Category: LATINOAMÉRICA


El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha aplaudido la condena a cadena perpetua dictada por la Justicia italiana contra 24 represores de dictaduras sudamericanas, que amparados en el Plan Cóndor cometieron crímenes de lesa humanidad en las décadas de 1970 y 1980.

Raúl Oliveira Alfaro, coordinador ejecutivo del Observatorio Luz Ibarburu, opina que aún permanecen impunes los autores intelectuales del Plan Cóndor.

Las responsabilidades de esos crímenes van más allá de las manos ejecutoras […] Atrás de todos ellos estaban las manos intelectuales y quienes de alguna manera desde el poder de los Estados crearon las condiciones para que esos crímenes se cometieran”, sostuvo Oliveira.

Lo mismo se podría decir de los crímenes de lesa humanidad perpetrados desde 1936 hasta nuestros días, por las mesnadas del genocida Francisco Franco y sus sucesores, amnistiados ilegalmente por la llamada justicia española, que compite históricamente en prevaricación y otros delitos con la colombiana, estadounidense, ucraniana, hondureña o paraguaya.

AL FIN, LA SENTENCIA ES EL HOMENAJE MÁS JUSTO PARA LOS MILES DE ASESINADOS/AS POR LAS DICTADURAS PROTEGIDAS POR EE.UU. EN LATINOAMÉRICA

Efectivamente, tras casi 10 años del comienzo de la causa, la sentencia del Tribunal de Apelación de Roma por el juicio de los militares sudamericanos implicados en el Plan Cóndor (impulsado y financiado por Washington) desestima el primer grado y condena a todos los acusados ​​a la pena máxima.

Aquel fue un plan secreto dirigido a la desaparición sistemática de activistas y opositores a las dictaduras en Latinoamérica, similar al pergeñado en estos últimos años contra los gobiernos de Cuba, Venezuela, Bolivia o Nicaragua.

Aunque la justicia tardía no suele serlo, en aquellas naciones afectadas por aquella estrategia criminal, aún puede consolar a las víctimas y sus familias. La decisión alienta el ánimo de quienes lucharon durante décadas contra la impunidad.

Aurora Meloni, una de las activistas que ha dedicado su vida al tema, explica: “Para mí, este proceso comenzó en 1999, cuando publiqué las primeras declaraciones a las autoridades italianas sobre el asesinato de mi esposo, Daniel Banfi, uruguayo, militante de los Tupamaros, asesinado en 1974 en Argentina, donde nos habíamos refugiado para escapar de la dictadura uruguaya. Pero es solo hoy, continúa, después de 45 años, puedo dar un suspiro de alivio”.

¿DE CUÁNTAS VÍCTIMAS SON RESPONSABLES LOS GOBIERNOS DE EEUU, QUE HAN PROTEGIDO Y AÚN LO HACEN, A TODAS LAS DICTADURAS DE LATINOAMÉRICA, COMO LAS QUE AÚN MASACRAN A LÍDERES SOCIALES Y DEFENSORES DE DDHH EN COLOMBIA, HONDURAS, PARAGUAY, PANAMÁ, GUATEMALA, EL SALVADOR Y OTRAS?

De los 27 acusados, en una lista que incluía jerarquías y militares de alto rango de las dictaduras de Uruguay, Chile, Bolivia y Perú, había 24, sin contar a otros asesinos no conocidos, condenas por homicidio reconocido y 24 condenas a cadena perpetua.

‘Hoy se hizo plena justicia’, comenta Arturo Salerni, un abogado civil en varios casos, ‘porque el papel de los torturadores y asesinos en la desaparición de las personas ha sido reconstruido con precisión y su responsabilidad por haber sido deliberadamente reconocida Concurso de asesinatos y desapariciones ‘.

En España ha sido imposible aplicar esa justicia. El neofranquismo, impuesto desde 1978, lo ha impedido y la justicia borbónica y todos los gobiernos habidos desde entonces han despreciado a cientos de miles de víctimas que aún yacen en fosas nunca abiertas por todo el país.

En su ‘Estudio mundial sobre los homicidios’, publicado hoy, la ONU lamentó el aumento de las muertes violentas entre 2015 y 2017 en Latinomaérica.

El organismo señaló como principales causas el crimen organizado, la desigualdad y el machismo. Se trata de la región con el índice de asesinatos más elevado: en algunas zonas de Centroamérica por cada 100.000 habitantes hay 25 muertos, como México, Brasil, Honduras y El Salvador.

Sin embargo, Michelle Bachelet y su “equipo de expertos” en DDHH, se dedican mientras tanto a fustigar a las naciones que precisamente se destacan por defender esos derechos, como Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba.

Las protestas son permanentes en Honduras desde hace dos meses, y la respuesta del gobierno ha sido la represión policial y militar. Se lanzan bombas lacrimógenas y se dispara contra los manifestantes, dejando hasta el momento seis muertos, ante la pasividad y silencio cómplice de la OEA y el resto de la comunidad internacional.

Cubainformación.- Esta ponencia se desarrolló en el XV Encuentro Estatal de Solidaridad con Cuba (Rivas-Vaciamadrid del 7 al 9 de junio), a cargo de Luis Suárez Salazar, profesor del Instituto Superior Relaciones Internacionales (ISRI) de La Habana.

El político revolucionario, intelectual y escritor dominicano, Juan Bosch, nacido el 30 de Junio de 1909, se enfrentó al gobierno estadounidense y al dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina.

En 1963 se convertía en presidente de la República, pero siete meses después fue derrocado por un golpe, tramado, financiado y apoyado por Washington.

Con motivo del 110 aniversario del natalicio del profesor Juan Bosch, el Movimiento 30 de Junio realizó una ofrenda floral en el mausoleo donde descansan las cenizas del líder histórico.

El acto estuvo encabezado por el coordinador del movimiento, Diomedes Núñez Polanco, quien dijo que este es un homenaje al Juan Bosch, el ciudadano, el pensador, político e intelectual y aprovechó la ocasión para hacer un llamado a los líderes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), a superar las diferencias.

“Aunque ahora vivimos un momento de incertidumbre dentro de nuestra organización política, confiamos de que esas diferencias serán subsanadas y que volveremos a los orígenes y a la esencia que nos inculcó nuestro máximo líder”, expresó.

Núñez Polanco dijo que apela a la sensatez y a los principios que siempre han reinado en las filas del partido morado y a su vez, abogó por la preservación del legado histórico del heroico ex presidente de la República.

Movimiento 30 de Junio rinde homenaje a Juan Bosch en su aniversario

Un grupo de biólogos peruanos trabaja en un proyecto para reducir la contaminación de plástico, produciendo un homólogo de ese producto, pero biodegradable al 100%.

Con la ayuda de ciertos hongos, los investigadores extraen nanocristales de la celulosa de la madera para producir un polímero cien por cien natural.

El objetivo es reemplazar el plástico de un solo uso y elaborar envoltorios, bolsas o sacos biodegradables, así como toda clase de embalajes para alimentos, entre otros productos.

La tendencia a procesar en base a pruebas y testimonios falsos a los rivales políticos es muy clara en América Latina. El llamado ‘lawfare’ se convierte en el método principal de las guerras entre la gente de poder.

A pesar de las victorias recientes de la derecha en Sudamérica, el neoliberalismo es en realidad una ideología cada vez más trasnochada e ineficaz.

El fracaso del Gobierno de Mauricio Macri en Argentina, por ejemplo, es un excelente botón de muestra.

Mauricio Macri ganó estrechamente las elecciones presidenciales de 2015, por apenas 3 % de la votación. Su principal oferta de campaña era fortalecer la economía a partir de la aplicación de la vieja receta neoliberal, incluyendo la eliminación de impuestos, controles y subsidios, así como una total “apertura” hacia los mercados internacionales y financieros.

Macri llenó su gabinete con ex directivos de empresas transnacionales, muchos con estudios de posgrado en el extranjero, y estableció un Gobierno elitista y tecnocrático al estilo de Carlos Salinas de Gortari en 1988 o de Vicente Fox en 2000 en México. El resultado ha sido desastroso.

Desde que Macri llegó al poder, en 2015, la tasa de inflación ha pasado de cero a más de 40 %. Durante el mismo periodo, el peso argentino se ha devaluado en 400 %, pasando de 10 a casi 40 pesos por dólar estadounidense.

Macri también ha aumentado estratosféricamente la deuda pública, 50 % desde el inicio de su mandato, algo supuestamente en contra de los principios de austeridad de los gobiernos neoliberales.

Hoy, cada vez más argentinos deben comer de la basura para sobrevivir y muchos se quedan sin luz y agua por los altos precios de los servicios públicos.
Pero en lugar de corregir el rumbo, en respuesta a esta crisis económica el Banco Central de Argentina ha seguido la misma ortodoxia neoliberal, aumentado las tasas de interés arriba de 60 %, lo cual ha sofocado aún más a la economía.

Macri también ha recurrido al Fondo Monetario Internacional para un préstamo de emergencia de unos 56 mil millones de dólares.

Ello implica un imperdonable sacrificio de soberanía económica para muchos argentinos. Todavía están muy presentes los recuerdos de como el FMI participó en el colapso de la economía argentina al principio del siglo XXI.
Los neoliberales no aprenden.

Se repite la historia de los años 90, cuando estas mismas políticas generaron miseria y desigualdad a lo largo y ancho de América Latina.

Pero la buena noticia es que en esta ocasión la época neoliberal durará mucho menos. Los latinoamericanos ya sabemos a dónde va el cuento de las “reformas estructurales” y no nos dejamos engañar tan fácilmente.

La popularidad de Macri se ha colapsado, por ejemplo. Hoy se encuentra en apenas 25 %. El neoliberalismo ya no funciona ni convence como antes, y los anhelos democráticos de los latinoamericanos son más fuertes que nunca.

Los conservadores tendrán que reinventarse o, simplemente, acostumbrarse a ser oposición, ya que los pueblos del mundo se han despertado.

https://actualidad.rt.com/opinion/john-ackerman/315577-futuro-neoliberalismo-america-latina

El analista Guadi Calvo consideró que la “carta de presentación que tiene Evo Morales” y sus logros económicos, los cuales calificó de “sorprendentes”, “hacen obvio cualquier tipo de análisis”.

Destacó el logro en materia de combate a la corrupción. “El triunfo de Morales”, en las próximas elecciones se consumará, acotó, “está asegurado pro su historia. No promete, cumple permanentemente”.

NO SOLO EN LATINOAMÉRICA REGRESA LA ULTRADERECHA, SINO EN LA VIEJA Y DEGRADADA EUROPA, DONDE NACIERON EL FASCISMO ITALIANO Y SU HERMANO NAZI EN ALEMANIA

Cuando en América Latina y el Caribe retornan el neofascismo, la xenofobia, la misoginia, la homofobia, el racismo, de la mano de gobiernos de ultraderecha, para las fuerzas populares de izquierda es imprescindible retomar el camino del pensamiento crítico, en momentos en que se habla del fin de la antinomia izquierda-derecha, apelando a una nostalgia inmovilizadora y acrítica, mostrando la falta de unidad y también de proyectos.

Hubo épocas en que se sostenía que ser de izquierda era identificarse con un sistema productivo y una sociedad sin propiedad privada de los medios (socialismo, comunismo), basada en las luchas de la clase obrera – que si bien era la más activa, no era la mayoritaria-: era una visión de futuro, de construcción de nuevas sociedades. Y llegó el Che Guevara y dijo que había, primero, que construir el hombre nuevo.

Pero, la izquierda siempre fue más que sólo socialismo, desde las luchas por los derechos políticos para todos y todas, las ocho horas para los trabajadores, el voto femenino, la educación laica, pública y gratuita; el fin de racismo y el colonialismo.

La izquierda siempre estuvo en la lucha contra regímenes opresores, capitalistas, fue reactiva a sus planes, a sus proyectos de desarrollo. Jugó en el campo del enemigo, usando muchas veces sus propias herramientas y terminó, en muchas ocasiones, siendo absorbida, derrotada militarmente o acomodada al juego de la democracia formal.

LA IZQUIERDA DEBE SER AUTOCRÍTICA, PERO NADIE PUEDE NEGAR QUE LA DERECHA MANTIENE CONTRA EL PROGRESO UNA ESTRATEGIA CRIMINAL QUE OBLIGA A RELEGAR ESA TERAPIA A UN SEGUNDO PLANO

El peor enemigo de la izquierda es su propio temor a autocriticarse, a quedarse en un conformismo intelectual y político, a seguir anclada a escenarios y discursos ya perimidos por la realidad. Y no interpelar permanentemente a la derecha con su propia agenda de propuestas sobre los temas actuales. Ser de izquierda es mucho más que citar a Marx o Gramsci.

Más allá del tema de género, las propuestas de la izquierda deben incluir una nueva agenda que incluya la reforma constitucional y reestructura del Estado, la problemática de seguridad y defensa, la fase actual transnacional, global, virtual, concentrada del capitalismo; la defensa del ambiente, la fenomenología de las migraciones, la integración regional soberana y las herramientas de la nueva gobernanza global, el neocolonialismo y la dependencia que propone el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Si con el golpe de Estado y el triunfo del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil se reavivó la discusión banal sobre el fin de ciclo del progresismo o el neodesarrollismo en América Latina, la criminal ofensiva estadounidense para derrocar el gobierno venezolano mostró la necesidad de terminar con el virus bolivariano de raíz, impidiendo que siga alimentando la idea de que otro mundo es imprescindible con democracias participativas (y no apenas declamativas), donde toda la población tenga derecho a acceder a la alimentación, a la educación, la salud, la vivienda, hoy restringida al 1% de multimillonarios y empresas trasnacionales.

Ya no hacen falta tanques, soldados, bayonetas. Hoy a la derecha le basta el control de los medios de comunicación masiva y de las llamadas redes digitales para imponer imaginarios colectivos en los que basan los golpes blandos, aliados a los corruptos sistemas judicial, parlamentario, policial, que los gobiernos progresistas no lograron (a veces ni intentaron) cambiar.

No se trata de derrotas políticas o electorales, sino de una derrota cultural. Ya no se habla –al menos desde el poder- de igualdad, justicia social y de sociedades de derechos, ni siquiera del buen vivir socialdemócrata, y mucho menos de democratización de la comunicación o de democracia participativa.

EL BANCO EUROPEO, EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL Y LAS ÉLITES ECONÓMICAS, CONSPIRAN CON LOS GOBIERNOS DE EEUU Y EUROPA PARA ACABAR CON LA IZQUIERDA GLOBAL. EL GRUPO BILDERDERG ES UNA DE LAS MAFIAS MÁS ACTIVAS EN ESE TEMA.

Estas elites económicas, empeñadas en terminar con la política externa independiente de nuestros países y con los procesos de integración, tienen como fin privatizar (entregar a las empresas trasnacionales) los recursos naturales, las empresas estatales y los bancos públicos, además de vender las tierras a extranjeros y empresas multinacionales, comprometiendo la producción nacional de alimentos, la soberanía alimenticia y el control sobre las aguas.

Junto a esta avanzada ideológica de la derecha, la izquierda parece estar sin rumbo, atrapada en la nostalgia, la falta de ideas y proyectos, incapaz de aggiornar el pensamiento a la era de la inteligencia artificial, con quienes tratan de conciliar e impedir encíclicamente la expresión de los excluidos obviando la lucha de clases, con los vendedores de espejitos de colores, con los profesionales de la denunciología, amarrados al asesinato de las utopías y la teoría de lo posible.

La nostalgia es un permanente latiguillo de aquellos que añoran las épocas pasadas, cargado de una importante subjetividad y un llamado al inmovilismo. El progresismo sigue apelando a solicitadas, declaraciones, comunicados (que ni siquiera leen los convencidos), a foros tipo catarsis colectiva, sin siquiera registrar los profundos cambios producidos en la subjetividad de las clases y capas populares que empuja a algunos de sus sectores a votar por sus verdugos. Eso no es ser de izquierda.

Las amenazas de la ultraderecha conducen inexorablemente a un holocausto social y ecológico de proporciones inimaginables y se hace imprescindible construir una alternativa política, que requiere el aporte imprescindible del pensamiento crítico que permita trazar una hoja de ruta para evitar el derrumbe catastrófico de la vida civilizada.

Es imprescindible trabajar en la construcción de alternativas sólidas- y un profundo trabajo de organización en el fragmentado y atomizado campo popular, donde seguimos entusiasmados en ser cabezas de ratón (cada cual por su lado) y no estar en la cola del león, lo que permitiría a enfrentar a la derecha hiperorganizada (en Davos, en el Grupo de Bildelberg, en el G-7, en el G-20, en el Grupo de Lima) y también guionizada y financiada por la internacional capitalista y neoconservadora de la Red Atlas.

EL GRUPO DE ARTISTAS E INTELECTUALES EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD ES UNA DE LAS INICIATIVAS MÁS ESPERANZADORAS EN ESTE SIGLO XXI

A principios de este siglo y milenio, fueron los intelectuales y dirigentes de movimientos sociales los que se alzaron contra el enemigo común, el capitalismo depredador, y lograron imponer el imaginario colectivo de que otro mundo era posible y necesario. Así nació el Foro Social Mundial, una respuesta al fin de las ideologías y de la historia que nos contaban los think tanks de la banda de Davos.

En América Latina y el Caribe llevamos 526 años en resistencia. Hemos resistido a todo, nos hemos acostumbrado a su lógica y, cuando tuvimos gobierno progresistas no cambiamos la agenda y nos olvidamos de la construcción: de nuevo pensamiento crítico, de nuevos cuadros políticos, económicos, administrativos, la construcción de una nueva comunicación popular. Quedamos anclados en la mera resistencia inmovilizadora.

Muchos dirigentes populares, incluso autocalificados como de izquierda, ilusionados por el espacio institucional, emigraron de los movimientos –o fueron cooptados– para ocupar espacios en el parlamento y en el gobierno, lo que quitó experiencia acumulada a los movimientos y llevó a su práctica desaparición de las calles. La izquierda perdió la calle y la realidad es que el Estado siguió siendo burgués y los gobiernos atados en sus programas sociales y de distribución (no de redistribución) de renta.

La represión sufrida en décadas pasadas paralizó grandemente al campo popular y la “pedagogía del terror” de la época de las dictaduras cívico-militares hizo bien su trabajo. Hoy, con una desaforada oligarquía financiera y guerrerista, el capitalismo cambia, ofrece nuevas mercancías, usa las posibilidades tecnológicas de la inteligencia artificial, del big data, de los algoritmos, para imponer imaginarios colectivos.

A la izquierda latinoamericana, carente de un pensamiento crítico propio, se le hace cuesta arriba construir la nueva resistencia, la nueva alternativa, conformando espacios más amplios, redes de diálogo y debate, de articulación. Pero para ello necesita aggiornarse, adueñarse de las nuevas tecnologías, entender que las herramientas (armas) son diferentes: no se puede combatir en una guerra de cuarta/quinta generación con fusiles oxidados ni con arcos y flechas.

Las izquierdas tienen que hacer otras combinaciones de gestión económica y en lo político tienen que construir otro relato, otra manera orgánica de concentrar expectativas distintas a las que han prevalecido en las últimas décadas. Necesitamos una profunda renovación de los lenguajes que nos permita generar nuevas preguntas donde las antiguas no son suficientes para proponer algo en este mundo.

La democracia representativa, la propiedad privada, la cultura eurocentrista, el sufragismo y los partidos políticos son algunos de las “verdades reveladas” que organizan nuestra vida institucional, nuestra democracia declamativa, que venimos arrastrando desde las constituciones del siglo 19. ¿Hay otro tipo de democracia? Si no, es hora de ir imaginándola. El capitalismo sigue ahí, depredándolo todo.

https://www.nodal.am/2019/04/izquierda-entre-la-nostalgia-inmovilizadora-y-acritica-y-la-renovacion-del-pensamiento-critico-por-aram-aharonian/

NOTA.- Aram Aharonian: Periodista y comunicólogo uruguayo. Magíster en Integración. Fundador de Telesur. Preside la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE). Autor de los libros Vernos con Nuestros propios ojos (2207,2009,2011,20139, La Internacional del Terror Mediático 820169, El asesinato de la Verdad (2018) y El Progresismo en su Laberinto (2018).

A %d blogueros les gusta esto: