Tag Archive: ANTIFASCISMO


La creación de un Estado judío en medio del mundo árabe, no solo representa la continuación del colonialismo europeo en Palestina, sino que también ha consistido en la limpieza étnica de los palestinos y el establecimiento de un sistema de segregación por parte de una nación que viola repetidamente las leyes internacionales.

Teniendo en cuenta esta realidad y el hecho de que Palestina es la tierra santa de tres religiones, la única solución justa para el proyecto sionista del Estado de Israel y sus aliados occidentales, radica en el establecimiento de un solo país: El estado democrático laico de Palestina, en el que los judíos, árabes y cristianos tengan los mismos derechos.

Recordemos que el octavo emir de Córdoba, Abderramán III, rompió definitivamente los vínculos religiosos con el califato abasí de Bagdag en el año 929 y se autoproclamó califa de Córdoba. Bajo su mandato, la ciudad vivió una época de esplendor sin precedentes y llegó a convertirse en el principal centro cultural de Occidente.

Con casi un millón de habitantes, Córdoba simbolizó la convivencia de judíos, cristianos y musulmanes durante más de un siglo. En todo este tiempo, la ciudad califal se convirtió en el punto de encuentro de célebres científicos, filósofos, astrónomos y matemáticos. Además, se llevaron a cabo importantes obras públicas, como pavimentación de las calles, alcantarillado y alumbrado nocturno.

Novecientos años más tarde, el movimiento sionista surge en Europa, alentando a los judíos europeos a escapar del antisemitismo mediante la emigración a Palestina, que estaba gobernada por los turcos otomanos en ese momento, con el objetivo de crear un Estado judío en la Tierra Santa.

En 1947, las flamantes Naciones Unidas adoptaron el Plan de Partición de Palestina sin ninguna consulta con el pueblo palestino. El plan requería que el 56 % de Palestina se convirtiera en el Estado judío de Israel y en el 43 % del territorio un Estado palestino.

A finales de 1949 Israel había destruido más de 400 pueblos palestinos y masacrado a miles de civiles, desplazando por la fuerza a ​​casi un millón de palestinos que acabaron en campos de refugiados en los países árabes vecinos.

En otras palabras, habiendo sufrido el pueblo judío los horrores del Holocausto, los sionistas continúan llevando a cabo la limpieza étnica del pueblo palestino.

Un genocidio en toda regla. Jerusalén nunca será la capital de ese grupo terrorista.

Un régimen monárquico no puede ser considerado, bajo ningún pretexto, como una democracia. Resulta superfluo que se haya asentado en el Reino Unido, Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Suecia o España.

ESTE ERA UNO DE LOS MENSAJES PODEMITAS ALLÁ POR 2013. HOY, COMO SON SABIOS, HAN RECTIFICADO

No puede justificarse con argumentos sólidos la pervivencia de esa institución, cuyo origen radica en la violencia armada, personalista, inservible y corrupta.

Un demócrata no puede defender una Constitución que permite delinquir al monarca y otorgarle una impunidad absoluta para la comisión de crímenes de toda clase.

Juan Carlos de Borbón, supo explotar hasta el máximo esa norma, perpetrando delitos de variada índole.

El ejército español, que reconoce a ese delincuente en potencia como su Jefe, fue educado desde 1939 en el respeto y reconocimiento a un criminal neofascista, que encabezó un golpe de estado militar en el que murieron más de un millón de personas, además de los cientos de miles ejecutados sin proceso legítimo y enterrados en fosas comunes, en tanto la represión y condenas a muerte por motivos ideológicos llegó hasta más allá del fallecimiento del dictador.

Nada o poco ha cambiado en las academias del ejército a la hora de repasar las enseñanzas que reciben los cadetes y aspirantes a formar parte de las Fuerzas Armadas, como también ocurre  en la Guardia Civil y la Policía Nacional, aunque los Mossos de Esquadra y los futuros miembros de la Ertzaina, reciban una formación algo más cercana, pero siempre alejada, del respeto que merece la población, de la que son servidores y no verdugos.

De la Iglesia Católica española no merece gastar ni siquiera un minuto para recordar su talante conservador y criminal.

Durante cientos de años su misión evangélica se ha distinguido por su extrema crueldad (pregunten en México, Perú o Cuba), su obediencia a los dictadores más sangrientos y la pederastia galopante en seminarios, centros de formación espiritual, colegios de diversas congregaciones religiosas, sacristías y otros establecimientos. Me olvidaba de los confesionarios, donde existía una cierta privacidad.

El Poder Judicial es una gran familia en la que los apellidos se repiten por obra y gracia del nepotismo y el amiguismo rampantes. Sucede con la misma frecuencia que en los bufetes de abogados, en las notarías y consultas de odontólogos.

Las elecciones en el Consejo General del Poder Judicial siguen unas normas por las que la independencia de ese organismo, respecto del poder ejecutivo, es tanta como la que detenta Cataluña del estado español. Veamos los porqués.

La Constitución borbónica determina en uno de sus artículos que ese Consejo estaría compuesto por 20 miembros y un Presidente que, a su vez, será designado como la máxima autoridad del Tribunal Supremo.

¿Y cómo se eligen los miembros? Pues sencillamente mediante una ley orgánica que fue modificada en 2001, en la que se precisa que 12 de sus miembros/as deben ser jueces o magistrados.

Una precisión que considero necesaria, aunque en mi opinión cabría la posibilidad de que alguno/a pudiera pertenecer al ramo de la sanidad, como un médico u un/a psiquiatra, un fontanero/a (por aquello de tener vigiladas las cloacas del estado) o un/a catedrático en derecho constitucional comparado.

Lo chusco radica en que los partidos mayoritarios colocan a sus favoritos, cuya tendencia siempre complacerá a quienes le han elegido. La separación de poderes se tambalea.

Bajo un escenario como el descrito, ni existe estado de derecho, ni democracia alguna, ni separación de poderes.

Lo que tenemos es, sencillamente, un régimen que sigue despidiendo hedor neofranquista, ribeteado con ornatos sufragistas, para que cada equis tiempo la población acuda a las urnas, aunque en la mayor parte de las ocasiones, más de un 30% de la ciudadanía opta por quedarse en casa.

Sepa el lector/a que, por ejemplo, los/as diputados suecos no disfrutan de los beneficios que tienen sus homólogos españoles.

Carecen de ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos indispensables para el cumplimiento de su función, ni disfrutan de los gastos de transporte en medio público (avión, tren, automóvil o barco) ni de una tarjeta personalizada por valor de 3 mil euros anuales, para viajar en taxi por los Madriles.

Y naturalmente, para que sus señorías puedan sentirse como en casa, mientras hablan los abascales de turno (ya sea Margarita Robles o Pablo Casado) se les facilita una tablet (para que jueguen al parchís o al mus) y un teléfono móvil, más casi dos mil euros mensuales si las señorías residen fuera de Madrid.

Lo lamentable sigue siendo que los partidos políticos y sus diputados vivan con ese lujo y holgura económica, gracias al dinero que todos/as abonamos a la hacienda pública.

Hasta otro día y feliz domingo

¡”Váyase a la mierda, súbdito del Rey de España!”. “!Cállate, payaso¡”, “!Fascista¡”, “¡Viva Cataluña Libre!” y otras parecidas y justificadas expresiones, salieron de los labios de decenas de diputados bolivarianos, que protestaban contra la injerencia de cuatro representantes del PP español en la Asamblea Nacional.

El payaso Javier Maroto, fue en centro de las protestas, cuando pidió Libertad para Venezuela, pero no meditó ni siquiera que Venezuela le toleró entrar en el país y dirigirse a los diputados fieles a Juan Guaidó.

¿Permitiría el Parlamento español que cuatro diputados del PSUV hablaran en las Cortes españolas para atacar al gobierno y a la monarquía borbónica?

Desde estas páginas felicitamos al gobierno bolivariano por esta lección de tolerancia y nos unimos a las expresiones que definen a la perfección el talante autoritario de Maroto y sus Neonazis.

El presidente boliviano Evo Morales, asilado en México, ofreció este miércoles una conferencia de prensa desde México, para rechazar la notificación azul de la Interpol, emitida en su contra, en el marco de la persecución política desatada en su país tras del golpe de Estado consumado el pasado 10 de noviembre.

La notificación ha sido girada a los gobiernos de Uruguay, Venezuela, Colombia, Ecuador y México, y pretende servir para “localizar, identificar u obtener información sobre una persona de interés en una investigación criminal”.

El ex presidente Morales (que lo sigue siendo para millones de ciudadanos/as del Estado Plurinacional de Bolivia, recordó que, a lo largo de su lucha como dirigente sindical, las autoridades le persiguieron por diferentes cargos e incluso fabricaron pruebas falsas en su contra para incriminarle.

Evo Morales Ayma destacó la hipocresía del Gobierno de facto que se ha negado a procesar judicialmente a los responsables de más de 30 asesinatos, perpetrados en el marco de las protestas.

Sin embargo, cuestionó la persecución y acusación de múltiples delitos a los militantes y seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS), recordando que cuando presentó su renuncia al cargo, su objetivo era evitar la violencia en Bolivia y avanzar hacia una salida democrática.

Rechazó también las acciones racistas y fascistas por parte del gobierno títere de Janine Áñez contra los pueblos originarios de su país, que se han movilizado, así como condenó la brutalidad de la policía que han agudizado la crisis política, asegurando que los movimientos sociales son tratados como criminales bajo el régimen capitalista.

Morales, es acusado de terrorismo, asociación criminal, alzamiento armado y otros delitos relacionados con las manifestaciones populares que rechazaron el derrocamiento de su mandato.

Por su parte, Hugo Siles, que fuera embajador de Bolivia ante Naciones Unidas, confirmó a Telesur que el golpe de Estado en Bolivia se ha consolidado, pero se han reafirmado las sospechas en torno al papel que desempeñó la Organización de Estados Americanos (OEA) en la asonada contra el gobierno constitucional encabezado por Evo Morales Ayma, al emitir un informe preliminar y aún no haya un informe final.

Debe aceptarse que la derecha internacional ha tenido varios planes alternos para socavar con los gobiernos progresistas, alternativos o de izquierda del Sur, cualquiera sea el nombre que quiera adoptarse por país.

Los golpes parlamentarios en Honduras y Paraguay, ha sido uno de esos planes; otro, la judicialización de la política en Brasil; uno muy vigente, la desideologización de la política como sucede en Uruguay y El Salvador. Ideologización que va siendo suplida por la captación de grandes masas de “apolíticos” por parte de los fundamentalistas religiosos cristianos.

Simultáneamente, el ataque artero a las organizaciones de integración y cooperación de corte bolivariana, asegurando su desactivación para que no interfieran contra la forma más mortal como son los golpes sangrientos con operadores policiales y militares, cual es el caso Bolivia.

Ya no existen la UNASUR, ni la CELAC. Las armas apuntan ahora al ALBA – TCP. La OEA de Luís Almagro ya tiene en su agenda golpista a la Comunidad de Dominica y Nicaragua, ambos miembro del ALBA – TCP.

Es casi seguro que estén activados planes en San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Granada, Antigua y Barbuda, Surinam. Con Cuba llevan sesenta años tratando de reducirla, con Venezuela 20.

Ya en 2011, en el derrocamiento de Gadaffi, esa derecha transnacional logró doblegar, por división, a la Unión Africana y anular la cohesión interna de la Liga Árabe hurtándola el poder de resolver sus conflictos subregionales.

SI SE MANIFIESTAN UN MILLÓN DE PERSONAS (EN CHILE, POR EJEMPLO), CONTRA EL RÉGIMEN NEOLIBERAL, LA POLICÍA REPRIME Y LOS MEDIOS OCCIDENTALES “COMPRENDEN” A LOS UNIFORMADOS. SI MEDIO MILLÓN DE PERSONAS SE MANIFIESTAN CON HONG KONG DESTROZANDO TODO LO QUE ENCUENTRAN A SU PASO Y LA POLICÍA ACTÚA, ESOS MISMOS MEDIOS INSULTAN A LOS AGENTES Y APLAUDEN A LOS VIOLENTOS

Manifestaciones pacíficas, que constitucionalmente son derechos de los pueblos, son criminalizadas por representantes de multilaterales, tal como la de Chile, Colombia y Ecuador.

Los obreros, mujeres, estudiantes, obreros, gremialistas, sindicalistas, indígenas y campesinos, son llamados vándalos, delincuentes, cuando se oponen a las políticas excluyentes del neoliberalismo, mientras que los que se manifiestan, generalmente con gran carga de violencia –como en Venezuela y los del comité cívico de Bolivia–, los denominan “sociedad civil” o “fuerzas democráticas”.

Se trata de reducir la democracia a un uso exclusivo de la derecha transnacional y solo es válida si se la favorece; de lo contrario, permite el uso de cualquier método violento, para usurpar el poder político.

Es el descuartizamiento del verdadero concepto democrático. Para ser presidente, de acuerdo a la nueva doctrina intervencionista, no son necesarios los votos. Los ejemplos más recientes, fueron Brasil, Perú y ahora Bolivia.

El derecho, que es la base de la justicia, ahora se utiliza a conveniencia. El parapeto de la OEA lo invoca contra Venezuela, pero lo aplica a favor de los golpistas bolivianos y lo omite cuando se trata de proteger a los pueblos de Chile, Bolivia, Ecuador y Haití.

El “falso fraude” de la OEA en Bolivia es de un cinismo mayor que la edad de Almagro; mientras que en Honduras, una gigantesca trampa, sin cuestionamientos por los multilaterales –ni OEA, ni SICA, ni la ONU—designó como presidente a un cuestionado mandatario involucrado en delitos de narcotráfico. El multilateralismo no hizo nada, como no lo hizo en México en 2006 y 2012.

Ahora la OEA prepara el terreno para unas elecciones discriminatorias en Bolivia, como las que se hicieron en Brasil e intentaron hacer en Argentina.

La ONU aplica informes de derechos humanos sesgados, y ante la mirada impávida del mundo, sus autoridades hacen un ruidoso silencio, convencidos de que los pueblos serán obligados a callar a través de la represión policial y militar que va agregando mártires a las luchas de los pueblos humildes nuestroamericanos.

Cruzando el Atlántico, la Unión Europea, se contradice cuando no condena y se une el bloqueo estadounidense contra Venezuela, pisoteando la Carta de la ONU que es muy clara en cuando el Consejo de Seguridad puede aplicar sanciones a un estado miembro.

Tal vez la UE, con su ambiguo derecho regional, no tiene la capacidad jurídica para discernir lo que es soberanía y autodeterminación. Es mucho pedir para un continente cuya historia ha sido la de imponerse de cualquier manera en Asia, África y Nuestra América.

Los organismos multilaterales permiten que se impongan gobiernos de facto, que se elijan presidentes que no tienen competidores en las elecciones. Son organismos que protegen a las élites de derecha, aun cuando no tienen popularidad alguna como en Chile o en Haití y legalizan el barbarismo en Bolivia, como lo hicieron una vez con Venezuela, Honduras, y Paraguay.

La capacidad de reacción de organismos menos contaminados como el Movimiento de los No Alineados, al no tener poder de coerción y coacción, no pasa de ser declarativa o en el mejor de los casos en votos en el sistema blando de la ONU.

Ante tan arremetida contra el derecho internacional, destacan las posiciones defensivas de sistemas de gobiernos que no tienen más remedio que defender sus posiciones y dignidad. Vale decir su soberanía y autodeterminación.

El derecho internacional agoniza, el mundo vuelve aceleradamente al unilateralismo de 1914. Es peor que una guerra mundial.

https://prensabolivariana.org/2019/11/25/muere-el-derecho-internacional/

TRES AÑOS DESPUÉS DE LA CELEBRACIÓN DEL 25º ANIVERSARIO DE LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE ALEMANIA, LA URSS INICIÓ EL DESMANTELAMIENTO DE LA UNIÓN DE REPÚBLICAS SOVIÉTICAS Y EL ABANDONO DE SU INFLUENCIA SOBRE TODA LA EUROPA DEL ESTE, CAYENDO EL MURO ANTIFASCISTA DE BERLÍN

El fortalecimiento del principio de centralización en la economía procedió a la ampliación de la participación de las masas populares en las decisiones sobre los problemas de la construcción económica: la participación de los colectivos de trabajadores en la discusión de los planes de producción, comenzando con la de su establecimiento, hasta el nivel estatal; activación del control de las organizaciones de masas sobre su implementación, etc.

Por decisión del II Congreso del Partido Socialista Unificado de Alemania, celebrado en septiembre de 1947, y aprobado en un borrador por el Comité Central del Partido, se elaboró un plan económico de dos años para 1949-1950, destinado a organizar la economía estatal en Alemania Oriental, basado en la planificación, contando con el apoyo de la población y la creciente actividad laboral.

En agricultura, después de aplicada la reforma, el foco principal estaba en la consolidación de nuevas empresas. En 1948, con la ayuda decisiva de la Unión Soviética, se creó el sistema de estaciones para el alquiler de maquinaria agrícola.

LOS AVANCES EN AGRICULTURA, COMO EN OTROS ASPECTOS DE LA POLÍTICA, ERAN MOTIVO SUFICIENTE PARA REFLEJARLOS EN LOS SELLOS DE CORREOS DE LA DDR

Las crecientes tareas relacionadas con la construcción de una nueva Alemania y la necesidad de mejorar el nivel de gestión en todos los campos de la vida pública, colocaron al Partido Socialista unificado ante el problema imperativo de fortalecer aún más su papel de liderazgo, basado en el marxismo-leninismo.

El partido definió claramente su línea sobre el problema de las relaciones con la Unión Soviética, como un baluarte del proceso revolucionario mundial y con el PCUS como la vanguardia del movimiento comunista obrero mundial.

La experiencia en política económica de la URSS se estudió cuidadosamente, mientras el proceso de reactivación de la economía y la organización de un nuevo régimen social en Alemania del Este estaban en marcha.

La primera conferencia del Partido Socialista Unificado indica al partido y a todas las fuerzas progresistas el fin a perseguir: el fortalecimiento del proceso revolucionario en Alemania como condición decisiva para la creación de una patria única, pacífica y democrática.

Todos los problemas considerados por la conferencia se resolvieron desde el punto de vista de la defensa de los intereses nacionales del país, con miras a su desarrollo democrático.

En Alemania Occidental, el desarrollo de los acontecimientos había tomado un camino diferente. Las potencias occidentales se habían negado a implementar el programa comúnmente acordado, respecto a la derrotada Alemania.

El gobierno de los Estados Unidos de América, Gran Bretaña y Francia habían aplicado una política separatista en esta parte del país, en las áreas que ocupaban.

LA CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DEMOCRATICA ALEMANA

El aumento de las amenazas de una partición de Alemania, debido a la política separatista de las potencias occidentales, dio lugar a un vasto movimiento de protesta popular, concretado en el Congreso del pueblo alemán.

Millones de ciudadanos abrazaron, por motivos diferentes,  a la Alemania Oriental y la Occidental. En la DDR se creó una red de comités, elegidos en asambleas generales de pueblos, barrios de las ciudades, fábricas.

A principios de diciembre de 1947, se celebró en Berlín el primer Congreso Popular Alemán para la Unidad y la Paz, con la participación de delegados de ambas partes de Alemania.

LA PAZ, LA AMISTAD Y LA UNIDAD, ERAN LOS PRIMEROS OBJETIVOS DEL GOBIERNO DE LA DDR, METAS QUE TODAVÌA SUBSISTEN EN NACIONES CON SISTEMA SOCIALISTA

El Congreso, expresando la voluntad del pueblo alemán, se pronunció por el mantenimiento de la unidad económica y política de la nación, por una rápida conclusión del tratado de paz, por la creación de un gobierno único y por la defensa de la democracia.

Se eligió una delegación para presentar en Londres tales objetivos, en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de las cuatro potencias. El Congreso también eligió un comité permanente para el liderazgo de la lucha popular por la unidad en el país.

Los días 17 y 18 de marzo de 1948 tuvo lugar el segundo Congreso Popular Alemán. Se tomó la acuerdo de proceder a la recolección de firmas, bajo una petición dirigida a los poderes de la coalición anti Hitler, que contenía un llamamiento a la unidad de Alemania o celebrar un plebiscito al respecto.

El congreso eligió un Consejo del pueblo alemán con la participación de representantes también de las áreas occidentales, que de hecho se convirtió en el órgano representativo de toda Alemania. Se redactó un borrador de la Constitución de una República en su conjunto.

El proyecto se desarrolló a partir de la Constitución de Weimar del período pre-nazi, pero con los desarrollos posteriores presentes.

Después de ser discutido en el Consejo Popular Alemán, el proyecto fue publicado para que pudiera ser debatido por toda la población, lo que se hizo en asambleas, a través de la prensa y por radio.

El nuevo proyecto de Constitución, modificado de acuerdo con las enmiendas derivadas de la discusión, fue aprobado en marzo de 1949 por el Consejo del Pueblo Alemán y ratificado por el tercer Congreso, que tuvo lugar los días 29 y 30 de mayo de 1949.

El punto más importante de la nueva Constitución fue el que transmitía poder a la gente. De esta manera, se creó una nueva democracia, una democracia popular, que garantizaría los derechos económicos y políticos de los trabajadores y su función de liderazgo en el nuevo estado, bajo la dirección de la clase trabajadora.

El carácter verdaderamente popular y democrático del nuevo sistema político, se basaba en un nuevo régimen de relaciones sociales, a partir del cual estaba garantizada la continuidad de la DDR.

La recolección de firmas promovidas por el segundo Congreso del pueblo alemán se llevó a cabo del 23 de mayo al 13 de junio de 1948.

En Alemania Oriental, más del 90 por ciento de los votantes respondieron a la apelación del Consejo Popular, mientras que en el sector Occidental la consulta estaba prohibida y sus organizadores y participantes fueron perseguidos por los servicios policiales.

15 millones de ciudadanos estaban a favor de la apelación, es decir, el 37 por ciento de los votantes de toda Alemania.

Con base a los resultados de esta campaña, la presidencia del Consejo Popular Alemán se dirigió a los comandantes en jefe de las cuatro zonas de ocupación, con la solicitud de autorizar un plebiscito. Pero las potencias occidentales ignoraron la demanda.

Las fuerzas políticas y laborales de la DDR lucharon por una Alemania unida, que llevó a cabo un giro decisivo en su camino de desarrollo, apoyándose en el lado de la paz y la verdadera democracia.

Alzaron la bandera de la lucha por un futuro progresista del país y su gente, y encabezaron un movimiento para mantener la unidad del país.

Pero las fuerzas reaccionarias en la  Alemania Occidental, apoyadas por las autoridades de ocupación de los Estados Unidos de América, Gran Bretaña y Francia, impidieron la unificación del país y se embarcaron en el camino del separatismo, al proclamar el establecimiento de un estado alemán separado, sobre la base de de las tres áreas occidentales de ocupación.

Esos colectivos reaccionarios, tanto de las tres potencias capitalistas (EEUU, Reino Unido y Francia) tenían interés en ver el país desmembrado, manteniendo intactas sus posiciones políticas y económicas en esa Alemania derrotada y separada, buscando eliminar el régimen democrático-antifascista surgido en la DDR.

En respuesta al acto que dividió a Alemania, el Consejo Popular, elegido en el tercer Congreso de ese organismo, en un manifiesto presentado al pueblo el 7 de octubre de 1949, se proclamó la Constitución de la República Democrática Alemana.

El diputado Johannes Dieckmann fue elegido presidente de la Cámara. El 17 de octubre entró en vigor la Constitución de la República Democrática Alemana y el 10 del mismo mes, la URSS transmitió a su gobierno todas las funciones administrativas que, hasta entonces, habían estado en manos de la administración militar soviética.

Esta última se transformó en una comisión de control con funciones limitadas, como las de supervisar la aplicación del acuerdo de Potsdam y otros pactos sobre Alemania.

El 11 de octubre se estableció la Cámara Provisional de las Regiones de la República Democrática Alemana. Ese mismo día, en una sesión conjunta de las dos Cámaras, Wilhelm Pieck, un eminente exponente del movimiento comunista alemán e internacional, fue elegido presidente de la República. El 12 de octubre, la Cámara del Pueblo aprobó la estructura gubernamental, presidida por Otto Grotewohl.

De esta manera se estableció, por primera vez en la historia de Alemania, un estado plenamente gestionado y dirigido por trabajadores y campesinos. El establecimiento de la República Democrática Alemana fue un evento de enorme importancia histórica.

Con él surgió un estado en el que la clase obrera, bajo el liderazgo de un partido revolucionario marxista-leninista, había tomado el poder en sus propias manos.

Se hizo realidad la dictadura del proletariado, que representaba los intereses de la abrumadora mayoría de la población, trabajadores, campesinos, filósofos y artistas; el objetivo era poner en marcha la misión histórica de la clase trabajadora, es decir, atraer a toda la ciudadanía en el camino del socialismo.

Con el establecimiento de la República Democrática Alemana, la fase de transformaciones democrático-antifascistas había terminado y comenzó la de las transformaciones socialistas.

Este pasaje histórico solo pudo implementarse gracias a la victoria de la Unión Soviética sobre el fascismo alemán y la ayuda de la URSS a las fuerzas democráticas del pueblo alemán, y gracias a la hegemonía de la clase trabajadora unificada de Alemania Oriental y a la política marxista-leninista de su partido, el Partido Socialista Unificado de Alemania.

La formación de la República Democrática Alemana había sido parte del proceso global de transición del capitalismo al socialismo, que comenzó con la gran revolución socialista de octubre y continuó con las revoluciones democrático-populares de la década de 1940, en una serie de países europeos y China desde 1949.

Fue el resultado de grandes cambios en el equilibrio de poder en el mundo a favor de la clase obrera y el socialismo, determinados por la victoria de la importancia histórica de la Unión Soviética en las fuerzas agresivas del imperialismo.

El 15 de octubre de 1949, la URSS reconoció oficialmente a la República Democrática Alemana. Más tarde fue reconocida por Albania, Bulgaria, Hungría, la República Popular Democrática de Corea, la República Popular de China, Polonia, Rumania y Checoslovaquia.

Los partidos comunistas y obreros de todo el mundo, y todas las organizaciones democráticas internacionales, elogiaron la formación del primer estado de los trabajadores en suelo alemán.

Publicado en 1949 por la Academia de Ciencias de la URSS, Universal History vol. XI, Teti Editore, Milán, 1975

https://www.lantidiplomatico.it/dettnews-prima_del_muro_di_berlino_la_germania_orientale_la_costituzione_della_repubblica_democratica_tedesca/82_31612/

La carrera profesional de este personaje que suele rugir “¡Más periodismo!” en su espacio “Al Rojo Vivox“, no acostumbra a recrearse en las noticias que elige, de lunes a viernes, sino que las deja en manos de su agrupación coral de tertulianos/as, para que le acompañen en esa murga sectaria, para que doren sus frases, dignas de lo que representa: un futbolero madridista sin la menor ética periodística.

Se nota a la legua su educación trotskista, como imponen sus jefes Jaume Roures y Tatxo Benet.

Como escribía hace unas semanas Jokin Buesa en elnacional.cat, Antonio García Ferreras pone en práctica, un día sí y otro también, la estrategia “una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad absoluta’.

“Un dogma que, desgraciadamente para él y para la audiencia que todavía le da crédito, es tan falso como muchas de las afirmaciones que se vierten en ese program’. Ferreras tiene vía libre en las cloacas del estado y no se priva de compartirlo con los espectadores.

Como está pasando con las detenciones de los CDR la llamada ‘Operación Judas’, que gracias a sus ‘gargantas profundas’ va camino de formar parte de los libros de historia como el plan más diabólico, enrevesado y potencialmente mortal de la humanidad.

García Ferreras no sólo compra el relato a ciegas, ya que lo ha obtenido de filtraciones y del auto del juez (es decir, ‘palabrita del niño a Jesús’). También lo condimenta, lo adorna, lo deja bien guapo, con el fin de que lo compren punto por punto.

Y claro está, a menudo se pasa de frenada, por decirlo finamente. Sería más acertado hablar de tontería o bestialidad. Como mezclar los presuntos planes de los CDR con el peor atentado de la historia, el del 11-S donde hubo 3000 muertos.”

La boludez del mentado se muestra nuevamente cuando García Ferreras (al que llaman en los pasillos “El Gorila del Pastor“) sale al escenario, no por peteneras, sino por casastchok, cuando habiendo bebido otra vez en aquellas letrinas de Interior, llega a la cúspide de la memez dando crédito a un esperpéntico ex director de El País, David Alandete, que hace un par de años fue la vergüenza e irrisión de una comisión del Parlamento británico, donde no supo responder (pese a que iba acompañado de otras dos colegas tan mendaces como él mismo), respecto a la “injerencia rusa” durante el referendo en Cataluña, pero jamás probada. Pasen y vean.

David Alandete fue expulsado del diario de Cebrián porque sus fake news eran tan descaradas que ni siquiera en Prisa pudo continuar su carrera.

No contento con eso, publicó un libelo en el que trataba de afirmar que las noticias falsas eran “utilizadas para desestabilizar la democracia“. Debía referirse a Honduras, Paraguay, Colombia, Brasil, Chile, Perú o los EEUU…

García Ferreras es un Alandete “versión Secta”, que se refocila recogiendo la mugre del ex director de El País, para acometer la tarea (exigida por el capo Roures) de afirmar por enésima vez que ¡¡los espías rusos están detrás del independentismo¡¡.

La desfachatez no tiene límites, pero sus tertulianos y tertulianas, como Nativel Preciado o la ex comunista Cristina Almeida, harán coro en “Al Rojo Vivox” para esparcir la nueva patraña, tan cómica como patética.

En la Secta, donde se montan escenarios de falsas manifestaciones de unas decenas de personas gritando delante de las cámaras “prensa española, manipuladora”, son capaces de mentir sin el menor rubor y seguir clamando “Más periodismo”.

La emisora pidió a Youtube que borrara todos los videos referidos a esta descarada manipulación, pero alguno se ha librado de la quema.

Pueden hacerlo con impunidad y alevosía, porque su Padrino Roures tiene asegurados miles de millones en contratos futbolísticos acordados con jeques, príncipes y emires de países que han financiado el terrorismo islámico.

Y aún así, hay personas que creen de buena fe, que La Secta es una cadena “progresista”. Bendita candidez.

En Alemania del Este, en el verano de 1945, se formaron dos partidos democrático-burgueses: la Unión Demócrata Cristiana y el Partido Liberal Democrático Alemán. Estaba compuesto por representantes de las clases medias, altas y pequeñoburguesas, con representación de intelectuales y  funcionarios.

Los dos partidos colocaron en sus programas, aunque de forma muy general, objetivos positivos para la reconstrucción democrática de Alemania.

En el manifiesto constitutivo de la Unión Demócrata Cristiana, publicado el 26 de junio de 1945, se reconoció la necesidad de confiar las posiciones clave de la economía al control estatal.

En el manifiesto del Partido Liberal Democrático, publicado el 5 de julio de 1945, los objetivos se formularon de una manera menos precisa y más contenida.

PERSONALIDADES QUE LOGRARON LA CONSTITUCIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA UNIFICADO DE ALEMANIA, EN TORNO A LA FIGURA DE WALTER ULBRICHT

TRANSFORMACIONES DEMOCRÁTICAS EN LA ALEMANIA

ORIENTAL Y LA CONSTITUCIÓN DEL PARTIDO SOCIALISTA

UNIFICADO DE ALEMANIA

El 14 de julio de 1945, por iniciativa de cuatro partidos comunistas,  socialdemócratas, demócratacristianos y demócratas liberales, formaron un bloque antifascista, con un programa de acción común.

Esta unidad contra el nazismo cumpliría una función de importancia capital, a la hora de aunar esfuerzos de las grandes masas populares de Alemania Oriental, para la solución de las tareas democráticas generales. En poco tiempo se crearon organizaciones de trabajadores en masa.

En el verano de 1945 surgieron sindicatos unitarios y se creó la Liga Libre de sindicatos alemanes. La creación de una organización única de trabajadores fue de importancia excepcional para fortalecer el papel de liderazgo de la clase trabajadora en la implementación de la revolución democrática antifascista.

En 1945 se establecieron Comités Juveniles Antifascistas que, en 1946, constituyeron una organización juvenil única: la Unión de jóvenes libres alemanes, que reunió bajo la dirección de la clase trabajadora, a cientos de miles de jóvenes y niñas, futuros constructores activos del socialismo.

Erich Honecker fue elegido para encabezar la Unión. Al mismo tiempo, surgieron organizaciones de trabajadores de masas, como la Liga Democrática de Mujeres Alemanas, la Liga Cultural creada por iniciativa de los mejores representantes del mundo intelectual encabezado por el conocido poeta alemán Johannes Becher, la Unión de ayuda campesina, etc.

ERICH HONECKER, A LA IZQUIERDA DE LA IMAGEN, GOBERNÓ LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA ALEMANA DURANTE CASI 20 AÑOS. EN LA FOTO, SALUDA AL DIRECTOR DE LA STASI, ERICH MIELKE

Una hecho de importancia excepcional para el desarrollo de la revolución democrática antifascista, fue la unificación de los dos partidos de la clase trabajadora en un solo colectivo marxista-leninista.

El Partido Socialista Unificado de Alemania (SED) se creó en ese congreso unitario, que tuvo lugar los días 22 y 23 de abril de 1946. Tenía 1 millón 300 mil miembros, de los cuales 680 mil socialdemócratas y 620 mil comunistas.

El congreso aprobó un documento de política, “Principios y propósitos del Partido Socialista Unificado de Alemania“, que establece las bases de la política del partido, el estatuto del partido y un “Manifiesto para el pueblo alemán“.

En el programa del partido se escribió que se fijó el objetivo de “liberarse de toda explotación y opresión, de las crisis económicas, de la pobreza, del desempleo y de las amenazas de guerra imperialistas, un objetivo que, como el de la solución de problemas nacionales vitales y social de nuestro pueblo, solo se puede lograr a través del socialismo”.

La superación de la división en las filas de la clase obrera de Alemania del Este y la formación de organizaciones de trabajadores de masas condicionaron las reformas democráticas implementadas en el país.

La expropiación de las compañías que dirigían criminales de guerra y nazis, la reforma agraria, la desmilitarización, la democratización de todos los aspectos de la vida pública, incluido el campo de la cultura, se implementaron como campañas masivas, con la participación activa de las grandes masas de trabajadores.

Durante estas transformaciones se promovieron referéndums y se organizaron reuniones masivas de la población.

Los mismos trabajadores dieron a luz a numerosos organismos, comités y comisiones, que decidieron directamente sobre los problemas de la nacionalización de la industria, la reforma agraria, la desnazificación.

Los trabajadores de muchas fábricas dieron prueba de iniciativa para purgar sus direcciones de elementos nazis activos y criminales de guerra para establecer el control de los trabajadores sobre la producción.

Tras la nacionalización de la industria, así como de los bancos y el sistema de crédito, se creó la base material para las posteriores transformaciones socialistas.

El comienzo de la aprobación de la propiedad popular en la economía, se remonta a octubre de 1945, cuando, por orden de la administración militar soviética, se incautaron las propiedades de los nazis activos, así como las de su partido y altos cargos públicos del gobierno del III Reich.

La solución al problema relacionado con el destino de las empresas incautadas se dejó a los propios ciudadanos de la RDA.

El primero en decidir fue el gobierno regional de Sajonia, que dictaminó la confiscación de las hazañas del criminal de guerra Friedrich Flick.

En la primavera de 1946, la administración militar soviética puso a disposición de los órganos administrativos alemanes una serie de empresas que, según las decisiones de Potsdam, deberían haberse transferido a la Unión Soviética.

Las autoridades locales de la RDA exigieron un referéndum y la gran mayoría de los votantes lo hicieron por la transferencia de estos negocios a la propiedad del pueblo.

Después de las confiscaciones, más de 9,000 empresas pasaron a ser propiedad de los cuerpos de la administración popular.

(CONTINUARÁ)

https://www.lantidiplomatico.it/dettnews-prima_del_muro_di_berlino_la_germania_orientale_la_costituzione_della_repubblica_democratica_tedesca/82_31612/

EL PUEBLO GRIEGO NO SE RINDE, COMO TAMBIÉN DEBERÍAMOS GRITAR EN ESPAÑA, AUNQUE NO HAYAMOS DERROCADO NI LA DICTADURA NI LA MONARQUÍA,  PERO ARRASTRAMOS LAS MISMAS LACRAS QUE GRECIA. NO OLVIDEMOS QUE ALEXIS TSIPRAS, EL “PABLITO IGLESIAS HELENO”, FUE UNO DE LOS TRAIDORES A LAS PROMESAS DE SYRIZA

Por Antonio Di Siena.- Hoy en Grecia ha sido una fiesta nacional, celebrando el levantamiento contra la Junta de los Coroneles, el 17 de noviembre de 1973.

Durante días, miles de estudiantes se habían reunido dentro de la Universidad Politécnica de Atenas: “Pueblo griego, la Politécnica es la bandera suya y de nuestro sufrimiento, contra la dictadura y la democracia”.

En el corazón de esa trágica noche del 17 de noviembre, el ejército asaltaba ese centro estudiantil y cultural, rompiendo las puertas con un tanque.

A ese violentísimo hecho, le siguieron luchas callejeras, manifestaciones reprimidas con increíble violencia policial y militar, las más sangrientas de la historia griega, en las que murieron 24 personas, incluido un niño de 5 años.

Desde entonces, ha pasado medio siglo. Ayer estaban los coroneles, amigos de los gobiernos occidentales y de la OTAN. Hoy tenemos mercados, bancos, finanzas internacionales, la Troika y la UE. Pero los griegos/as siguen sufriendo y muriendo.

Hoy, con el mismo espíritu que entonces, también continúan luchando en la misma batalla de siempre: la de los muchos contra los pocos por la libertad y la democracia.

¡El pueblo griego no se rinde!

https://www.lantidiplomatico.it/dettnews-in_grecia_ieri_cerano_i_colonnelli_amici_dei_governi_occidentali_e_della_nato_oggi_ci_sono_i_mercati_le_banche_la_finanza_internazionale_la_troika_lue/29278_31734/

Antes de comenzar la II Guerra Mundial, hubo algunos líderes políticos y monarcas europeos, como el Rey de Inglaterra, Eduardo VIII, más conocido como Duque de Windsor, el príncipe Bernando de Holanda, esposo de la Reina Beatriz, que respetaban al III Reich e incluso, como el holandés, militaría en el partido nazi.

En los años previos al conflicto, a mediados de la década de 1920, Adolfo Hitler aplaudió la decisión del Parlamento sueco (el primer país en el mundo) que aprobaba la creación del Instituto Nacional de Biología de las Razas, para examinar la antropología de aquella población y declarar la superioridad de las etnias nórdicas.

Con motivo del trigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín, el galope mediático de la propaganda neoliberal arrecia en Occidente, mientras crecen otras barreras en EEUU o Israel, de las que solo se escribe en términos de comprensión y crítica amable.

LA MURALLA DE PROTECCIÓN ANTIFASCISTA SE HIZO MÁS QUE NECESARIA. HOY EN DÍA, EN PLENO SIGLO XXI, LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA Y UCRANIA, SE NEGARON EN LA O.N.U. A APROBAR UNA CONDENA CONTRA LA GLORIFICACIÓN DEL NAZISMO. FUERON LOS ÚNICOS PAÍSES QUE LO HICIERON. ¿POR QUÉ SERÁ?

LOS PRIMEROS DÍAS DE LA POSTGUERRA EN ALEMANIA

La Segunda Guerra Mundial, desatada por el militarismo supremacista alemán, originó serias consecuencias para el pueblo. Había surgido de la aventura del imperialismo germano, con una economia completamente arruinada y grandes centros industriales totalmente destruidos.

Millones de hombres habían caído al frente, otros habían sido privados de un techo y apenas encontraban refugio en sótanos o casas medio derribadas, deambulando por las calles de Alemania en busca de vivienda, algo para comer y una ocupación.

Una grave depresión moral invadió a millones de personas después de la derrota. La bancarrota del sistema nazi también significó el fracaso de las ideas de la invencibilidad de las armas alemanas, de la superioridad de la raza germánica y otras lacras ideológicas, inculcadas a la fuerza en la conciencia del pueblo alemán durante 12 años.

Una gran parte de la población había entrado en pánico ante la idea de tener que pagar por los crímenes contra la humanidad en los que habían participado por orden de los nazis.

Sin embargo, también había una capa social, quizás modesta, que había visto en la derrota de Hitler, el colapso de todo el aparato de dominación del imperialismo, las instituciones estatales, el ejército, la policía y los órganos de subyugación ideológica de las masas.

Estaba formada por comunistas y socialdemócratas, que habían logrado mantenerse milagrosamente vivos, que en los últimos días de la guerra habían sido liberados de los campos de concentración por las tropas aliadas.

ANTIFASCISTAS SE LANZAN CONTRA FASCISTAS BRITÁNICOS EN LA BATALLA CAMPAL DE CABLE STREET EN 1938 [JEWISH CHRONICLE / HERITAGE IMAGES]

Estos hombres y mujeres entendieron que la vida de Alemania estaba por abrirse a una nueva fase, la de la lucha por una república democrática alemana.

La primera tarea de las fuerzas democráticas había sido recuperar la salud de la economía y reconstruir los mercados, reducidos a un estado catastrófico al final de la guerra.

Pero una tarea no menos urgente fue la de la regeneración democrática del pueblo alemán. La liquidación de las consecuencias de la influencia venenosa del militarismo y el chovinismo, que durante muchas décadas se había erigido como la ideología oficial de los círculos gobernantes de Alemania, y la erradicación de las consecuencias de la influencia nazi, constituyeron una de las tareas más complejas de toda reorganización de la posguerra del país.

Era necesario ayudar a las grandes masas de la población alemana a comprender cuán embarrado estaba el camino por el que las clases dominantes habían llevado a Alemania, el carácter criminal del nazismo, a comprender la responsabilidad histórica del futuro del país, que ahora pesaba sobre los hombros de la población y de las fuerzas democráticas del pueblo alemán.

La derrota infligida por el Ejército Rojo a las tropas alemanas, había creado las condiciones decisivas para la liquidación de todo el sistema nazi, para implementar en Alemania transformaciones democráticas y antifascistas.

El programa de tales reformas, preparado por los aliados, podría haber constituido una base favorable para realizar estas transformaciones, pero se aplicó solo en la Alemania Oriental, que formaba parte de la zona de ocupación soviética.

El 9 de junio de 1945, la Administración Militar de la URSS se estableció en Alemania, funcionando desde el primer día  en estrecha colaboración con las fuerzas antifascistas, en todos los problemas económicos y políticos que se referían a la situación de aquellos primeros meses de postguerra.

El día después de su establecimiento, se remitió una ordenanza que permitía la reconstrucción y la reanudación de partidos y organizaciones democráticas en todo el territorio de la Alemania Oriental.

El primero en hacer su aparición en la escena política fue el Partido Comunista Alemán, que el 11 de junio de 1945 se dirigió a la población con una declaración programática.

En ella se analizó la situación, se denunció a los responsables de la catástrofe nacional y se indicaron las tareas fundamentales que el país tendría que enfrentar, para su recuperación total, así como los métodos y reformas que se deberían realizar para su desarrollo.

En la declaración del Partido Comunista, se planteó el problema de la erradicación del fascismo de todos los campos de la vida pública, la liquidación de los monopolios y de la propiedad privada de los espacios urbanos y rurales, además de la creación de un sistema verdaderamente democrático a cargo de la administración estatal.

Los Grupos de Iniciativa, formados por militantes del Partido Comunista, habían comenzado su actividad en Berlín en abril y mayo de 1945, reuniendo a su alrededor a los colectivos antifascistas, muchos de los cuales habían sido liberados de los campos de concentración o regresado del exilio.

El Grupo de Iniciativa de Berlín estaba encabezado por Walter Ulbricht, el sajón por Anton Ackermann y el de Mecklenburger por Gustav Sobottka.

Se crearon organismos administrativos locales en ciudades, pueblos, distritos, que se encargaban del suministro de alimentos, agua, electricidad y combustible, adoptando medidas sanitarias para prevenir epidemias.

Se prestó especial importancia a la ayuda de la URSS en el suministro de alimentos a la población.

A principios de mayo de 1945, las autoridades de ocupación soviéticas habían puesto a disposición de los habitantes de Berlín y Dresde 96 mil toneladas de trigo, 60 mil toneladas de patatas, 50 mil cabezas de ganado, azúcar, mantequilla, leche y otros productos.

Los comandos y unidades del Ejército Rojo, colaboraron en todos los sentidos con las fuerzas progresistas de Alemania Oriental, para restablecer el orden en la economía, transmitiéndoles funciones administrativas cada vez mayores, ayudándoles a resolver los problemas de la reconstrucción económica y cultural.

La ayuda de las autoridades de ocupación soviéticas permitió pasar del 15 de mayo a una distribución organizada de los productos a la población, de acuerdo con criterios rígidamente predeterminados.

Al analizar las particularidades de ese momento y la importancia de la ayuda de los soviéticos, Walter Ulbricht señaló:

“La población de la República Democrática Alemana nunca olvidará la actividad pacífica y sacrificada de los comandantes y oficiales soviéticos. Poco después de luchar en el frente contra las tropas alemanas del III Reich, comenzaron a ayudarnos generosamente. Los soviéticos han llevado a cabo su misión liberadora y solidaria con tanta dignidad como eficacia”.

El comandante militar de Berlín, el general Nikolaij Berzharin, aprobó la composición del Consejo Democrático de la capital, encabezado por Arthur Werner, un arquitecto de indudable talante democrático que no pertenecía a ningún partido.

HÉROE DE LA UNIÓN SOVIÉTICA, CORONEL GENERAL NIKOLAI BERZARIN, COMANDANTE MILITAR DERECHO DE BERLÍN INSPECCIONANDO LAS FILAS SOVIÉTICAS

El 15 de junio de 1945, el Comité Central del Partido Socialdemócrata alemán publicó un llamamiento en el que se expresaba su solidaridad con la declaración del Partido Comunista y su apoyo a la solución de las tareas de la reorganización de Alemania de la posguerra, sobre una base democrática y antifascista.

Sin embargo, en las filas del partido socialdemócrata había muchas diferencias: el liderazgo reformista quería volver al partido a sus posiciones anteriores de colaboración con la burguesía, mientras que el ala progresista consideraba necesario revisar las posiciones y el programa del partido, un preciso estudio de los errores del pasado y la colaboración con el Partido Comunista.

Pronto se formaron dos orientaciones en las filas de la socialdemocracia, lo que condujo a su división organizativa.

El 19 de junio de 1945, se estableció un Comité conjunto formado por el Partido Comunista y el Socialdemócrata en la zona de ocupación soviética, con lo que comenzó el fin de la división de la clase obrera alemana. En la periferia, se crearon comités de unidad de acción de los ambos partidos.

(CONTINUARÁ)

https://www.lantidiplomatico.it/dettnews-Prima_Del_Muro_Di_Berlino_La_Germania_Orientale_La_Costituzione_Della_Repubblica_Democratica_Tedesca/82_31612/

A %d blogueros les gusta esto: