Category: LATINOAMÉRICA


SE ESPERA QUE EL AUMENTO SE PROFUNDICE EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS Y PERSISTA DURANTE TODO EL VERANO, YA QUE LA TEMPORADA TURÍSTICA ESTÁ EN PLENO APOGEO. EN DECLARACIONES A LA AGENCE FRANCE-PRESSE (AFP), EL DR. HANS KLUGE, DIRECTOR REGIONAL DE LA OMS PARA EUROPA, DECLARÓ ESTA SEMANA: ‘»DADO QUE LOS PAÍSES EUROPEOS HAN LEVANTADO LAS MEDIDAS SOCIALES QUE ESTABAN EN VIGOR, EL VIRUS SE TRANSMITIRÁ A NIVELES ELEVADOS DURANTE EL VERANO. ESTE VIRUS NO DESAPARECERÁ SÓLO PORQUE LOS PAÍSES DEJEN DE BUSCARLO. SIGUE PROPAGÁNDOSE, SIGUE CAMBIANDO Y SIGUE COBRÁNDOSE VIDAS’.

En una conferencia de prensa celebrada el miércoles, en medio de la última oleada mundial de infecciones por COVID-19, se advirtió que «nuestra capacidad para seguir el rastro del virus está amenazada, ya que las notificaciones y las secuencias genómicas están disminuyendo, lo que significa que es más difícil seguir el rastro de la ómicron y analizar las futuras amenazas emergentes‘.

Esta advertencia se hizo en un momento en el que las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron, altamente infecciosas e inmunorresistentes, se han convertido en dominantes a nivel mundial y representan el 55% de todas las muestras internacionales.

Según Our World in Data, la media mundial de siete días de nuevos casos diarios se acerca a los 750.000, casi un 60% por encima de los mínimos observados en la primera semana de junio. Los casos están aumentando en cuatro de las seis regiones del mundo de la OMS: Europa, Latinoamérica (incluido un aumento del 24,6% en el sur del continente), el Sudeste Asiático y el Mediterráneo Oriental, están experimentando el crecimiento más rápido en este periodo.

En la semana que terminó el pasado 20 de junio se registraron oficialmente 4,5 millones de nuevos casos, lo que supone un aumento del 23% respecto a la semana anterior. Las muertes por COVID-19 en la misma semana aumentaron en más de 9.000, lo que supone un incremento de más del 8% y el primer aumento sustancial desde los máximos alcanzados a principios de febrero.

El nuevo aumento de casos debe considerarse en el contexto del desmantelamiento sistémico y casi universal de toda la vigilancia y notificación de datos sobre el COVID-19, lo que significa que estas cifras representan un importante subregistro.

En todos los países en los que están aumentando las infecciones por COVID-19, las tasas de positividad de las pruebas también se están disparando. A mediados de junio, más del 41% de todas las pruebas de COVID-19 en Alemania fueron positivas, mientras que en Francia esa cifra supera el 22%. En toda Europa se observa un aumento similar de las tasas de positividad en las pruebas.

Los 53 países que representan a la región europea de la OMS registran ahora una media de casi 500.000 nuevos casos diarios oficiales, lo que supone una mayoría significativa de las infecciones actuales a nivel mundial, frente a las 150.000 infecciones diarias de finales de mayo. Alemania, Austria, Chipre, Francia, Grecia, España, Luxemburgo y Portugal han registrado recientemente las mayores tasas de casos.

Las muertes semanales por COVID-19 en toda Europa ascienden ahora a unas 2.500, cifras comparables a las registradas en el verano de 2020, antes de que las vacunas estuvieran disponibles.

https://www.wsws.org/es/articles/2022/07/04/covi-j04.html

A principios de la primavera se supo que los organizadores de la cumbre no tenían previsto invitar a los mandatarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela. En marzo, el director senior para asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., Juan González, dijo al portal America’s Quarterly que los líderes y funcionarios de los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, no serían invitados a la Cumbre.

Obviamente, el inquilino de la Casa Blanca esperaba que los presidentes se esos tres países latinoamericanos, como de costumbre, se tragaran la humillación y sin rechistar. Sin embargo, hubo una fuerte, solidaria y emotiva respuesta de otros líderes de América, como el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien se negó a asistir a la Cumbre de las Américas patrocinada por Estados Unidos, al que se unieron otras autoridades latinoamericanas.

Como señaló el analista peruano Ricardo Gadea, el fin del unilateralismo estadounidense en América Latina se vio en toda su desnudez, tras el fracaso de la Cumbre de las Américas en Los Ángeles.

No hay duda de que la IX Cumbre de las Américas confirmará el fin de la influencia unilateral norteamericana en la región”, dijo Gadea  a Prensa Latina. Según el experto peruano, “muchos gobiernos latinoamericanos son conscientes de la crisis de hegemonía y liderazgo de Estados Unidos en el mundo. Este es el principio del fin de la política del palo y la zanahoria”.

El experto peruano señaló dos puntualizaciones en particular:

1).- En los propios EE.UU, «la democracia es un concepto muy controvertido». Particularmente a la luz de hechos como la toma del Capitolio, cientos de demandas por fraude electoral, la permisibilidad de grupos armados y el riesgo de guerra civil«.

Y 2).- El aumento de la influencia de China en la región de América Central y en los países del Sur del continente, “sustituyó con éxito a Estados Unidos como principal socio, ya que el comercio exterior del país del norte con la región cayó del 56% en 2001 al 13% en 2020. En el mismo período, China se convirtió en el principal socio comercial de la región con el 20% de las importaciones y el 12% de las exportaciones”.

Durante este evento también se expresaron fuertes críticas al formato de la cumbre y al comportamiento de los Estados Unidos. El canciller boliviano, Rogelio Maita, dijo: “Esta cumbre ha dejado de ser un lugar de encuentro e intercambio de experiencias de integración para todos los países de América”. 

SE ACABÓ LA DIVERSIÓN, LLEGÓ EL PUEBLO Y DIJO «BASTA»

Según TeleSur TV, el canciller boliviano resaltó que por la vergonzosa exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela, se perdió la oportunidad de diálogo en busca del entendimiento mutuo, a pesar de las diferencias.

El hecho de que Los Ángeles sea la sede de esta Cumbre, no les da derecho a hacer excepciones, socavando las normas de la Carta de la ONU y otros documentos fundamentales de las relaciones internacionales”, dijo el diplomático boliviano.

Rechazamos una evaluación unilateral de qué país es democrático o antidemocrático, porque esta arbitrariedad es en sí misma antidemocrática”, resumió Rogelio Maita en un discurso en la cumbre.

Los líderes de los países no invitados de la región también aportaron sus valoraciones sobre la Cumbre. El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo:

Les pido expresar nuestro más sincero agradecimiento a los gobiernos de los países de la región que se opusieron enérgicamente a la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas, en una carta dirigida a los participantes en el acto.

LOS PAÍSES EXCLUIDOS DE LA CUMBRE SON UN EJEMPLO QUE SEGUIRÁN OTRAS NACIONES COMO HONDURAS, BOLIVIA E INCLUSO COLOMBIA CUANDO GUSTAVO PETRO LLEGUE A LA PRESIDENCIA

El líder cubano enfatizó que en esa reunión, presuntamente fraternal,  se violaron aquellas normas elementales citadas por la parte boliviana. Sin embargo, enfatizó que América del Norte no es el enemigo. Trabajadores norteamericanos, indígenas y migrantes, que también fueron excluidos del desarrollo de la sociedad, y no una vez, sino día tras día, por un despiadado imperio mercantil.

Existe una Norteamérica rebelde, democrática, activa y fraternal, que es nuestra hermana. Y ella no es, ni será nunca nuestra enemiga”.

Cabe señalar que en la víspera de la cumbre, Estados Unidos permitió la reanudación de los viajes educativos grupales a Cuba, para participar en conferencias en ciudades de ambos países, así como se canceló el límite de dinero a las transferencias a familiares y las restricciones a los viajes aéreos con Cuba.

Incluso la prensa convencional y derechista de América Latina expresó alguna queja contra Estados Unidos. En particular, la edición argentina del diario argentino “Clarín” (que siempre defendió la dictadura de Videla) señaló que EE.UU. debe atender las necesidades urgentes de la región, principalmente el crecimiento de la pobreza y la indigencia. 

Los medios de China no se mantuvieron al margen de las evaluaciones de la situación. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Zhao Lijian, calificó de irrespetuosos y condenados al fracaso los planes de cooperación de Estados Unidos con los países de América Latina y el Caribe, ya que responden a intereses egoístas» y tienen como objetivo excluir y contener a ciertos países del proceso de integración. Señaló el derecho de la región a elegir independientemente los caminos de su desarrollo y socios.

El representante del gobierno chino precisó que Beijing siempre prioriza los principios de respeto mutuo, igualdad, cooperación en aras del beneficio común, apertura e involucramiento en proyectos comerciales y económicos con América Latina y el Caribe, señalando que el comercio bilateral con los países de la región superó los $450 mil millones en 2021, a pesar de la pandemia de la Covid-19, según Prensa Latina.

Es obvio que la Cumbre prácticamente ha dejado de ser un títere estadounidense. Sin embargo, no fue Rusia quien asestó un golpe a la política y la actividad económica de los EE.UU. en su «patio trasero», que fue amenazado repetidamente por nuestro departamento de política exterior y expertos de buen corazón que vieron estos países solo en el mapa.

Y, dado que toda la política exterior de China, como dicen en conversaciones privadas los veteranos de la Cancillería de este país, es “soft power”, una solo puede adivinar el destino futuro de la OEA y otras instituciones regionales, que incluyen los países de América Central y del Sur. Y sobre cómo y dónde se ubicará la próxima Cumbre de las Américas.

Mientras tanto, CELAC, la Comunidad de Países de América Latina y el Caribe, que coopera estrechamente con la República Popular China, reclama el papel de líder de la integración en América Latina. Esta “amenaza a la hegemonía estadounidense” en la región fue reiterada recientemente por Foreign Policy:

A pesar del éxito en el establecimiento de vínculos con los países de América Latina, Estados Unidos está en peligro: China está aumentando con éxito su presencia en la región, incluido el fortalecimiento de la cooperación en el ámbito militar… En caso de una escalada de relaciones con Washington, Beijing bien puede aprovechar esto”.

La publicación también señala:

Lo mejor que puede hacer Estados Unidos para contrarrestar la creciente influencia comercial y militar de China en la región es apostar por convertirse en el socio regional más confiable.

Desgraciadamente, los resultados de la Cumbre de las Américas demostraron lo contrario. Los socios confiables no se comportan así.

Autora: Tatyana Poloskova, Doctora en Ciencias Políticas, Consejera de Estado de Primera Clase de la Federación Rusa, especialmente para EADaily

https://eadaily.com/ru/news/2022/06/12/kitayskiy-pryanik-vmesto-amerikanskogo-knuta-o-provale-sammita-amerik-v-los-andzhelese

La Cumbre de los Pueblos se consolida como un espacio para la discusión política y el intercambio cultural, siendo la voz real de América Latina. Discriminación, derechos humanos, crisis climática y la creciente violencia, así como el bloqueo como política coercitiva contra Cuba, son los temas centrales de este evento. teleSUR

La Cumbre de los Pueblos, en contraposición de la exclusiva Cumbre de las Américas y promovida por organizaciones sociales, une los pensamientos de respeto, unidad y rompe con el bloqueo de las grandes potencias hegemónicas e injerencistas que pretenden imponer una política discriminatoria en Latinoamérica. teleSUR

UNA DE LAS ESCENAS MÁS CRITICADAS ES EL SALUDO SERVIL DEL MATRIMONIO FERNÁNDEZ AL SALUDAR A BIDEN Y SU TRONCA

En los Ángeles se desarrollan las sesiones de alto nivel de la Cumbre de las Américas. El evento está marcado por la indignación tras la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó la medida como política del odio. La polémica se ha traducido en protestas en los exteriores del foro.

La Cumbre de las Américas continua en medio de denuncias y críticas por la política de exclusión de Estados Unidos. Cuba, México y Chile, así como el grupo de Puebla, expresan su firme rechazo a la postura de Washington en este sentido.

Desde dentro y fuera de la Cumbre de las Américas, comenzada el lunes en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, continúan las denuncias por la política de exclusión de Estados Unidos. El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien tal como sus pares de Venezuela y Nicaragua no fue invitado a la cumbre, criticó fuertemente el carácter discriminatorio de la cita organizada por Washington.

Desde México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en solidaridad con esos tres países, anunció que no participa en la cumbre, y su canciller, Marcelo Ebrard irá en su lugar. Ebrard al respecto, en su intervención en una sesión en el marco de la Cumbre, criticando la decisión de Estados Unidos, propuso una refundación del orden interamericano basado en los principios de no intervención y beneficio mutuo.

El recién elegido presidente de Chile, Gabriel Boric, a su vez, reaccionó a la medida de Washington, diciendo que la exclusión no es el camino correcto, ya que no ha dado resultado históricamente. Pero es más…. El Grupo de Puebla también expresó que tal exclusión contradice el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados, y entiende la legítima decisión de otros países de ausentarse del evento por solidaridad con los excluidos.

Distintos estudios en América Latina muestran que van a aumentar los niveles de pobreza y de inflación. El Banco Mundial destaca que ello se deberá, entre otras cosas, a la política de sanciones en contra de Rusia, implementada por la Unión Europea.

El politólogo Bruno Lima Rocha señala que el presidente de EE.UU., Joe Biden, quiere aislar con su política a países que mantienen cercanía con Rusia y China. «La diplomacia de Biden en Latinoamérica nunca existió y ahora es un desastre», concluyó.

Pero lo mejor de Biden, que muestra su ignorancia, cociente intelectual deficitario, estupidez política y degradación cerebral, fue el cómo sería ese organismo supercontinental y lo que se pretende:

Palabras del presidente: «El nuevo pacto económico tendría como objetivo ayudar a las economías de la región a crecer «de abajo hacia arriba« y «del medio hacia afuera«, afirmó el mandatario estadounidense, mientras algunos/as representantes de América Latina se escondían bajo la mesa para «desovariarse» o deshuevarse a gusto y otros llamaban a sus asesores, para que les explicaran cómo era eso de ir del medio hacia fuera, que debe ser algo relacionado con el mundo taurino. Las carcajadas en Cuba, Nicaragua y Venezuela llegaban hasta Australia.

Otros líderes, como los españoles, Pedro Sánchez, Marga Misiles, Antonio Abascal, Inés Arrimadas, Alberto Núñez Feijoo, Irene Montero y otras señorías, que seguían la Cumbre en sus carísimos «paratos» Ipad Pro, Lenovo Tab M10 FHD Plus, Apple iPad Air, SAMSUNG Galaxy Tab S6 Lite y algunos Xiaomi baratos, aplaudían a Biden mientras enviaban SMS para animar a Zelensky, que según los medios occidentales resiste más que el Dúo Dinámico, y uno del PCE gritaba: «¡Al grano, al grano!».

DOS CUMBRES BIEN DIFERENTES

EL INICIO DEL PROYECTO ALBA- TCP SE UBICA CON LA FIRMA EN LA HABANA, EL 30 DE ABRIL DE 2006, DEL TRATADO COMERCIAL DE LOS PUEBLOS (TCP), AUNQUE EL ALBA NACE EN 2004 COMO RESPUESTA AL ÁREA DE LIBRE COMERCIO DE LAS AMÉRICAS (ALCA), QUE IMPULSÓ WASHINGTON.

En la Habana se reunieron este 27 de  mayo los pueblos de nuestra América, en la Cumbre del ALBA-TCP, conclave bien distante en el alma que la convoca y promueve de esa otra que se realizará en Los Ángeles, California, bajo la sombra del «águila temible» como bautizó Martí al Imperio en su prólogo a los “Versos Sencillos”.

Las Cumbres de Las Américas, son herederas de las que se realizaron en julio de 1956, en la Ciudad de Panamá y en Punta del Este, Uruguay en abril de 1967, con el auspicio de la Organización de Estados Americanos (OEA) y por supuesto del Gobierno de EEUU.

A la reunión celebrada en Punta del Este, Uruguay en abril de 1967 acudieron 19 líderes del hemisferio, su objetivo era fortalecer la Alianza para el Progreso, una iniciativa del Presidente, John F. Kennedy (1961-1963), para “promover el desarrollo y las relaciones pacíficas en las América”.

Veintisiete años después de Punta del Este, en enero de 1994 el Presidente William Clinton (1993-2001), propuso organizar una Cumbre en los Estados Unidos, la que se llevó a cabo en Miami del 9 al 11 de diciembre de 1994.

Estas reuniones organizadas por EEUU son hijas de la Iniciativa de las Américas del presidente George H. W. Bush y posteriormente del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Presentándose como proyectos y esquemas de integración con un papel hegemónico del Imperio.

Una característica de estos cónclaves organizadas por Estados Unidos es el sometimiento de las propuestas y objetivos a  su política interior y exterior. Otra regularidad es que han sido excluyentes y han dejado fuera temas vitales para Latinoamérica.

Las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) son un proyecto para latinoamericanos y caribeños que busca crear una alternativa de integración de largo aliento. Sueño histórico de los habitantes de esta región.

El inicio del proyecto ALBA- TCP se ubica con la firma en La Habana, el 30 de abril de 2006, del Tratado Comercial de los Pueblos (TCP), aunque el ALBA nace en 2004 como respuesta al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que impulsó Washington.

Forman parte de una plataforma de integración que pone el acento en la solidaridad, la complementariedad, la justicia y la cooperación, el fortalecimiento del desarrollo endógeno nacional y regional para reducir la pobreza, corregir las desigualdades sociales y mejorar la calidad de la población.

Su propósito histórico fundamental es unir las capacidades y fortalezas de los países que la conforman, en pro del desarrollo integral como naciones soberanas y justas.

Se celebran dos Cumbres en el Continente, tan distantes una de otra como el alma de los indómitos Andes de las heladas tierras del Potomac, como el pensamiento de Martí y Bolívar de las apetencias de un William Walker o un Monroe.

RAÚL ANTONIO CAPOTE

Fuente: Resumen Latinoamericano

A %d blogueros les gusta esto: