníes desplegadas en Siria lanzaron al menos 20 misiles contra los Altos de Golán. En respuesta, Israel realizó ataques contra “objetivos iraníes en Siria”.

En el ataque participaron 28 aviones israelíes F-15 y F-16, que lanzaron unos 60 misiles de tipo aire-tierracontra distintas regiones sirias.

Además, “por parte de Israel también fueron lanzados 10 misiles tácticos de tipo tierra-tierra“, ha agregado el ministerio ruso.

De acuerdo con los informes preliminares, el ataque no dejó heridos. Los misiles fueron interceptados por el sistema de defensa antiaérea de la Fuerza de Defensa de Israel. teleSUR

Este 8 de mayo se celebró el 70 aniversario de la victoria aliada sobre la Alemania nazi y el final de la Segunda Guerra Mundial, que se cobró la vida de más de 60 millones de personas.

Si creemos en las películas de Hollywood, todo se decidió en heróicas batallas entre soldados estadounidenses y alemanes o japoneses.

Los historiadores, sin embargo, son unánimes: la Alemania nazi fue derrotada por el Ejército Rojo.

Jacques Pauwels, historiador y autor de un libro sobre el tema, habla de este período y describe cuándo y cómo cambió la guerra hacia la inevitable derrota de la Alemania nazi.

La Segunda Guerra Mundial comenzó, al menos en términos europeos, con la embestida imparable del ejército alemán en Polonia en septiembre de 1939.

Unos seis meses después, siguieron victorias aún más espectaculares, esta vez en Bélgica, Luxemburgo y Francia.

En el verano de 1940, Alemania parecía invencible y predestinada a dominar de forma indefinida el continente europeo.

Gran Bretaña claramente se negó a tirar la toalla, pero no podía aspirar a ganar la guerra sóla y temía que Hitler dirigiera su atención a Gibraltar, Egipto u otras joyas de la corona del Imperio Británico.

Sin embargo, cinco años más tarde, era Alemania la que estaba experimentando el dolor y la humillación de la derrota total.

El 30 de abril 1945, Hitler se suicidó en Berlín en un momento en que el Ejército Rojo estaba haciendo entrada en la ciudad arrasada, reducida a un enorme montón de ruinas humeantes.

El 8 y 9 de mayo, Alemania se rendía de manera incondicional.

PARA SABER LA VERDAD SOBRE LA DERROTA DEL NAZISMO HAY QUE MIRAR A RUSIA Y NO A HOLLYWOOD.  DESDE 1946, EE.UU. SE CONVIRTIÓ VOLUNTARIAMENTE EN LA CUNA DEL IV REICH

Así que está claro que en algún momento entre finales de 1940 y 1944, el curso de la guerra cambia por completo. Pero ¿cuándo y dónde?

En Normandía, en 1944, según algunos; en Stalingrado en el invierno de 1942-1943, de acuerdo con los demás.

Sin embargo, el punto de inflexión se produjo en diciembre de 1941, en la Unión Soviética, más específicamente en las llanuras al oeste de Moscú.

En palabras de un historiador alemán de la guerra contra la Unión Soviética:

Esta victoria del Ejército Rojo [en Moscú], ha sido sin duda la ruptura principal [Zäsur, en alemán] de toda la Guerra Mundial.

Que la Unión Soviética fue el escenario que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial no debería ser una sorpresa.

La guerra contra la Unión Soviética fue la guerra que Hitler había deseado desde el principio, como dejó claro en las páginas de Mein Kampf, escrito a mediados de la década de 1920.

Pero, la Ostkrieg, la guerra contra el este, en otras palabras contra los soviéticos, era también el deseo de los generales alemanes, de los principales industriales en Alemania y otros “pilares” del establishment alemán.

Un historiador alemán ha demostrado recientemente que era en realidad una guerra contra la Unión Soviética, no contra Polonia, Francia y Gran Bretaña, la que Hitler había querido comenzar en 1939.

El 11 de agosto de este año, Hitler había dicho a Carl J. Burckhardt, un funcionario de la Liga de las Naciones, que “todo lo que él había preparado era en contra de Rusia” y que “si Occidente [es decir, los franceses y los británico] era demasiado estúpidos y ciegos para entenderlo, se vería obligado a llegar a un compromiso con los rusos para vencer a Occidente y luego dar la vuelta con todo su poder a la Unión Soviética “.

Es lo que sucedió.

http://www.jaimelago.org/node/114

Falsas acusaciones y campañas mediáticas son utilizadas contra gobiernos y líderes latinoamericanos para sacarlos de la vida política en lo que muchos consideran como la reedición del Plan Cóndor, porque sus objetivos son los mismos, pero con métodos diferentes.

La también llamada Operación Cóndor, una especie de transnacional del crimen, fue implementada en el Cono Sur de América Latina entre los años 1970 y 1980 por los regímenes militares, con el auspicio de Estados Unidos, para eliminar a los opositores, principalmente de izquierda.

Pero si en aquel momento se pretendía acallar sus voces a través de los asesinatos, las torturas y desapariciones, en la actualidad se recurre a muchas otras vías para inhabilitarlos políticamente.

Un nuevo Plan Cóndor está en marcha en la región, advirtió el exmandatario ecuatoriano Rafael Correa y explicó que ahora, a través de denuncias falsas de corrupción, intentan deslegitimar a expresidentes para destruirles su reputación y dejarlos fuera del juego electoral.

El caso más reciente es el del fundador del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por orden del juez de primera instancia Sergio Moro, después que un tribunal lo condenara a 12 años y un mes de prisión por supuesta corrupción, sin presentar evidencias, ni a ningún testigo capaz de incriminarlo.

El arresto de Lula provocó una oleada de repudio en la región, donde dirigentes políticos denunciaron que la verdadera intención del proceso contra el ex mandatario brasileño es impedirle su presentación como candidato para un nuevo período en las elecciones presidenciales de octubre.

Hasta ahora, y a pesar de su ilegal encierro, el fundador del PT domina las intenciones de voto con vistas a los comicios, con una amplia ventaja sobre el aspirante de la extrema derecha Jair Bolsonaro.

La persecución contra Lula es una nueva fase del golpe parlamentario judicial fraguado por el Senado brasileño en 2016 contra la presidenta Dilma Rousseff, acusada de supuesta violación de normas fiscales.

Por 61 votos a favor y 28 en contra, el Senado apartó del poder a una mandataria que había sido electa democráticamente por más de 54 millones de votos.

Este tipo de golpes ‘suaves’ o ‘blandos’, llamados así porque no se utiliza la fuerza militar, ya había sido aplicado en 2012 en Paraguay contra el entonces presidente Fernando Lugo, quien fue separado del cargo a través de un denominado juicio exprés impulsado por la oposición en el Parlamento.

Interrogado sobre la arremetida contra gobiernos progresistas en Latinoamérica, el presidente boliviano, Evo Morales, aseguró que la región enfrenta un segundo Plan Cóndor, sólo que ahora es a través del golpe judicial.

Cuando surgen un presidente de izquierda o gobiernos que se oponen a políticas de saqueo, ahí viene esta clase de golpes, advirtió Evo en su cuenta de Twitter.

El propio mandatario boliviano fue epicentro en 2015 de una guerra mediática, cuyo objetivo era dañar el centro de gravedad del proceso de cambio.

A través de una campaña de mentiras se intentó mancillar la imagen del primer jefe de Estado indígena boliviano, a pesar de las profundas transformaciones registradas en ese país desde su llegada al poder.

Baste señalar que en poco más de una década Bolivia salió de la lista de países más atrasados de Sudamérica y se convirtió en el primero en crecimiento económico regional. En ese período más de dos millones de personas salieron de la pobreza.

El presidente Morales ha señalado al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de estar detrás de los planes contra gobiernos progresistas y de izquierda.

Almagro aplica la política del Plan Cóndor. Si no elimina físicamente, quiere eliminar políticamente a presidentes y gobiernos anti imperialistas“, advirtió Evo.

El secretario general de la OEA utiliza al organismo hemisférico como una tribuna para atacar permanentemente a Venezuela, promover sanciones contra ese país, desconocer su proceso electoral y hasta alentar una intervención extranjera, como quedó evidenciado en la pasada Cumbre de las Américas, celebrada en Lima.

La reedición en Latinoamérica de métodos aplicados en el pasado para generar caos y violencia y crear pretextos para una intervención estadounidense, también es un tema que ha sido abordado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

A la derecha venezolana y de la región la mueve el Plan Cóndor, para intentar volvernos a los tiempos del dominio, del saqueo. Esa es la oligarquía en nuestro país“, dijo en una ocasión Maduro.

Para algunos expertos, existe similitud entre la guerra sucia librada contra la Revolución bolivariana en Venezuela y lo que hizo de 1970 a 1973 el periódico El Mercurio en Chile contra el gobierno democrático del presidente Salvador Allende.

Cuatro décadas después de la represión masiva y los golpes de Estado aplicados en Sudamérica la historia se repite, si bien hoy se recurre a otras vías para desestabilizar a los gobiernos, como la guerra psicológica, las campañas mediáticas, la promoción de la violencia callejera, y la incitación al descontento y la desobediencia social.

*Carmen Esquivel es Jefa de la Redacción Sudamérica de Prensa Latina.

http://prensabolivariana.com/author/prensabolivariana/

 

 

 

Puede que sea un dato no muy conocido, pero hoy 2 de mayo debemos recordar que el término “guerrilla” nació durante la insurrección española contra la ocupación de las tropas napoleónicas.

MANUELA MALASAÑA Y LA GUERRILLA POPULAR DIERON SU VIDA, COMO EL CHE GUEVARA, EN ARAS DE UNA CAUSA JUSTA

Si existe algo de lo que podamos estar ciertamente orgullosos, sin duda es por ese invento que ha derrotado al tiempo, aunque transcurrieran muchos decenios hasta recuperarlo como forma de combate contra la injusticia y la dictadura.

Y debemos estarlo, porque la guerrilla también ayudó (y aún lo hace) a liberar pueblos enteros del dominio de una burguesía totalitaria.

Desde las que surgieron contra el Imperio borbónico en Latinoamérica, a las de Vietnam y Cuba o que ayudaron a la República española una vez derrotado su ejército.

Hoy, medios manipuladores y mandatarios neoliberales quieren cambiar el sentido del término, tachando de terroristas a quienes heroicamente han luchado en la guerrilla, ofreciendo la vida en aras de un ideal de justicia e independencia.

Un atentado histórico y cultural contra el honor de millones de hombres y mujeres que han dejado su ejemplo y su sangre en campos, ríos, ciudades y océanos.

Manuela Malasaña fue una joven madrileña que vivía en la calle San Andrés de la capital española. A los 17 años salió a las calles del barrio que hoy lleva su nombre, tan solo con unas tijeras en la mano (su instrumento profesional, como bordarora que fue), dispuesta a combatir contra las tropas francesas, siendo detenida, juzgada y condenada a muerte, sentencia que se cumplió el 2 de mayo de 1808.

Fue fusilada en consejo de guerra sumarísimo. Con ella, cayeron otros 409 combatientes. Muchos años después, la miseria moral de los vencedores del golpe franquista le jugaron una mala pasada.

Su retrato figura en el Museo del Ejército español, al lado de decenas de criminales como Franco, Mola, Yagüe, Queipo de Llano y demás genocidas de la dictadura instaurada en 1936.

El deber ciudadano es exigir que ese retrato salga de esa Sala de los Horrores y se coloque en un lugar donde Manuela Malasaña figure junto a personalidades de clara trayectoria democrática como Dolores Ibarruri, la Pasionaria, Marcelino Camacho, Ramón Mendezona o Julián Grimau.

Desde Manuela Malasaña al Vietcong, del Ché Guevara al Maquis, de las FARC colombianas al FSLN nicaragüense, hoy levantamos nuestra copa en honor a los auténticos soldados de la libertad.

A %d blogueros les gusta esto: