Category: REFLEXIONES


La monarquía no es algo de lo que ningún español demócrata pueda enorgullecerse”  (Pablo Iglesias, en 2011)

Una nueva república será la mejor garantía para una España unida…” (Pablo Iglesias, en 2018)

……………………………..

¿Qué cambió el rey en su actitud o su discurso, para que algunos representantes de la izquierda republicana hayan modificado tan sustancialmente su concepto del monarca y la monarquía?

En su actitud política es evidente que nada y su discurso reciente en el Parlamento no superó la mediocre ambigüedad acostumbrada. Eso de que España es para todos y no puede ser de unos contra otros se presta a cualquier interpretación. Mejor dicho a todas las interpretaciones posibles. Y además es falso.

Un solo ejemplo tal vez sirva de muestra: los bancos se apoderaron del dinero de todos para evitar el derrumbe del sistema en la última crisis económica y no lo devolvieron ni lo devolverán. Es decir unos (pocos) contra otros (todos los demás).

Otra prueba de que España no es igual para todos: la crisis, aún no superada, aumentó considerablemente la riqueza de los muy ricos y empobreció a los más pobres. O sea, aumentó la desigualdad que caracteriza al capitalismo.

De modo que el ahora rey Felipe (antes, ciudadano Felipe) no dijo la verdad en ninguna de las dos frases más destacadas por la derecha y por los medios.

Por eso llamó la atención y provocó sorpresa y desconcierto, no solo ver aplaudir disciplinadamente el anodino discurso del Rey a los ministros de Unidas Podemos, sino además elogiarle por algunos de sus diputados (Echenique por ejemplo), con un notable ejercicio de imaginación, ya que lo calificaron de “valiente y políticamente inteligente”.

A ECHENIQUE LE DA LO MISMO AFILIARSE A CIUDADANOS QUE A PODEMOS. EN EL FONDO SON LO MISMO, CON VARIANTES LIGERÍSIMAS Y ANTE TODO, MONÁRQUICOS

Hay que decir, para ser justos, que el resto de los diputados de UP, en cambio, educadamente alineados y en pie, como el resto del foro una vez concluida la disertación real, no aplaudieron. Un gesto que puede interpretarse como la reserva espiritual de rebeldía que aún queda.

CUANDO NO SE PUEDE, NO SE PUEDE

Para ser diputado hay que jurar o prometer lealtad al rey o, en otras palabras, dejar las convicciones en la puerta antes de entrar. Es como si a Messi, antes de entrar a la cancha, le prohibieran tocar la pelota.

No solo las convicciones republicanas se dejaron de lado, además las aspiraciones izquierdistas, si es que quedaban algunas.

Pablo Iglesias, sin ir más lejos, prometió ser leal no solo al rey, sino también a Pedro Sánchez y a quien del PSOE se le pusiera por delante. Y para demostrar su cambio de insumiso a muy sumiso, se puso un traje y todo.

Y Alberto Garzón, para no quedar atrás, hasta usó una llamativa corbata en la apertura de la legislatura. Ser ministro no es cualquier cosa, como puede verse. Alinearse en la socialdemocracia como lo único posible, exige ante todo buenos modales.

Aunque también es verdad que Alberto Garzón afirmó que seguirá llamando al rey “ciudadano Felipe de Borbón” y pidiendo la abolición de la monarquía. Admitamos que la tarea no será nada fácil siendo ministro que prometió lealtad al monarca.

LA III REPÚBLICA TENDRÁ QUE SEGUIR ESPERANDO Y EL SOCIALISMO, TAMBIÉN

Cuando nos parecía demasiado conformista la frase de que “las cosas son como son”, tendremos que ir acostumbrándonos a que es así, no más.

Y cuando creíamos que, si bien es cierto que las cosas son como son y por eso hay que cambiarlas, estábamos equivocados.

Y si seguimos creyéndolo, entonces ingresamos al grupo de los ultraizquierdistas, que no entienden la realidad y que no hacen otra cosa que poner palos en la rueda del único progreso sensato y posible.

Es fácil criticar desde afuera, alentando utopías imposibles que no llegan a nada ni aportan nada“, nos dicen desde siempre.

Esas descalificaciones venían históricamente de la derecha, pero ahora lo triste es que, indirectamente, nos lo están diciendo desde la izquierda, que hasta ayer mismo parecía profundamente republicana y socialista (en el buen sentido de la palabra).

Por lo visto, la III República y el socialismo quedan más lejos. Por ahora, la socialdemocracia, en su versión descafeinada, está dentro de las posibilidades, dentro de lo permitido, dentro de lo peor es nada.

VOX NO ES SINO EL ÓVULO QUE SE OCULTABA EN LA PLACENTA DONDE SE UBICABAN PEPEROS Y CIUDADANOS, Y ADEMÁS GENERAN PUBLICIDAD

LA DERECHA NO CAMBIA Y NO PERDONA

Por más que se reniegue de las convicciones, por más juramentos al rey, al PSOE y a las buenas costumbres que se hagan, la derecha es inflexible. No perdona.

Fíjense en Manuela Carmena, que resignó todo lo que se puede resignar y más en su intención absurda de “gobernar para todos” desde el apoliticismo, también imposible, y a la que la derecha no le perdonó nada, calificándola todavía de “peligrosa izquierdista cercana al comunismo soviético y bolivariano“. Cuando no tuvieron nada que reprocharle decían que vestía mal. Cualquier cosa, pero ni olvido ni perdón.

Es una lección que algunos dirigentes de izquierda se niegan a aprender y se aferran a lo que creen un salvavidas político, si se adaptan a la realidad que propone el sistema.

Meterse en el gobierno del PSOE es eso precisamente, aunque traten de disfrazarlo de oportunidad histórica de un gobierno de coalición.

Se lograrán algunas limosnas, porque el sistema no se suicida y hasta en Davos se escucharon voces favorables a un cambio del neoliberalismo agotado a un keynesismo renovado.

No por buena voluntad o por un repentino sentido de la justicia, sino por miedo a las revueltas populares que se avecinan, si persisten en la explotación ilimitada actual.

Pero pensar que alcanzar algún alivio para las clases populares es el inicio de un futuro socialismo, no solo es pecar de ilusos, sino creer que las clases dominantes son torpes o idiotas y que no se darán cuenta de la doble intención de los hoy sumisos y aseados izquierdistas.

“EL QUE NO CAMBIA TODO, NO CAMBIA NADA”

Tampoco es eso. Seguramente, cuando el poeta argentino Armando Tejada Gómez escribió la letra de la canción “Triunfo agrario” eran otras circunstancias. Aunque sea cierto lo que afirma, los tiempos, agrarios o no, son otros.

De tu sueño en semillas sube la vida.
Sube la vida arriba, hasta la espiga,
Que si la tierra es hembra, la tierra es mía,
Adonde nace el alba, yo siembro el día.

Hay que dar vuelta al tiempo como la taba.
El que no cambia todo, no cambia nada.

Nadie puede esperar cambiar todo, pero sí cambiando algo, con el propósito de ir haciendo una sociedad que supere el capitalismo.

Para empezar, todos sabemos que capitalismo y democracia son incompatibles. No puede haber democracia real con semejante desigualdad económica y social. Y eso, la desigualdad abismal que existe, donde un puñado de superricos tienen más que el resto de la humanidad, es una de las consecuencias del capitalismo.

Es un sistema injusto, agotado, que hay que cambiar antes de que su modo de producción destruya totalmente el planeta, como lo están anticipando hace más de 30 años decenas de científicos. Y a los que nadie atiende porque, como dijo George Bush “la economía no puede parar”.

Si alguien no está confundido que tire la primera piedra.

No se trata de sentirnos tristes y decepcionados por algunos líderes confundidos (seamos bien pensados), que creyeron un acierto haber entrado en este gobierno.

Tratemos que no nos confundan y de no perder la voluntad de seguir luchando por una sociedad verdaderamente democrática y más justa.

Que no nos quiten la esperanza.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=265266

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- Ángel Cappa (Argentina, 1946) es un ex futbolista, ex entrenador, comentarista y escritor.

Tras su paso por el Real Madrid, Cappa escribió “La intimidad del fútbol: Grandeza y miserias, juego y entorno, que salió publicado en 1996.

En el año 2005, retomó su faceta de escritor con el libro “¿Y el fútbol dónde está?, así como la de comentarista deportivo para medios de comunicación de Europa y Argentina, residiendo en  Madrid.

En agosto de 2009 publicó Hagan Juego, libro en el que se reproducen varias conversaciones suyas con distintas figuras del fútbol internacional.

En entrevista para teleSUR, el politólogo Ernesto Wong Maestre ofreció sus apreciaciones sobre el futuro de la disputa entre Reino Unido y España por el territorio de Gibraltar, administrado por el estado británico, y cuyos habitantes rechazaron en el referéndum separarse de la Unión Europea.

Los analistas Emilio Viano y Maynor Berganza desmenuzaron las consecuencias del Brexit para Reino Unido.

Una de ellas, la posibilidad de que Escocia busque su independencia, para ser reincorporado como miembro de la Unión Europea.

Viano, mencionó que llegar a esa meta es un cometido muy complicado de alcanzar, mientras Berganza, puso en la mesa variables como como la economía.

El virólogo Juan Ayllón Barasoain, director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos, nos cuenta lo que sabemos del coronavirus, pone en perspectiva su alcance, expone los posibles escenarios futuros y explica por qué no hace falta que cunda el pánico y el alarmismo exagerado.

Juan Ayllón Barasoain ha trabajado investigando y enseñando bioquímica y virología. Ha trabajado en el “National Institutes of Health” (Bethesda, EEUU) y el Hospital Monte Sinaí (Mount Sinai School of Medicine; New York, EEUU). Actualmente es director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos.

Mientras tanto, las hijas del monarca cobran del erario público, es decir, de nuestros impuestos, anualmente, más de 100.000 euros cada una.

¿Qué clase de democracia es la que tolera tamaño crimen? ¿Qué estado de derecho es el que permite tan miserable situación?

Y ahora, que salgan los voxistas, peperos, sociatas, podemitas e izquierdistas de salón a ovacionar al Borbón y a sus gobiernos, por ese logro… y otros muchos de la misma calaña.

Consciente de esta situación, Irene Montero, madre y ministra de Igualdad, ha tomado una iniciativa sobre el tema que considera imprescindible.

https://tenacarlitos.wordpress.com/2016/06/24/casi-dos-millones-de-ninosas-pasan-hambre-en-espana/

El analista político Fernando Casado, en entrevista para teleSUR, explicó que quienes están reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos “…son aquellos que quieren de una u otra forma, desde los gobiernos, aplicar una serie de políticas que tienen mucho que ver con neoliberalismo y desmantelamiento del Estado”, afirmó el experto.

“Como contrapartida – agregó Casado -, en Venezuela tenemos la expresión de los pueblos: un pueblo venezolano movilizado y una gran cantidad de delegaciones trabajando en cómo poner freno al imperialismo”. teleSUR

MICHEL ONFRAY, COHERENCIA Y SINCERIDAD ANTE TODO

Soy un hombre de izquierdas de la vieja escuela, de esa época en que la izquierda trabajaba en favor de un pueblo, que formaba comunidad y no una explosión de tribus en el más cruel de los comunitarismos.

La izquierda de la derecha, la liberal, creada por Mitterrand en 1983 para llenar el vacío ideológico consecutivo a su abandono del socialismo, hizo una corta escala hacia el capital, el que acompañaba todas las acciones punitivas de los norteamericanos en el planeta (especialmente, en los países musulmanes donde la umma, el conjunto de creyentes musulmanes del mundo, lo recuerda con frecuencia), transformando a los crápulas en héroes, celebrando el éxito social en la medida de la fortuna acumulada en el banco, transformando la cultura en un artilugio, dando el visto bueno a la teocracia musulmana, validando el neocolonialismo bajo el pretexto del derecho de injerencia.

Ser de izquierdas, y por tanto progresista, se ha convertido en una celebración del capital, en hacer la guerra detrás de los neoconservadores norteamericanos, en hacer la genuflexión ante los crápulas, en sacrificarse al Becerro de Oro, en transformar la cultura en un producto, en encontrar el camino de la iglesia, siempre que ésta sea coránica.

Sigo siendo de izquierdas, pero ya no pertenezco a ese tipo de progresismo.

Mi izquierda de la vieja escuela es aquella que no ha sacrificado a los obreros y los campesinos, a los pobres y a los humildes, la gente de a pie, a las víctimas del liberalismo del Estado y de Maastricht, a los desempleados y a los jóvenes sin empleo, a los trabajadores y a los proletarios, como se decía antes, a las mujeres desamparadas o maltratadas, al ateísmo y al derecho de los pueblos a disponer de sí mismos.

¿Conservador? Sí, si queremos decirlo de esta forma. Porque el progreso no es un fin en sí mismo. El cáncer, desgraciadamente, también hace progresos en los enfermos.

Si continuamos con la metáfora: yo prefiero conservar la salud… Porque, en estos tiempos nihilistas, el progreso es el progreso del nihilismo.

Digamos, ya que buscamos etiquetas, que soy un anarquista-conservador ‒pero la palabra “socialismo” no me asusta lo más mínimo…

https://www.elinactual.com/p/blog-page_598.html

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- Michel Onfray es un filósofo francés con cerca de 100 obras publicadas en las que formula un proyecto hedonista, ético y ateo. Fue fundador de la Universidad Popular de Caen.​ Es un nietzscheano declarado y lo confiesa abiertamente en sus textos. Cree que no hay filosofía sin psicología, sin sociología, ni ciencias.

Las izquierdas sueñan. Su ideario se fundamenta en principios irrenunciables. Dignidad y ética. Lucha por la justicia social, la igualdad y el bien común.

No aspiran a convertir el planeta en un supermercado, donde todo se compra y vende. Creen en una vida digna y reivindican la democracia como forma de gobierno. Esa es su debilidad.

La derecha lo sabe y cuando pierde elecciones o es sometida a fiscalización, aduce el ideario democrático de la izquierda para desestabilizar.

En esta lógica, insulta, llama a la sedición, bloquea y ataca. Hace lo indecible por transformarse de victimaria en víctima. Se reagrupa en torno a un objetivo, recuperar su poder y sus privilegios. No tienen dignidad ni la reivindican.

En una sociedad fundada en el dinero, parafraseando a Kant, todo lo que no tiene precio, estorba: «Aquello que tiene precio puede ser sustituido por algo equivalente; en cambio, lo que se halla encima de todo precio y, por tanto, no admite nada equivalente, eso tiene una dignidad».

La derecha es y puede vivir en la excrecencia, la izquierda no abreva de esta fuente. Debe comportarse acorde a sus principios, no puede dejarse seducir por cantos de sirena ni relajarse. Cualquier desliz, exceso o desviación la desacredita y resta credibilidad, tanto como genera desafección.

No por casualidad se trata de mandar obedeciendo. De allí el inmenso cuidado de quienes se han convertido en referentes, en vidas ejemplares. Sacrificio, entrega, honestidad, valor y amistad como antídoto al egoísmo, la miseria y la traición.

La derecha no tiene escrúpulos a la hora de sisar con el fin de amasar fortunas. Tampoco cuando se trata de la violación de los derechos humanos y cometer crímenes de lesa humanidad.

Un ejemplo: Chile. En medio de las actuales protestas, el recrudecimiento de la represión, la tortura, la derecha decide atacar un referente para la izquierda mundial, al profanar la tumba y el mausoleo, en el cementerio de Santiago, de Salvador Allende.

Las pintadas llamando a un nuevo golpe, reeditan el odio de clase. La derecha no puede soportar que Salvador Allende fuese elegido el chileno más destacado del siglo XX. Una persona íntegra hasta la muerte. No tenía cola que pisar. No se enriqueció ni vivió en el lujo o hizo de la política un negocio. Combatió desde los principios éticos a quienes mostraban comportamientos propios de la derecha y lo hizo abiertamente.

No es el único caso. Las vidas ejemplares sobran. Sandino, Fidel, el Che, Juan Bosch, Gladis Marín, Vilma Espín, las hermanas Mirabal, Domitila Barros o la comandancia en pleno del EZLN.

La derecha carece de estos referentes éticos. Sólo puede esgrimir empresarios, banqueros como íconos. Rockefeller, Billy Gates, George Soros, Henry Ford, y en América Latina, multimillonarios cuyos apellidos están en la lista de Forbes, pero financian y amparan golpes de Estado.

Ellos practican la filantropía para tranquilizar sus conciencias. Pero no tienen remilgos en explotar a sus trabajadores en las empresas de maquila, pagando sueldos de miseria.

Como dato, en 2015, el uno por ciento de la población mundial poseía tanto dinero líquido como el 99% restante de la población. El 0.7 por ciento acaparaba 45.2 por ciento de la riqueza total y el 10 por ciento más rico elevaba esta proporción a 88 por ciento del total.

La derecha despoja a los seres humanos de su dignidad. Los convierte en mercancías. De aquí su rechazo a la democracia.

Las derechas son una fábrica de indignidad. En la era de capitalismo digital, no hay rama o sector productivo en el cual no ejerzan su poder, sea en forma de oligopolio o monopolio.

Su complejo militar, industrial y financiero está en condiciones, y lo hace, de organizar guerras, asesinar dirigentes políticos, sindicales, medio ambientales, poner y quitar presidentes, crear hambruna o exterminar poblaciones.

Sea por la vía del hambre, la dependencia financiera, tecnológica, el bloqueo económico, las guerras étnicas, no descansa en sus ansias de engullir el planeta.

La derecha no tiene sueños, ni principios, les mueve el ansia de riquezas. Sin escrúpulos están dispuestas a matar con tal de no apearse del poder. Esa es su historia.

https://www.jornada.com.mx/2020/01/19/opinion/021a1mun

El estadista, u hombre de Estado, se caracteriza por ser responsable de la política de un país, por controlarlo y representarlo como personalidad pública, ya sea como rey, primer ministro o presidente. Tiene el mérito de estar por encima de las divisiones partidarias y encarnar el bien común como parte de sus responsabilidades.

Luego de la guerra franco prusiana de 1870, el príncipe Otto von Bismarck creó el Imperio Alemán, del que fue su canciller. El General Charles de Gaulle dirigió la resistencia francesa contra la Alemania nazi durante en la Segunda Guerra Mundial y descolló como político durante el proceso de constitución de la Unión Europea, del que fue su artífice. Ambos son ejemplos de lo que debe ser un gran estadista.

Antes de hablar del Presidente Putin, vale la pena hacer un recuento de la historia de Rusia, país de muy variada tradición cultural, científica y artística. (…/…)

Después de la Revolución de 1905, Nicolás II nombra Primer Ministro a Stolypin, quien implementa un plan de modernización e inicia una reforma agraria. Su muerte en un atentado (1911) frena estas reformas.

La Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil, que se da a partir de la Revolución Rusa, desangran al país; el socialismo se consolida en su seno, después de que los comunistas derrotaran a la intervención extranjera y a las fuerzas blancas, comandadas por el barón de Wrangel, el Almirante Kolchak y los generales Yudiénich y Denikin.

La inmensa mayoría de los derrotados emigra, pero jamás pierde el profundo amor por su patria. A Denikin, los nazis le ofrecen todo para recibir su apoyo, pero siempre les responde: “No quiero a los rojos, pero amo mucho más a Rusia.”

Los acontecimientos revolucionarios se dan de la manera siguiente: la poca preparación de Rusia para la Gran Guerra le suponen una serie de reveses y derrotas; se generalizan el hambre y el descontento popular, comienzan las manifestaciones políticas, las huelgas ininterrumpidas y los asaltos a los locales comerciales; los revolucionarios se organizan en los Soviets, a los que se unen parte de los miembros de la Duma, ya disuelta por el zar, y juntos lo derrocan en abril de 1917.

LOS ROMANOV, CULPABLES DE LA MUERTE DE MILLONES DE PERSONAS, FUERON JUSTAMENTE EJECUTADOS TRAS EL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN

Termina así la dinastía de los Romanov, que ha gobernado Rusia en los últimos tres siglos, y se instaura el Gobierno Provisional presidido por Kérensky y el Príncipe Lvov.

Las diferencias entre este Gobierno y los Soviets se hacen patentes a propósito de la continuación de Rusia en la guerra; los órganos de poder son captados en su mayoría por las fuerzas bolcheviques, que exigen la salida de Rusia del conflicto, la paz inmediata y la profundización de las conquistas sociales.

EL 16 DE ABRIL DE 1917 LENIN REGRESÓ A RUSIA EN UNA TRAVESÍA ESPECTACULAR QUE DURÓ UNA SEMANA, ATRAVESANDO ALEMANIA, LLEGANDO A FINLANDIA, SAN PETERSBURGO Y FINALMENTE A MOSCÚ.

Después del regreso de Lenin, tras 10 años de exilio, los destacamentos de obreros y soldados asaltan el Palacio de Invierno, defendido por un batallón femenino, que es el inicio de la Revolución Socialista, hecho que cambia el curso de la vida de todos los habitantes del planeta.

La muerte de Lenin provoca la lucha política entre los partidarios de Stalin y los de Trotsky. Según el primero, el socialismo se puede construir en Rusia por tratarse de un país gigantesco y con muchos recursos. (…/…)

Stalin era el único dirigente comunista que no sueña con la Revolución Mundial y afirma que comprometerse en organizarla “es un error tragicómico”. En 1931 sostiene que, en el plazo de diez años, la Unión Soviética sería invadida por el mundo occidental y que, para que subsista, debe industrializarse, lo que logra mediante planes quinquenales que convierten al país en una gran potencia mundial.

STALIN NO DUDA: PARA LEVANTAR AL PAÍS SE EXIGE UNA INMEDIATA INDUSTRIALIZACIÓN Y CONTAR CON ARMAS MODERNAS. SABE QUE OCCIDENTE, COMO ANTES HIZO NAPOLEÓN, VOLVERÁ A INTENTAR LA CONQUISTA DE RUSIA

Hitler forma la coalición militar más poderosa de la historia y, junto a sus aliados, invade la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, lo que causa la muerte de 27 millones de sus ciudadanos y la destrucción de bienes materiales por un valor cercano a los tres billones de dólares; de inmediato, el pueblo soviético, sin ayuda de nadie, reconstruye su patria. (…/…) Si Rusia no hubiera derrotado a los nazis en el Frente Oriental, los alemanes hubieran podido conquistar el mundo.

El deterioro intencional del Estado Soviético se dio luego un largo período, conocido como Guerra Fría, y desembocó en la reforma mal llamada “perestroika” , por que, en el fondo, consistió en entregar la soberanía de la URSS, por la promesa de gozar del bienestar que disfrutaban algunos países de Occidente, canto de sirenas que nunca se cumplió. (…/…)

La desintegración de la URSS fue acompañada de la destrucción de sus fuerzas armadas, de su sistema de seguridad social, del exterminio de su industria y de la disminución del nivel de vida del que habían gozado.

LA PERESTROIKA DE GORVACHOV Y YELTSIN TRAJO LA RUINA, EL PARO, LA DEROGACIÓN DE DERECHOS SOCIALES Y LA POBREZA GENERALIZADA

La sociedad rusa se volvió paupérrima, en particular, la mortalidad de Rusia creció tanto que en menos de diez años su población disminuyó en más de 10 millones de habitantes.

No sólo eso, sino que, de un día para otro, más de 30 millones de rusos se volvieron extranjeros, en países de la que ya no era Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, donde habían nacido o, por lo menos, vivido casi toda su vida.

Extraños que ni siquiera podían expresarse en su propia lengua y que, en adelante, fueron tratados como parias sin derechos, sin que ningún organismo internacional, de esos que reclaman donde menos se espera, velaran por sus vidas, ahora amenazadas.

EL MÉRITO DE PUTIN HA SIDO RECUPERAR NO SOLO LA DIGNIDAD DEL ESTADO, SINO EL RETORNO DE BUENA PARTE DE LAS COBERTURAS DE PROTECCIÓN SOCIAL DE LA POBLACIÓN

El mérito de Putin y su equipo fue evitar que Rusia desapareciera en una vorágine peor que la de la guerra mundial y lograr que emerja como Estado soberano.

El 31 de diciembre de 1999, tras la dimisión del Presidente Yeltsin, Putin se convierte en presidente interino de Rusia. El 26 de marzo del 2000 fue electo presidente y el 14 de marzo de 2004 es reelegido.

Desde mayo del 2008 hasta marzo del 2012 se desempeña como primer ministro. El 4 de marzo de 2012 vuelve a ser electo como presidente por un período de seis años. El 18 de marzo de 2018, cuando obtiene el 76,69% de votos, es nuevamente reelegido, aunque ya por última vez.

El meollo de su éxito consiste en haber logrado el desarrollo sostenido de Rusia, tanto en lo político como en lo económico y social; en ser el portaestandarte de la ideología rusa, que restaura los más altos valores nacionales, morales, religiosos, culturales, artísticos y filosóficos, que desde siempre han constituido la civilización rusa, y en haber fortificado a sus fuerzas armadas para defender la soberanía y la libertad de Rusia y sus inmensas riquezas.

EL 25 DE DICIEMBRE DEL 2019, PUTIN DESTACÓ QUE “LA SITUACIÓN EN LA ECONOMÍA ES SATISFACTORIA, SE MANTIENE UNA SITUACIÓN MACROECONÓMICA ESTABLE, LA INFLACIÓN Y EL DESEMPLEO SE ENCUENTRAN EN UN NIVEL BAJO”, PESE A LAS SANCIONES QUE SUFRE RUSIA DESDE HACE 4 AÑOS

En respuesta a la instalación de cerca de 400 bases militares estadounidenses a su alrededor, al abandono unilateral de EEUU del Tratado sobre Misiles Antibalísticos, a la instala ción alrededor de Rusia un sistema antimisiles, que vulnera la paridad nuclear estratégica alcanzada, y a la proclama ción de una doctrina atómica que le faculta emplear armas nucleares cuando quiera y contra el que quiera, la República Federal de Rusia desarrolla innovadores modelos de armas estratégicas de la más avanzada tecnología. Estas armas son un increíble avance científico, por nadie esperado.

Al contrario de lo que se afirmaba, Rusia, heredera de la URSS, tiene cultura, ciencia y tecnología no inferiores a las de cualquier país sino, posiblemente, superiores.

El Presidente Putin recalca que el poderío militar de Rusia no amenaza a nadie, que existe sólo para garantizar la paz y resguardar la soberanía rusa y que será empleado solamente en el caso de que su país o cualquiera de sus aliados sean agredidos.

El 25 de diciembre del 2019, Putin destacó que “la situación en la economía es satisfactoria, se mantiene una situación macroeconómica estable, la inflación y el desempleo se encuentran en un nivel bajo, el tipo de cambio de la moneda nacional es estable… Se mantiene la dinámica positiva del crecimiento del PIB, pero, claro, la tasa del crecimiento no puede satisfacernos”, todo esto pese a las sanciones de todo tipo que Occidente aplica a Rusia.

Putin precisó que es necesario mejorar más aún el clima empresarial y crear condiciones propicias que impulsen el crecimiento económico, que conlleve el bienestar del pueblo.

Es imposible imaginar los éxitos de Rusia sin Putin, por eso, desde estas líneas, se lo cataloga el estadista del siglo. Su mérito consiste en combatir la intromisión en los asuntos internos de otros países, luchar por la paz mundial y la igualdad de derechos de todos los pueblos.

El factor Putin debería ser estudiado por ser un mandatario que sacó a su país de la cloaca neoliberal, a la que los cipayos la llevaron obedeciendo las órdenes de los organismos internacionales manejados por las potencias imperiales.

Y si sus enemigos no lo han derrotado, es porque dice lo que piensa y hace lo que dice.

Putin, el estadista del siglo

El consejo fue pronunciado por Richard Belfield, miembro del Partido Conservador, durante una sesión de la cámara alta del Parlamento británico, en respuesta a una pregunta de los periodistas acerca de la conveniencia de incluir a Estados Unidos y al Reino Unido en el «formato normando», que no reconoce a Crimea como parte de la Federación de Rusia.

TRAS LA CELEBRACIÓN DEL REFERÉNDUM EN CRIMEA, ACUDIERON A SINFERÓPOL (la capital del país) Y A SEBASTOPOL (Base de la Flota rusa) VARIOS DIPUTADOS BRITÁNICOS, FRANCESES E ITALIANOS, COMPROBANDO IN SITU LA ALEGRÍA DE LA POBLACIÓN TRAS SU RETORNO A LA MADRE RUSIA

Según el diputado británico (de cuya inteligencia y pragmatismo no pongo en duda), ese formato normando puede que sea importante para Alemania y Francia, que, en general, trabajan en conjunto, incluyendo a los Estados Unidos, que suele ser invitado de honor en todas aquellas reuniones en las que se trate de hablar mal de Rusia y bien de Ucrania.

“Permítanme que les diga: No veo al Reino Unido en este formato, incluso si Londres quiere participar en él. El mejor formato para nosotros es la OSCE, que interactúa con todas las partes en el conflicto”, aseguró Belfield y agregó que no había necesidad de seguir por el camino equivocado, fuera normando o hamburgués.

Al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, le digo: Señor, olvídese de Crimea“.

Hablando sobre cómo sería posible, de una vez por todas, resolver el problema del retorno de Crimea a su verdadera patria, que siempre fue Rusia, el parlamentario señaló que lo único que podría acallar todas las voces contrarias a esa vuelta de la península a la Madre Rusia, sería organizar otro referéndum, pero esta vez bajo la supervisión de la ONU.

Esa podría ser una solución, aunque el resultado favorable sería el mismo que ya conocemos o incluso más“, dijo Belfield.

Finalizó su rueda de prensa revelando algo que confirmaba su teoría:

“Estuve en Crimea hace unos 10 años, cuando ese territorio formaba parte de Ucrania. Casi todas las personas que conocía se quejaron de que la península perteneciera al estado ucraniano. No creo que el deseo de formar parte de ese país, fuera un anhelo nacional, sino todo lo contrario”, sentenció el diputado británico.

Fuente: https://es.news-front.info/2019/06/20/parlamentario-del-reino-unido-aconsejo-a-ucrania-que-se-olvide-de-crimea/

 

A %d blogueros les gusta esto: