Category: ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA


En la República Popular China han decidido que ya no tolerarán por más tiempo la injerencia estadounidense en sus asuntos internos, sea en Hong Kong o en Xinjiang. Después de todo, la mejor defensa es un ataque. Si los políticos en el extranjero continúan metiendo la nariz en los asuntos de China, entonces hay que «abofetearlos» de inmediato.

YA VA SIENDO HORA DE  QUE CHINA APARQUE LAS RESPUESTAS CONVENCIONALES Y APLIQUE LA BOFETADA DIPLOMÁTICA AL GOBIERNO DE LOS EEUU

Las autoridades de la República Popular de China han decidido imponer restricciones de visa a funcionarios y congresistas estadounidenses.

Se tomarán medidas similares si Estados Unidos aprueba una ley sobre la situación en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang. La parte estadounidense tiene la intención de firmar un documento sobre “derechos humanos y democracia en Hong Kong”.

Las medidas que Estados Unidos quiere introducir violan el derecho internacional y constituyen una interferencia en los asuntos internos de China.

En respuesta, Beijing está considerando imponer sanciones a los funcionarios estadounidenses que hicieron «una declaración vil sobre el tema de Xinjiang». Además, las autoridades chinas quieren prohibir a todos los estadounidenses, sin excepción, incluso con pasaportes diplomáticos, ingresar a Xinjiang.

Washington critica constantemente a Beijing. Los EE.UU. acusan a las autoridades chinas de violar derechos humanos y la religión en la región autónoma uigur de Xinjiang.

Se sabe que ahora está prohibida la exportación de bienes de los EE.UU. a 28 empresas y compañías de la República Popular de China.

Se introdujeron restricciones de visa para los miembros del gobierno chino y el Partido Comunista, quienes, según los políticos estadounidenses, son culpables de “represión”.

Básicamente, la Región Autónoma Uigur de Xinjiang es la unidad territorial-administrativa más grande de China, la región está poblada por uigures, la mayoría de los cuales son musulmanes.

Hay grupos separatistas activos asociados con el terrorismo internacional islamista clandestino, decenas de miles de ellos se convirtieron en militantes y se fueron a Siria e Irak, donde están luchando contra las fuerzas gubernamentales de esos dos países.

Las autoridades chinas mantienen bajo control la situación en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, a pesar de las continuas protestas en la región. La respuesta no tardará en llegar.

Irina Skripko

El proyecto de ley sobre los derechos humanos en Xinjiang, que se someterá a debate en el Congreso de Estados Unidos, ha recibido una condena generalizada por el gobierno y la opinión pública de China.

Beijing ha reaccionado enérgicamente ante la posibilidad de que Washington utilice esta ley para sancionar a funcionarios y a instituciones gubernamentales.

Las autoridades chinas afirman que esta propuesta, además de injerir en los asuntos internos del país, se apoya en calumnias y tergiversa los trabajos desplegados por el gobierno para combatir el terrorismo.

Cuando la administración Trump revivió a Elliot Abrams, la sionista reliquia de Ronald Reagan, a principios de este año para organizar el cambio de gobierno en Venezuela, nació una nueva era de inestabilidad en el hemisferio occidental.

LAS CUERDAS QUE SOSTIENEN A LA MARIONETA DE TRUMP SE ROMPEN POCO A POCO, PERO LOS PELELES QUE RECONOCIERON A ESTE MUÑECO COMO NUEVO PRESIDENTE, SON AÚN MÁS RIDÍCULOS Y PATÉTICOS QUE GUAIDÓ

Al acercarse un año a este proyecto, las llamas domésticas han sido apagadas en su mayoría por el voluntarioso Nicolás Maduro, mientras que los liberales, respaldados por Washington en Chile, Colombia, Bolivia y Ecuador, enfrentan estas semanas graves disturbios populares.

Esta es otra bomba neoconservadora que subestimó a su oposición y explotó en la cara de la administración Trump.

En Chile, una vez reconocido como modelo de democracia liberal y desarrollo capitalista global, la caída de la demanda de cobre, los bajos salarios, el desempleo masivo y el aumento de la tarifa del metro, han llevado a manifestaciones callejeras masivas contra las políticas empobrecedoras del presidente Sebastián Piñera.

Piñera, un multimillonario corrupto que hizo su dinero a través de la usura de tarjetas de crédito, hoy tiene un índice de aprobación del 14%.

En lugar de renunciar, el hombre que tachó a Maduro como un «dictador» está enviando a los militares contra su propio pueblo para aferrarse al poder, mostrando al mundo cómo se ve la «democracia» liberal, debajo de las vallas publicitarias y las banderas del arco iris.

Las fuerzas de seguridad de Pinera han matado hasta ahora a varias personas y mutilado a miles. Los oligarcas prefieren instituciones que pretenden ser neutrales para poder echar la culpa personal a los subordinados y chivos expiatorios abstractos.

En Colombia, el gobierno de otro títere del Pentágono, Iván Duque Márquez, también ha sido reprobado.
Márquez blasonaba con orgullo del crecimiento del PIB de Colombia en los últimos años, como un logro (que siempre contrasta con su rival regional, Venezuela), pero como en Chile, la prosperidad financiera solo ha beneficiado a la élite urbana.

Los planes para reducir las pensiones de vejez y reducir el salario mínimo, fueron la gota que colmó el vaso.

Piñera y Márquez trabajaron con Abrams para socavar a Venezuela, dándole «horas» de vida al gobierno de Maduro, hasta el colapso, durante el estallido de la primavera pasada.

Ahora los demócratas “de los derechos humanos” son los que se enfrentan al desorden, esta vez en gran medida orgánicos, en lugar de creados por NED.

En Ecuador, los intentos de Lenin Moreno para deshacer las reformas de su antecesor Rafael Correa, provocaron disturbios que le obligaron a salir del país.

Moreno se ha embarcado en una ola de privatizaciones masivas y revocó el asilo de Julian Assange, a cambio de un préstamo del Fondo Monetario Internacional de 4.200 millones de dólares que su gente no quiere, y definitivamente no quiere pagar.

¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

Según un enfurecido Abrams, Raúl Castro, de 88 años, y agentes venezolanos son los responsables del caos regional. Hay alguna evidencia que sugiere que los agentes bolivarianos están jugando un papel, en al menos apoyar estos levantamientos.

Pero de ser cierto, eso significaría que la pequeña Cuba y la Venezuela en dificultades, pueden desafiar seriamente la hegemonía estadounidense en sus propios estados satélites.

Cualquiera sea el alcance de la subversión cubana o venezolana, claramente tienen mucho con qué trabajar. La economía del nuevo orden mundial es muy impopular.

Las sanciones de Estados Unidos han hecho imposible que Venezuela importe los bienes necesarios, mientras que nada está obstaculizando a Chile.

En el papel, el ingreso per cápita de Chile es el más alto en América Latina, con $ 25,222, más que las regiones de los dos estados tradicionalmente de mayoría blanca de Argentina (tercero, con $ 20,567) y Uruguay (segundo, con $ 23,530).

Pero el coeficiente GINI de Chile, una medida de la desigualdad de ingresos, se encuentra entre Venezuela y Ecuador (dos países cuyas plutocracias abusivas condujeron a revoluciones populistas) en 46.6% en comparación con Uruguay, en 39% (el país menos desigual en América Latina).

En otras palabras, los chilenos de la clase trabajadora ven que circula una gran cantidad de riqueza en el sistema, pero sus instituciones públicas carecen de fondos o son inexistentes. La reacción se ha retrasado mucho.

En cuanto al proyecto de Abrams, la persona que lidera la oposición anti-Maduro, básicamente ha admitido que sus esperanzas se han desvanecido.

Otras señales sugieren que están poniendo este objetivo en segundo plano. El judío designado por el pretendiente presidente, Juan Guiado, para restablecer el control de Venezuela por parte de Wall Street, Ricardo Hausmann, se ha rendido y se ha desasociado del «líder legítimo» coronado de payaso.

¿CUÁNTOS ERRORES DE MÁS EN POLÍTICA EXTERIOR?

Ahora, el déficit de atención desordenado del Pentágono se está fijando en Daniel Ortega en Nicaragua, un viejo enemigo de Abrams.

Aquí, la CIA está reuniendo a feministas radicales, hombres de negocios y clérigos católicos, en una coalición extraña con la esperanza de derrocar al gobierno sandinista, siempre vencedor en las elecciones.

La semana pasada, la Casa Blanca declaró que los problemas políticos internos de Nicaragua eran una «emergencia nacional». Por qué esta es una emergencia nacional para Estados Unidos, no se explica en el bombardeo mediático.

El ex funcionario de la administración Bush, coronel Lawrence Wilkerson, ha sido muy crítico con las intervenciones de Estados Unidos en América Latina, y culpó específicamente al estrangulamiento económico de Abrams en Venezuela, por causar la emigración de millones de sus ciudadanos.

Si los venezolanos ahora están organizando sus propias operaciones en Chile, Ecuador, etc., no habría día sin intento de derrocar a Maduro. Tratar de matar de hambre a los nicaragüenses, probablemente terminará igual.

Al igual que con Irán, la agresión pasiva de la administración Obama ha demostrado ser más efectiva que los halcones sionistas de la administración Trump.

Al obligar a los venezolanos, iraníes, chinos y rusos a arrinconarse, Washington ha provocado una permanente y sólida respuesta de lucha.

Estas naciones ahora entienden que son mucho más fuertes de lo que pensaban anteriormente. Golpean vigorosamente los pies de arcilla del gigante.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, ha comunicado este lunes en una reunión informativa que Pekín ha suspendido la revisión de solicitudes de aviones y barcos militares de EE.UU. para visitar Hong Kong, en respuesta a la denominada ‘Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong’, firmada el 27 de noviembre por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La citada norma reafirma el apoyo de EE.UU. a esta región administrativa especial china, tras meses de protestas antigubernamentales.

Además, la vocera ha indicado que la aprobación de dicha ley por parte de las autoridades de EE.UU., “ignorando la protesta de China”, representa “una violación grave del derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales, así como una interferencia en los asuntos internos de China“.

“En respuesta a ello, Pekín ha decidido imponer sanciones a varias organizaciones no gubernamentales de EE.UU., incluyendo NDI, Human Rights Watch y Freedom House” por apoyar actividades extremistas y violentas en Hong Kong, ha puntualizado Hua Chunying.


En los últimos años, el ejército estadounidense ha estado enfrentando amplias críticas de la comunidad internacional por el frecuente maltrato a los prisioneros.

Asimismo, el número de hechos de acoso y agresiones sexuales siguen aumentando en las tropas estadounidenses, castigando con la expulsión del ejército a las víctimas que denuncian tales agresiones.

Además, en países como Afganistán, Somalia y Siria, las fuerzas armadas de los Estados Unidos utilizan con frecuencia vehículos aéreos no tripulados para llevar a cabo ataques, causando masivas bajas entre la población civil.

El gobierno de los EEUU ha estado tratando de encubrir y restarle importancia a la muerte de personas inocentes y el maltratado de prisioneros por parte de su ejército. Incluso ha llegado a obstruir las investigaciones llevadas a cabo por las Naciones Unidas.

“La compañía Charlie disparó un cohete contra la casa equivocada y mató a una familia de cuatro miembros. Se le entregó dinero en efectivo a los sobrevivientes”, comenta Thomas Gibbons-Neff, en un artículo titulado “Los marines repasan sus batallas en Afganistán”, publicado en septiembre en el portal digital del periódico The New York Times.

“No entendíamos a los afganos. En su mayoría nos odiaban por destruir sus casas y matarlos accidentalmente…” escribió Gibbons-Neff, quien estuvo allí como marine estadounidense.

La matanza de civiles inocentes que Gibbons-Neff menciona en su artículo ocurre en casi todas las operaciones del ejército de Estados Unidos en el extranjero.

Como muestran las estadísticas publicadas recientemente por la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés), sólo en el primer trimestre de este año, las operaciones militares del ejército estadounidense y sus fuerzas aliadas causaron la muerte de 305 civiles afganos.

En mayo, los ataques aéreos estadounidenses contra presuntas instalaciones de procesamiento de drogas en el oeste de Afganistán mataron accidentalmente un mínimo de 30 civiles inocentes, entre ellos 14 niños y 1 mujer, detalló un informe publicado en octubre por la UNAMA.

Sin embargo, el ejército estadounidense lo negó y reafirmó que había atacado laboratorios de metanfetaminas dirigidos por los talibanes. Además, expresó su protesta contra el informe de la ONU.

El abuso generalizado de prisioneros y detenidos también son hechos comunes durante las guerras libradas en otros países por el ejército estadounidense.

Al principio de la guerra de Irak, las tropas estadounidenses eran famosas por el maltrato a los prisioneros iraquíes. Hoy en día, el abuso de prisioneros y el uso de la tortura para lograr confesiones no se han frenado.

Entre los métodos utilizados por el ejército estadounidense para interrogar a los prisioneros incluyen abofetearlos, golpearlos en el estómago, privarlos del sueño, desnudarlos, recreear ahogamientos y obligar a que los propios prisioneros se golpen contra la pared.

Fatou Bensouda, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional, pasó 10 años analizando los crímenes que el ejército estadounidense podría haber cometido en Afganistán.

Afirmó que el personal militar estadounidense y los agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) “cometieron actos de tortura, crueldad, ultrajes a la dignidad personal, violación y violencia sexual contra detenidos relacionados con conflictos en Afganistán y otros lugares”.

En noviembre de 2017, Bensouda pidió autorización para investigar oficialmente los crímenes de guerra cometidos en Afganistán por el ejército estadounidense y la CIA.

Después de eso, el gobierno de Estados Unidos amenazó con imponer sanciones contra los funcionarios de la CPI, y revocó la visa estadounidense de Bensouda, obligando a la CPI a renunciar a la investigación sobre posibles crímenes de guerra del ejército estadounidense.

Por su parte, la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas (COI) censuró al ejército de los Estados Unidos por “lanzar ataques indiscriminados que provocan la muerte o lesiones de civiles, y que equivalen a crímenes de guerra en los casos en que tales ataques se llevan a cabo de forma imprudente”.

Mientras tanto, el gobierno de los Estados Unidos no ha escatimado esfuerzos a la hora de encubrir y consentir el hecho de que los soldados estadounidenses han matado a civiles y abusado de prisioneros.

Edward Gallagher, ex jefe de operaciones especiales de la Marina de los Estados Unidos, fue acusado de homicidio intencional en Irak. Sin embargo, fue absuelto.

En 2017, Gallagher apuñaló varias veces en el cuello a un joven de 15 años, mientras el menor se trataba en Mosul, Irak, después de haber sido capturado. Después de matarlo, Gallagher se tomó fotos junto al cadáver. En la instantánea, sostiene su cuchillo en una mano, mientras agarra el pelo del niño muerto con la otra.

Pensé que todo el mundo estaría fantástico. La próxima vez lo haré sin que nadie lo vea“, escribió Gallagher a su pelotón.

Además, Gallagher fue acusado de disparar a dos civiles iraquíes cuando no había riesgo de seguridad alguno. Aun así, fue absuelto y se le restableció su rango militar.

La lista continúa. Clint Lorance, un ex primer teniente del ejército de Estados Unidos que había ordenado a los soldados disparar contra tres civiles en Afganistán, fue declarado culpable de asesinato en segundo grado.

También Mathew L. Golsteyn, oficial del Ejército de los EE. UU. que enfrentó un juicio por matar a un afgano desarmado que se creía era un fabricante de bombas talibán. Ambos fueron absueltos por el gobierno de Estados Unidos.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticó al gobierno de Estados Unidos por tal decisión, argumentando que los tres casos implican violaciones graves del derecho internacional humanitario y que los perpetradores debían ser castigados.

Rupert Colville, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, insistió en que la decisión del gobierno estadounidense envia una señal inquietante a los militares, reportó Reuters.

“Esa medida del gobierno de Estados Unidos está expresamente prohibida en los convenios internacionales, incluidos los Convenios de Ginebra y el derecho internacional humanitario. Los autores de crímenes de guerra deben ser investigados y considerados responsables de las fechorías”, subrayó Colville.

Colville también recalcó que la decisión de poner fin a un procedimiento penal, como en el caso de Mathew L. Golsteyn, era “particularmente preocupante ya que interrumpe un proceso judicial ordinario“, indicó Reuters.

“El gobierno de Estados Unidos solamente se toma el derecho internacional en serio cuando se ajusta a sus intereses”, señaló James A. Goldston, director ejecutivo de una iniciativa de investigación estadounidense de asistencia legal.

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2019/1202/c31614-9637270.html

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- La única noticia positiva es que el número de suicidios en las FFAA de los EEUU sigue subiendo.

Ni las mentiras flagrantes de la OEA sobre las elecciones que ganó con toda legitimidad  el presidente Evo Morales, ni la brutalidad policial contra las personas que se manifiestan aún contra los golpistas de Janine Áñez y el ejército neonazi boliviano, ni las más de 34 víctimas mortales y más de 1000 heridos que se ha cobrado la asonada, han sido motivo de una simple condena desde la Unión Europea, donde fascistas disfrazados de “democrata-cristianos” y socialdemócratas que no ocultan sus simpatías por el golpe, representan una enorme Mafia sin otra ideología que el neoliberalismo más salvaje.

Pero es en Latinoamérica donde existen gobiernos que rechazan la virulencia de la represión popular, que se ceba en los pueblos originarios del estado plurinacional que Morales levantó de la ruina en solo 10 años.

Familiares de las víctimas de la masacre de Senkata dieron sus testimonios a una delegación de abogados y jueces argentinos que llegaron a Bolivia para recabar información sobre los casos de violaciones a los Derechos Humanos tras el golpe de Estado y llevarlos ante organismos internacionales.

Fueron objeto de insultos y agresiones en el aeropuerto ante la pasividad de los uniformados, pero la delegación no se arredró y dedicó todo el viernes para reunirse con familiares de las víctimas y recabar testimonio de la bestialidad del régimen instalado en aquel territorio.



El Ministerio de Exteriores de China ha amenazado a EE.UU. con activar “contramedidas firmes” tras la firma por el presidente del país norteamericano, Donald Trump, de la así denominada Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong que apoya a los manifestantes de esta región administrativa especial china.

La Cancillería china ha subrayado que dicha ley interfiere en los asuntos internos de su país, violando las normas de derecho internacional y los principios básicos de las relaciones exteriores.

El Gobierno y el pueblo de China se oponen firmemente a estos actos hegemónicos tan despreciables“, ha notado el Ministerio.

“Recordamos a Estados Unidos que Hong Kong es parte de China y que los asuntos de esa urbe son temas internos de nuestro gobierno, en los que ningún otro o fuerza extranjera debe interferir. Esta ley sólo pondrá aún más de manifiesto la naturaleza maliciosa y hegemónica de las intenciones de EE.UU. respecto al pueblo chino, incluidos nuestros compatriotas de Hong Kong”, ha añadido la Cancillería.

El ejecutivo chino rechazó en los términos más enérgicos esa ley y anunció represalias contra Estados Unidos, tras la el apoyo de la Casa Blanca a las oleadas de violencia y asesinatos de civiles por las turbas que llegaron a quemar vivas a dos personas.

El presidente boliviano Evo Morales, asilado en México, ofreció este miércoles una conferencia de prensa desde México, para rechazar la notificación azul de la Interpol, emitida en su contra, en el marco de la persecución política desatada en su país tras del golpe de Estado consumado el pasado 10 de noviembre.

La notificación ha sido girada a los gobiernos de Uruguay, Venezuela, Colombia, Ecuador y México, y pretende servir para “localizar, identificar u obtener información sobre una persona de interés en una investigación criminal”.

El ex presidente Morales (que lo sigue siendo para millones de ciudadanos/as del Estado Plurinacional de Bolivia, recordó que, a lo largo de su lucha como dirigente sindical, las autoridades le persiguieron por diferentes cargos e incluso fabricaron pruebas falsas en su contra para incriminarle.

Evo Morales Ayma destacó la hipocresía del Gobierno de facto que se ha negado a procesar judicialmente a los responsables de más de 30 asesinatos, perpetrados en el marco de las protestas.

Sin embargo, cuestionó la persecución y acusación de múltiples delitos a los militantes y seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS), recordando que cuando presentó su renuncia al cargo, su objetivo era evitar la violencia en Bolivia y avanzar hacia una salida democrática.

Rechazó también las acciones racistas y fascistas por parte del gobierno títere de Janine Áñez contra los pueblos originarios de su país, que se han movilizado, así como condenó la brutalidad de la policía que han agudizado la crisis política, asegurando que los movimientos sociales son tratados como criminales bajo el régimen capitalista.

Morales, es acusado de terrorismo, asociación criminal, alzamiento armado y otros delitos relacionados con las manifestaciones populares que rechazaron el derrocamiento de su mandato.

Por su parte, Hugo Siles, que fuera embajador de Bolivia ante Naciones Unidas, confirmó a Telesur que el golpe de Estado en Bolivia se ha consolidado, pero se han reafirmado las sospechas en torno al papel que desempeñó la Organización de Estados Americanos (OEA) en la asonada contra el gobierno constitucional encabezado por Evo Morales Ayma, al emitir un informe preliminar y aún no haya un informe final.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió este martes un comunicado para informar que solicitará al Gobierno de EE.UU. información sobre los alcances de la propuesta del presidente estadounidense, Donald Trump, para denominar a los cárteles de la droga mexicanos como “organizaciones terroristas”.

“Respecto de las declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, hechas en entrevista con Bill O’Reilly, la Secretaría de Relaciones Exteriores informa que ha entrado en comunicación con las distintas autoridades correspondientes de ese país, para conocer el contenido y los alcances de lo enunciado en ese espacio”, señaló la cancillería mexicana en un comunicado.

En su cuenta de Twitter, el canciller Marcelo Ebrard señaló que “México no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional”, agregando que el respeto mutuo es la base de cooperación entre los dos países.

Este martes, Trump mencionó que tenía 90 días trabajando en una reforma legal para designar como “terroristas” a los cárteles mexicanos.

Por presiones de la ultraderecha, la cantante cubana Haila María Mompié ha visto cancelados sus conciertos en Las Vegas y Miami, ciudad donde su alcalde ha vetado el uso de locales a músicos que, residiendo en la Isla, no declaren públicamente su rechazo a la Revolución. Pero recuerden, donde hay censura es… en Cuba.

Espacio “Contratuit”, en Cubainformación

A %d blogueros les gusta esto: