Category: PARLAMENTO


La Duma Estatal de Rusia ha aprobado este jueves en primera lectura un proyecto de ley sobre la enmienda a la Constitución acerca de la organización del poder público. La iniciativa ha contado con 432 votos a favor y ninguno en contra.

Las propuestas del respectivo documento, presentado ante la Cámara Baja del Parlamento ruso el lunes, incluyen la sugerencia de Vladímir Putin de prohibir a las personas que tienen doble nacionalidad o un permiso de residencia en otro país ocupar importantes cargos gubernamentales, como el de primer ministro, cualquier otro ministro o gobernador.

También se propone endurecer constitucionalmente los requisitos para los que aspiran a la presidencia del país. Así, deben residir en Rusia no menos de 25 años y no tener nunca la ciudadanía de otra nación. Según este punto del documento, una misma persona no podrá ser presidente más de dos veces a lo largo de su vida.

La Cámara Baja del Parlamento de Rusia designó a Mijail Mishustin como primer ministro de ese país, tras la dimisión del Gobierno anterior, con todos sus miembros.

La candidatura de Mishustin, propuesta por el presidente Vladimir Putin, fue aprobada con 383 votos a favor, ningún en contra y 41 abstenciones.

El nuevo primer ministro tendrá la tarea de formar a su nuevo gabinete ministerial. Por otro lado, Putin firmó un decreto para crear un grupo encargado de realizar cambios en la Constitución, que buscan otorgar a la Duma estatal de elegir la candidatura del presidente y aprobar a los miembros del gobierno. ¿Pero quién es Mishustin?

La candidatura de Mishustin contó con los votos de 383 diputados a favor, 41 abstenciones y ninguno en contra.

Se trata de la primera vez desde 1996 en la que ningún diputado vota en contra de una candidatura a jefe de Gobierno. Poco después de la votación, Vladímir Putin firmó el decreto que ratifica a Mishustin en el cargo.

Al asumir el cargo, Mishustin, que desde abril del 2010 fue director del Servicio Tributario, tendrá que formar el nuevo Gobierno del país.

 

La Asamblea Nacional de Venezuela ha vivido días de tensión entre los distintos sectores de la oposición a causa de la presidencia del hemiciclo.

El terrorista Juan Guaidó ignoró la elección del diputado Luis Parra y violó el cordón de seguridad para celebrar otra sesión.

La nueva junta directiva anunció que quiere acabar con la confrontación y la polarización en el país.

ASÍ SE REBUZNA






PARECÍAN DOS PRESIDENTES OBJETIVOS, INDEPENDIENTES, FIELES A LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA, ESCORADOS EN EL CENTRO-IZQUIERDA Y AMANTES DE LA PAZ. PARECE QUE SIGUEN EL DICTADO DE LA CASA BLANCA, ABANDONAN EL CAMINO DE LA VERDAD Y HACEN EL RIDÍCULO ANTE SUS PROPIOS VOTANTES

Sólo los amantes de esperpento político (en su versión más circense) son capaces de seguir reconociendo al pelele venezolano Juan Guaidó como presidente de la República Bolivariana, que hasta su autoproclamación se desempeñaba como líder de la Asamblea Nacional, EN DESACATO desde las últimas elecciones legislativas, al haber comprobado que tres diputados fueron electos de forma irregular, algo que el Tribunal Supremo de Justicia denunció, llamando al Parlamento a regularizar la situación, a lo que se negó la oposición.

Cuando aquel grotesco personaje, tan mezquino como golpista, además de mostrarse favorable a una intervención militar de los EEUU en el país, decidió autoproclamarse presidente interino de la nación, fue reconocido de inmediato por la Unión Europea y EEUU.

La derecha más estrafalaria y la socialdemocracia más cobarde, dejaron huella de su origen bastardo.

Esa solemne prueba de talante pro-golpista (demostrado cuando legitimaron las asonadas en Honduras, Paraguay o Ucrania, arrastró tras sí a la OEA, mientras otras naciones del continente latinoamericano se negaban a participar en ese juego inmundo, encabezadas por Cuba y Nicaragua.

En una jugosa entrevista en la cadena RT, se dejaba nítidamente clara la calaña del personaje al que Pedro Sánchez, vía Josep Borrell, reconoció como mandatario, lo que supone que Pablo Iglesias y su grupo de Unidas-Podemos, donde se incluye personal de la casi extinta Izquierda Unida, se unen implícitamente a una maquinaria socialista defensora del terrorismo de la OTAN y del intento continuado de derribar al legítimo gobierno de Nicolás Maduro.

Lo ocurrido ayer en el Parlamento venezolano, no fue sino una demostración de que varios colectivos políticos, situados en la oposición no violenta, tuvieron la dignidad de destituir de facto al títere Guaidó por una mayoría, que impidió el acceso al hemiciclo a quien desea que el ejército estadounidense intervenga en el país, como lo hizo en Granada o Panamá, sembrando el continente de bases militares desde donde poder atacar cualquier territorio que le sea “molesto”.

Lo lamentable de esta victoria democrática del Parlamento bolivariano, es que, tanto el gobierno de México (liderado por el “progresista” Andrés Manuel  López Obrador) como el de Argentina (donde está refugiado el legítimo presidente boliviano, Evo Morales) han criticado de forma intolerable lo sucedido en aquella Asamblea Nacional, dejando claro que sus preferencias políticas y las de sus cancilleres, miran hacia el títere “trumpista” Juan Guaidó, demostrando una más que sospechosa definición ideológica.

¿Qué credibilidad pueden tener ambos gobiernos tras esos lamentables comunicados, en los que poco menos se acusa al gobierno de Maduro de dictador, cuando el pueblo de Venezuela lleva 20 años siendo leal y fiel al sistema que inauguró el comandante Hugo Chávez y no fue el actual mandatario quien decidió el ninguneo de Guaidó, sino varios partidos opositores, hartos de la estafa que representa ese mercenario?

Este año 2020 se celebrará nuevas elecciones legislativas, a las que en otras ocasiones, quien firma estas líneas, acudió como observador internacional, comprobando, al lado de otras decenas de colegas, que el sistema electoral de la República es el más seguro y fiel del mundo.

Desde estás páginas, llamo a la cordura a los presidentes mexicano y argentino, para que rectifiquen de inmediato, so riesgo de quedar señalados como cómplices de Donald Trump, Jair Bolsonaro, Janine Áñez, Iván Duque y demás pro-golpistas del continente.

López Obrador y Fernández tienen un reto y un compromiso con los demócratas de América Latina, después de  haber derribado a sendos gobiernos ultraderechistas.

¿Van a seguir los dictados de Washington o los de la reflexión serena y objetiva? Tienen muy poco tiempo para rectificar. Mientras tanto les invito a que disfruten de este reportaje, para que reflexionen sobre su estupidez supina, indigna en un ser racional.

Corresponsal Madelein García de Telesur realiza un resumen gráfico de lo ocurrido en el Palacio Federal Legislativo, sede del Parlamento venezolano en Caracas, este 5 de enero de 2020 y por qué Juan Guaidó no ingresó al mismo para intentar ser reelegido como presidente del poder legislativo. Fue elegido en su lugar el también opositor Luis Parra.

El nerviosismo en las filas socialistas es evidente por la sesión de investidura de mañana, 7 de enero. No puede faltar nadie ningún parlamentario/a favorable a Sánchez, porque cualquier causa ajena ―enfermedad, retraso de vuelos o aviones o atascos― puede echar por tierra el Gobierno “progresista”.

Por ello, el PSOE, de la mano de Rafael Simancas, se ha encargado de enviar un SMS a cada diputado, uno por uno, para instarles a que pasen la noche del 6 de enero en Madrid y alejar, así, el fantasma de posibles ausencias, según confirman fuentes socialistas.

Simancas, según adelantaba The Huffington Post, está controlando hasta “el número de vuelo o el tren en el que vendrá a votar cada diputado” y que no pueden poner excusas como “que es el el Día de los Reyes Magos o que tengo niños”.

El temor y la preocupación se extienden en las filas socialistas, además, por las “presiones” que están recibiendo algunos diputados del PSOE para seguir el ejemplo de Ana Oramas, y cambiar el sentido del voto, a la marcada por su partido, para evitar que el Gobierno de España quede hipotecado a los postulados nacionalistas vascos y catalanes.

https://www.elnacional.cat/es/politica/nervios-psoe-diputados-noche-6-madrid_457353_102.html

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- La preocupación de Sánchez y su equipo radica en el caso del llamado “Tamayazo”, año 2003, cuando dos diputados de la Asamblea autonómica de Madrid, militantes del PSOE, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, cambiaron su voto, lo que permitió que Esperanza Aguirre, líder del PP, fuera elegida presidenta de esa comunidad.

Las discretas pero continuas presiones de los viejos barones del PSOE (Felipe González, Alfonso Guerra, José Bono, y otros, sobre algunos diputados socialistas, aún renuentes al pacto con Podemos) y las ejercidas estos últimos días sobre Tomás Guitarte, único diputado del partido Teruel Existe, que manifestó su preferencia por Pedro Sánchez, han despertado las alarmas, aunque se da por sentado que ninguno de los parlamentarios del PSOE traicionaría a Sánchez en la sesión de investidura de mañana, 7 de enero.

Este 5 de enero se instala un nuevo periodo legislativo en la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, parlamento unicameral dominado por una mayoría opositora, tras la victoria electoral de la derecha en diciembre del 2015.

A %d blogueros les gusta esto: