Category: PERIODISMO


descarga (3)Parece ser que el espacio “Salvados” ha emitido un programa de esos que “baten récords de audiencia”.

Un documental asentado en la falsedad, el protagonismo del trilero Jordi Évole y la manipulación de una entrevista a varias bandas, que demuestra la tendencia del autor a la mentira y su rendición ante los “encantos” del delincuente Juan Carlos de Borbón, quedando anclado en lo peor de “Inocente, inocente”, aunque sin Alex de la Iglesia.

Se trataba de manipular aquel fracasado golpe conocido como 23-F, inventando una supuesta reunión de responsables políticos y militares (además de algunos periodistas), que tuvo lugar en el Hotel Palace, semanas antes del asalto al Congreso.

Lo chusco fue que el entrevistador dedicó su tiempo a jugar con la candidez de la audiencia. Para ello, nada más creíble que entrevistar a personalidades de algunas áreas sociales, culturales y políticas, a quienes iba formulando preguntas  intercaladas con testimonios variopintos sobre un supuesto complot, del que el Rey saldría beneficiado.

Al final del espacio, el inventor del exitoso cacharro confesaba que todo había sido un cuento de Calleja. No hubo trama ni confabulación. Además no se emitió el 28 de diciembre, sino el 23 de febrero. Ni hubo reunión en el Hotel, ni estratagema. Todo había sido una broma en alta definición.

No se trataba de un nuevo Orson Welles alucinando a la audiencia con un golpe de estado terrícola a manos de extraterrestres, pero casi. Lo avalaban Gabilondos, Ansones, Serras y Leguinas, agentes y otras gentes cuasi alienígenas.

ALFREDO GRIMALDOS NO BROMEA CON EL 23-F . SUS "CRÓNICAS DE LA TRANSICIÓN" SUPERAN A TODO LO ESCRITO Y FILMADO SOBRE AQUEL ESPERPENTO

ALFREDO GRIMALDOS NO BROMEA CON EL 23-F, PERO SABE COLOCAR EL HUMOR DONDE DEBE. SUS “CRÓNICAS DE LA TRANSICIÓN” SUPERAN A TODO LO ESCRITO Y FILMADO SOBRE AQUEL ESPERPENTO

Évole, que debía ser un niño en aquella fecha, sabe que el 23-F fue una añagaza y no un golpe tal y como le habrán contado las lenguas oficiales, o como se dice en las publicaciones de época o como habrá visto en algunas de las películas realizadas a mayor gloria del ahijado de Franco, en las que se colocaba al monarca Borbón poco menos que a la altura de un verdadero demócrata.

Pero tal vez, Évole haya oído hablar (e incluso conozca de cerca) de “La CIA en España” (que un servidor tuvo el honor de presentar en la Feria del Libro de La Habana) o de “Crónicas de la Transición“, ambos del excelente investigador y periodista Alfredo Grimaldos (y erudito flamencólogo), la máxima autoridad en el campo de la investigación sobre ese oscuro y tenebroso tiempo.

Es entonces cuando se enciente la bombilla y salta la chispa de la vida en la cabeza del “incisivo” reportero.

Jordi, que juega siempre a tres bandas, arma el taco y golpea sobre la bola gualda: la versión oficial, pero manteniendo en vilo a los personajes cercanos a la asonada.

El impacto lo recibe la amarilla: una adaptación sobre el asalto, amañada con la teatralidad exigible en la TV para un programa que buscaba audiencia.

Tras el choque, logra la carambola al alcanzar a la roja: el silencio sobre esa otra realidad que Grimaldos demuestra, aportando toda clase de documentación, con rigor, gracia y objetividad, virtudes condenadas en el periodismo español desde hace decenios.

Apostar por el más que evidente “autogolpe” de Estado, tal vez era pedir peras al olmo del simpático Jordi, que ha querido poner en solfa, indirectamente, a quienes han tenido el valor de denunciar los tejemanejes ocultos de la transición.

Évole optó por “legitimar” la versión monárquico-franquista, bromeando sobre una intervención real en el golpe, ratificada por los informes derivados de los cientos de horas de investigación que Grimaldos y otros admirables autores han plasmado en sus obras.

Jordi ha tirado por la calle de en medio, tomándole el pelo a tirios y troyanos con una burla nacional para la que contó con la flor y nata de la impostura. Su majestad habrá reído con la chanza de Évole.

En La Sexta se juega por la izquierda mientras la pelota va hacia a la derecha… y que sigan marcando goles desde esa banda. Évole no se atrevió a dejar “en pelota” al Rey.

Évole ha hecho un estupendo regaló de aniversario al monarca: un traje nuevo, color democrático, para que el Borbón cubra sus vergüenzas.

Por cierto ¿saben que el presentador ya tiene cita en la Zarzuela para reunirse con Juan Carlos?… ¡Que no, hombre, no¡… Que es broma…

Trump anunció un acuerdo de “ganar-ganar” entre Palestina e Israel, pero las suspicacias sobre la imparcialidad del plan comenzaron en la propia presentación que hizo junto a Netanyahu: no había ningún palestino como testigo.

PD: Como habrán notado, este video fue grabado antes de que el ‘impeachment’ a Trump fuera rechazado en el Senado (tal y como era previsible). De ahí el tiempo verbal presente que aparece en el video.

LAS PERLAS INFORMATIVAS DE PASCUAL SERRANO

La publicidad no tiene reparo en utilizar, para la causa de la venta, la causa de la justicia social. Vale todo: desde el marxismo y el Che Guevara hasta el ecologismo, pasando –como ahora ocurre- por el feminismo.

Si es indignante que las mujeres cobren menos que los hombres, ahí tenemos a la empresa de juguetes Hasbro: ha creado Mrs. Monopoly, “el primer juego en el que las mujeres ganan más que los hombres” .

 

El coronavirus (científicamente apodado como 2019-nCoV) se está extendiendo rápidamente, actualmente por más de 20 países, pero el miedo a la propagación de este microorganismo es mucho mayor que las muertes e infecciones que ha provocado.

EL PERIÓDICO DERECHISTA CATALÁN “LA VANGUARDIA” PREFIERE MENTIR SOBRE LOS CASOS DE CORONAVIRUS EN CHINA, QUE OCUPARSE DE LAS MILES DE MUERTES QUE LA GRIPE ESTÁ CAUSANDO EN ESPAÑA

Existe un virus aún peor, que está causando un daño mayor a la humanidad: el racismo, el odio y el desprecio hacia el pueblo chino.

Las redes sociales, en la mayoría de las partes del mundo, nos muestran cientos de miles de ese tipo de casos de odio, sobre todo de sociedades que se jactan de ser civilizadas, de conocer mejor que nadie todo lo que rodea a los virus y de sentirse diferentes a los ciudadanos de países de donde provienen los virus asesinos.

En el caso del coronavirus, China es el epicentro, el lugar de nacimiento donde el mundo recoge las vibraciones.

En cuanto al odio: el “odiovirus”, la rama humana y cultural del coronavirus, el mundo exterior es el epicentro. El vector son los medios, especialmente los nuevos medios.

Mientras que en Europa y América, el asiático es el “demonio” que creó deliberadamente el virus, en Asia, los chinos son señalados con el dedo. ¡Terriblemente patético!

Resulta muy preocupante que la mayoría de los informes sobre el odio inducido por el coronavirus, el “odiovirus”, provengan de países asiáticos cercanos a China. Tales noticias hierven a fuego lento en Filipinas, Indonesia, Tailandia, Vietnam, etc.

El peor de los casos reportados fue el de Indonesia, el viernes 31 de enero de 2020, en el que se asegura que China trasladó a los residentes de Hubei en el extranjero de regreso al centro del brote en Wuhan en aviones alquilados desde Tailandia y Malasia, citando “dificultades prácticas” que los pasajeros habían encontrado de ultramar. No suena ni alentador ni humano.

LA PRENSA AUSTRALIANA ES AÚN PEOR QUE LA ESPAÑOLA A LA HORA DE LANZAR NOTICIAS FALSAS SOBRE LA EPIDEMIA DE CORONA-VIRUS

En Australia, después de que dos medios periodísticos publicaran titulares cargados de negatividad contra los chinos, Global Times, un medio con sede en Beijing informó sobre la angustia de 46.000 ciudadanos chinos que firmaron una protesta contra los informes y exigieron una retractación.

El informe del Global Times decía: Más de 46.000 personas han firmado una petición, exigiendo a los medios australianos que se disculpen públicamente por el racismo demostrado contra la comunidad china, después de que dos medios de comunicación publicaran titulares que etiquetaban la nueva neumonía relacionada con el coronavirus como un “virus chino” y comentarios dirigidos a los niños y niñas chinos para que se quedaran en casa.

El periódico sensacionalista australiano, The Daily Telegraph, publicó en su periódico del miércoles un informe titulado “Los niños chinos deben quedarse en casa”, según una foto del periódico que circula en línea.

El informe indicó que el gobierno de Nueva Gales del Sur advirtió a los “padres que no envíen a sus hijos a la escuela o guardería, si han estado recientemente en China” debido a “temores sobre el brote de coronavirus que se propaga rápidamente”.

En reacción a esta extraña tendencia, Bloomberg, una plataforma estadounidense, dijo que: “Las aerolíneas están cancelando sus vuelos desde China. Las escuelas en Europa han dejado a invitar a los estudiantes de intercambio. Los restaurantes en Corea del Sur rechazan a los clientes chinos”.

“A medida que el virus mortal se propaga más allá de China, los gobiernos, las empresas y las instituciones educativas luchan por encontrar la respuesta correcta. Salvaguardar la salud pública es una prioridad. El desafío es cómo hacerlo sin estigmatizar a toda la población del país donde comenzó el brote, y donde reside casi una quinta parte de todos los humanos.

EL SENSACIONALISMO BASADO EN MENTIRAS Y MANIPULACIONES GENERA BENEFICIOS  LOS MEDIOS “DESINFORMATIVOS” DEL MUNDO, QUE EL GOBIERNO DE SINGAPUR CONDENA Y EL EJECUTIVO “PROGRESISTA” ESPAÑOL ACEPTA ENCANTADO

En Estados Unidos, una celebridad estadounidense de origen chino, Michelle Phan, dijo que fue atacada con comentarios racistas en Twitter en medio del miedo al coronavirus de Wuhan. Y en uno de los casos, ella respondió: ‘¿Por qué algunos de ustedes me piden que vuelva a comer murciélagos? Soy estadounidense, ignorantes”.

Ha habido muchos otros casos reportados de tales ataques de odio en Canadá, donde el gobierno de Ontario y la junta escolar tuvieron que emitir una advertencia para que ningún ciudadano chino fuera maltratado o estigmatizado debido al brote de coronavirus.

En un contraste interesante, los gobiernos de muchos países y organismos intergubernamentales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UE, India, Pakistán, el Vaticano a través del Papa Francisco, elogiaron a las autoridades chinas por los esfuerzos concertados contra el odio e incluso se ofrecieron a ayudar.

Dejando de lado el antagonismo habitual, una organización de medios de Estados Unidos publicó informes elogiando la apertura de China en la gestión y denuncia del incidente y también permitiendo que el mundo exterior vea lo que está haciendo para reducir la propagación, especialmente la OMS, que visitó Beijing y se reunió con el presidente Xi Jinping.

El informe señaló que este enfoque abierto y transparente es una desviación de la forma en que China manejó la gestión del brote de SARS en 2003, aplaudiendo la dimensión positiva.

EN EL REINO UNIDO LOS BULOS TAMBIÉN ATRAEN LA ATENCIÓN DE LOS LECTORES. RECUERDEN QUE “UN PUEBLO MAL INFORMADO ES UN PUEBLO MANIATADO”

Entonces, ¿cómo podemos conciliar una situación en la que los gobiernos elogian a China y prometen apoyo en este momento desafiante mientras los ciudadanos caminan en dirección contraria, agravando el problema con la estigmatización?

Es tarea de los gobiernos sensibilizar a los ciudadanos desinformados para que actúen adecuadamente.

Científicos en Australia y Ghana han ayudado con las investigaciones para desarrollar vacunas contra el virus. Después de que Australia anunciara su avance en la investigación, Ghana anunció al mundo que dos estudiantes de farmacia que se habían formado China cuando ocurrió el primer brote de coronavirus clonaron el virus con muestras que obtuvieron en China en ese momento y también se ofrecieron como voluntarios para volar a China y ayudar en la lucha contra este mal común.

Sinceramente, si tuviese el arma científica y los conocimientos, eliminaría este virus. Sí, yo preferiría combatir el virus que ha atravesado continentes y naciones.

Sin embargo, por ahora no tengo el equipo para evitar que el coronavirus se propague y mate a tantas personas, en su mayoría chinos, pero si tengo un arma pequeña en mis manos: amor, es decir, amar a los chinos y no asociarlos al virus.

Como los chinos NO son el virus, prefiero combatir el virus amando y abrazando a los chinos. No es justo estigmatizar o castigar a los chinos en un momento en el que deberíamos consolarlos por la pérdida de vidas, paz y sustento.

Eso es lo que la humanidad justamente nos exige.

Fuente: africachinapresscentre.org

Autor: IKENNA EMEWU, Pueblo en Línea

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2020/0203/c31619-9653681.html

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- El gobierno chino actualiza cada 24 horas los datos de las personas contagiadas, fallecidas y controladas.

Teniendo en cuenta que los territorios donde se han producido los casos más graves tienen una población cercana a los 120 millones de habitantes, resulta admirable la celeridad y eficacia de las medidas adoptadas por los responsables de la sanidad en aquel inmenso país.

Hasta hoy 5 de febrero, la cifra de contagiados alcanza los 25.453, los fallecidos llegan ya a 425, pero el número de curados supera ese guarismo y llega a los 564.

En esta semana se han analizado a más de 275.890 personas, de las que ninguna ha mostrado señales de contagio.

Si este virus hubiera aparecido en los EEUU de Norteamérica, a estas alturas, sabiendo la nula protección sanitaria de aquella población, la pandemia estaría asegurada y los muertos se contarían por decenas de miles.

Señalemos que el máximo responsable del área de Prevención y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, cree “que la vacuna podría demorar algunos meses”.

Sin embargo, el experto aclara que  que no hay motivos para estar “temeroso por nada” y que “desde un punto de vista médico, no tiene sentido restringir los vuelos a China”.

A la pregunta sobre la posibilidad de la aparición de otros casos en España, el doctor Trilla es rotundo: “No hay para tanto. Se le está dando demasiada importancia, aunque lo entiendo”, ha explicado. Y corona su opinión con esta lapidaria frase: “No hay virus más contagioso que el del miedo”.

Los medios periodísticos occidentales están muy interesados en que las alarmas aumenten, porque también aumentan sus ganancias de audiencia y publicidad, aunque saben que, como asegura la OMS, “no existe una pandemia“, sino una epidemia prácticamente controlada.

El periodista y escritor valenciano Julio César Alonso, corresponsal de guerra durante muchos años, cooperante en diversas ONGs y coordinador en misiones de la ONU, envió hace unos días una carta al Consulado chino en la que daba su visión sobre la situación del coronavirus, destacando la fortaleza y los medios con los que cuenta ese pueblo asiático ante situaciones difíciles como la actual.

Bolivia estrena candidato presidencial (casi a diario), el Gobierno de Jair Bolsonaro promueve (brevemente) la cultura brasilera citando a Goebbels e Iván Duque no quiere recibir a una prófuga colombiana arrestada en Venezuela (si no se la entrega Guaidó).

Siempre se reconoce del Comandante Hugo Chávez su cualidad de gran comunicador, lo cual le condujo a crear para la defensa de la soberanía comunicacional de Venezuela y otros países el Canal de TV Telesur.

Existía un gran espacio que no había sido ocupado para la defensa de la información abierta y plural de los pueblos en todo el mundo, dejándole un campo tan estratégico a las corporaciones mediáticas.

Desde su inicio, bajo las líneas políticas de Chávez, se diseñó la política informativa de Nuestro Telesur e irrumpió con un contenido novedoso inicialmente en nuestro Continente.

No solo ha cumplido Telesur con su rol de llevar la información necesaria, sino que la acompaña del análisis, alimenta y forma a los usuarios de este medio. Telesur es un fiel testigo de los acontecimientos de relevancia.

En los conflictos y otros hechos noticiosos producidos en cada país, Telesur con su equipo de corresponsales expone abiertamente cada situación, enfoca su análisis sobre los protagonistas, y ante todo lo hace sin cortapisas dejando al descubierto los responsables de golpes de Estado, de intentos de magnicidio, de corrupción, narcotráfico, lavado de dinero y buen espacio de su programación lo destina a dar a conocer los logros de los países y las guerras fabricadas por grupos externos y regímenes imperiales contra sus gobernantes.

Telesur cumple con el buen periodismo porque su trabajo lo vincula con la gente, algo que niega la industria mediática, la cual debe obedecer a los financistas que le otorgan grandes sumas de dinero, a propietarios de medios y a periodistas-mercenarios. Además hace televisión de calidad, con reconocidos profesionales y tecnología de punta.

Es lo que molesta a esos financistas que utilizan a una marioneta –muy descalificada además- erigido en fecha reciente como “el salvador de Telesur, acusando a este medio multiestatal de tergiversar, manipular, etc”, se inspira en las líneas con las cuales actúan sus propios medios orientados a manipular con el fin de cambiar el sentido de la realidad porque son el instrumento para dirigir la opinión pública.

El fracasado Guaidó que concentra el rechazo de todos los venezolanos con la ignorancia supina que lo caracteriza pretende dar clases de periodismo y de ética profesional. Ahora es más difícil la nueva tarea que le encomendó Donald Trump, quien conoce con exactitud que “el nombre Telesur es el activo más valioso y una opción informativa tan potente, que ha captado el interés de todas las clases sociales del Continente, cuesta más que inmuebles y equipos.

El descaro de los gringos es apropiarse del nombre del canal sin cortapisas alguna y sin rubor, están recientes los casos de Citgo y Monómeros que representan violaciones al derecho internacional”, así lo afirma el embajador de Venezuela en Chile, General Arévalo Méndez.

La derecha internacional en diversos países cipayos desde hace años afila sus tentáculos contra Nuestro Telesur con medidas desde sacarlo de las cableras o dejarlo cobrando precios inalcanzables a los usuarios. El ataque no ha cesado y ahora pretenden clavarle sus garras usando a los seres más desprestigiados, Guaidó, vinculado con paramilitares colombianos y Leopoldo Castillo, acusado de haber participado en la Operación Centauro para asesinar a un grupo de religiosos en El Salvador durante el año 1980.

El buen periodismo lucha por objetivos, informar para construir, educar, sin estas cualidades no se puede ser buen periodista, es la meta trazada por Telesur, sus periodistas valoran lo que hacen, con absoluto rigor en sus planteamientos.

El grupo de Periodistas, Psicólogos y Abogadas Constituyentistas que suscribe este pronunciamiento planteará un grupo de acciones para impedir el robo que pretende hacer la mafia dirigida por el desprestigiado Donald Trump.

https://www.alainet.org/es/articulo/204282

DEDICADO A LOS MAMARRACHOS QUE DIRIGEN LA UNIÓN EUROPEA, A JOSEP BORRELL PEDRO SÁNCHEZ, PABLO IGLESIAS, A LA SECTA Y DEMÁS MAMPORREROS DE LA FALSEDAD Y EL DESCARO

Angelika Becker pertenece a la Red de Solidaridad con Cuba en Alemania. Es, además, miembro de Cuba Sí, una de las organizaciones de dicha Red y participa en el equipo de traducción y subtitulación de Cubainformación TV.

A %d blogueros les gusta esto: