Category: LATINOAMÉRICA


El internacionalista Sergio Rodríguez Gelfenstein, en entrevista para teleSUR, indicó que la gira del canciller ruso, Sergei Lavrov, a América Latina hay que mirarla en tres niveles: global, regional y bilateral, ofreciendo una explicación detallada de cada uno de ellos. teleSUR

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, inicia este miércoles su gira por América Latina, con una visita a Cuba, donde se reunirá con su par Bruno Rodríguez.

HAY GOBIERNOS QUE DISFRUTAN SANCIONANDO A NACIONES A LAS QUE NO PUEDEN EXPOLIAR, PERO HAY MANDATARIOS, COMO PUTIN Y LAVROV, QUE MUESTRAN SU SOLIDARIDAD CON LOS GOBIERNOS DE PROGRESO, COMO CUBA Y VENEZUELA

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, informó que el encuentro será en la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

«En el caso de Cuba hay muchos planes de colaborar en el desarrollo económico. Hay muchísimo margen para trabajar juntos en este ámbito. En las relaciones entre La Habana y Moscú actualmente prevalece el enfoque pragmático, sin embargo, se tiene en cuenta que somos socios estratégicos en la escena mundial», explicó, por su parte, el director del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladímir Davídov.

Posteriormente, Lavrov viajará a México para reunirse con el canciller Marcelo Ebrad, con quien abordará asuntos de cooperación bilateral y de integración regional.

Zajarova precisó que entre los temas a discutir está el papel de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que preside México este año.

Luego de su estancia en México, Lavrov, partirá el 7 de febrero a Venezuela, donde tiene previsto reunirse con su similar Jorge Arreaza, con la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez: y el presidente Nicolás Maduro.

Al respecto, Zajarova destacó que este año, el 3 de marzo, se cumple el 74 aniversario de sus relaciones diplomáticas entre Rusia y Venezuela.

Recordó que las dos naciones mantienen acuerdos de cooperación energética, minera, transporte, medicinas, farmacéutica, colaboración técnico militar, coordinación de posición en política internacional, así como posturas comunes para hacer frente a las medidas coercitivas de Estados Unidos.

«Asimismo, el viaje de Lavrov a Venezuela es una muestra del apoyo de Moscú a Caracas y de la solidaridad rusa con el Gobierno de Nicolás Maduro. Rusia tiene sus propios intereses en el país y la cálida relación es mutua», argumentó Davídov.

Fuente

https://es.news-front.info/2020/02/05/lavrov-de-rusia-inicia-en-cuba-su-gira-por-america-latina/

Bolivia estrena candidato presidencial (casi a diario), el Gobierno de Jair Bolsonaro promueve (brevemente) la cultura brasilera citando a Goebbels e Iván Duque no quiere recibir a una prófuga colombiana arrestada en Venezuela (si no se la entrega Guaidó).

CUANDO UN EJÉRCITO RESPETA LA DEMOCRACIA, COMO OCURRE EN CUBA, IRÁN, VENEZUELA, RUSIA, CHINA O NICARAGUA, LOS GOBIERNOS OCCIDENTALES SE REBELAN PORQUE EN REALIDAD NO CREEN EL PODER POPULAR, SINO EN EL PODER MEDIÁTICO Y EMPRESARIAL. EN LAS “DEMOCRACIAS” DE EEUU Y LA U.E. SIEMPRE GANA EL MISMO PARTIDO, CON DIFERENTES NOMBRES.

PARTIDO Y FUERZAS ARMADAS, SON LA CLAVE DE LA

LUCHA REVOLUCIONARIA (Fernando Bossi)

Ya es tiempo de ir sacando algunas enseñanzas sobre la experiencia vivida en las dos últimas décadas de gobiernos progresistas y revolucionarios en América Latina y el Caribe.

Con avances y retrocesos, triunfos y derrotas, la ofensiva unionista e independentista –por lo tanto antineoliberal y antiimperialista– que comenzó apenas entrado el Siglo XXI no se ha agotado.

Tal vez podemos afirmar que hubo en estos años una contraofensiva de las fuerzas imperialistas y oligárquicas, pero éstas no aparecen consolidadas ni mucho menos; por el contrario, respuestas populares de distinta magnitud se manifiestan en casi todos los países contra los gobiernos reaccionarios.

¿Qué caracteriza a los gobiernos revolucionarios que han resistido y resisten la embestida imperialista? ¿Cuáles son los elementos fundamentales que han permitido a esos gobiernos mantenerse en el poder y seguir avanzando en la senda de la justicia social y la plena soberanía? ¿Podemos encontrar puntos comunes a la hora de constatar los fundamentos del éxito de esa resistencia?

EL EJÉRCITO CUBANO,  GARANTÍA DE LA DEMOCRACIA Y LA REVOLUCIÓN

Dos elementos se vislumbran como comunes y esenciales cuando analizamos los gobiernos de Venezuela (20 años), Cuba (60 años) y Nicaragua (13 años), los tres gobiernos revolucionarios que han resistido estoicamente los feroces embates imperialistas:

1) La existencia de Fuerzas Armadas comprometidas profundamente con los procesos transformadores.

2) La existencia de poderosos partidos revolucionarios con extraordinario poder de movilización, Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Partido Comunista de Cuba (PCC) y Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

En los tres casos se han conformado FFAA cuyos hombres y mujeres proceden del seno del pueblo, imbuidas de doctrina patriótica antiimperialista (bolivariana en Venezuela, martiana en Cuba y sandinista en Nicaragua) y comprometidas con los procesos de transformación revolucionaria.

Asimismo, cada uno de estos gobiernos ha contado con poderosos partidos revolucionarios cohesionados, fruto de la confluencia de fuerzas, de cuadros y masas, experimentados en la lucha y resistencia, con victoria concretas para vanagloriarse, con notoria disciplina organizativa e inmenso poder de movilización.

LAS FUERZAS ARMADAS DE NICARAGUA MANTIENEN SU LEALTAD AL SANDINISMO

Estos dos elementos, sin duda alguna –y seguramente otros–, han pesado categóricamente en el blindaje a la soberanía de cada uno de estos países y han impedido el retorno al colonialismo.

Si repasamos los procesos de gobiernos progresistas de los últimos años en nuestra América, y cómo muchos de ellos fueron derrotados por las fuerzas reaccionarias –más allá de otras razones que sin duda hay que incluir en el análisis de cada caso en particular–, observamos que en todos faltó una política acertada con respecto a las FFAA, y también, un déficit llamativo en la presencia y acción de la organización revolucionaria que los sostenía.

No cabe duda que Manuel Zelaya no tuvo ni apoyo de los militares ni pudo, en ese momento, contar con un partido revolucionario que lo respaldara. Lo mismo ocurrió con Fernando Lugo en Paraguay.

En Brasil, tanto Lula como Dilma no presentaron una política efectiva para que las FFAA se involucren en el proyecto de liberación nacional, desaprovechando así trabajar con ciertas tendencias nacionalistas que históricamente existieron en su seno.

LOS EJÉRCITOS QUE APOYARON REGÍMENES CRIMINALES, COMO BRASIL (EN LA FOTO) ARGENTINA, CHILE, PARAGUAY, BOLIVIA, HONDURAS, URUGUAY, ECUADOR, PERÚ, COLOMBIA, ETC. ETC. SERÁ MUY COMPLICADO QUE ACEPTEN UN GOBIERNO SOCIALISTA, PORQUE SE HAN EDUCADO EN EL NEOFASCISMO.

Y el Partido de los Trabajadores (PT), la principal fuerza política del gobierno, de ser una organización nacida del núcleo duro del movimiento obrero, se institucionalizó de tal forma que fue perdiendo impulso revolucionario, poder de movilización y contacto directo con las bases (una autocrítica que el propio PT hizo luego del Golpe a Dilma).

En el caso de Argentina, tanto Néstor como Cristina, no intentaron sumar a los militares a su política de soberanía nacional y desarrollo económico, olvidando que el fundador del movimiento que representan, el peronismo, fue un hombre proveniente de las FFAA, el General Juan Domingo Perón.

Asimismo, los Kirchner subestimaron la conformación de una fuerza política sólida que los respaldara, se desgastaron con el Partido Justicialista, armaron frentes electorales y también alguna organización más afín a sus directivas, pero en general no pudieron constituir un espacio organizativo de militancia, que enfrentara con éxito los tremendos ataques de la reacción.

La unidad alcanzada por el peronismo y sus aliados en las elecciones del año pasado fue la clave para el triunfo de la fórmula Alberto Fernández y Cristina Fernández, pero la asignatura con respecto a FFAA y organización partidaria sigue pendiente.

El Ecuador de Rafael Correa tampoco tuvo una correcta política con sus FFAA. Tal vez el trauma de la traición de Lucio Gutiérrez no dejó ver con claridad que esos militares habían jugado un rol importante, cuando acompañaron al movimiento indígena en las movilizaciones que habían derrocado a gobiernos neoliberales.

Igualmente, el Movimiento País nunca se conformó como un sólido partido cohesionado y revolucionario, más bien fue un espacio meramente electoralista, disperso y con bases doctrinarias muy endebles. De allí que la traición de Lenin Moreno no fuera novedad para muchos.

Más reciente es el caso de Bolivia y el golpe de Estado contra Evo Morales y la Revolución Democrática y Cultural.

En este país, si bien se había avanzado más que en otros de los ejemplos mencionados con respecto a las FFAA, se evidenció que la política implementada no fue suficiente y menos aún eficaz.

La Escuela Antiimperialista de las FFAA “JJ Torres” evidentemente no funcionó o funcionó mal, no hubo seguimiento y menos aún un involucramiento de los militares al proceso de industrialización llevado a cabo por el gobierno.

En síntesis: se verificó falta de política revolucionaria hacia los militares y fuerzas de seguridad. También, hay que señalar, la supeditación del partido, Movimiento al Socialismo (MAS), a los movimientos sociales, sin considerar que éstos, por su naturaleza, no alcanzan a tener una visión integral del proyecto nacional independentista y transformador y muchas veces su visión queda reducida a demandas meramente sectoriales.

Esto minimizó la función estratégica del partido revolucionario y lo fue empujando, poco a poco, a convertirse en un mero apéndice del gobierno, o a lo sumo, en un poderoso pero vulnerable aparato electoral.

EL PROBLEMA PARA QUE EN EL CONTINENTE AMERICANO SUBSISTA UNA DEMOCRACIA, RADICA EN QUE LA MAYOR PARTE DE LOS EJÉRCITOS DE AQUEL TERRITORIO SE FORMARON EN LA SINIESTRA ESCUELA DE LAS AMÉRICAS

El análisis de lo sucedido en Bolivia es complejo y aún no está cerrado, pero no cabe dudas que ha presentado déficit significativo en las dos áreas que estamos considerando.

En El Salvador se perdió de la peor manera. Si bien se contaba con un partido revolucionario experimentado, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la división imperó de forma categórica, sumando a esto una nula política hacia los militares.

En Uruguay el Frente Amplio se debilitó como fuerza política unitaria en la base, lo que no se pudo revertir al final de la campaña. También demostró una política poco efectiva con respecto a sus FFAA.

En estos dos últimos casos la socialdemocracia enquistada dentro de las fuerzas de izquierda se impuso contra la toma de políticas revolucionarias.

Guste o no guste quien detenta el poder de las armas sigue siendo un factor estratégico a considerar, y fundamentalmente en los momentos críticos, ya sea por acción u omisión.

Sin una política correcta hacia las FFAA, la composición del bloque revolucionario presenta debilidades de orden mayor, sin la existencia de un núcleo duro partidista, de un partido u organización templada en la militancia en el seno del pueblo, la unidad popular se debilita y aparece el estigma de la división.

La revolución latinoamericana caribeña debe extraer enseñanzas de estos últimos 20 años. Es necesario revisarnos, discutir y autocriticarnos, entender que las FFAA deben ser parte sustancial del bloque histórico de fuerzas revolucionarias, que es necesario fortalecer los partidos y organizaciones políticas dispuestas a conducir la nueva gesta independentista, con programas, tácticas y estrategias de cara al pueblo, sin artilugios.

Con más luces que sombras, los procesos revolucionarios de Venezuela, Cuba y Nicaragua son ejemplos que debemos observar detenidamente.

Sin FFAA y partido u organización política revolucionaria, la nueva ofensiva unionista e independentista latinoamericana iniciada a principios del presente siglo, puede romperse; con militares patriotas y militantes nucleados en torno a la organización revolucionaria, las posibilidades de alcanzar la liberación nacional y la justicia social serán siempre mayores.

https://www.alainet.org/es/articulo/204401

Siempre se reconoce del Comandante Hugo Chávez su cualidad de gran comunicador, lo cual le condujo a crear para la defensa de la soberanía comunicacional de Venezuela y otros países el Canal de TV Telesur.

Existía un gran espacio que no había sido ocupado para la defensa de la información abierta y plural de los pueblos en todo el mundo, dejándole un campo tan estratégico a las corporaciones mediáticas.

Desde su inicio, bajo las líneas políticas de Chávez, se diseñó la política informativa de Nuestro Telesur e irrumpió con un contenido novedoso inicialmente en nuestro Continente.

No solo ha cumplido Telesur con su rol de llevar la información necesaria, sino que la acompaña del análisis, alimenta y forma a los usuarios de este medio. Telesur es un fiel testigo de los acontecimientos de relevancia.

En los conflictos y otros hechos noticiosos producidos en cada país, Telesur con su equipo de corresponsales expone abiertamente cada situación, enfoca su análisis sobre los protagonistas, y ante todo lo hace sin cortapisas dejando al descubierto los responsables de golpes de Estado, de intentos de magnicidio, de corrupción, narcotráfico, lavado de dinero y buen espacio de su programación lo destina a dar a conocer los logros de los países y las guerras fabricadas por grupos externos y regímenes imperiales contra sus gobernantes.

Telesur cumple con el buen periodismo porque su trabajo lo vincula con la gente, algo que niega la industria mediática, la cual debe obedecer a los financistas que le otorgan grandes sumas de dinero, a propietarios de medios y a periodistas-mercenarios. Además hace televisión de calidad, con reconocidos profesionales y tecnología de punta.

Es lo que molesta a esos financistas que utilizan a una marioneta –muy descalificada además- erigido en fecha reciente como “el salvador de Telesur, acusando a este medio multiestatal de tergiversar, manipular, etc”, se inspira en las líneas con las cuales actúan sus propios medios orientados a manipular con el fin de cambiar el sentido de la realidad porque son el instrumento para dirigir la opinión pública.

El fracasado Guaidó que concentra el rechazo de todos los venezolanos con la ignorancia supina que lo caracteriza pretende dar clases de periodismo y de ética profesional. Ahora es más difícil la nueva tarea que le encomendó Donald Trump, quien conoce con exactitud que “el nombre Telesur es el activo más valioso y una opción informativa tan potente, que ha captado el interés de todas las clases sociales del Continente, cuesta más que inmuebles y equipos.

El descaro de los gringos es apropiarse del nombre del canal sin cortapisas alguna y sin rubor, están recientes los casos de Citgo y Monómeros que representan violaciones al derecho internacional”, así lo afirma el embajador de Venezuela en Chile, General Arévalo Méndez.

La derecha internacional en diversos países cipayos desde hace años afila sus tentáculos contra Nuestro Telesur con medidas desde sacarlo de las cableras o dejarlo cobrando precios inalcanzables a los usuarios. El ataque no ha cesado y ahora pretenden clavarle sus garras usando a los seres más desprestigiados, Guaidó, vinculado con paramilitares colombianos y Leopoldo Castillo, acusado de haber participado en la Operación Centauro para asesinar a un grupo de religiosos en El Salvador durante el año 1980.

El buen periodismo lucha por objetivos, informar para construir, educar, sin estas cualidades no se puede ser buen periodista, es la meta trazada por Telesur, sus periodistas valoran lo que hacen, con absoluto rigor en sus planteamientos.

El grupo de Periodistas, Psicólogos y Abogadas Constituyentistas que suscribe este pronunciamiento planteará un grupo de acciones para impedir el robo que pretende hacer la mafia dirigida por el desprestigiado Donald Trump.

https://www.alainet.org/es/articulo/204282

El diputado opositor venezolano Juan Guaidó participó ayer lunes, junto al presidente de Colombia, Iván Duque, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en un homenaje oficial hecho a los estudiantes de una escuela de cadetes en Colombia, que murieron tras un atentado hace un año y en una cumbre interministerial en contra del terrorismo.

Guaidó asistió a la llamada III Cumbre Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, en la que también participa Mike Pompeo, quien se reunió previamente con el mandatario colombiano, Iván Duque.

En este encuentro, donde participan los ministros de asuntos exteriores de 25 países, abordarán temas como la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo y “la transición a unas elecciones libres en Venezuela”, según ha afirmado Duque.

https://actualidad.rt.com/actualidad/340422-guaido-llegar-sorpresivamente-colombia-mike-pompeo

Las amenazas de más sanciones, más presión política y más desprecio a la independencia de las naciones esclavas de la Casa Blanca, parece provocar alguna tímida desavenencia entre ellas.

Hay reticencias ante el carácter agresivo y provocador de Donald Trump, que no perdona a los gobierno “otanistas” que comercien con Rusia o China o permitan proyectos conjuntos, como el del gasoducto Nordstream2, para que sean una realidad en Alemania.

Desde el final de la II Guerra Mundial, en la que los “aliados” no fueron precisamente quienes acabaron con el III Reich, las naciones que no fueron liberadas por el ejército de los EEUU, se adhirieron a una mentira histórica que Polonia lleva al extremo de negar que los más de siete mil prisioneros que quedaban en el campo de concentración de Auschwitz, el 17 de enero de 1945, fueron rescatados por el ejército Rojo.

Hoy son decenas los líderes occidentales e incluso orientales, como Corea del Sur, que bajan la testuz ante la chulería barata del filoterrorista Donald Trump, que aplica presiones al gobierno de aquel país para que envíe buques militares al estrecho de Ormuz y pase a integrar una coalición contra Irán.

No es el único caso en que los intereses económicos de un gobierno, fiel aliado de Washington, se ven afectados por la política antiiraní norteamericana, también destacan las pérdidas sufridas por los productores de carne de Brasil. “Hay un cansancio por parte de sus propios aliados” ante estas presiones, estima el experto chileno en ciencia política Guido Larson.

Podemos afirmar que, hoy por hoy, en Occidente, Oriente y Latinoamérica, existen contados Espartacos, y muchos esclavos sumisos.

LA CELAC SE CONTRAPONE A LA O.E.A.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) nace, en 2011, en contraposición de la Organización de Estados Americanos (OEA). La CELAC es un organismo que ha demostrado su eficiacia en la defensa de la soberanía de los países miembros. teleSUR

A %d blogueros les gusta esto: