Category: VENEZUELA


Venezuela y Rusia suscribieron acuerdos para la compra de medicinas y en materia energética a fin de fortalecer las relaciones entre ambas naciones, informó la Vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez en su visita al país euroasiático.

“En este encuentro que sostuvimos con el gobierno de Rusia hemos suscrito acuerdos para la compra de medicinas y nuevos acuerdos energéticos. Se ha querido acusar a Venezuela de una crisis humanitaria para intervenir militarmente el país”, expresó Rodríguez en rueda de prensa conjunta con el Ministro para Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, desde Moscú, capital de Rusia.

La Vicepresidenta señaló que el Gobierno de Venezuela está en proceso de recibir asistencia técnica y cooperación a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Al tiempo que el Canciller ruso ratificó la disposición del gobierno del Presidente Vladimir Putin de continuar asistiendo a las autoridades venezolanas para la solución de los problemas económicos y sociales.

“Rusia va a seguir asistiendo a las autoridades venezolanas para la solución de los problemas económicos y sociales mediante varios mecanismos de respuesta humanitaria; nos parece que la mejor manera de ayudar a los venezolanos es ampliando la cooperación”, resaltó Lavrov.

“Hemos recibido una lista de medicamentos, que el Gobierno venezolano quisiera recibir adicionalmente; la estamos examinando para aclarar los detalles organizativos y logísticos”, dijo el ministro ruso.

COOPERACIÓN BILATERAL

El pasado 5 de diciembre de 2018, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, viajó a Rusia para concretar una serie de acuerdos.

En ese sentido, el próximo mes de abril se celebrará en Rusia la XIV Sesión Intergubernamental de Alto Nivel, donde se abordará perspectivas de proyectos importantes en el ámbito farmacéutico, medicina nuclear, cooperación técnica militar, entre otros temas, destacó el Canciller de Rusia.

Por su parte, la Vicepresidenta Rodríguez enfatizó que el Ejecutivo venezolano se está “preparando para la expansión de lo que han sido los 264 acuerdos que tenemos en distintas áreas”.

“El presidente Nicolás Maduro ha dado instrucciones muy claras también en ese sentido, de que alimentos que necesita el pueblo de Venezuela, medicamentos que necesita el pueblo de Venezuela sean adquiridos en Rusia, y que también establezcamos inversión industrial para la producción de los mismos en nuestro país de forma conjunta”, declaró Rodríguez.

Rusia rechaza constantes amenazas de EE.UU. contra Venezuela

ESTAS SON ALGUNAS DE LAS PLATAFORMAS EN LAS QUE SE REPITEN Y DIFUNDEN LAS NOTICIAS FALSAS SOBRE LA SITUACIÓN EN VENEZUELA, ESPARCIDAS DESDE EEUU

 

La Cruz Roja hará llegar a Venezuela cargamentos de ayuda humanitaria cada dos a tres semanas, informó el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

“Hicimos una mesa técnica los días 16  y 17 de abril, continuando con esa estrategia para organizar la distribución de los cargamentos de medicinas que nos brindan los compañeros de la Cruz Roja Internacional, mientras hablan de la posibilidad de traer más o menos un cargamento cada dos o tres semanas para suplir las diferentes necesidades”, dijo Alvarado en entrevista con la estatal Venezolana de Televisión.

El ministro manifestó que se han reunido con todo el sistema de la Organización de las Naciones Unidas, con la Cruz Roja Internacional, y Médicos Sin Fronteras en Venezuela, a quienes expusieron las necesidades más importantes que tiene la nación sudamericana.

Alvarado dijo que está en camino otro cargamento de asistencia proveniente de Rusia y China, pero no detalló cuándo llegará al país.

El 16 de abril llegaron 24 toneladas de insumos, entre ellos medicamentos, 14 plantas eléctricas con sus transformadores, envases para almacenamiento de agua y materiales para los voluntarios de la Cruz Roja.

El presidente Nicolás Maduro dijo que la ayuda humanitaria llegó luego de las reuniones y el acuerdo que firmó con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

La oposición venezolana había anunciado que el 23 de febrero pasado ingresarían por la frontera con Colombia y Brasil los cargamentos con alimentos y medicamentos donados por EEUU y otras naciones, los cuales fueron tildados por Maduro de “migajas” y “un show para justificar una intervención en el país”.

https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201904171086777100-cruz-roja-enviara-ayuda-humanitaria-a-venezuela-cada-dos-o-tres-semanas/

EL PRESIDENTE DE VENEZUELA, NICOLÁS MADURO, PARTICIPA EN UNA VIDEOCONFERENCIA CON MIEMBROS DE SU GOBIERNO EN CARACAS, VENEZUELA, EL 15 DE MARZO DE 2019. (MIRAFLORES PALACE / REUTERS)

Caracas elevará a instancias políticas y judiciales internacionales la reunión convocada por el ‘think-tank’ estadounidense.

A principios de esta semana, el ‘think-tank’ estadounidense Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés)  organizó una reunión secreta, cuyo tema principal fue el “uso de fuerza militar en Venezuela”.

La información fue revelada por el periodista estadounidense de investigación Max Blumenthal, quien obtuvo una lista de verificación de participación  del encuentro privado denominado: ‘Evaluación del uso de la fuerza militar en Venezuela’.

Caracas no tardó en reaccionar con la noticia. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, informó en su cuenta en Twitter que elevarán a instancias políticas y judiciales internacionales la “grave denuncia” publicada por Blumenthal en el portal Grayzone.

¿Qué es el CSIS?

El CSIS se define en su página web como una organización de investigación “sin fines de lucro”, dedicada a brindar “ideas estratégicas y soluciones de políticas” para quienes deben tomar decisiones para trazar “un rumbo hacia un mundo mejor”.

Según el portal Red Voltaire, la organización fue creada en 1962 por Ray S. Cline, entonces director de Investigaciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

El portal refiere que, desde entonces, la organización “no tardó en convertirse en el instituto predilecto de los analistas de la Guerra Fría“, y menciona que el ex presidente norteamericano Ronald Reagan sacó del CSIS a sus “principales asesores para la Defensa”.

Para el historiador y embajador de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, el CSIS es un órgano promotor de las guerras de EE.UU., que está financiado por “corporaciones petroleras” y “productoras de armas” en el país norteamericano.

Objetivo: Venezuela 

El ‘think-tank’ norteamericano, en su ‘Programa para las Américas’, habilitó un capítulo llamado “Iniciativa Venezuela“, en el que proponen cómo EE.UU., junto a la comunidad internacional, debe impulsar las “acciones más efectivas y coordinadas” para lo que denominan como el “día después en el país caribeño.

La organización pone a disposición sus “analistas”, pues consideran que una vez que Venezuela cuente con “un gobierno legítimo elegido democráticamente”, la nación bolivariana enfrentará “una variedad de  desafíos sociales, económicos, de seguridad, legales, institucionales y humanitarios”, señalan.

De hecho, el CSIS ya cuenta con varios informes sobre “recomendaciones” para Venezuela, entre ellos un documento titulado ‘Planificación para el día siguiente en Venezuela’, y que fue fechado recién en marzo.

LEER NOTICIA ORIGINAL Y COMPLETA

Un nuevo plan conspirativo contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela fue develado tras darse a conocer un informe sobre una reunión con altos funcionarios de Estados Unidos, Brasil y Colombia.

El encuentro se llevó a cabo el pasado 10 de abril y fue convocada por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, que reunió a unos 40 funcionarios y expertos en materia militar para explorar posibilidades de acción bélica contra Venezuela.

 

 

 

 

 

Un primer cargamento de insumos médicos arriba a Venezuela producto de la reunión del Jefe de Estado Nicolás Maduro con el presidente de la Cruz Roja Internacional Peter Maurer, quienes sostuvieron importantes acuerdos en beneficio del país que permitan el cese del bloqueo imperial contra el pueblo.

En el marco de la conmemoración del décimo aniversario de la Milicia Bolivariana, el presidente Nicolás Maduro resaltó el rápido crecimiento del número de milicianos y su digna labor en el proceso de defensa de la soberanía venezolana.

Explicó la nueva estructura organizativa de las unidades populares de defensa integral y el vínculo estrecho que tendrán con la estructura militar.

Reiteró su llamado al pueblo venezolano a sumarse a la milicia bolivariana y lograr llegar a la meta de 3 millones de milicianos y milicianas. Hasta el momento el número de venezolanos que se han sumado a esta unión cívico-militar es de 2,199,000 a lo largo de todo el territorio nacional.

Como jefe supremo de las fuerzas armadas de Venezuela, el presidente Nicolás Maduro tomó protesta de las y los nuevos milicianos, no sin antes anunciar que se daría el asueto laboral los días lunes 15, martes 16 y miércoles 17 de abril para todos los trabajadores del país. teleSUR

JOSÉ NEGRÓ VALERA, ANTROPÓLOGO VENEZOLANO

En un hecho sin precedentes, pero que nos muestra bastante bien el estado actual de cómo se encuentra la política hegemónica en el mundo, un aliado de Washington en Suramérica, Álvaro Uribe Vélez, publica sin ningún tipo de escrúpulo una apología del exterminio del pueblo colombiano.


​¿Cómo es posible que esto ocurra sin que las instituciones del Estado colombiano, se conmuevan en lo más mínimo?

Puede que la primera razón sea que se han acostumbrado a tolerar esta clase de formas en la política. Lo otro, es que están absolutamente controladas por esta clase de operadores.

Pero puede que la verdadera causa resida en que el Estado colombiano, en su totalidad, ya ha mutado hacia una clase de estructura que solo sirve para el control social y no para defensa de su población.

Un Estado que ha sido modelado y construido a imagen, semejanza e interés de los grupos elitescos que a través de la violencia y el miedo ejercen la administración del poder en Colombia.

Si queremos hablar de Estados que representan una grave amenaza para la inestabilidad de la región suramericana, creo que debemos prestar verdadera atención al drama colombiano.

LA NACIÓN COLOMBIANA ES UN NARCOESTADO DE CARÁCTER PARAMILITAR, DESDE DONDE EEUU UTILIZA A LAS MESNADAS MERCENARIAS PARA ATENTAR EN VENEZUELA

¡CUÁNTO NOS PREOCUPA VENEZUELA!

El Observatorio de Memoria y Conflicto, perteneciente al Centro Nacional de Memoria Histórica, compiló en cifras un drama que durante 60 años no ha generado tal cantidad de titulares y atención mediática como Venezuela desde que Nicolás Maduro asumiera en 2014 el poder en Venezuela.

“La guerra en Colombia ha dejado 262.197 muertos: De este total de víctimas fatales, 215.005 eran civiles y 46.813 eran combatientes. Un total de 94.754 muertes son atribuidas a los paramilitares, 35.683 a la guerrilla y 9.804 a agentes del Estado; la guerra dejó 80.514 desaparecidos (de los cuales 70.587 aún siguen desaparecidos), 37.094 víctimas de secuestro, 15.687 víctimas de violencia sexual y 17.804 menores de 18 años reclutados”.

Para la especialista en ciencias sociales, Karen Dávila, quien trabaja como investigadora del Observatorio Feminicidios Colombia perteneciente a la Red Feminista Antimilitarista, “la guerra es una realidad que siempre nos ha acompañado” y para entender el país hay que comprender el conflicto armado el cual “es transversal a cualquier análisis social“, apunta.

PERO EL PUEBLO VENEZOLANO Y SUS FUERZAS ARMADAS SON LA GARANTÍA DE QUE LA DEMOCRACIA SUBSISTA ANTE LOS ATAQUES Y AMENAZAS DEL EXTERIOR

La entrevista exclusiva para Sputnik, justo cuando en Colombia se conmemora el asesinato del líder liberal, Jorge Eliécer Gaitán, permite que usemos la referencia histórica como plataforma de análisis.

A juicio de Dávila, la muerte de Gaitán es un hito en la historia de la violencia en Colombia. Puede que la génesis del conflicto armado que vive dicho pueblo hoy día.

Gaitán tenía un proyecto de Unidad Nacional. Un hombre que logró aglomerar a amplios sectores de los partidos conservador y liberal, y mucho más importante a las grandes masas de pobres históricamente excluidas“, apunta.

Su muerte no solo provocó uno de los conflictos más largos de la historia moderna sino además, derivó en un estallido social, conocido como ‘el Bogotazo’, que dividió a Colombia hasta el presente.

“La propia ciudad modificó su espacio luego del estallido. Se dividió en Norte y Sur. Al norte, se fue a vivir la gente de clase media y alta, y hacia el sur se quedó la gente pobre”, complementa Dávila.

VENEZUELA JAMÁS HA AMENAZADO NI SE HA INMISCUIDO EN LOS ASUNTOS INTERNOS DE OTRAS NACIONES PORQUE QUIERE VIVIR EN PAZ CON TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO

— ¿Cómo evoluciona la violencia y el conflicto colombiano, luego de ese hito?

Se forma un ejército de corte paramilitar que es apoyado por el Gobierno de Laureano Gómez. Un ejército que persigue a los liberales de manera descarnada y completamente sangrienta. Quema pueblos, comete todo tipo de masacres y torturas.

Aparecieron los grupos denominados chulavitas, pájaros y cóndores, que eran sectores de lo más reaccionario de la sociedad que entrenaban asesinos y que provienen de las capas pobres de la sociedad, pero que sirven a los intereses de los grupos de las élites conservadoras colombianas.

— Para muchos jóvenes, la creación de los grupos paramilitares se relaciona con Uribe Vélez, sin embargo, parece un fenómeno anterior…

Utilizar un aparato de represión sangrienta apoyado por el Estado es un fenómeno que se repite en la historia colombiana. Incluso después de la supuesta desmovilización de los paramilitares, durante el Gobierno de Álvaro Uribe, se generan las bandas criminales.

Siempre el Estado colombiano ha tenido un brazo de control que es con el que asesina, masacra, desaparece. Ya que con la fuerza pública no puede hacerlo de manera tan abierta, siempre se vale de este aparato para ejercer la represión.

MÁS DE 500 LÍDERES SOCIALES HAN SIDO ASESINADOS EN COLOMBIA POR EL PARAMILITARISMO QUE DIRIGE EL NARCOTRAFICANTE Y GENOCIDA ÁLVARO URIBE VÉLEZ

— Al ver el fenómeno paramilitar en una línea del tiempo, pueden extraerse factores comunes, pero también ciertas diferencias…

En algunos casos, ha mutado. Por ejemplo, el paramilitarismo de Álvaro Uribe está emparentado con el narcotráfico, el paramilitarismo de los años cincuenta está más vinculado con la tenencia de la tierra. Aunque, lo que hay de fondo en el proyecto paramilitar es la tierra.

Antes, mataban y acusaban a cualquiera de liberal para apoderarse de los territorios. El paramilitarismo que encabeza Uribe Vélez también tiene ese elemento porque es el espacio que necesitan las transnacionales para explotar los minerales, y el que requieren para la producción y tránsito de las drogas.

Un artículo de la revista ‘Semana’ titulado ‘Un millón de hogares campesinos en Colombia tienen menos tierra que una vaca’ apoya el punto de vista de Dávila.

Para la Oxfam, este país es el más desigual de toda América en cuanto a la tenencia de la tierra se refiere. La propia directora de la organización para Colombia, Aida Pesquera, reconoce que el Gobierno de Colombia “hace oído sordos” para atender la situación.

LA GUERRA FRÍA COMO EXCUSA

El paramilitarismo en Colombia, a juicio de Dávila, surge no solo por la configuración de factores en pugna al interior del país, sino que responden a un contexto global.

La tensión Rusia-Estados Unidos luego de la Segunda Guerra Mundial se traslada a Latinoamérica y allí ambas potencias se disputan las áreas de influencia.

La investigadora considera que un hecho significativo es que justo el día en que asesinan a Gaitán y estalla el Bogotazo, se desarrollaba en la ciudad una conferencia panamericana con representantes de toda la región. Todos los medios de comunicación señalaron a los comunistas de la violencia.

“El mensaje no era tanto para los colombianos como sí para todos esos invitados a la reunión panamericana. El fin era posicionar la idea de que la izquierda era una gran amenaza para el continente. Desde allí no solo se dio el marco para el diseño de la política anticomunista en Colombia. No es casual que a partir de ese hecho comenzara la persecución en América Latina del comunismo a través de acciones como el Plan Cóndor”, señala Dávila.

PABLO ESCOBAR MANTENIA RELACIONES “COMERCIALES” CON MAFIOSOS COMO FRANK SINATRA, LA ULTRADERECHA DE MIAMI Y EL MERCENARIO ISRAELITA YAIR KLEIN

EL APARATO DE CONTROL SOCIAL

En la década de los ochenta, el fenómeno paramilitar en Colombia se fortalece al darse una inimaginable alianza. Poco a poco, la élite política consigue su socio más importante al aliarse a los grupos del narcotráfico. Los objetivos de ambos logran una inusual coincidencia: luchar contra la guerrilla y por extensión con la izquierda política.

El zar de las drogas, Pablo Escobar, incluso se hace de los servicios del mercenario israelí Yair Klein, quien llega al país suramericano para entrenar en técnicas de contrainsurgencia a los grupos que trabajarían para Escobar.

Para Dávila, la guerrilla genera oposición al narcotráfico por todo lo que implica ese proyecto de corrupción del tejido social. Por tanto, se convierten en un objetivo militar pues les entorpece la producción y transporte de la cocaína.

“Para esas mismas fechas surge la Unión Patriótica, que es un proyecto político que comienza a generar esperanza en la población colombiana y sectores progresistas, y la élite colombiana decide unirse a los narcotraficantes para exterminar por completo lo que representa para ellos esa amenaza”, señala.

El antropólogo Michael Taussig, en su libro ‘Un gigante en convulsiones’, relata cómo los paramilitares crearon una especie de ‘shock’ terrible en la sociedad colombiana.

El miedo, según Taussig, es uno de los sentimientos más poderosos para someter a los seres humanos a la parálisis. Es por esta razón que Dávila reconoce que Colombia es una sociedad de control violento para evitar el surgimiento de alguna alternativa que le dispute el control a la oligarquía asentada en el poder.

Es un miedo completamente válido. Hay toda una evidencia de muerte e impunidad, donde no se le garantiza a nadie que expresarse o acompañar algún acto de justicia, no termine significando su propia muerte” apunta.

Pero a juicio de esta analista, lo más peligroso para Colombia es el efecto que este patrón de violencia genera en los jóvenes.

“Viven en un tejido social completamente deshumanizado. Entienden que su vida es algo que no se extiende en el tiempo, sino que simplemente debe obedecer a la máxima de sobrevivir a toda costa, sin importar lo que deba hacer. Es un sujeto indiferente hacia los otros, viven una realidad completamente carente de derechos”, señala.

LA MEMORIA POPULAR JAMÁS OLVIDARÁ A SU COMANDANTE Y SU EJEMPLO ES HOY LA FUERZA DE MILLONES DE CIUDADANOS/AS EN VENEZUELA

— ¿Qué le recomendaría a Venezuela para que evite el surgimiento de un fenómeno como el paramilitar?

El pueblo venezolano tiene a su favor que hasta ahora no ha tenido una guerra fratricida, en el último siglo. Es una gran ventaja que se debe preservar por encima de cualquier cosa. Cuando el presidente Maduro plantea todo tipo de mecanismos para que la paz se mantenga, yo siento de fondo esa preocupación por no permitir un conflicto entre hermanos.

Sabemos que la sociedad venezolana está polarizada, pero en lo cotidiano, uno no ve esa violencia que es necesaria para que prosperen grupos de asesinos fratricidas, como uno los ve en Colombia o Centroamérica.

— Oposición y Gobierno deben sumarse en esta tarea, ¿no lo cree?

Desde los dos bandos, desde la gente que tiene conciencia, se debe entender que la lucha política jamás nos debe llevar a la deshumanización. Y debemos saber que todas las campañas de instigación de odio, son mecanismos diseñados para provocar una guerra civil. Estados Unidos no pretende entrar aquí a que mueran sus marines.

El escenario ideal es tener venezolanos que maten a otros venezolanos y que prospere un proyecto favorable a sus intereses e incluso, así como pasó en Chile, que sea totalmente fascista. El esfuerzo que debe hacer la sociedad venezolana debe ser para resolver el conflicto de forma política para así evitar una guerra.

— El peor de los escenarios…

En una guerra no gana nadie, y después que esta ocurre el cambio en la sociedad es significativo. Es una invitación a más guerras, porque las heridas que dejan son muy difíciles de sanar. Todas las injusticias y venganzas que se producen en un conflicto bélico, van y vienen, es una violencia regresiva y cíclica.

Parte de los análisis de los colombianos que estamos en Venezuela, incluso chilenos y argentinos, que han vivido guerras civiles, es siempre procurar sumar a la paz y a que esta sociedad se exprese de forma democrática, y que por más que no entendamos al otro bando siempre hay que darles un espacio político para evitar que su único camino sea la violencia.

https://mundo.sputniknews.com/firmas/201904131086691542-estado-paramilitar-en-colombia/

NOTA.– JOSÉ NEGRÓN VALERA ES UN ANTROPÓLOGO Y ESCRITOR VENEZOLANO, INVESTIGADOR EN GUERRAS NO CONVENCIONALES, CONTRATERRORISMO Y OPERACIONES DE INFORMACIÓN.

AUTOR DE LOS LIBROS ‘UN LOFT PARA CLEOPATRA’,  ‘REYES Y DINOSAURIOS Y SABER Y PODER: EL PROCESO DE RENOVACIÓN ACADÉMICA EN LA UCV (1967-1970)’. PREMIO NACIONAL DE LITERATURA “STEFANÍA MOSCA” 2018

 

A %d blogueros les gusta esto: