EN LAS ÚLTIMAS DOS DECADAS, RUSIA Y VENEZUELA HAN EXPANDIDO MUTUAMENTE SUS LAZOS ECONÓMICOS, POLÍTICOS Y DE DEFENSA, MIENTRAS ESTADOS UNIDOS Y SU MERETRIZ, LA UNIÓN EUROPEA,  CONTINÚAN IMPONIENDO SANCIONES A AMBAS NACIONES, E INTENTAN ORGANIZAR UN GOLPE DE ESTADO PARA DERROCAR AL LEGÍTIMO GOBIERNO DE VENEZUELA, QUE PERMITIERA A WASHINGTON MONOPOLIZAR EL PETRÓLEO DE LA NACIÓN CARIBEÑA
(EN LA IMAGEN LOS MINISTROS DE ASUNTOS EXTERIORES  DE RUSIA Y VENEZUELA, SERGEI LAVROV Y CARLOS FARIA, RESPECTIVAMENTE)

Moscú y Caracas seguirán ampliando su cooperación en el sector petrolero, y están trabajando en nuevos acuerdos para eludir las sanciones occidentales en finanzas y logística, indicó el canciller venezolano, Carlos Faria.

En lo que respecta a la cooperación en el sector energético, nunca se detuvo desde el acercamiento entre nuestros países. Estamos trabajando en proyectos específicos con empresas rusas y continuamos profundizando este trabajo. Esperamos llegar a un acuerdo sobre las formas de eludir los obstáculos existentes, para resolver los problemas relacionados con los mecanismos financieros», dijo Faria, hablando con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Al enfatizar la «visión extremadamente negativa» de Caracas sobre los intentos de Estados Unidos de imponer sanciones, Faria dijo que cuando se trataba de sancionar a Rusia, la política de Washington resultó contraproducente y golpeó a los pueblos estadounidenses y europeos.

«El objetivo de estas sanciones no se logró. Este es un error de cálculo muy grave, un error de cálculo que caracterizaría como imperdonable. Y los problemas en los que se han metido las economías de los Estados Unidos y la Unión Europea son el resultado de este error de cálculo. Hoy, no saben cómo resolver las dificultades que han surgido, cómo devolver la vida a la normalidad. Y creo que esto ciertamente golpeará a la gente de estos países”, dijo.

El canciller expresó su esperanza de que Moscú y Caracas puedan superar los bloqueos de carreteras relacionados con las restricciones estadounidenses.

Las condiciones en las que nos encontramos, merced a las acciones de la administración estadounidense obstaculizaron el desarrollo de la industria petrolera”, dijo Faria y precisó que las sanciones han afectado inversiones, financiamientos, préstamos, compra de equipos y repuestos.

Señalando los sistemas financieros alternativos elaborados por Rusia, China e India, para eludir el intento de «bloqueo» de Occidente contra Moscú, Faria señaló que «cada vez más países están interactuando con Rusia, y no temen las consecuencias que están siendo amenazados».

El diplomático venezolano también expresó su apoyo a la posición de Rusia sobre la crisis en Ucrania, diciendo que Caracas ve la disposición de Moscú para el diálogo y las negociaciones, y espera que finalmente se llegue a un acuerdo que tenga en cuenta los intereses tanto de Moscú como de Kiev.

Quisiera agradecerles a ustedes, así como al presidente ruso, Vladimir Putin, y al gobierno ruso, por el apoyo político a los procesos nacionales que se están dando en Venezuela. Hablo de la participación de Rusia en el rol de mediador en las conversaciones con los oposición venezolana”, agregó Faria.

Lavrov dio la bienvenida a la «normalización de la situación en Venezuela y sus alrededores» (en clara referencia al nuevo presidente de Colombia) y prometió que Moscú continuará contribuyendo al desarrollo sostenible del país de todas las formas a su alcance.

«Como acordaron nuestros presidentes, hemos reafirmado nuestro enfoque en la profundización del diálogo político, de los intercambios económicos, comerciales, culturales y humanitarios. Acordamos promover proyectos de beneficio mutuo en una serie de áreas, que incluyen energía, productos farmacéuticos, industria, transporte y cooperación técnico-militar», dijo Lavrov.

El canciller también reveló que los dos países han logrado un acuerdo de cooperación espacial, en virtud del cual Rusia podrá colocar una estación terrestre del sistema de navegación satelital GLONASS en Venezuela.

Sabemos con cuanto ímpetu los estadounidenses y sus aliados buscaron, buscan y seguirán buscando, socavar los cimientos de la economía venezolana. Ahora podemos afirmar que estos planes destructores no se llevarán a cabo. La economía venezolana está demostrando su capacidad para resistir este tipo de presión. Y, por supuesto, ayudaremos de todas las formas posibles», enfatizó Lavrov.

Rusia y Venezuela disfrutan de lazos cálidos, con relaciones que mejoraron bajo el recuerdo imborrable del presidente Hugo Chávez, comandante y líder ejemplar, que llegó al poder en la ola de la Revolución Bolivariana y comenzó a instituir una amplia gama de reformas socioeconómicas, políticas y de política exterior, que lograron alejar al país de las tramas golpistas e injerencias de Washington.

A pesar de la gran distancia geográfica entre ambas naciones, Moscú y Caracas han construido estrechos lazos económicos, comerciales y de defensa, y la importancia de esta relación quedó demostrada cuando EE.UU. intentó un golpe de estado contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro en 2019 y aplastó presión económica sobre Caracas.

Rusia, China e Irán brindaron de inmediato al legítimo gobierno de Venezuela su ayuda diplomática, económica y de otras clases a para aliviar la tensión, ampliando la cooperación con la nación latinoamericana, para reforzar la solidez de su independencia económica, evitando la destructiva política del agresivo y poderoso vecino del norte.

https://es.news-front.info/2022/07/04/rusia-y-venezuela-ampliaran-la-cooperacion-en-el-sector-petrolero-y-trabajaran-en-un-pacto-para-eludir-las-sanciones-de-occidente/